Argen­ti­na. Resu­men gre­mial. La CTA Autó­no­ma rati­fi­có su apo­yo incon­di­cio­nal al pue­blo cubano con un acto fren­te a su emba­ja­da en Bue­nos Aires /​/​Gue­rre­ro motos: Corrien­te Fede­ral de Tra­ba­ja­do­res repu­dia los des­pi­dos (+info)

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 29 de enero de 2021.

Con infor­ma­ción pro­pia y de Mun­do Gre­mial, Info Gre­mia­les, Noti­cias Gre­mia­les, Gre­mia­les del Sur, Enfo­que Sin­di­cal, Línea Sin­di­cal, Corrien­te Fede­ral de Tra­ba­ja­do­res, Canal Abier­to, ANRed, Esta­do de Aler­ta, Agen­cia ACTA y otras agencias.

La CTA Autó­no­ma rati­fi­có su apo­yo incon­di­cio­nal al pue­blo cubano con un acto fren­te a su emba­ja­da en Bue­nos Aires

En el ani­ver­sa­rio del naci­mien­to de José Mar­tí, la Cen­tral, jun­to a orga­ni­za­cio­nes her­ma­nas, rei­vin­di­có la memo­ria del poe­ta revo­lu­cio­na­rio y padre de la patria, ins­pi­ra­dor de la revo­lu­ción de Fidel y el Che.

En el ani­ver­sa­rio 168 del nata­li­cio del héroe nacio­nal cubano José Mar­tí, la CTAA, jun­to a múl­ti­ples orga­ni­za­cio­nes, reali­zó un impor­tan­te acto de pre­sen­cia fren­te a las puer­tas de la sede diplo­má­ti­ca cuba­na, ubi­ca­da en el barrio de Bel­grano de la Ciu­dad de Bue­nos Aires, para recor­dar­lo y homenajearlo.

A su vez, apro­ve­cha­ron la oca­sión para, una vez más, expre­sar soli­da­ri­dad y apo­yo al pue­blo cubano bajo la con­sig­na “¡Bas­ta de bloqueo!”

Del encuen­tro par­ti­ci­pa­ron Car­los “Beto” Gon­zá­lez, Secre­ta­rio de Orga­ni­za­ción de la CTAA; Julio Fuen­tes, Secre­ta­rio de Rela­cio­nes Ins­ti­tu­cio­na­les de la CTAA y pre­si­den­te de la CLATE; Nata­lia Roble­do, inte­gran­te de la Comi­sión Eje­cu­ti­va Pro­vin­cial de la CTAA bonae­ren­se; Mer­ce­des Cabe­zas, Secre­ta­ria de Orga­ni­za­ción de ATE Nacio­nal; Mir­ta Matheos, Direc­to­ra de Cul­tu­ra de ATE Nacio­nal, y Pablo Cen­tu­rión y Fran­co Arman­do, Secre­ta­rios de Orga­ni­za­ción de la CTAA bonae­ren­se y de Capi­tal, respectivamente.

Ade­más, se hicie­ron pre­sen­tes los refe­ren­tes terri­to­ria­les de la FeNaT Pro­vin­cia de Bue­nos Aires.

“Vini­mos (a la emba­ja­da) a home­na­jear al com­pa­ñe­ro José Mar­tí en el ani­ver­sa­rio de su naci­mien­to. Sería impo­si­ble dimen­sio­nar en pocas pala­bras lo que sig­ni­fi­có seme­jan­te per­so­na­li­dad.”, seña­ló Julio Fuen­tes, titu­lar de CLATE, al ini­ciar la ron­da de dis­cur­sos fren­te a las puer­tas de la emba­ja­da cubana.

Y agre­gó: “Mar­tí acu­ñó una fra­se que los pue­blos de Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be, los tra­ba­ja­do­res del mun­do quie­nes debe­mos tener siem­pre pre­sen­te: ‘Los dere­chos no se rega­lan, se con­quis­tan’. El dere­cho más impor­tan­te que tene­mos los pue­blos es el de la liber­tad, el de la auto­de­ter­mi­na­ción y ese es el dere­cho por el cual vale dar la vida, como lo hacen los her­ma­nos y her­ma­nas de Cuba hace déca­das, resis­tien­do de mane­ra heroi­ca el blo­queo que le impo­ne la poten­cia más gran­de del mundo”.

Por su par­te, Fran­co Arman­do resal­tó la soli­da­ri­dad del pue­blo cubano que “en medio de la pan­de­mia se abrió al mun­do para ayu­dar y com­ba­tir este flagelo”.

“Noso­tros apren­di­mos des­de el naci­mien­to de nues­tras orga­ni­za­cio­nes a ser soli­da­rios como eran el Che y Fidel, por eso esta­mos acá para rei­vin­di­car la revo­lu­ción, por­que cree­mos en la liber­tad del pue­blo cubano”, expre­só el Secre­ta­rio de Orga­ni­za­ción de la CTAA Capital.

A su turno, Nata­lia Roble­do tam­bién des­ta­có la figu­ra de José Mar­tí e ins­tó a la juven­tud a cono­cer “el ejem­plo de los gran­des revo­lu­cio­na­rios para seguir luchando”.

Por últi­mo, lue­go de la pala­bra de los dis­tin­tos refe­ren­tes de las orga­ni­za­cio­nes pre­sen­tes, un gru­po de jóve­nes ingre­só al inte­rior de la emba­ja­da cuba­na para depo­si­tar una ofren­da flo­ral al pie del bus­to que recuer­da al patrio­ta latinoamericano.

Gue­rre­ro motos: Corrien­te Fede­ral de Tra­ba­ja­do­res repu­dia los despidos

La Corrien­te Fede­ral de Tra­ba­ja­do­res emi­tió un cor­to y con­tun­den­te comu­ni­ca­do en el que expre­sa su soli­da­ri­dad con los trabajadores.

Ade­más, acom­pa­ña el acto a rea­li­zar­se maña­na Vier­nes a las 10 en la sede de la Con­fe­de­ra­ción Gene­ral del Tra­ba­jo (CGT) de Rosa­rio, en repu­dio al accio­nar de la empre­sa, soli­ci­tan­do la inme­dia­ta inter­ven­ción de la justicia.

Car­los Minuc­ci: «Las empre­sas de ener­gía no invir­tie­ron con un aumen­to de tari­fas del 3000%, menos lo van a hacer ahora»

Car­los Minuc­ci, diri­gen­te del gre­mio del per­so­nal supe­rior de empre­sas de ener­gía, se mani­fes­tó sobre la cau­sa de los recu­rren­tes cor­tes de ener­gía, sobre la ven­ta de Ede­nor y la nece­si­dad de des­ar­ti­cu­lar las pri­va­ti­za­cio­nes en el sec­tor vol­vien­do a un esque­ma con par­ti­ci­pa­ción del Esta­do, los tra­ba­ja­do­res, y consumidores. 

Una vez más, con los días de altas tem­pe­ra­tu­ras la his­to­ria es recu­rren­te: Cor­tes de ener­gía que en algu­nos casos tie­nen lar­gas horas de dura­ción, inclu­si­ve se cuen­tan en días. La evi­den­cia es bas­tan­te con­tun­den­te. A 28 años de la pri­va­ti­za­cio­nes en el sec­tor con una ini­cial dola­ri­za­ción de las tari­fas; pese a haber reci­bi­do millo­na­rios sub­si­dios duran­te los 12 años del gobier­nos kirch­ne­ris­tas e incre­men­tos astro­nó­mi­cos en los pre­cios de las bole­tas duran­te los cua­tro años de macris­mo el ser­vi­cio es defi­ci­ta­rio y no está pre­pa­ra­do para un alza en el con­su­mo ni en los días de bajas o altas tem­pe­ra­tu­ras. Tam­po­co a una even­tual reac­ti­va­ción de la eco­no­mía y de la pro­duc­ción indus­trial que deman­de mayor energía.

Car­los Minuc­ci, secre­ta­rio gene­ral de la Aso­cia­ción del Per­so­nal de Empre­sas de Ener­gía (APSEE) e inte­gran­te de la Corrien­te Fede­ral de Tra­ba­ja­do­res, es uno de los que vie­ne denun­cian­do y advir­tien­do esta situa­ción en el últi­mo lus­tro. Que las empre­sas no rea­li­zan las inver­sio­nes para mejo­rar el ser­vi­cio y que hay una con­cen­tra­ción y extran­je­ri­za­ción en el sector.

Los cor­tes que hoy tene­mos se van a seguir man­te­nien­do por­que se nece­si­tan inver­sio­nes en for­ma per­ma­nen­te. Hay que tirar cables, hacer sub­es­ta­cio­nes, tirar cables aéreos, no es solo cam­biar un trans­for­ma­dor. Cuan­do tuvie­ron el 3000% no invir­tie­ron, menos aho­ra”, indi­có Minucci.

“Hoy el ENRE (Ente Nacio­nal de Regu­la­ción de la Ener­gía) y la Sub­se­cre­ta­ría de Ener­gía están fun­cio­nan­do a pleno, pero hay intere­ses que pre­sio­nan sobre el gobierno. La dis­tri­bui­do­res a tra­vés de su Aso­cia­ción dicen que no pue­den inver­tir, pero lo dicen des­pués de cua­tro años don­de reci­bie­ron un aumen­to del 3.000% y en don­de tam­po­co invir­tie­ron”, agre­ga el refe­ren­te del gre­mio de energía.

