Cul­tu­ra. El Tri­bu­nal fas­cis­ta espa­ñol orde­na el ingre­so en pri­sión del rape­ro cata­lán Pablo Hasel /​/​«No voy a pre­sen­tar­me de for­ma volun­ta­ria», seña­ló el músi­co y acti­vis­ta antifascista

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 29 de enero de 2021.

Ape­nas unas horas des­pués de que la Audien­cia Nacio­nal espa­ño­la haya orde­na­do su ingre­so en pri­sión, el rape­ro Pablo Hasel ha anun­cia­do que no se pre­sen­ta­rá de for­ma volun­ta­ria y ha reite­ra­do que su caso no es «un ata­que solo con­tra mí, sino con­tra la liber­tad de expresión».

El rapero Pablo Hasél ha defendido su derecho a expresarse libremente durante el juicio en la AN. (Fernando VILLAR/POOL EFE)
El rape­ro Pablo Hasél, duran­te un jui­cio en la AN. (Fer­nan­do VILLAR/​POOL EFE)

En un comu­ni­ca­do difun­di­do en sus redes socia­les ape­nas unas horas des­pués de dar a cono­cer la noti­fi­ca­ción reci­bi­da por par­te de la Audien­cia Nacio­nal espa­ño­la, Hasel ha expli­ca­do que «en 10 días ven­drá a secues­trar­me a la fuer­za el bra­zo arma­do del Esta­do para encar­ce­lar­me por­que no voy a pre­sen­tar­me de for­ma volun­ta­ria en prisión». 

Aña­de que «no sé ni a qué cár­cel me lle­va­rán ni cuán­to tiem­po» y pre­ci­sa que «entre todas las cau­sas que acu­mu­lo por luchas, unas con­de­nas pen­dien­tes de recur­so y otras de jui­cio, pue­do pasar has­ta casi 20 años en prisión».

Pablo Hasel denun­cia que «este cons­tan­te aco­so» que pade­ce «des­de hace muchos años y que se mate­ria­li­za más allá de las con­de­nas de cár­cel», no se debe úni­ca­men­te a sus «can­cio­nes revo­lu­cio­na­rias, tam­bién por mi mili­tan­cia más allá de la músi­ca y escritura».

Cita que inclu­so «la pro­pia fis­cal reco­no­ció lite­ral­men­te: ‘es peli­gro­so por ser tan cono­ci­do e inci­tar a la movi­li­za­ción social’». «Lle­var a la prác­ti­ca la lucha de la que hablo en mis can­cio­nes es lo que me ha pues­to espe­cial­men­te en el pun­to de mira, ade­más de apo­yar a orga­ni­za­cio­nes que han com­ba­ti­do al Esta­do, ser soli­da­rio con sus pre­sos polí­ti­cos y crear con­cien­cia denun­cian­do las injus­ti­cias seña­lan­do alto y cla­ro a sus cul­pa­bles», afirma.

No es un ata­que sólo con­tra mí, sino con­tra la liber­tad de expresión

«Es muy impor­tan­te tener cla­ro –con­ti­núa– que no es un ata­que sólo con­tra mí, sino con­tra la liber­tad de expre­sión y por tan­to con­tra la inmen­sa mayo­ría que no la tene­mos garan­ti­za­da como tan­tas otras liber­ta­des democráticas».

Tras sub­ra­yar la nece­si­dad de difun­dir este tipo de casos y de orga­ni­zar­se para coor­di­nar la soli­da­ri­dad y defen­der los dere­chos, seña­la al «tan mal lla­ma­do Gobierno ‘pro­gre­sis­ta’» del Esta­do espa­ñol «por per­mi­tir esto y tan­to más, mien­tras pro­te­gen a la monar­quía y le aumen­tan el pre­su­pues­to, no tocan la ley mor­da­za y otras leyes repre­si­vas (…), siguen tenien­do las cár­ce­les lle­nas de lucha­do­res en pési­mas con­di­cio­nes, ade­más de otras polí­ti­ca con­tra la cla­se trabajadora».

«La cár­cel es otra trin­che­ra des­de la que segui­ré apor­tan­do y cre­cien­do, como tan­tas otras per­so­nas yo empe­cé a luchar ins­pi­ra­do por el ejem­plo de resis­ten­cia y otros apor­tes de nume­ro­sos pre­sos políticos».

Por otro lado, Hasel indi­ca que «no voy a arre­pen­tir­me para redu­cir la con­de­na o evi­tar la cár­cel, ser­vir a una cau­sa jus­ta es un orgu­llo al que jamás voy a renun­ciar». «Si me libe­ran antes de fina­li­zar la con­de­na, será por­que la pre­sión soli­da­ria lo con­quis­ta». Agre­ga que espe­ra que «este gra­ve atro­pe­llo sea apro­ve­cha­do para sumar más per­so­nas a la lucha con­tra el Régimen».

«Res­pe­tan­do el exi­lio, deci­dí que­dar­me aquí para que esta opor­tu­ni­dad sea apro­ve­cha­da para des­en­mas­ca­rar­los aún más. Este gol­pe con­tra nues­tras liber­ta­des pue­de tor­nar­se con­tra ellos, pon­gá­mo­nos manos a la obra», concluye.

Hasel fue con­de­na­do en 2014 a dos años de cár­cel por «enal­te­ci­mien­to del terro­ris­mo», pero la AN deci­dió en setiem­bre de 2019 dejar en sus­pen­so la eje­cu­ción de la pena duran­te tres años.

En 2018, vol­vió a ser juz­ga­do por el mis­mo deli­to y otro de «inju­rias» a la monar­quía y a las fuer­zas de segu­ri­dad del Esta­do. Aun­que en un prin­ci­pio se le con­de­nó a dos de años de pri­sión, la Audien­cia reba­jó la pena a nue­ve meses de cár­cel, que el pasa­do junio rati­fi­có un Tri­bu­nal Supre­mo divi­di­do.

La defen­sa de Hasel pidió enton­ces sus­pen­der la eje­cu­ción de esta con­de­na, una soli­ci­tud con la que estu­vo con­for­me la Fiscalía.

Tam­bién la recu­rrió en ampa­ro ante el Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal, pero este recha­zó admi­tir­lo a trá­mi­te el pasa­do mes de noviembre.

En su auto, con­tra el que cabe recur­so, la Audien­cia Nacio­nal recha­za la peti­ción de Hasel al no haber­se cum­pli­do el pri­mer requi­si­to para sus­pen­der una pena: que haya delin­qui­do por pri­me­ra vez.

«En abso­lu­to», dice la Sala de lo Penal del tri­bu­nal espe­cial, pue­de afir­mar­se esto por­que el rape­ro fue con­de­na­do por unos hechos que fue­ron come­ti­dos entre 2014 y 2016, es decir, par­te de ellos cuan­do ya era fir­me su pri­me­ra con­de­na, lo que moti­vó ade­más, dice la Sala, que en su segun­da cau­sa se tuvie­se en cuen­ta la agra­van­te de reincidencia.

El tri­bu­nal recuer­da que Hasel tam­bién fue sen­ten­cia­do en febre­ro de 2017 por un deli­to de «resis­ten­cia o des­obe­dien­cia» a la auto­ri­dad o sus agen­tes, y en julio de 2018 por «alla­na­mien­to de local».

EL TEMA DE PABLO DEDICADO A LOS CORRUPTOS BORBONES ESPAÑOLES

CONVOCAN EN BARCELONA A UN ACTO SOLIDARIO CON PABLO ESTE SÁBADO 30

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *