Argen­ti­na. Resu­men gre­mial. La CTA Autó­no­ma rati­fi­có su apo­yo incon­di­cio­nal al pue­blo cubano con un acto fren­te a su emba­ja­da en Bue­nos Aires /​/​Gue­rre­ro motos: Corrien­te Fede­ral de Tra­ba­ja­do­res repu­dia los des­pi­dos (+info)

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 29 de enero de 2021.

Con infor­ma­ción pro­pia y de Mun­do Gre­mial, Info Gre­mia­les, Noti­cias Gre­mia­les, Gre­mia­les del Sur, Enfo­que Sin­di­cal, Línea Sin­di­cal, Corrien­te Fede­ral de Tra­ba­ja­do­res, Canal Abier­to, ANRed, Esta­do de Aler­ta, Agen­cia ACTA y otras agencias.

La CTA Autó­no­ma rati­fi­có su apo­yo incon­di­cio­nal al pue­blo cubano con un acto fren­te a su emba­ja­da en Bue­nos Aires

En el ani­ver­sa­rio del naci­mien­to de José Mar­tí, la Cen­tral, jun­to a orga­ni­za­cio­nes her­ma­nas, rei­vin­di­có la memo­ria del poe­ta revo­lu­cio­na­rio y padre de la patria, ins­pi­ra­dor de la revo­lu­ción de Fidel y el Che.

En el ani­ver­sa­rio 168 del nata­li­cio del héroe nacio­nal cubano José Mar­tí, la CTAA, jun­to a múl­ti­ples orga­ni­za­cio­nes, reali­zó un impor­tan­te acto de pre­sen­cia fren­te a las puer­tas de la sede diplo­má­ti­ca cuba­na, ubi­ca­da en el barrio de Bel­grano de la Ciu­dad de Bue­nos Aires, para recor­dar­lo y homenajearlo.

A su vez, apro­ve­cha­ron la oca­sión para, una vez más, expre­sar soli­da­ri­dad y apo­yo al pue­blo cubano bajo la con­sig­na “¡Bas­ta de bloqueo!”

Del encuen­tro par­ti­ci­pa­ron Car­los “Beto” Gon­zá­lez, Secre­ta­rio de Orga­ni­za­ción de la CTAA; Julio Fuen­tes, Secre­ta­rio de Rela­cio­nes Ins­ti­tu­cio­na­les de la CTAA y pre­si­den­te de la CLATE; Nata­lia Roble­do, inte­gran­te de la Comi­sión Eje­cu­ti­va Pro­vin­cial de la CTAA bonae­ren­se; Mer­ce­des Cabe­zas, Secre­ta­ria de Orga­ni­za­ción de ATE Nacio­nal; Mir­ta Matheos, Direc­to­ra de Cul­tu­ra de ATE Nacio­nal, y Pablo Cen­tu­rión y Fran­co Arman­do, Secre­ta­rios de Orga­ni­za­ción de la CTAA bonae­ren­se y de Capi­tal, respectivamente.

Ade­más, se hicie­ron pre­sen­tes los refe­ren­tes terri­to­ria­les de la FeNaT Pro­vin­cia de Bue­nos Aires.

“Vini­mos (a la emba­ja­da) a home­na­jear al com­pa­ñe­ro José Mar­tí en el ani­ver­sa­rio de su naci­mien­to. Sería impo­si­ble dimen­sio­nar en pocas pala­bras lo que sig­ni­fi­có seme­jan­te per­so­na­li­dad.”, seña­ló Julio Fuen­tes, titu­lar de CLATE, al ini­ciar la ron­da de dis­cur­sos fren­te a las puer­tas de la emba­ja­da cubana.

Y agre­gó: “Mar­tí acu­ñó una fra­se que los pue­blos de Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be, los tra­ba­ja­do­res del mun­do quie­nes debe­mos tener siem­pre pre­sen­te: ‘Los dere­chos no se rega­lan, se con­quis­tan’. El dere­cho más impor­tan­te que tene­mos los pue­blos es el de la liber­tad, el de la auto­de­ter­mi­na­ción y ese es el dere­cho por el cual vale dar la vida, como lo hacen los her­ma­nos y her­ma­nas de Cuba hace déca­das, resis­tien­do de mane­ra heroi­ca el blo­queo que le impo­ne la poten­cia más gran­de del mundo”.

Por su par­te, Fran­co Arman­do resal­tó la soli­da­ri­dad del pue­blo cubano que “en medio de la pan­de­mia se abrió al mun­do para ayu­dar y com­ba­tir este flagelo”.

“Noso­tros apren­di­mos des­de el naci­mien­to de nues­tras orga­ni­za­cio­nes a ser soli­da­rios como eran el Che y Fidel, por eso esta­mos acá para rei­vin­di­car la revo­lu­ción, por­que cree­mos en la liber­tad del pue­blo cubano”, expre­só el Secre­ta­rio de Orga­ni­za­ción de la CTAA Capital.

A su turno, Nata­lia Roble­do tam­bién des­ta­có la figu­ra de José Mar­tí e ins­tó a la juven­tud a cono­cer “el ejem­plo de los gran­des revo­lu­cio­na­rios para seguir luchando”.

Por últi­mo, lue­go de la pala­bra de los dis­tin­tos refe­ren­tes de las orga­ni­za­cio­nes pre­sen­tes, un gru­po de jóve­nes ingre­só al inte­rior de la emba­ja­da cuba­na para depo­si­tar una ofren­da flo­ral al pie del bus­to que recuer­da al patrio­ta latinoamericano.

Gue­rre­ro motos: Corrien­te Fede­ral de Tra­ba­ja­do­res repu­dia los despidos

La Corrien­te Fede­ral de Tra­ba­ja­do­res emi­tió un cor­to y con­tun­den­te comu­ni­ca­do en el que expre­sa su soli­da­ri­dad con los trabajadores.

Ade­más, acom­pa­ña el acto a rea­li­zar­se maña­na Vier­nes a las 10 en la sede de la Con­fe­de­ra­ción Gene­ral del Tra­ba­jo (CGT) de Rosa­rio, en repu­dio al accio­nar de la empre­sa, soli­ci­tan­do la inme­dia­ta inter­ven­ción de la justicia.

Car­los Minuc­ci: «Las empre­sas de ener­gía no invir­tie­ron con un aumen­to de tari­fas del 3000%, menos lo van a hacer ahora»

Car­los Minuc­ci, diri­gen­te del gre­mio del per­so­nal supe­rior de empre­sas de ener­gía, se mani­fes­tó sobre la cau­sa de los recu­rren­tes cor­tes de ener­gía, sobre la ven­ta de Ede­nor y la nece­si­dad de des­ar­ti­cu­lar las pri­va­ti­za­cio­nes en el sec­tor vol­vien­do a un esque­ma con par­ti­ci­pa­ción del Esta­do, los tra­ba­ja­do­res, y consumidores. 

Una vez más, con los días de altas tem­pe­ra­tu­ras la his­to­ria es recu­rren­te: Cor­tes de ener­gía que en algu­nos casos tie­nen lar­gas horas de dura­ción, inclu­si­ve se cuen­tan en días. La evi­den­cia es bas­tan­te con­tun­den­te. A 28 años de la pri­va­ti­za­cio­nes en el sec­tor con una ini­cial dola­ri­za­ción de las tari­fas; pese a haber reci­bi­do millo­na­rios sub­si­dios duran­te los 12 años del gobier­nos kirch­ne­ris­tas e incre­men­tos astro­nó­mi­cos en los pre­cios de las bole­tas duran­te los cua­tro años de macris­mo el ser­vi­cio es defi­ci­ta­rio y no está pre­pa­ra­do para un alza en el con­su­mo ni en los días de bajas o altas tem­pe­ra­tu­ras. Tam­po­co a una even­tual reac­ti­va­ción de la eco­no­mía y de la pro­duc­ción indus­trial que deman­de mayor energía.

Car­los Minuc­ci, secre­ta­rio gene­ral de la Aso­cia­ción del Per­so­nal de Empre­sas de Ener­gía (APSEE) e inte­gran­te de la Corrien­te Fede­ral de Tra­ba­ja­do­res, es uno de los que vie­ne denun­cian­do y advir­tien­do esta situa­ción en el últi­mo lus­tro. Que las empre­sas no rea­li­zan las inver­sio­nes para mejo­rar el ser­vi­cio y que hay una con­cen­tra­ción y extran­je­ri­za­ción en el sector.

Los cor­tes que hoy tene­mos se van a seguir man­te­nien­do por­que se nece­si­tan inver­sio­nes en for­ma per­ma­nen­te. Hay que tirar cables, hacer sub­es­ta­cio­nes, tirar cables aéreos, no es solo cam­biar un trans­for­ma­dor. Cuan­do tuvie­ron el 3000% no invir­tie­ron, menos aho­ra”, indi­có Minucci.

“Hoy el ENRE (Ente Nacio­nal de Regu­la­ción de la Ener­gía) y la Sub­se­cre­ta­ría de Ener­gía están fun­cio­nan­do a pleno, pero hay intere­ses que pre­sio­nan sobre el gobierno. La dis­tri­bui­do­res a tra­vés de su Aso­cia­ción dicen que no pue­den inver­tir, pero lo dicen des­pués de cua­tro años don­de reci­bie­ron un aumen­to del 3.000% y en don­de tam­po­co invir­tie­ron”, agre­ga el refe­ren­te del gre­mio de energía.

“Los cor­tes de luz van a seguir. La cau­sa es la pri­va­ti­za­ción hace 28 años que fue­ron pro­mo­vi­das por Ménem, (Rober­to Dro­mi) y (José Luis) Man­zano que aho­ra quie­re vol­ver (con la com­pra de Ede­nor). Son los que deter­mi­na­ron que pase todo esto”, recor­dó el tam­bién diri­gen­te de la Corrien­te Fede­ral de Trabajadores.

En estos días, se habla sobre la posi­ble ven­ta de Ede­nor por par­te de Pam­pa Ener­gía (Mar­ce­lo Mind­lin) a un gru­po empre­sa­rio cuyas caras visi­bles son Daniel Vila, Man­zano y el empre­sa­rio del clo­ro, Mau­ri­cio Fili­ber­ti. Los tras­cen­di­dos perio­dís­ti­cos indi­can que la tran­sac­ción se rea­li­za­ría en 100 millo­nes de dóla­res para una empre­sa que da un ser­vi­cio para 3 millo­nes de clien­tes. “Un valor bas­tan­te raro”, eva­lúa Minucci.

“¿Cómo hacer un pro­yec­to ener­gé­ti­co serio si nin­guno de los que podría com­prar Ede­nor, por ejem­plo, tie­ne expe­rien­cia en tema ener­gía?”, se pregunta.

“Ade­más hoy la argen­ti­na tie­ne un pro­ble­ma que es la extran­je­ri­za­ción de los ser­vi­cios públi­cos y de otra áreas de la eco­no­mía. Nece­si­ta­mos un ser­vi­cio públi­co esté al alcan­ce del clien­te y que se cum­pla”, afirmó.

En cuan­to a la alter­na­ti­vas al actual mode­lo de pri­va­ti­za­ción pro­pu­so “una empre­sa don­de par­ti­ci­pe el Esta­do, los tra­ba­ja­do­res, con­su­mi­do­res y pro­vee­do­res. Tene­mos que rever­tir la extran­je­ri­za­ción de la eco­no­mía, den­tro de ello la de ener­gía”, cerró.

FETAAP-CTAA dis­cu­te el mode­lo agra­rio y pro­po­ne un nue­vo mode­lo sindical

Diri­gen­tes de orga­ni­za­cio­nes de tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras de la pro­duc­ción pri­ma­ria y del tra­ba­jo rural orga­ni­za­dos en la FETAAP deba­tie­ron con orga­ni­za­cio­nes de Tucu­mán la situa­ción del sec­tor. Una nue­va ofen­si­va de las patro­na­les de los agro­ne­go­cios y los inten­tos de la buro­cra­cia de UATRE por man­te­ner su domi­nio a cos­ta de entre­gar dere­chos estu­vo en el cen­tro del debate.

La reu­nión, vía pla­ta­for­ma zoom, se lle­vó a cabo en la Sede Nacio­nal de la CTAA, Perón 3866 de CABA, y con­tó con la par­ti­ci­pa­ción de diri­gen­tes y diri­gen­tas rura­les de dis­tin­tas pro­vin­cias en dia­lo­go con Rubén Por­tás, refe­ren­te de orga­ni­za­cio­nes rura­les nuclea­dos en la CCC.

Ernes­to Oje­da, Secre­ta­rio Gene­ral de la Aso­cia­ción de Tra­ba­ja­do­res Rura­les y Esti­ba­do­res (ATRES Sal­ta) y de FETAAP-CTAA, en diá­lo­go con Acta des­ta­có que «en par­ti­cu­lar esta vez nos intere­sa­ba la mira­da de diri­gen­tes de Tucu­mán que mili­tan en la CCC, que repre­sen­tan a muchas com­pa­ñe­ras y com­pa­ñe­ros del sec­tor pri­ma­rio que están orga­ni­za­dos en el mar­co del sin­di­ca­to UATRE. Es impor­tan­te cono­cer la reali­dad del tra­ba­ja­dor al que repre­sen­tan y ver cómo carac­te­ri­zan a UATRE, en este nue­vo esce­na­rio nacio­nal don­de, ade­más, for­mal­men­te están ali­nea­dos al gobierno».

Por su par­te la diri­gen­ta sal­te­ña de ATRES, Gabrie­la Rear­tes, puso el acen­to en la reali­dad de pos­ter­ga­ción his­tó­ri­ca que pade­cen las y los tra­ba­ja­do­res rura­les: «Nues­tra reali­dad es la de ser los olvi­da­dos en tér­mi­nos de poder gozar de dere­chos bási­cos. Des­de 1944, con la san­ción del Esta­tu­to del Peón Rural, cuan­do se esta­ble­ció que nues­tro tra­ba­jo valía y que no era un true­que a cam­bio de casa y algo de comi­da y, lue­go, en el 2011 con la Ley 26727 de Tra­ba­jo Agra­rio duran­te el gobierno de Cris­ti­na Fernández».

Mar­ce­lo Miai­le, Secre­ta­rio Gene­ral de la Aso­cia­ción de Tra­ba­ja­do­res de Quin­tas Hor­tí­co­las y Fru­tihor­tí­co­las de la pro­vin­cia de San­ta Fe, des­ta­có «las coin­ci­den­cias con los com­pa­ñe­ros de Tucu­mán en el diag­nós­ti­co de la situa­ción del tra­ba­ja­dor y tra­ba­ja­do­ra rural. Nues­tras fami­lias car­gan con una pro­fun­da des­igual­dad, ya que no tene­mos agui­nal­do, vaca­cio­nes ni obra social». El diri­gen­te san­ta­fe­cino infor­mó que se acor­da­ron futu­ros encuen­tros don­de se ela­bo­ra­rán pro­pues­tas de acción en con­jun­to: «Vamos a tra­ba­jar en uni­dad para lograr una ver­da­de­ra repre­sen­ta­ción gre­mial para todas y todos los tra­ba­ja­do­res rura­les. Es indis­pen­sa­ble para con­quis­tar derechos».

Final­men­te, los diri­gen­tes y diri­gen­tas del nue­vo sin­di­ca­lis­mo rural resal­ta­ron la impor­tan­cia de acor­dar cri­te­rios para la acción. «Cree­mos que, aun­que UATRE en su alian­za con las patro­na­les es toda­vía una estruc­tu­ra con mucho poder, por deba­jo hay miles de com­pa­ñe­ras y com­pa­ñe­ros tra­ba­ja­do­res que están solos y nece­si­ta­mos con­tar con ellos para pelear por dere­chos y para demo­cra­ti­zar la repre­sen­ta­ción gre­mial del sec­tor», afir­mó Ernes­to Ojeda.

La Fores­tal y los escla­vos del quebracho

“Se empe­zó a escu­char por pri­me­ra vez una pala­bra que pron­to echó a volar por el obraje.Todos la repe­tían: huel­ga, ¡huelga!¿Qué sería la huel­ga? ¡Oh, añá! ¡Güel­ga nomá, cha­mi­go!” Gas­tón Gori – La Fores­tal /​La tra­ge­dia del que­bra­cho colo­ra­do. Por Jor­ge Mon­te­ro (ANRed)

Duran­te sesen­ta años La Fores­tal, una com­pa­ñía ingle­sa dedi­ca­da a la explo­ta­ción del que­bra­cho colo­ra­do, estu­vo radi­ca­da en el Cha­co san­ta­fe­sino. Cuan­do liqui­dó sus pro­pie­da­des para ins­ta­lar­se en Sudá­fri­ca, dejó como tes­ti­mo­nio un pára­mo de un millón de hec­tá­reas, dece­nas de pue­blos fan­tas­mas, y el horror en la memo­ria de los sobre­vi­vien­tes. Quien reco­rra hoy Villa Gui­ller­mi­na, pue­de que se tope con algún des­cen­dien­te de aque­llos redi­vi­vos; narra­dor de como nada allí era ajeno a la com­pa­ñía: “ni siquie­ra el aire que res­pi­rá­ba­mos nos pertenecía”.

Cuen­tan que La Fores­tal tala­ba árbo­les para extraer el tanino y usar la made­ra. Que levan­to pue­blos que hoy son como cemen­te­rios; y que tuvo alma­ce­nes y gen­dar­me­ría pro­pia. Has­ta hay libros y una pelí­cu­la don­de se ase­gu­ra que lle­gó a emplear vein­te mil hom­bres a los que obli­ga­ba a tra­ba­jar jor­na­das de doce horas, y que se morían pron­to. Tubercu­losis, pica­dos por ali­ma­ñas, vol­tea­dos por los gen­dar­mes. Los que man­da­ban habla­ban inglés, aun­que más tar­de tam­bién ale­mán, y la ban­de­ra iza­da en el lugar no era reco­no­ci­da por nin­gún obra­je­ro. Se ha escri­to que esa empre­sa sobre­vi­vió a un gobierno tras otro. Que se con­si­de­ra­ba par­te de la coro­na bri­tá­ni­ca y que en 1966 se fue del país, desagradecida.Parece que no le alcan­za­ron los que­bra­chos que había para satis­fa­cer­la y se tras­la­dó a Sudá­fri­ca a explo­tar plan­ta­cio­nes de mimo­sa, una fuen­te más ren­ta­ble de tanino. Acá no dejó nada. Ni un tra­mo de riel de los más de 400 kiló­me­tros de vías férreas exten­di­das por sus tie­rras; ni los tan­ques de agua pota­ble que abas­te­cían a las pobla­cio­nes ubi­ca­das a lo lar­go de esas líneas ferro­via­rias. Los recuer­dos más visi­bles son el desier­to, los pobla­dos fan­tas­mas, y unos cien­tos de cru­ces anó­ni­mas en los cementerios.

El 22 de junio de 1872, el gobierno san­ta­fe­cino con­tra­tó un emprés­ti­to con un ban­co lon­di­nen­se de extra­ño nom­bre latino, Cris­tó­bal Murrie­ta y Cía. No pudo pagar la deu­da con­traí­da y debió nego­ciar. Así, el Poder Eje­cu­ti­vo, apre­mia­do por un tal Lucas Gon­zá­lez, apo­de­ra­do de la com­pa­ñía, envió a la legis­la­tu­ra pro­vin­cial un pro­yec­to de ley para sal­dar la deu­da con bonos fis­ca­les y tie­rras. Era sep­tiem­bre de 1880 y estos patrio­tas habrán pen­sa­do que había dema­sia­da tie­rra y pocos argen­ti­nos, así que lo mejor era entre­gar­la a la ven­ta “en Ingla­te­rra u otras par­tes de Europa”.