“Los cor­tes de luz van a seguir. La cau­sa es la pri­va­ti­za­ción hace 28 años que fue­ron pro­mo­vi­das por Ménem, (Rober­to Dro­mi) y (José Luis) Man­zano que aho­ra quie­re vol­ver (con la com­pra de Ede­nor). Son los que deter­mi­na­ron que pase todo esto”, recor­dó el tam­bién diri­gen­te de la Corrien­te Fede­ral de Trabajadores.

En estos días, se habla sobre la posi­ble ven­ta de Ede­nor por par­te de Pam­pa Ener­gía (Mar­ce­lo Mind­lin) a un gru­po empre­sa­rio cuyas caras visi­bles son Daniel Vila, Man­zano y el empre­sa­rio del clo­ro, Mau­ri­cio Fili­ber­ti. Los tras­cen­di­dos perio­dís­ti­cos indi­can que la tran­sac­ción se rea­li­za­ría en 100 millo­nes de dóla­res para una empre­sa que da un ser­vi­cio para 3 millo­nes de clien­tes. “Un valor bas­tan­te raro”, eva­lúa Minucci.

“¿Cómo hacer un pro­yec­to ener­gé­ti­co serio si nin­guno de los que podría com­prar Ede­nor, por ejem­plo, tie­ne expe­rien­cia en tema ener­gía?”, se pregunta.

“Ade­más hoy la argen­ti­na tie­ne un pro­ble­ma que es la extran­je­ri­za­ción de los ser­vi­cios públi­cos y de otra áreas de la eco­no­mía. Nece­si­ta­mos un ser­vi­cio públi­co esté al alcan­ce del clien­te y que se cum­pla”, afirmó.

En cuan­to a la alter­na­ti­vas al actual mode­lo de pri­va­ti­za­ción pro­pu­so “una empre­sa don­de par­ti­ci­pe el Esta­do, los tra­ba­ja­do­res, con­su­mi­do­res y pro­vee­do­res. Tene­mos que rever­tir la extran­je­ri­za­ción de la eco­no­mía, den­tro de ello la de ener­gía”, cerró.

FETAAP-CTAA dis­cu­te el mode­lo agra­rio y pro­po­ne un nue­vo mode­lo sindical

Diri­gen­tes de orga­ni­za­cio­nes de tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras de la pro­duc­ción pri­ma­ria y del tra­ba­jo rural orga­ni­za­dos en la FETAAP deba­tie­ron con orga­ni­za­cio­nes de Tucu­mán la situa­ción del sec­tor. Una nue­va ofen­si­va de las patro­na­les de los agro­ne­go­cios y los inten­tos de la buro­cra­cia de UATRE por man­te­ner su domi­nio a cos­ta de entre­gar dere­chos estu­vo en el cen­tro del debate.

La reu­nión, vía pla­ta­for­ma zoom, se lle­vó a cabo en la Sede Nacio­nal de la CTAA, Perón 3866 de CABA, y con­tó con la par­ti­ci­pa­ción de diri­gen­tes y diri­gen­tas rura­les de dis­tin­tas pro­vin­cias en dia­lo­go con Rubén Por­tás, refe­ren­te de orga­ni­za­cio­nes rura­les nuclea­dos en la CCC.

Ernes­to Oje­da, Secre­ta­rio Gene­ral de la Aso­cia­ción de Tra­ba­ja­do­res Rura­les y Esti­ba­do­res (ATRES Sal­ta) y de FETAAP-CTAA, en diá­lo­go con Acta des­ta­có que «en par­ti­cu­lar esta vez nos intere­sa­ba la mira­da de diri­gen­tes de Tucu­mán que mili­tan en la CCC, que repre­sen­tan a muchas com­pa­ñe­ras y com­pa­ñe­ros del sec­tor pri­ma­rio que están orga­ni­za­dos en el mar­co del sin­di­ca­to UATRE. Es impor­tan­te cono­cer la reali­dad del tra­ba­ja­dor al que repre­sen­tan y ver cómo carac­te­ri­zan a UATRE, en este nue­vo esce­na­rio nacio­nal don­de, ade­más, for­mal­men­te están ali­nea­dos al gobierno».

Por su par­te la diri­gen­ta sal­te­ña de ATRES, Gabrie­la Rear­tes, puso el acen­to en la reali­dad de pos­ter­ga­ción his­tó­ri­ca que pade­cen las y los tra­ba­ja­do­res rura­les: «Nues­tra reali­dad es la de ser los olvi­da­dos en tér­mi­nos de poder gozar de dere­chos bási­cos. Des­de 1944, con la san­ción del Esta­tu­to del Peón Rural, cuan­do se esta­ble­ció que nues­tro tra­ba­jo valía y que no era un true­que a cam­bio de casa y algo de comi­da y, lue­go, en el 2011 con la Ley 26727 de Tra­ba­jo Agra­rio duran­te el gobierno de Cris­ti­na Fernández».

Mar­ce­lo Miai­le, Secre­ta­rio Gene­ral de la Aso­cia­ción de Tra­ba­ja­do­res de Quin­tas Hor­tí­co­las y Fru­tihor­tí­co­las de la pro­vin­cia de San­ta Fe, des­ta­có «las coin­ci­den­cias con los com­pa­ñe­ros de Tucu­mán en el diag­nós­ti­co de la situa­ción del tra­ba­ja­dor y tra­ba­ja­do­ra rural. Nues­tras fami­lias car­gan con una pro­fun­da des­igual­dad, ya que no tene­mos agui­nal­do, vaca­cio­nes ni obra social». El diri­gen­te san­ta­fe­cino infor­mó que se acor­da­ron futu­ros encuen­tros don­de se ela­bo­ra­rán pro­pues­tas de acción en con­jun­to: «Vamos a tra­ba­jar en uni­dad para lograr una ver­da­de­ra repre­sen­ta­ción gre­mial para todas y todos los tra­ba­ja­do­res rura­les. Es indis­pen­sa­ble para con­quis­tar derechos».

Final­men­te, los diri­gen­tes y diri­gen­tas del nue­vo sin­di­ca­lis­mo rural resal­ta­ron la impor­tan­cia de acor­dar cri­te­rios para la acción. «Cree­mos que, aun­que UATRE en su alian­za con las patro­na­les es toda­vía una estruc­tu­ra con mucho poder, por deba­jo hay miles de com­pa­ñe­ras y com­pa­ñe­ros tra­ba­ja­do­res que están solos y nece­si­ta­mos con­tar con ellos para pelear por dere­chos y para demo­cra­ti­zar la repre­sen­ta­ción gre­mial del sec­tor», afir­mó Ernes­to Ojeda.

La Fores­tal y los escla­vos del quebracho

“Se empe­zó a escu­char por pri­me­ra vez una pala­bra que pron­to echó a volar por el obraje.Todos la repe­tían: huel­ga, ¡huelga!¿Qué sería la huel­ga? ¡Oh, añá! ¡Güel­ga nomá, cha­mi­go!” Gas­tón Gori – La Fores­tal /​La tra­ge­dia del que­bra­cho colo­ra­do. Por Jor­ge Mon­te­ro (ANRed)

Duran­te sesen­ta años La Fores­tal, una com­pa­ñía ingle­sa dedi­ca­da a la explo­ta­ción del que­bra­cho colo­ra­do, estu­vo radi­ca­da en el Cha­co san­ta­fe­sino. Cuan­do liqui­dó sus pro­pie­da­des para ins­ta­lar­se en Sudá­fri­ca, dejó como tes­ti­mo­nio un pára­mo de un millón de hec­tá­reas, dece­nas de pue­blos fan­tas­mas, y el horror en la memo­ria de los sobre­vi­vien­tes. Quien reco­rra hoy Villa Gui­ller­mi­na, pue­de que se tope con algún des­cen­dien­te de aque­llos redi­vi­vos; narra­dor de como nada allí era ajeno a la com­pa­ñía: “ni siquie­ra el aire que res­pi­rá­ba­mos nos pertenecía”.

Cuen­tan que La Fores­tal tala­ba árbo­les para extraer el tanino y usar la made­ra. Que levan­to pue­blos que hoy son como cemen­te­rios; y que tuvo alma­ce­nes y gen­dar­me­ría pro­pia. Has­ta hay libros y una pelí­cu­la don­de se ase­gu­ra que lle­gó a emplear vein­te mil hom­bres a los que obli­ga­ba a tra­ba­jar jor­na­das de doce horas, y que se morían pron­to. Tubercu­losis, pica­dos por ali­ma­ñas, vol­tea­dos por los gen­dar­mes. Los que man­da­ban habla­ban inglés, aun­que más tar­de tam­bién ale­mán, y la ban­de­ra iza­da en el lugar no era reco­no­ci­da por nin­gún obra­je­ro. Se ha escri­to que esa empre­sa sobre­vi­vió a un gobierno tras otro. Que se con­si­de­ra­ba par­te de la coro­na bri­tá­ni­ca y que en 1966 se fue del país, desagradecida.Parece que no le alcan­za­ron los que­bra­chos que había para satis­fa­cer­la y se tras­la­dó a Sudá­fri­ca a explo­tar plan­ta­cio­nes de mimo­sa, una fuen­te más ren­ta­ble de tanino. Acá no dejó nada. Ni un tra­mo de riel de los más de 400 kiló­me­tros de vías férreas exten­di­das por sus tie­rras; ni los tan­ques de agua pota­ble que abas­te­cían a las pobla­cio­nes ubi­ca­das a lo lar­go de esas líneas ferro­via­rias. Los recuer­dos más visi­bles son el desier­to, los pobla­dos fan­tas­mas, y unos cien­tos de cru­ces anó­ni­mas en los cementerios.