En abril de 1881 se otor­gó el poder para la comer­cia­li­za­ción. La Legis­la­tu­ra expre­só que esa tarea debía cum­plir­la alguien con­si­de­ra­do idó­neo, así que tenien­do a mano a don Lucas Gon­zá­lez ‑más idó­neo impo­si­ble- le pidie­ron el favor. Eran 668 leguas cua­dra­das de tie­rra (unas 1.804.563 hec­tá­reas). Gon­zá­lez no encon­tró mejor clien­te que su pro­pia empre­sa y le ven­dió todo a Cris­tó­bal Murrie­ta y Cía. Otro patrio­ta argen­tino inter­vino en la ope­ra­ción como apo­de­ra­do; era don Juan Bau­tis­ta Alber­di. Dice el his­to­ria­dor Gas­tón Gori que ésta fue “la entre­ga más gran­dio­sa de que­bra­cha­les colo­ra­dos que se rea­li­za­ra en el mun­do”. Cómo no iba a ser­lo, si los úni­cos luga­res don­de exis­tía ese árbol eran el cha­co argen­tino y el paraguayo.

“Se han sal­va­do el honor y el cré­di­to de la pro­vin­cia”, dice el decre­to de ven­ta. Así comen­za­ba la his­to­ria, sin abun­dar en deta­lles. Des­de el pue­blo de San Cris­tó­bal hacia el nor­te, don­de hoy están mar­ca­dos los lími­tes con el Cha­co, fue todo de The Fores­tal Land, Tim­ber and Rail­ways Com­pany Limi­ted, según se ins­cri­bió en el regis­tro de con­tra­tos públi­cos en 1906.

Empe­za­ron a levan­tar­se pue­blos y los hom­bres lle­ga­ban a bus­car tra­ba­jo. Eran de San­ta Fe, del Cha­co, de Corrien­tes, del Para­guay. La mayo­ría habla­ba gua­ra­ní. La empre­sa emplea­ba con­tra­tis­tas y éstos, a su vez, a los peo­nes. La Fores­tal res­pon­día por ellos en los pape­les y entre­ga­ba la made­ra para la vivien­da. El hache­ro entra­ba a tra­ba­jar mon­te aden­tro con su fami­lia, en caso de que los hijos no fue­ran meno­res de diez años. Le paga­ban por car­ga pues­ta en los carros de los con­tra­tis­tas. Pero le daban vales y debía com­prar en los alma­ce­nes de la mis­ma empre­sa. El con­tra­tis­ta tenía, en rela­ción al obra­je­ro, un solo dere­cho más: hacer de él lo que qui­sie­ra. Has­ta aniquilarlo.

Todo: vidas, herra­mien­tas, ali­men­tos, has­ta la tie­rra pisa­da, el aire res­pi­ra­do y las ali­ma­ñas del mon­te eran de la com­pa­ñía. Hacia 1915, el males­tar de los pue­blos de Villa Gui­ller­mi­na, San Cris­tó­bal, Tar­ta­gal, Villa Ana y otros, lle­gó a oídos de Bue­nos Aires. Des­de aquí par­tió una comi­sión inves­ti­ga­do­ra. A su regre­so ela­bo­ró un infor­me don­de seña­la­ba que para corre­gir los males que suce­dían en San­ta Fe “había que crear escue­las”. Sólo unas pocas voces se levan­ta­ron en el Con­gre­so, las de Alfre­do Pala­cios, Beli­sa­rio Sal­va­do­res, Ama­deo Ramírez.

Un año más tar­de, el dia­rio ‘La Razón’ de Bue­nos Aires, cali­fi­ca­ba de exce­len­te el ejer­ci­cio de La Fores­tal. Por enton­ces, la com­pa­ñía era due­ña de 2.100.000 hec­tá­reas y paga­ba como con­tri­bu­yen­te pro­vin­cial unos 300 mil pesos anua­les. En cam­bio, en Lon­dres, obla­ba en con­cep­to de impues­tos y otros rubros, 768.036,17 libras ester­li­nas (8.797.503 pesos argen­ti­nos de enton­ces). El gobierno de Su Majes­tad cobra­ba casi ocho millo­nes y medio de pesos más que la pro­vin­cia de San­ta Fe, pro­duc­to­ra del quebracho.

Los tra­ba­ja­do­res que cons­truían la rique­za de La Fores­tal eran jóve­nes de 20 a 30 años en su mayo­ría; una déca­da de tra­ba­jo los arrui­na­ba. Sus vivien­das, lla­ma­das ´ben­di­tos’, eran enra­ma­das o cho­zas. “Cuan­do un tra­ba­ja­dor no era del agra­do del jefe de la fábri­ca, él mis­mo, des­pués de des­pe­dir­lo, orde­na­ba el des­alo­jo de la vivien­da y lue­go se pre­sen­ta­ba a hacer­lo efec­ti­vo gen­te a sus órde­nes, gene­ral­men­te capa­ta­ces actuan­do como ofi­cia­les de jus­ti­cia, acom­pa­ña­dos de la poli­cía. Si el obre­ro no se mar­cha­ba en el acto con su fami­lia y sus pobres úti­les, eran saca­dos vio­len­ta­men­te del domi­ci­lio y car­ga­do su ajuar en un carro sobre el cual se lle­va­ba al des­alo­ja­do, su mujer e hijos has­ta fue­ra del terreno de la com­pa­ñía, don­de eran aban­do­na­dos jun­to con sus mue­bles, en medio del cam­po”. Esto lo escri­bió Luis Loti­to, un mili­tan­te anar­quis­ta que visi­tó fre­cuen­te­men­te la zona en los días de las gran­des huel­gas entre 1918 y 1921.

Hacia 1919, las fábri­cas de Villa Gui­ller­mi­na, Villa Ana, Tar­ta­gal, San­ta Feli­cia y La Galla­re­ta, pro­du­cían 5.500 bol­sas de tanino por día, las que se ven­dían a razón de 40 pesos cada una. Los más de 10 mil tra­ba­ja­do­res ocu­pa­dos en las fábri­cas, gana­ban un pro­me­dio de 3 pesos por día. La empre­sa paga­ba 2,50 pesos por tone­la­da de leña al hache­ro y lue­go la ven­día a un pre­cio vein­te veces supe­rior. Un obser­va­dor de enton­ces esti­ma­ba que, de los 30 mil pesos dia­rios paga­dos por la empre­sa como sala­rios, tres cuar­tas par­tes regre­sa­ban a sus arcas a tra­vés de sus proveedurías.Antes de que fina­li­za­ra la segun­da déca­da del siglo XX, los libros de Marx y las noti­cias sobre la nacien­te Revo­lu­ción Rusa, lle­ga­ron a manos y oídos de muchos obre­ros. Gen­te de la F.O.R.A. (Fede­ra­ción Obre­ra Regio­nal Argen­ti­na) se había fil­tra­do y habla­ba de dere­chos obre­ros, de acción, de lucha, de huel­gas. A tra­vés del puer­to, con ayu­da de los mari­ne­ros, entra­ban las pri­me­ras armas. Villa Gui­ller­mi­na tenía sie­te mil habi­tan­tes (el pue­blo había sido fun­da­do en 1900, antes de la ins­ta­la­ción de La Fores­tal), entre ellos algu­nos inde­pen­dien­tes de la empre­sa. Por allí pasa­ban anar­quis­tas de los que ape­nas se tie­ne memo­ria: Gio­vet­ti, Ifran, Lafuen­te, Vera, Cochia, el cita­do Loti­to. Así se for­mó el pri­mer Cen­tro Recrea­ti­vo en Villa Gui­ller­mi­na, que lue­go fue local sin­di­cal de la F.O.R.A. Juan Gio­vet­ti logró intro­du­cir ‑quien sabe cómo- una impren­ta y comen­zó a redac­tar y edi­tar el perió­di­co ‘Añá Mem­buí’ (‘Hijo del diablo’).

En julio de 1919, hace jus­to cien años, se decla­ró la pri­me­ra huel­ga orga­ni­za­da. Los obre­ros deman­da­ban aumen­to de sala­rio, dis­mi­nu­ción de la jor­na­da de tra­ba­jo de doce a ocho horas y sus­pen­sión de los des­pi­dos. Los recla­mos fue­ron oídos lue­go de varios días de huel­ga, cuan­do los tra­ba­ja­do­res del ferro­ca­rril comen­za­ron a obs­ta­cu­li­zar el reco­rri­do de los tre­nes en el tra­yec­to del kiló­me­tro 39 y el empal­me Villa Gui­ller­mi­na con el ferro­ca­rril San­ta Fe.

La siguien­te huel­ga comen­zó el 13 de diciem­bre de 1919 y se pro­lon­gó has­ta media­dos de enero de 1920. La Fores­tal logró enton­ces que la gober­na­ción de San­ta Fe, a car­go del radi­cal Enri­que Mos­ca, for­ma­ra una gen­dar­me­ría volan­te a su ser­vi­cio. Pagó todo: uni­for­mes, armas, suel­dos, trans­por­te. Alqui­ló ase­si­nos y des­al­ma­dos que encon­tró cer­ca, logró que de las cár­ce­les pro­vin­cia­les libe­ra­ran para el ser­vi­cio a pre­si­dia­rios peli­gro­sos y los inte­gró al “cuer­po de segu­ri­dad”. A ellos se unie­ron algu­nos sol­da­dos y ofi­cia­les del regi­mien­to 12 de infan­te­ría, entre los que se encon­tra­ba el joven tenien­te Juan Domin­go Perón. Comen­za­ron los apa­leos, ase­si­na­tos y alla­na­mien­tos. La Fores­tal cor­tó el agua y la luz en el pue­blo. No obs­tan­te, la huel­ga se man­tu­vo y logró rei­vin­di­ca­cio­nes: un jor­nal de cua­tro pesos dia­rios y la jor­na­da redu­ci­da a tur­nos de ocho horas.

El dia­rio ‘La Nación’ ‑tri­bu­na de doctrina‑, infor­ma­ba a la pobla­ción por­te­ña: “Se ha cons­ti­tui­do un ver­da­de­ro soviet, armán­do­se bri­ga­das de obre­ros que reco­rren las pobla­cio­nes impo­nien­do su volun­tad… Si las depre­da­cio­nes con­ti­núan y aquel gro­tes­co soviet logra impo­ner sus exi­gen­cias y sus méto­dos, se habrá crea­do un gran estí­mu­lo para que cua­dros aná­lo­gos se repro­duz­can en otros pun­tos del país, toman­do el fenó­meno una exten­sión total”.