El 22 de junio de 1872, el gobierno san­ta­fe­cino con­tra­tó un emprés­ti­to con un ban­co lon­di­nen­se de extra­ño nom­bre latino, Cris­tó­bal Murrie­ta y Cía. No pudo pagar la deu­da con­traí­da y debió nego­ciar. Así, el Poder Eje­cu­ti­vo, apre­mia­do por un tal Lucas Gon­zá­lez, apo­de­ra­do de la com­pa­ñía, envió a la legis­la­tu­ra pro­vin­cial un pro­yec­to de ley para sal­dar la deu­da con bonos fis­ca­les y tie­rras. Era sep­tiem­bre de 1880 y estos patrio­tas habrán pen­sa­do que había dema­sia­da tie­rra y pocos argen­ti­nos, así que lo mejor era entre­gar­la a la ven­ta “en Ingla­te­rra u otras par­tes de Europa”.

En abril de 1881 se otor­gó el poder para la comer­cia­li­za­ción. La Legis­la­tu­ra expre­só que esa tarea debía cum­plir­la alguien con­si­de­ra­do idó­neo, así que tenien­do a mano a don Lucas Gon­zá­lez ‑más idó­neo impo­si­ble- le pidie­ron el favor. Eran 668 leguas cua­dra­das de tie­rra (unas 1.804.563 hec­tá­reas). Gon­zá­lez no encon­tró mejor clien­te que su pro­pia empre­sa y le ven­dió todo a Cris­tó­bal Murrie­ta y Cía. Otro patrio­ta argen­tino inter­vino en la ope­ra­ción como apo­de­ra­do; era don Juan Bau­tis­ta Alber­di. Dice el his­to­ria­dor Gas­tón Gori que ésta fue “la entre­ga más gran­dio­sa de que­bra­cha­les colo­ra­dos que se rea­li­za­ra en el mun­do”. Cómo no iba a ser­lo, si los úni­cos luga­res don­de exis­tía ese árbol eran el cha­co argen­tino y el paraguayo.

“Se han sal­va­do el honor y el cré­di­to de la pro­vin­cia”, dice el decre­to de ven­ta. Así comen­za­ba la his­to­ria, sin abun­dar en deta­lles. Des­de el pue­blo de San Cris­tó­bal hacia el nor­te, don­de hoy están mar­ca­dos los lími­tes con el Cha­co, fue todo de The Fores­tal Land, Tim­ber and Rail­ways Com­pany Limi­ted, según se ins­cri­bió en el regis­tro de con­tra­tos públi­cos en 1906.

Empe­za­ron a levan­tar­se pue­blos y los hom­bres lle­ga­ban a bus­car tra­ba­jo. Eran de San­ta Fe, del Cha­co, de Corrien­tes, del Para­guay. La mayo­ría habla­ba gua­ra­ní. La empre­sa emplea­ba con­tra­tis­tas y éstos, a su vez, a los peo­nes. La Fores­tal res­pon­día por ellos en los pape­les y entre­ga­ba la made­ra para la vivien­da. El hache­ro entra­ba a tra­ba­jar mon­te aden­tro con su fami­lia, en caso de que los hijos no fue­ran meno­res de diez años. Le paga­ban por car­ga pues­ta en los carros de los con­tra­tis­tas. Pero le daban vales y debía com­prar en los alma­ce­nes de la mis­ma empre­sa. El con­tra­tis­ta tenía, en rela­ción al obra­je­ro, un solo dere­cho más: hacer de él lo que qui­sie­ra. Has­ta aniquilarlo.