Para mar­zo con­ti­nua­ban los des­pi­dos y atro­pe­llos de La Fores­tal. Los gen­dar­mes gol­pea­ban con más fuer­za y des­co­no­cían las con­quis­tas logra­das por los tra­ba­ja­do­res en la últi­ma huel­ga. Ese cuer­po para­mi­li­tar le cos­ta­ba a la empre­sa entre 30 y 40 mil pesos men­sua­les, lo que equi­va­lía a los jor­na­les de 400 obre­ros. La pobla­ción los bau­ti­zó rápi­da­men­te con el nom­bre de “Car­de­na­les”, por su osten­to­sa vestimenta.

La com­pa­ñía nece­si­ta­ba más segu­ri­dad y con­tra­tó ochen­ta civi­les en San­ta Fe, los armó con fusi­les win­ches­ter, revól­ve­res y cuchi­llos. Des­de Bue­nos Aires comen­za­ron a lle­gar tam­bién miem­bros de la Liga Patrió­ti­ca. Para algu­nos hijos de la oli­gar­quía era una exci­tan­te aven­tu­ra enro­lar­se en las filas de los agen­tes de La Fores­tal y ase­si­nar tra­ba­ja­do­res; ya car­ga­ban en sus espal­das con la masa­cre de los obre­ros de los Talle­res Meta­lúr­gi­cos Vasena.

La repre­sión en abril fue feroz. Luis Loti­to y Juan Gio­vet­ti fue­ron apre­sa­dos. Algu­nos tes­ti­gos con­ta­ron como el cuer­po 12 de infan­te­ría inter­vino con fue­go de ame­tra­lla­do­ras con­tra los huel­guis­tas. Según el dia­rio ‘San­ta Fe’, solo en la jor­na­da del 26 de abril, un rumor indi­ca­ba que habían muer­to dos­cien­tos obre­ros. Rápi­da­men­te el hecho fue des­men­ti­do por las auto­ri­da­des santafesinas.

Entre tan­to, el direc­to­rio de la com­pa­ñía ven­día por­cio­nes de tie­rra ya devas­ta­da y com­pra­ba nue­vas con lotes de que­bra­cho. Los des­pi­dos se suce­dían, la repre­sión y la cár­cel eran cosa común. Las lis­tas negras de la empre­sa cre­cían y en 1921 había 12 mil obre­ros des­pe­di­dos. La Fores­tal comen­zó a cerrar esta­ble­ci­mien­tos y corrió la voz de que se dis­po­nía a pro­du­cir un lock-out. Ofre­ció a los tra­ba­ja­do­res que qui­sie­ran regre­sar a sus luga­res de ori­gen, pasa­jes de ferro­ca­rril y dine­ro para el via­je. Comen­za­ba la des­po­bla­ción. Uni­da a esta deci­sión, la com­pa­ñía resol­vió gol­pear más bajo y en un alar­de de extra­ño nacio­na­lis­mo, prohi­bió el uso de los colo­res rojo y gra­na­te en las ves­ti­men­tas, por ser “juz­ga­do peli­gro­so para los intere­ses de la empre­sa”. Los car­de­na­les atra­pa­ban a la gen­te en las calles y les arran­ca­ban las roto­sas pren­das a tiro­nes, y se los obli­ga­ba a gri­tar ¡Viva la patria!

El 28 de enero de 1921 se des­ató otra huel­ga. La resis­ten­cia de los obra­je­ros, a quie­nes el accio­nar de la F.O.R.A. pro­por­cio­nó una enfer­vo­ri­za­da con­cien­cia de jus­ti­cia y liber­tad, se ini­ció en Villa Gui­ller­mi­na y Villa Ana simul­tá­nea­men­te. Rela­ta Gas­tón Gori: “Se vivía en un vol­cán. Con las pri­me­ras víc­ti­mas caí­das en los cho­ques se des­ató la vio­len­cia. Los huel­guis­tas ocu­pa­ron vago­nes, zorras y caba­llos para trans­por­tar obre­ros que se ple­ga­ban al movi­mien­to. La gen­dar­me­ría volan­te actua­ba en patru­llas por las líneas ferro­via­rias y en zonas de obra­jes para pro­te­ger las comu­ni­ca­cio­nes, y se con­cen­tra­ba, con otras fuer­zas, en las dos loca­li­da­des. Los ata­ques fue­ron vio­len­tos… la repre­sión tuvo carac­te­res de caza del hom­bre y en los bos­ques se comen­zó a vivir ambien­te de gue­rri­lla para sal­var­se de la muer­te”. Los dia­rios indi­ca­ban que “el tiro­teo es con­ti­nuo y en todas direcciones”.

Pobla­do­res y fami­lias ente­ras huían des­pa­vo­ri­dos ante la vio­len­cia de los gen­dar­mes. Saca­ban a los obre­ros fue­ra de sus cho­zas, ata­ca­ban a las muje­res y lue­go ponían fue­go a sus per­te­nen­cias. Esta era su polí­ti­ca de “depor­ta­cio­nes”, al ampa­ro del gobierno nacio­nal en manos de Hipó­li­to Yri­go­yen. Era tal el éxo­do, que el enton­ces gober­na­dor del Cha­co, otro radi­cal, Ores­te Arbo y Blan­co, envió una nota al minis­te­rio del Inte­rior seña­lan­do: “Lle­gan al Cha­co en núme­ro alar­man­te fami­lias aco­sa­das por la mise­ria, bus­can­do en este terri­to­rio ali­vio a su situación”.

Nun­ca se sabrá cuan­tos muer­tos dejó la fae­na de la gen­dar­me­ría volan­te. Ni siquie­ra las cru­ces anó­ni­mas de los cemen­te­rios iden­ti­fi­can a todos los caí­dos. Las cró­ni­cas de la épo­ca hablan de más de 600 obra­je­ros ase­si­na­dos. Jor­na­das de horror, qui­zá solo com­pa­ra­bles a las que el ejér­ci­to argen­tino pro­vo­ca­ba por esos mis­mos días entre los peo­nes en huel­ga de la Patagonia.

Entre 1948 y 1963 La Fores­tal clau­su­ró, final­men­te, sus cua­tro fábri­cas de San­ta Fe. Había pues­to en mar­cha el plan de reti­rar­se pro­gre­si­va­men­te del país ‑obte­nien­do todas las ven­ta­jas posibles‑, levan­tan­do las vías férreas, tele­fó­ni­cas y has­ta puer­tos; mien­tras se ins­ta­la­ba en Sudá­fri­ca aumen­tan­do la pro­duc­ción y ven­ta de mimo­sa, un arbus­to capaz de pro­du­cir el tanino más bara­to que el obte­ni­do del quebracho.

Hoy solo los res­tos de guin­ches y tra­ba­jos pasa­dos habi­tan el case­río de Las Gamas. No son dis­tin­tos otros sola­res sobre los que La Fores­tal apo­yó su enor­me pie. Vidas secas en Villa Ana, que fue el cen­tro de la diver­sión noc­tur­na de los tra­ba­ja­do­res del obra­je. For­tín Olmos con un puña­do de habi­tan­tes derrum­ba­dos de ham­bre cuyos hijos piden limos­na a quie­nes no tie­nen ni bol­si­llos. La Sar­no­si­ta es sólo un recuer­do. Flo­ri­da, que tuvo algu­na vez dos­cien­tos habi­tan­tes, es una esta­ción abandonada.

Des­apa­re­cie­ron tam­bién los pue­blos de los kiló­me­tros 322, 325, 348, pero allí al menos que­da el cer­co del bos­que rojo y algún cam­pe­sino mise­ra­ble que cui­da galli­nas y chi­vos. En Villa Gui­ller­mi­na, la “capi­tal” de La Fores­tal, toda­vía el mie­do impi­de a los más vie­jos pro­nun­ciar el nom­bre de la com­pa­ñía. Allí inten­tan sobre­vi­vir en medio del silen­cio. Estas son las hue­llas que ha deja­do una pesadilla.

Aun­que se haya escri­to tan­to sobre la com­pa­ñía, aun­que esté viva en la memo­ria, pare­ce increí­ble la fal­ta de cora­je de tan­tos patrio­tas com­pla­cien­tes, cuyos ape­lli­dos enga­la­nan pla­zas y calles del país, y que jamás inten­ta­ron arre­me­ter con­tra La Fores­tal. Sal­vo que haya sido un fan­tas­ma. Y a los fan­tas­mas nadie los ve.

En el epí­lo­go de su libro ‘La Fores­tal /​La tra­ge­dia del que­bra­cho colo­ra­do’, Gas­tón Gori escri­bió: “…Cen­te­na­res de millo­nes por un lado, des­ocu­pa­dos y mise­ria por el otro. Si esto no es sufi­cien­te para com­pren­der el nefas­to papel del capi­ta­lis­mo extran­je­ro en nues­tro país, si esto no es cla­ra­men­te inter­pre­ta­do por los gober­nan­tes, si así como lo entien­de cons­cien­te­men­te la cla­se obre­ra no lo entien­den todos los sec­to­res que se con­si­de­ran ‘fuer­zas vivas’ o ‘fac­to­res de poder’, y si en con­jun­to todo el pue­blo argen­tino no impo­ne su ideal de libe­ra­ción nacio­nal eli­mi­nan­do la pre­sen­cia del impe­ria­lis­mo en nues­tro sue­lo, enton­ces nues­tra patria con­ti­nua­rá sien­do el esce­na­rio don­de los gran­des expor­ta­do­res extran­je­ros, con la coope­ra­ción de argen­ti­nos increí­bles, mane­ja­rán los hilos fun­da­men­ta­les de nues­tra eco­no­mía y, con ello, car­ga­rán siem­pre sobre la espal­da del pue­blo las con­se­cuen­cias de los bene­fi­cios que se exportan”.

Pablo Moyano no des­car­tó paro gene­ral de camio­ne­ros si avan­za el recor­te de reco­lec­ción en la CABA

Los camio­ne­ros comen­za­ron ayer las asam­bleas. Cal­cu­lan que el recor­te de Larre­ta equi­val­dría a una reduc­ción «de 15000 o 23000 pesos» en los ingre­sos de cada ope­ra­rio. Pablo Moyano no des­car­tó un paro gene­ral y dete­ner la recolección.

El secre­ta­rio adjun­to del gre­mio de Camio­ne­ros, Pablo Moyano, advir­tió que el gre­mio que enca­be­za jun­to a su padre no des­car­ta rea­li­zar «movi­li­za­cio­nes, un paro gene­ral (del gre­mio) y todo lo que sea nece­sa­rio» si el gobierno por­te­ño avan­za en el pro­yec­to de «sacar­le a los tra­ba­ja­do­res» de la reco­lec­ción de resi­duos «un por­cen­ta­je impor­tan­te de los sala­rios» que según las cuen­tas del sin­di­ca­to equi­val­dría a una reduc­ción «de 15000 o 23000 pesos» en los ingre­sos de cada operario.

Moyano se refi­rió de ese modo a una ini­cia­ti­va que está en estu­dio en la admi­nis­tra­ción de Hora­cio Rodrí­guez Larre­ta y que con­sis­ti­ría en redu­cir un día de la sema­na en la acti­vi­dad de la reco­lec­ción de resi­duos o eli­mi­nar el pago de los feriados.

«La ciu­dad de Bue­nos Aires, toman­do como pre­tex­to la ley que votó el Con­gre­so en la que se qui­ta un pun­to de la recau­da­ción (por el recor­te de la copar­ti­ci­pa­ción adi­cio­nal de la CABA que se apro­bó en el Par­la­men­to), está tra­tan­do de ajus­tar sus gas­tos todas las acti­vi­da­des posi­bles de la ciu­dad de Bue­nos Aires para achi­car sus gas­tos», cues­tio­nó el diri­gen­te de Camio­ne­ros en diá­lo­go con radio El Destape.

Y lue­go advir­tió: «Por todo esto siguen insis­tien­do en este pro­yec­to del Gobierno de la Ciu­dad, de qui­tar­le un día a la reco­lec­ción o sacar los feria­dos. La reco­lec­ción de los resi­duos se hace de lunes a lunes, que es lo que pagan los veci­nos a tra­vés del ABL (Alum­bra­do, Barri­do y Lim­pie­za). Yo no voy a fir­mar nada (en con­tra de los tra­ba­ja­do­res) y mucho menos reba­ja sala­rial», remarcó.

Call cen­ter: Ame­na­za­ron con des­pe­dir­la si no empe­za­ba a tra­ba­jar en for­ma pre­sen­cial y falle­ció por Covid-19

El pasa­do lunes 25 de Enero, una tra­ba­ja­do­ra que labo­ra­ba para YPF Ser­vi­club en for­ma ter­ce­ri­za­da a tra­vés del call cen­ter ACC Group falle­ció por COVID. Esto ocu­rrió lue­go de que la obli­ga­ran a rea­li­zar tareas pre­sen­cia­les bajo ame­na­za de des­pi­do, que duran­te la pan­de­mia pres­tó median­te teletrabajo.

Sin ser tra­ba­ja­do­ra esen­cial y pudien­do tra­ba­jar en for­ma remo­ta, Gladys Livias «fue expues­ta al no tener­se en cuen­ta pro­to­co­los vigen­tes, con­di­cio­nes de segu­ri­dad e higie­ne y al usar el trans­por­te públi­co, incum­plien­do la patro­nal la obli­ga­ción de ocu­par­se del tras­la­do. Todo ello bajo la ame­na­za de per­der su fuen­te de tra­ba­jo.», expli­ca­ron des­de el cuer­po de dele­ga­dos del call center.

Así mis­mo infor­ma­ron que lle­va­ron ade­lan­te «des­de el comien­zo de la pan­de­mia pre­sen­ta­cio­nes en la jus­ti­cia labo­ral y, con el acom­pa­ña­mien­to del Sin­di­ca­to de Emplea­dos de Comer­cio, denun­cias en MTEySS, GCBA, MPF, SRT y medi­das de fuer­za, pero no fue sufi­cien­te para fre­nar las irre­gu­la­ri­da­des que tuvie­ron un fatal des­en­la­ce, así como otros con­ta­gios que en el ámbi­to labo­ral, a raíz del con­tac­to estre­cho con la com­pa­ñe­ra fallecida.»

Como si fue­ra poco, la empre­sa «clien­te» aho­ra quie­re des­en­ten­der­se y pone en ries­go la con­ti­nui­dad labo­ral de los tra­ba­ja­do­res que toda­vía pres­tan ser­vi­cios para ella. Los dele­ga­dos ase­gu­ra­ron que YPF «pre­ten­de no con­ti­nuar otor­gan­do tra­ba­jo al call cen­ter, dejan­do en una situa­ción de abso­lu­ta incer­ti­dum­bre a los tra­ba­ja­do­res, muchos de los cua­les ya fue­ron des­pe­di­dos con cau­sas inven­ta­das para aho­rrar el pago de indem­ni­za­cio­nes. A su vez, des­co­no­ce cual­quier res­pon­sa­bi­li­dad sobre el caso y ha anun­cia­do que decli­na­rá el diá­lo­go que man­te­nían a tra­vés del Minis­te­rio de Trabajo.»

En este mar­co, los tra­ba­ja­do­res pidie­ron «que los orga­nis­mos com­pe­ten­tes tomen car­tas en el asun­to, para evi­tar que esta situa­ción con­ti­núe y poder pro­te­ger la salud y las fuen­tes de trabajo.»

El Gobierno por­te­ño reco­no­ció a las y los tra­ba­ja­do­res de los espa­cios comunitarios

El pasa­do jue­ves 14 de enero la CTAA Capi­tal par­ti­ci­pó de una con­fe­ren­cia de pren­sa ‑jun­to a las y los tra­ba­ja­do­res de la Salud- en las puer­tas del Hos­pi­tal Riva­da­via, en recla­mo de las licen­cias que el Gobierno de la Ciu­dad sus­pen­dió jus­to cuan­do se ave­ci­na­ba una cre­cien­te ola de con­ta­gios de Covid 19. Situa­ción que se sumó a los recla­mos refe­ri­dos a suel­dos, con­tra­ta­ción de per­so­nal y con­di­cio­nes laborales.

En dicha opor­tu­ni­dad, Pablo Spa­ta­ro, Secre­ta­rio Gene­ral de la CTAA Capi­tal, anun­ció que se había soli­ci­ta­do una reu­nión con auto­ri­da­des del Minis­te­rio de Salud por­te­ño para incluir en el calen­da­rio de vacu­na­ción con­tra el coro­na­vi­rus a las com­pa­ñe­ras y com­pa­ñe­ros que desa­rro­llan tareas esen­cia­les en los espa­cios comunitarios.

Final­men­te, esa reu­nión se lle­vó a cabo el jue­ves 21 de enero. En ella las orga­ni­za­cio­nes que inte­gran la cam­pa­ña Somos Esen­cia­les, jun­to a otras orga­ni­za­cio­nes de la Capi­tal, pusie­ron de mani­fies­to la urgen­te nece­si­dad de que todas las per­so­nas que están al fren­te de espa­cios comu­ni­ta­rios sean vacu­na­das cuan­to antes para que, como dijo Spa­ta­ro, “nadie pier­da la vida por ser soli­da­rio”. La reu­nión fina­li­zó con el com­pro­mi­so de las auto­ri­da­des minis­te­ria­les de abor­dar el tema con urgencia.

El pasa­do mar­tes 27, el pro­pio minis­tro de Salud de la Ciu­dad, Fer­nán Qui­róz, en con­fe­ren­cia de pren­sa, ase­gu­ró que las com­pa­ñe­ras y com­pa­ñe­ros serán vacu­na­dos en la cuar­ta eta­pa de dicho calen­da­rio. Así, el Esta­do reco­no­ció la esen­cia­li­dad de las tareas de las y los tra­ba­ja­do­res de espa­cios comu­ni­ta­rios. Aho­ra hace fal­ta que ese reco­no­ci­mien­to tam­bién sea salarial.

CTAA Bue­nos Aires Lanús: Uni­dad Eje­cu­to­ra en marcha

En la con­ti­nui­dad de las reunio­nes pro­vin­cia­les que está desa­rro­llan­do la CTAA bonae­ren­se, se reali­zó ayer en el dis­tri­to de Lanús un encuen­tro en el que estu­vie­ron pre­sen­tes la Regio­nal local, la Agru­pa­ción 19 de Diciem­bre, la Agru­pa­ción Ger­mán Abda­la, el MAP, Che Pibe, y El Umbral de Solferino.

En la reu­nión se plan­tea­ron las inquie­tu­des, las pro­pues­tas y se expu­sie­ron ideas de futu­ros pro­yec­tos pro­duc­ti­vos. La con­duc­ción pro­vin­cial, que dio deta­lles de cómo son los pro­ce­di­mien­tos para acce­der al pro­gra­ma Poten­ciar Tra­ba­jo del Minis­te­rio de Desa­rro­llo Social de la Nación. Final­men­te, el Coor­di­na­dor del equi­po de for­ma­ción de la FeNaT, Matías Fei­to ofre­ció un taller de for­ma­ción repa­san­do la his­to­ria de la CTA y comen­tan­do las herra­mien­tas que el Esta­do pone a dis­po­si­ción. Se hizo una refle­xión sobre la posi­ción que la CTAA debe­rá asumir.

Estu­vie­ron pre­sen­tes por la Mesa Pro­vin­cial el secre­ta­rio Gre­mial Car­los Díaz; el secre­ta­rio de Orga­ni­za­ción Pablo Cen­tu­rión; el secre­ta­rio de Acción Social Die­go Ledes­ma y el diri­gen­te del Blo­que Orga­ni­za­ti­vo Gre­mial de la CTAA bonae­ren­se Ger­mán Mogil­ner. Por la CTAA Nacio­nal y la Fun­da­ción Che Pibe estu­vo Ser­gio Val. Tam­bién fue­ron par­te el secre­ta­rio Gene­ral de la CTAA Lanús Wal­ter Pin­tos y Mar­ce­lo Sco­la­ri de El Umbral de Solferino. 