Todo: vidas, herra­mien­tas, ali­men­tos, has­ta la tie­rra pisa­da, el aire res­pi­ra­do y las ali­ma­ñas del mon­te eran de la com­pa­ñía. Hacia 1915, el males­tar de los pue­blos de Villa Gui­ller­mi­na, San Cris­tó­bal, Tar­ta­gal, Villa Ana y otros, lle­gó a oídos de Bue­nos Aires. Des­de aquí par­tió una comi­sión inves­ti­ga­do­ra. A su regre­so ela­bo­ró un infor­me don­de seña­la­ba que para corre­gir los males que suce­dían en San­ta Fe “había que crear escue­las”. Sólo unas pocas voces se levan­ta­ron en el Con­gre­so, las de Alfre­do Pala­cios, Beli­sa­rio Sal­va­do­res, Ama­deo Ramírez.

Un año más tar­de, el dia­rio ‘La Razón’ de Bue­nos Aires, cali­fi­ca­ba de exce­len­te el ejer­ci­cio de La Fores­tal. Por enton­ces, la com­pa­ñía era due­ña de 2.100.000 hec­tá­reas y paga­ba como con­tri­bu­yen­te pro­vin­cial unos 300 mil pesos anua­les. En cam­bio, en Lon­dres, obla­ba en con­cep­to de impues­tos y otros rubros, 768.036,17 libras ester­li­nas (8.797.503 pesos argen­ti­nos de enton­ces). El gobierno de Su Majes­tad cobra­ba casi ocho millo­nes y medio de pesos más que la pro­vin­cia de San­ta Fe, pro­duc­to­ra del quebracho.

Los tra­ba­ja­do­res que cons­truían la rique­za de La Fores­tal eran jóve­nes de 20 a 30 años en su mayo­ría; una déca­da de tra­ba­jo los arrui­na­ba. Sus vivien­das, lla­ma­das ´ben­di­tos’, eran enra­ma­das o cho­zas. “Cuan­do un tra­ba­ja­dor no era del agra­do del jefe de la fábri­ca, él mis­mo, des­pués de des­pe­dir­lo, orde­na­ba el des­alo­jo de la vivien­da y lue­go se pre­sen­ta­ba a hacer­lo efec­ti­vo gen­te a sus órde­nes, gene­ral­men­te capa­ta­ces actuan­do como ofi­cia­les de jus­ti­cia, acom­pa­ña­dos de la poli­cía. Si el obre­ro no se mar­cha­ba en el acto con su fami­lia y sus pobres úti­les, eran saca­dos vio­len­ta­men­te del domi­ci­lio y car­ga­do su ajuar en un carro sobre el cual se lle­va­ba al des­alo­ja­do, su mujer e hijos has­ta fue­ra del terreno de la com­pa­ñía, don­de eran aban­do­na­dos jun­to con sus mue­bles, en medio del cam­po”. Esto lo escri­bió Luis Loti­to, un mili­tan­te anar­quis­ta que visi­tó fre­cuen­te­men­te la zona en los días de las gran­des huel­gas entre 1918 y 1921.

Hacia 1919, las fábri­cas de Villa Gui­ller­mi­na, Villa Ana, Tar­ta­gal, San­ta Feli­cia y La Galla­re­ta, pro­du­cían 5.500 bol­sas de tanino por día, las que se ven­dían a razón de 40 pesos cada una. Los más de 10 mil tra­ba­ja­do­res ocu­pa­dos en las fábri­cas, gana­ban un pro­me­dio de 3 pesos por día. La empre­sa paga­ba 2,50 pesos por tone­la­da de leña al hache­ro y lue­go la ven­día a un pre­cio vein­te veces supe­rior. Un obser­va­dor de enton­ces esti­ma­ba que, de los 30 mil pesos dia­rios paga­dos por la empre­sa como sala­rios, tres cuar­tas par­tes regre­sa­ban a sus arcas a tra­vés de sus proveedurías.Antes de que fina­li­za­ra la segun­da déca­da del siglo XX, los libros de Marx y las noti­cias sobre la nacien­te Revo­lu­ción Rusa, lle­ga­ron a manos y oídos de muchos obre­ros. Gen­te de la F.O.R.A. (Fede­ra­ción Obre­ra Regio­nal Argen­ti­na) se había fil­tra­do y habla­ba de dere­chos obre­ros, de acción, de lucha, de huel­gas. A tra­vés del puer­to, con ayu­da de los mari­ne­ros, entra­ban las pri­me­ras armas. Villa Gui­ller­mi­na tenía sie­te mil habi­tan­tes (el pue­blo había sido fun­da­do en 1900, antes de la ins­ta­la­ción de La Fores­tal), entre ellos algu­nos inde­pen­dien­tes de la empre­sa. Por allí pasa­ban anar­quis­tas de los que ape­nas se tie­ne memo­ria: Gio­vet­ti, Ifran, Lafuen­te, Vera, Cochia, el cita­do Loti­to. Así se for­mó el pri­mer Cen­tro Recrea­ti­vo en Villa Gui­ller­mi­na, que lue­go fue local sin­di­cal de la F.O.R.A. Juan Gio­vet­ti logró intro­du­cir ‑quien sabe cómo- una impren­ta y comen­zó a redac­tar y edi­tar el perió­di­co ‘Añá Mem­buí’ (‘Hijo del diablo’).

En julio de 1919, hace jus­to cien años, se decla­ró la pri­me­ra huel­ga orga­ni­za­da. Los obre­ros deman­da­ban aumen­to de sala­rio, dis­mi­nu­ción de la jor­na­da de tra­ba­jo de doce a ocho horas y sus­pen­sión de los des­pi­dos. Los recla­mos fue­ron oídos lue­go de varios días de huel­ga, cuan­do los tra­ba­ja­do­res del ferro­ca­rril comen­za­ron a obs­ta­cu­li­zar el reco­rri­do de los tre­nes en el tra­yec­to del kiló­me­tro 39 y el empal­me Villa Gui­ller­mi­na con el ferro­ca­rril San­ta Fe.

La siguien­te huel­ga comen­zó el 13 de diciem­bre de 1919 y se pro­lon­gó has­ta media­dos de enero de 1920. La Fores­tal logró enton­ces que la gober­na­ción de San­ta Fe, a car­go del radi­cal Enri­que Mos­ca, for­ma­ra una gen­dar­me­ría volan­te a su ser­vi­cio. Pagó todo: uni­for­mes, armas, suel­dos, trans­por­te. Alqui­ló ase­si­nos y des­al­ma­dos que encon­tró cer­ca, logró que de las cár­ce­les pro­vin­cia­les libe­ra­ran para el ser­vi­cio a pre­si­dia­rios peli­gro­sos y los inte­gró al “cuer­po de segu­ri­dad”. A ellos se unie­ron algu­nos sol­da­dos y ofi­cia­les del regi­mien­to 12 de infan­te­ría, entre los que se encon­tra­ba el joven tenien­te Juan Domin­go Perón. Comen­za­ron los apa­leos, ase­si­na­tos y alla­na­mien­tos. La Fores­tal cor­tó el agua y la luz en el pue­blo. No obs­tan­te, la huel­ga se man­tu­vo y logró rei­vin­di­ca­cio­nes: un jor­nal de cua­tro pesos dia­rios y la jor­na­da redu­ci­da a tur­nos de ocho horas.

El dia­rio ‘La Nación’ ‑tri­bu­na de doctrina‑, infor­ma­ba a la pobla­ción por­te­ña: “Se ha cons­ti­tui­do un ver­da­de­ro soviet, armán­do­se bri­ga­das de obre­ros que reco­rren las pobla­cio­nes impo­nien­do su volun­tad… Si las depre­da­cio­nes con­ti­núan y aquel gro­tes­co soviet logra impo­ner sus exi­gen­cias y sus méto­dos, se habrá crea­do un gran estí­mu­lo para que cua­dros aná­lo­gos se repro­duz­can en otros pun­tos del país, toman­do el fenó­meno una exten­sión total”.

Para mar­zo con­ti­nua­ban los des­pi­dos y atro­pe­llos de La Fores­tal. Los gen­dar­mes gol­pea­ban con más fuer­za y des­co­no­cían las con­quis­tas logra­das por los tra­ba­ja­do­res en la últi­ma huel­ga. Ese cuer­po para­mi­li­tar le cos­ta­ba a la empre­sa entre 30 y 40 mil pesos men­sua­les, lo que equi­va­lía a los jor­na­les de 400 obre­ros. La pobla­ción los bau­ti­zó rápi­da­men­te con el nom­bre de “Car­de­na­les”, por su osten­to­sa vestimenta.

La com­pa­ñía nece­si­ta­ba más segu­ri­dad y con­tra­tó ochen­ta civi­les en San­ta Fe, los armó con fusi­les win­ches­ter, revól­ve­res y cuchi­llos. Des­de Bue­nos Aires comen­za­ron a lle­gar tam­bién miem­bros de la Liga Patrió­ti­ca. Para algu­nos hijos de la oli­gar­quía era una exci­tan­te aven­tu­ra enro­lar­se en las filas de los agen­tes de La Fores­tal y ase­si­nar tra­ba­ja­do­res; ya car­ga­ban en sus espal­das con la masa­cre de los obre­ros de los Talle­res Meta­lúr­gi­cos Vasena.