* Equi­po de Comu­ni­ca­ción de la CTA de la pro­vin­cia de Bue­nos Aires

Tras cerrar el spon­so­reo de River y Boca, anun­cian acam­pes y ollas popu­la­res en Gar­ba­rino por el des­pi­do de 23 empleados

A pesar de que des­de la lle­ga­da de Car­los Rosa­les la empre­sa cerró millo­na­rios con­tra­tos de spon­so­reo con River y Boca, hay cri­sis en sus tien­das. Gar­ba­rino des­pi­dió 23 emplea­dos en loca­les de zona oes­te por par­ti­ci­par de una huel­ga. Des­de el gre­mio avi­sa­ron que irán por blo­queos, acam­pes y ollas popu­la­res has­ta que los reincorporen.

La empre­sa líder en el sec­tor de ven­tas de elec­tro­do­més­ti­cos, Gar­ba­rino, des­pi­dió a 23 emplea­dos de sus tien­das de Zona Oes­te. La situa­ción que­dó en stand by por la con­ci­lia­ción obli­ga­to­ria que dic­tó el Minis­te­rio de Tra­ba­jo de la Pro­vin­cia de Bue­nos Aires, pero está a un paso de vol­ver a explotar.

Es que las char­las para lle­gar a un acuer­do entre la fir­ma y el gre­mio mer­can­til de Zona Oes­te no pros­pe­ra­ron, el tiem­po se ago­ta y el mar­tes podría reac­ti­var­se en conflicto.

Las cesan­tías en Gar­ba­rino, fir­ma que aca­ba de lle­gar a la indu­men­ta­ria de River y Boca en mul­ti­mi­llo­na­rios acuer­dos de spon­so­reo, recaen sobre un con­jun­to de tra­ba­ja­do­res que par­ti­ci­pa­ron de las medi­das de fuer­za que enca­ró el Sin­di­ca­to de Comer­cio de Zona Oeste.

«Des­de que lle­gó Rosa­les se quie­re lle­var a todo el mun­do por delan­te y aho­ra quie­re des­pe­dir por una medi­da de fuer­za», le dijo una impor­tan­te fuen­te del Seo­ca a InfoGremiales.

A mitad del año pasa­do Car­los Rosa­les for­ma­li­zó la com­pra de Gar­ba­rino en una ope­ra­ción que dejó algu­nas dudas. Se tra­ta de un joven empre­sa­rio, tam­bién diri­gen­te de San Loren­zo de Alma­gro, que ya había inten­ta­do que­dar­se con Ámbi­to Finan­cie­ro en el pasa­do cercano.

La his­to­ria de Rosa­les está mar­ca­da por un meteó­ri­co ascen­so social. Pasó de repar­tir piz­zas a con­ver­tir­se en «exper­to» en recu­pe­rar empre­sas en pro­ble­mas en un lap­so muy corto.

Con­vo­ca­to­ria gre­mial que cir­cu­la en las redes

Des­de el sin­di­ca­to están con­ven­ci­dos que las «cau­sas» que se adu­cen para las cesan­tías no tie­ne nin­gún sus­ten­to legal. Por eso ya pre­pa­ran medi­das de fuer­za para el mar­tes, fecha en la que ven­ce la con­ci­lia­ción obligatoria.

El sin­di­ca­to que lide­ra Rubén Ledes­ma con­vo­có a blo­queos, acam­pes y ollas popu­la­res en todas las sucur­sa­les de la zona oeste.

Ade­más seña­lan des­de el gre­mio que no acep­ta­rán nin­gu­na nego­cia­ción que impli­que la reduc­ción de los pues­tos de tra­ba­jo en la empresa.

FeS­Pro­Sa expre­só su posi­ción fren­te al deba­te por la refor­ma del sis­te­ma de salud

La pre­si­den­ta de la Fede­ra­ción, María Fer­nan­da Boriot­ti, resal­tó que FeS­Pro­Sa vie­ne sos­te­nien­do la nece­si­dad de un sis­te­ma de salud uni­ver­sal des­de su naci­mien­to en el año 2005. En los últi­mos años lo hizo en el mar­co del Movi­mien­to por el Dere­cho a la Salud y el Acuer­do Mul­ti­sec­to­rial por los 15 pun­tos. “El deba­te sobre el sis­te­ma de salud argen­tino debe ser con par­ti­ci­pa­ción de todos los sec­to­res y acto­res para cons­truir par­ti­ci­pa­ti­va­men­te un sis­te­ma úni­co, uni­ver­sal, inte­gral e inte­gra­do en redes de aten­ción, efi­cien­te y trans­pa­ren­te”, dijo.

– ¿Cuál es la opi­nión de FeS­Pro­Sa sobre el deba­te en curso?

-A par­tir del acto en La Pla­ta, en el cual la Vice­pre­si­den­ta puso en agen­da la crea­ción de un Sis­te­ma Inte­gra­do de Salud, tomó esta­do públi­co el docu­men­to de Sobe­ra­nía Sani­ta­ria que pro­vo­có una fuer­te reac­ción del establishment.

Al uní­sono, la diri­gen­cia sin­di­cal y las Cáma­ras Pri­va­das salie­ron a pedir mayor apor­te de tra­ba­ja­do­res y patro­nes, aumen­to en las cuo­tas de las pre­pa­gas y, en últi­ma ins­tan­cia, más sub­si­dios del Esta­do. Esta siner­gia no es casual. La alian­za estra­té­gi­ca entre la segu­ri­dad social sin­di­cal y la medi­ci­na pri­va­da los con­vier­te en socios entrañables.

El 80% de las pres­ta­cio­nes de las obras socia­les las rea­li­za la medi­ci­na pri­va­da. Pen­sa­mos que esta reac­ción des­me­di­da es un sín­to­ma de la fra­gi­li­dad del sis­te­ma. Pro­mo­ve­mos una gran con­vo­ca­to­ria a todas las fuer­zas sani­ta­rias para que la Medi­ci­na Pri­va­da deje de ser el sec­tor domi­nan­te, el que impon­ga las reglas del jue­go. Des­de FeS­Pro­Sa veni­mos impul­san­do tan­to en el Movi­mien­to por el Dere­cho a la Salud como en el Acuer­do Mul­ti­sec­to­rial por los 15 pun­tos un deba­te sobre el sis­te­ma de salud argen­tino con par­ti­ci­pa­ción de todos los sec­to­res y acto­res para cons­truir par­ti­ci­pa­ti­va­men­te un Sis­te­ma Úni­co, Uni­ver­sal, Inte­gral e Inte­gra­do en redes de aten­ción, Efi­cien­te y Transparente.

– ¿Cómo ve la pro­pues­ta con­te­ni­da en el docu­men­to de sobe­ra­nía sanitaria?

-En el pri­mer párra­fo, el mis­mo se defi­ne en la pola­ri­dad dere­cho-mer­can­cía y a favor de la uni­ver­sa­li­dad. Sin embar­go, a la hora de hacer ope­ra­ti­vas esas defi­ni­cio­nes, el Sis­te­ma Nacio­nal Inte­gral (SNISA) pro­pues­to acep­ta la con­vi­ven­cia de tres sec­to­res que tie­nen dis­tin­tas bases: el sec­tor públi­co, basa­do en la uni­ver­sa­li­dad y el dere­cho de ciu­da­da­nía; el sec­tor de la cober­tu­ra social vin­cu­la­da al tra­ba­jo en blan­co; y la medi­ci­na pri­va­da, basa­da en la capa­ci­dad de pago, don­de cla­ra­men­te la salud es una mer­can­cía. Estos dos últi­mos, como decía antes, pro­fun­da­men­te imbricados.

En lugar de avan­zar sobre alguno de estos sec­to­res, el sis­te­ma pro­po­ne su coor­di­na­ción. Así que no se tra­ta­ría de una refor­ma de fon­do ni de la crea­ción de un sis­te­ma uni­ver­sal, sino una nue­va pro­pues­ta de coor­di­na­ción entre los sub­sec­to­res que con­for­man hoy el sis­te­ma de salud argentino.

Si apo­ya­mos la nece­si­dad de una ley nacio­nal de salud y que una refor­ma cons­ti­tu­cio­nal que incor­po­re a la salud como dere­cho humano, cosa que la Cons­ti­tu­ción de 1994 omitió.

– ¿Pien­sa que da res­pues­tas a la cri­sis del sistema?

-Sin dudas, es posi­ti­va la for­mu­la­ción que habla de aumen­tar la inver­sión direc­ta en salud del Esta­do nacio­nal a tra­vés de la crea­ción de un fon­do nacio­nal de salud, pero no hay espe­ci­fi­ci­dad del volu­men de ese aumen­to ni de los meca­nis­mos de con­for­ma­ción del fondo.

Para noso­tros es cla­ve la inver­sión del Esta­do nacio­nal en infra­es­truc­tu­ra, equi­pa­mien­to y recur­sos huma­nos, finan­cia­dos por Nación. Los pri­me­ros atis­bos se vie­ron en el invo­lu­cra­mien­to de Nación en el mane­jo de la pan­de­mia, la cons­truc­ción de hos­pi­ta­les modu­la­res y el apo­yo finan­cie­ro a deter­mi­na­dos tipos de con­tra­ta­cio­nes tem­po­ra­rias. La defi­ni­ción de inver­sión direc­ta del Esta­do nacio­nal en hos­pi­ta­les de alta com­ple­ji­dad en las pro­vin­cias va en esa direc­ción y tam­bién lo con­si­de­ra­mos de gran importancia.

– ¿Cuá­les son los pun­tos que resal­ta­rían como posi­ti­vos y cua­les las insuficiencias?

-Ya men­cio­na­mos la defi­ni­ción a favor del aumen­to de la inver­sión esta­tal fede­ral. Aña­di­mos la polí­ti­ca de medi­ca­men­tos que se basa en el relan­za­mien­to de la ANLAP y la pro­duc­ción publi­ca de medicamentos.

Otro párra­fo que coin­ci­de con los 15 pun­tos es la pari­ta­ria nacio­nal de salud. No deja de ser recon­for­tan­te des­pués de haber bata­lla­do por más de 20 años en sole­dad que en un docu­men­to como el que ana­li­za­mos apa­rez­ca esta for­mu­la­ción. Obvia­men­te, habrá que bajar­la a tie­rra. Los tra­ba­ja­do­res de la salud la toma­mos como pro­pia y la hace­mos nues­tra bandera.

– ¿Qué otros pun­tos le gus­ta­ría recalcar?

-El docu­men­to tam­bién tie­ne defi­ni­cio­nes gene­ra­les sobre otros ejes temá­ti­cos: salud y géne­ro; salud, cien­cia y tec­no­lo­gía; salud labo­ral, salud y sabe­res ances­tra­les; salud, niños y ado­les­cen­tes; salud esco­lar; y salud de las per­so­nas mayo­res. Obvia­men­te son todas defi­ni­cio­nes gene­ra­les con las cua­les, aún con mati­ces, tene­mos un acuer­do global.

– En par­ti­cu­lar, ¿Qué opi­na sobre el impac­to de la pan­de­mia en la segu­ri­dad social y el sec­tor pri­va­do? ¿Son razo­na­bles sus recla­mos sectoriales?

-Duran­te la pan­de­mia los ingre­sos del sec­tor privado/​seguridad social dis­mi­nu­ye­ron por la vía de la reba­ja sala­rial en los esta­ta­les y la pér­di­da de pues­tos de tra­ba­jo en el pri­va­do. El Esta­do salió a auxi­liar­los con sub­si­dios direc­tos y des­gra­va­ción impo­si­ti­va, las ATP y el bono estí­mu­lo. Pero no hay nin­gu­na evi­den­cia de que el sec­tor pri­va­do y la segu­ri­dad social hayan aumen­ta­do sus gas­tos netos duran­te la pan­de­mia. El aumen­to de pres­ta­cio­nes COVID con­tras­tó con una pos­ter­ga­ción feno­me­nal de otras pres­ta­cio­nes de baja y alta complejidad.

Nos lla­ma la aten­ción que un sec­tor del sin­di­ca­lis­mo empre­sa­rial vuel­va a poner en agen­da la dis­mi­nu­ción del sala­rio real de los tra­ba­ja­do­res por la vía de un aumen­to de apor­tes para sub­si­diar sus nego­cios. Para noso­tros la uni­ver­sa­li­dad debe ser finan­cia­da por ren­tas gene­ra­les y una refor­ma impo­si­ti­va progresiva.

– ¿Le pare­ce opor­tuno lan­zar este deba­te en ple­na pandemia?

-Des­de FeS­Pro­Sa reto­ma­mos el ítem 6 de los 15 pun­tos: “Pro­mo­ver un deba­te par­ti­ci­pa­ti­vo sobre el sis­te­ma de salud argen­tino con par­ti­ci­pa­ción de todos los sec­to­res y acto­res para cons­truir par­ti­ci­pa­ti­va­men­te un Sis­te­ma Úni­co, Uni­ver­sal, Inte­gral”. La pan­de­mia demos­tró que la ceni­cien­ta del com­ple­jo sani­ta­rio argen­tino, el sis­te­ma públi­co de salud, estu­vo en pri­me­ra fila y le puso e pecho a las balas. Los que no quie­ren deba­tir aho­ra las refor­mas espe­ran que la marea baje y la opi­nión públi­ca olvi­de la nece­si­dad impe­rio­sa de for­ta­le­cer el sis­te­ma públi­co de salud. Por eso es que urge con­vo­car a este deba­te con los repre­sen­tan­tes de los tra­ba­ja­do­res, de los terri­to­rios, de las orga­ni­za­cio­nes sin­di­ca­les y socia­les, de la uni­ver­si­dad, de los estu­dian­tes, de la cien­cia de la salud. Así podre­mos dar los pri­me­ros pasos en direc­ción de refor­mar un sis­te­ma frag­men­ta­do y des­igual como el que rige hoy la salud en Argentina.

Gre­mio de ener­gía soli­ci­tó que el per­so­nal del sec­tor sea «prio­ri­ta­rio» en la cam­pa­ña de vacunación

El secre­ta­rio gene­ral de la Aso­cia­ción del Per­so­nal Supe­rior de Empre­sas de Ener­gía (Apsee), Car­los Minuc­ci, soli­ci­tó hoy al minis­tro de Salud, Ginés Gon­zá­lez Gar­cía, que «los tra­ba­ja­do­res de esas com­pa­ñías sean inclui­dos como prio­ri­ta­rios en el plan de vacu­na­ción con­tra la Covid-19 por­que son esen­cia­les para el nor­mal fun­cio­na­mien­to del país».

En una car­ta diri­gi­da al fun­cio­na­rio nacio­nal y fir­ma­da por Minuc­ci, el gre­mio soli­ci­tó que el per­so­nal de las empre­sas eléc­tri­cas sea con­si­de­ra­do «prio­ri­ta­rio» en la cam­pa­ña de inmu­ni­za­ción por­que «es esen­cial para el nor­mal fun­cio­na­mien­to del país en pandemia».

Minuc­ci, quien inte­gra la Corrien­te Fede­ral de Tra­ba­ja­do­res (CFT) en la CGT, que lide­ran el ban­ca­rio Ser­gio Palaz­zo y el grá­fi­co bonae­ren­se Héc­tor Ami­chet­ti, sos­tu­vo en la misi­va al minis­tro nacio­nal que «los tra­ba­ja­do­res de la acti­vi­dad fue­ron excep­tua­dos por el decre­to 29720 del cum­pli­mien­to del ais­la­mien­to social, pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio (ASPO)».

«Los tra­ba­ja­do­res de la ener­gía fue­ron excep­tua­dos por esa medi­da por­que son esen­cia­les en la emer­gen­cia sani­ta­ria, al igual que sus tareas, por sus acti­vi­da­des y ser­vi­cios. Por lo que deben ser prio­ri­ta­rios en la cam­pa­ña de vacu­na­ción 2020−21», afirmó.

Minuc­ci ase­gu­ró que los tra­ba­ja­do­res de la ener­gía cum­plen tareas en «un ser­vi­cio esen­cial y estra­té­gi­co para el fun­cio­na­mien­to de la que­ri­da Nación Argen­ti­na», concluyó.

El diri­gen­te soli­ci­tó en la misi­va que en la cam­pa­ña de vacu­na­ción sean inclui­dos los tra­ba­ja­do­res de las empre­sas de gene­ra­ción, dis­tri­bu­ción y trans­mi­sión Ede­sur, Ede­nor, Ede­lap, Cen­tral Puer­to, Cen­tral Enel Cos­ta­ne­ra, Cen­tral Dock Sud, Sac­me, Cen­tral Tér­mi­ca Barra­gán y Cen­tral La Pla­ta Coge­ne­ra­ción (YPF Luz), deta­lló en el comunicado.

Siguen los tem­blo­res en la rela­ción entre los docen­tes y Larre­ta: «El gobierno por­te­ño se lava las manos»

El secre­ta­rio adjun­to del gre­mio docen­te Ademys, Jor­ge Ada­ro, sos­tu­vo hoy que «fue una pues­ta en esce­na» el encuen­tro que man­tu­vie­ron ayer con auto­ri­da­des del Gobierno por­te­ño por­que, afir­mó, «siguen sin resol­ver las cues­tio­nes que ase­gu­ren la vuel­ta segu­ra a la pre­sen­cia­li­dad» en las escue­las y Larrtea «se des­li­ga todas las res­pon­sa­bi­li­da­des en las fami­lias y en las con­duc­cio­nes escolares».

«Todo fue una pues­ta en esce­na, es decir, ´vamos a hacer como que arma­mos jun­tos un pro­to­co­lo’ pero las prin­ci­pa­les líneas no se dis­cu­ten, y ade­más con­fir­man que des­li­gan todas las res­pon­sa­bi­li­da­des en las fami­lias y en las con­duc­cio­nes esco­la­res», resu­mió el docen­te Jor­ge Ada­ro en diá­lo­go con El Des­ta­pe Radio.

En este sen­ti­do, pre­ci­só que «los aspec­tos que preo­cu­pan no han sido teni­dos en cuen­ta por el gobierno por­te­ño», en el encuen­tro rea­li­za­do ayer en el Minis­te­rio de Edu­ca­ción, ubi­ca­do en el Barrio 31.

El gre­mia­lis­ta enume­ró entre las preo­cu­pa­cio­nes «el trans­por­te y el tras­la­do de los chi­cos» y lo que lla­ma­ron «las bur­bu­jas de haci­na­mien­to con 30 alum­nos», que «no se modificó».

Agre­gó que tam­po­co se modi­fi­có «el hecho de que el docen­te, a su vez, deba estar en dos o más burbujas».

Tam­bién per­ma­ne­ce sin res­pues­ta, de acuer­do al secre­ta­rio adjun­to de Ademys, el «pedi­do de la con­vo­ca­to­ria a una Mesa Sala­rial antes del ini­cio de cla­ses», pre­vis­to para el 17 de febrero.

«No hay avan­ces ni mejo­ras, y se vio la fal­ta de inte­rés en deba­tir en serio cuan­do el pro­to­co­lo que supues­ta­men­te íba­mos a deba­tir, nos lle­gó 40 minu­tos antes de la reu­nión», resumió.

En tan­to, agre­gó que «se com­ple­ji­za tam­bién la cues­tión de la higie­ne» en refe­ren­cia en par­ti­cu­lar a los «espa­cios comu­ni­ta­rios que pro­po­nen que sean uti­li­za­dos» sin con­tar con «los mate­ria­les bási­cos» que per­mi­tan man­te­ner los sitios sanitizados.

Ada­ro seña­ló tam­bién que «como siem­pre, el gobierno por­te­ño se lava las manos», e iro­ni­zó: «Por ahí es por el tema del Covid».