La repre­sión en abril fue feroz. Luis Loti­to y Juan Gio­vet­ti fue­ron apre­sa­dos. Algu­nos tes­ti­gos con­ta­ron como el cuer­po 12 de infan­te­ría inter­vino con fue­go de ame­tra­lla­do­ras con­tra los huel­guis­tas. Según el dia­rio ‘San­ta Fe’, solo en la jor­na­da del 26 de abril, un rumor indi­ca­ba que habían muer­to dos­cien­tos obre­ros. Rápi­da­men­te el hecho fue des­men­ti­do por las auto­ri­da­des santafesinas.

Entre tan­to, el direc­to­rio de la com­pa­ñía ven­día por­cio­nes de tie­rra ya devas­ta­da y com­pra­ba nue­vas con lotes de que­bra­cho. Los des­pi­dos se suce­dían, la repre­sión y la cár­cel eran cosa común. Las lis­tas negras de la empre­sa cre­cían y en 1921 había 12 mil obre­ros des­pe­di­dos. La Fores­tal comen­zó a cerrar esta­ble­ci­mien­tos y corrió la voz de que se dis­po­nía a pro­du­cir un lock-out. Ofre­ció a los tra­ba­ja­do­res que qui­sie­ran regre­sar a sus luga­res de ori­gen, pasa­jes de ferro­ca­rril y dine­ro para el via­je. Comen­za­ba la des­po­bla­ción. Uni­da a esta deci­sión, la com­pa­ñía resol­vió gol­pear más bajo y en un alar­de de extra­ño nacio­na­lis­mo, prohi­bió el uso de los colo­res rojo y gra­na­te en las ves­ti­men­tas, por ser “juz­ga­do peli­gro­so para los intere­ses de la empre­sa”. Los car­de­na­les atra­pa­ban a la gen­te en las calles y les arran­ca­ban las roto­sas pren­das a tiro­nes, y se los obli­ga­ba a gri­tar ¡Viva la patria!

El 28 de enero de 1921 se des­ató otra huel­ga. La resis­ten­cia de los obra­je­ros, a quie­nes el accio­nar de la F.O.R.A. pro­por­cio­nó una enfer­vo­ri­za­da con­cien­cia de jus­ti­cia y liber­tad, se ini­ció en Villa Gui­ller­mi­na y Villa Ana simul­tá­nea­men­te. Rela­ta Gas­tón Gori: “Se vivía en un vol­cán. Con las pri­me­ras víc­ti­mas caí­das en los cho­ques se des­ató la vio­len­cia. Los huel­guis­tas ocu­pa­ron vago­nes, zorras y caba­llos para trans­por­tar obre­ros que se ple­ga­ban al movi­mien­to. La gen­dar­me­ría volan­te actua­ba en patru­llas por las líneas ferro­via­rias y en zonas de obra­jes para pro­te­ger las comu­ni­ca­cio­nes, y se con­cen­tra­ba, con otras fuer­zas, en las dos loca­li­da­des. Los ata­ques fue­ron vio­len­tos… la repre­sión tuvo carac­te­res de caza del hom­bre y en los bos­ques se comen­zó a vivir ambien­te de gue­rri­lla para sal­var­se de la muer­te”. Los dia­rios indi­ca­ban que “el tiro­teo es con­ti­nuo y en todas direcciones”.

Pobla­do­res y fami­lias ente­ras huían des­pa­vo­ri­dos ante la vio­len­cia de los gen­dar­mes. Saca­ban a los obre­ros fue­ra de sus cho­zas, ata­ca­ban a las muje­res y lue­go ponían fue­go a sus per­te­nen­cias. Esta era su polí­ti­ca de “depor­ta­cio­nes”, al ampa­ro del gobierno nacio­nal en manos de Hipó­li­to Yri­go­yen. Era tal el éxo­do, que el enton­ces gober­na­dor del Cha­co, otro radi­cal, Ores­te Arbo y Blan­co, envió una nota al minis­te­rio del Inte­rior seña­lan­do: “Lle­gan al Cha­co en núme­ro alar­man­te fami­lias aco­sa­das por la mise­ria, bus­can­do en este terri­to­rio ali­vio a su situación”.

Nun­ca se sabrá cuan­tos muer­tos dejó la fae­na de la gen­dar­me­ría volan­te. Ni siquie­ra las cru­ces anó­ni­mas de los cemen­te­rios iden­ti­fi­can a todos los caí­dos. Las cró­ni­cas de la épo­ca hablan de más de 600 obra­je­ros ase­si­na­dos. Jor­na­das de horror, qui­zá solo com­pa­ra­bles a las que el ejér­ci­to argen­tino pro­vo­ca­ba por esos mis­mos días entre los peo­nes en huel­ga de la Patagonia.

Entre 1948 y 1963 La Fores­tal clau­su­ró, final­men­te, sus cua­