Fuer­te res­pal­do sin­di­cal al secre­ta­rio gre­mial de Sma­ta dete­ni­do duran­te la pro­tes­ta por 23 des­pi­dos en Gue­rre­ro Motos

La Corrien­te Fede­ral, la CGT Rosa­rio, el Movi­mien­to Obre­ro San­ta­fe­sino (MOS), Sutra­co­vi, el Movi­mien­to Obre­ro de Rosa­rio (MOR) y la Mul­ti­sec­to­rial 21F San­ta Fe repu­dia­ron la deten­ción de Román Moyano mien­tras recla­ma­ba por 23 des­pi­dos en Gue­rre­ro Motos. Este vier­nes a las 10 hs la CGT Rosa­rio con­vo­có a una movi­li­za­ción de urgencia.

Dis­tin­tas orga­ni­za­cio­nes gre­mia­les expre­sa­ron apo­yo al diri­gen­te de SMATA dete­ni­do en el mar­co de una pro­tes­ta por 23 des­pi­dos ile­ga­les efec­tua­dos por Gue­rre­ro Motos de San Loren­zo, San­ta Fe duran­te la pan­de­mia y la vigen­cia de la prohi­bi­ción de des­pi­dos. Los due­ños de la empre­sa han come­ti­do diver­sas irre­gu­la­ri­da­des e ile­ga­li­da­des, entre ellas, has­ta le pren­die­ron fue­go par­te del auto a uno de los des­pe­di­dos duran­te otra protesta.

En el día de ayer, cuan­do los tra­ba­ja­do­res rea­li­za­ban una nue­va acti­vi­dad en recla­mo por sus pues­tos de tra­ba­jo acom­pa­ña­dos por el SMATA Rosa­rio, la poli­cía detu­vo a uno de sus diri­gen­tes, Ramón Moyano y que­dó impu­tado por ins­ti­ga­ción. En este con­tex­to, la CGT Rosa­rio con­vo­có «de urgen­cia» para las 10 de este vier­nes a un acto de repu­dio en su sede en recha­zo del «accio­nar patro­nal» y en recla­mo de «la inme­dia­ta reincorporación».

Por su par­te, la Corrien­te Fede­ral de los Tra­ba­ja­do­res (CFT) en la CGT que lide­ran el ban­ca­rio Ser­gio Palaz­zo y el grá­fi­co bonae­ren­se Héc­tor Ami­chet­ti se soli­da­ri­zó hoy con los 23 tra­ba­ja­do­res des­pe­di­dos «de for­ma injus­ti­fi­ca­da» por la empre­sa Gue­rre­ro Motos, ubi­ca­da en la ciu­dad san­ta­fe­si­na de San Loren­zo, infor­ma­ron los diri­gen­tes del espa­cio gremial.

Des­de el Movi­mien­to Obre­ro San­ta­fe­sino comu­ni­ca­ron que repu­dian la deten­ción del com­pa­ñe­ro de Sma­ta Román Moyano y exi­gen su inme­dia­ta liberación.

«El acto y movi­li­za­ción de maña­na tie­nen que moti­var a la jus­ti­cia para res­ta­ble­cer los tér­mi­nos de las leyes vigen­tes a fin de garan­ti­zar el empleo como par­te de los dere­chos esen­cia­les de los tra­ba­ja­do­res. Esa es la deci­sión que la CFT acom­pa­ña», concluyó.

Des­de la CTA de los Tra­ba­ja­do­res de Rosa­rio tam­bién se expi­die­ron en el mis­mo sentido.

“Des­de el Sutra­co­vi nos soli­da­ri­za­mos con el gre­mio her­mano de Sma­ta y en par­ti­cu­lar con el com­pa­ñe­ro secre­ta­rio gre­mial Román Moyano que se encuen­tra dete­ni­do injus­ta­men­te por defen­der los dere­chos de los tra­ba­ja­do­res, deci­mos no a la cri­mi­na­li­za­ción de la pro­tes­ta social, no lo vamos a tole­rar. Nos pone­mos a dis­po­si­ción de lo que el gre­mio con­vo­que, un fuer­te abra­zo y fuer­zas a todos los com­pa­ñe­ros y com­pa­ñe­ras de Sma­ta”, seña­la­ron des­de el Sin­di­ca­to de Pea­jis­tas de la Repú­bli­ca Argentina.

Tam­bién se soli­da­ri­za­ron y expre­sa­ron su repu­dio des­de el Movi­mien­to Obre­ro de Rosa­rio (MOR) y la Mul­ti­sec­to­rial 21 F “exi­gien­do no cri­mi­na­li­zar la pro­tes­ta jus­ta de los tra­ba­ja­do­res que recla­man por dere­chos labo­ra­les. La cri­mi­na­li­za­ción es siem­pre para los tra­ba­ja­do­res”, expresaron.

La Ban­ca­ria sus­pen­dió los paros en Super­vie­lle ante la pre­sen­ta­ción de una pro­pues­ta empresaria

La Aso­cia­ción Ban­ca­ria (AB) y las Comi­sio­nes Inter­nas de todas las sucur­sa­les del Gru­po Super­vie­lle sus­pen­die­ron has­ta el 2 de febre­ro inclu­si­ve el paro de dos horas por turno dis­pues­to para este jue­ves ante la pre­sen­ta­ción de una pro­pues­ta empre­sa­ria que «es pre­ci­so ana­li­zar», ase­gu­ró el secre­ta­rio de Pren­sa del sin­di­ca­to, Eduar­do Berrozpe.

El diri­gen­te gre­mial Eduar­do Berroz­pe infor­mó en decla­ra­cio­nes radia­les y en un docu­men­to diri­gi­do a «los tra­ba­ja­do­res del Super­vie­lle» que la medi­da de fuer­za fue sus­pen­di­da ante «la pre­sen­ta­ción de una pro­pues­ta patro­nal a analizar».

Berroz­pe expli­có que el paro se sus­pen­dió de for­ma «pro­vi­so­ria» has­ta el 2 de febre­ro pró­xi­mo y des­ta­có que, sin embar­go, se rea­li­za­ron duran­te días «nume­ro­sas asam­bleas a par­tir de la exis­ten­cia de una impor­tan­te deu­da sala­rial por el per­ma­nen­te incum­pli­mien­to de las com­pen­sa­cio­nes que debían abo­nar­se en todos sus tér­mi­nos» al personal.

En decla­ra­cio­nes a El Des­ta­pe Radio, el sin­di­ca­lis­ta denun­ció que la pan­de­mia de coro­na­vi­rus pro­du­jo una rees­truc­tu­ra­ción en el sis­te­ma finan­cie­ro, lo que impli­có cam­bios en los pues­tos labo­ra­les, que «están en jue­go», lo que tam­bién debe ser analizado.

De for­ma pre­via a reci­bir la pro­pues­ta empre­sa­ria, la Ban­ca­ria había rati­fi­ca­do los paros de dos horas de este jue­ves por «deu­das sala­ria­les, incum­pli­mien­to de acuer­dos res­pec­to de la incor­po­ra­ción de tec­no­lo­gía y frau­de labo­ral median­te abu­si­vas ter­ce­ri­za­cio­nes».

Comu­ni­ca­do de la Ban­ca­ria sobre el con­flic­to con Ban­co Supervielle

El Sin­di­ca­to Uni­dos Tra­ba­ja­do­res Cus­to­dios Argen­ti­nos (Sut­ca), cuyo per­so­nal cum­ple tareas de segu­ri­dad pri­va­da ínti­ma­men­te rela­cio­na­das con la acti­vi­dad finan­cie­ra, había res­pal­da­do ano­che «la lucha de los ban­ca­rios en las sucur­sa­les del Supervielle».

Un docu­men­to fir­ma­do por el secre­ta­rio gene­ral del gre­mio, Chris­tian López, sos­tu­vo que «el frau­de labo­ral denun­cia­do por los ban­ca­rios en la enti­dad finan­cie­ra se tra­du­ce en sala­rios para algu­nos sec­to­res que no alcan­zan el 40 por cien­to del bási­co de con­ve­nio labo­ral y en la ausen­cia de pro­to­co­los de pre­ven­ción de la Covid-19», aseguró.

El gre­mio, ali­nea­do en la CGT y en las 62 Orga­ni­za­cio­nes Gre­mia­les Pero­nis­tas, expre­só su «res­pal­do y soli­da­ri­dad» a los ban­ca­rios, por­que «no nos divi­den los ofi­cios res­pec­ti­vos sino que nos une la con­di­ción de inte­gran­tes de la cla­se tra­ba­ja­do­ra argentina».

La con­duc­ción nacio­nal de la Ban­ca­ria ana­li­za­rá aho­ra la pro­pues­ta empre­sa­ria para supe­rar el con­flic­to y ofre­ce­rá en bre­ve una res­pues­ta, ase­gu­ra­ron fuen­tes gremiales.

En su momen­to y, lue­go de dos años de «infruc­tuo­so diá­lo­go», como lo cali­fi­có el gre­mio, el Minis­te­rio de Tra­ba­jo había dic­ta­do la con­ci­lia­ción obli­ga­to­ria, ya expirada.

Un docu­men­to de la Ban­ca­ria titu­la­do «No se pue­de borrar con el codo lo que se fir­ma con la mano», había expre­sa­do que el per­so­nal del Super­vie­lle se des­ta­ca en el sec­tor pri­va­do por «el esfuer­zo rea­li­za­do en la pan­de­mia, y asu­mió ries­gos para aten­der a cien­tos de miles de emplea­dos y jubi­la­dos», pero el Super­vie­lle insis­te en pro­du­cir «malas y erró­neas liqui­da­cio­nes y en incum­plir el con­ve­nio, lo que acu­mu­ló impor­tan­tes deu­das», afirmó.

Las auto­ri­da­des del Super­vie­lle des­co­no­cie­ron la exis­ten­cia de deu­das sala­ria­les e incum­pli­mien­tos de los acuer­dos fir­ma­dos, lo que la Ban­ca­ria recha­zó «abso­lu­ta­men­te».

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *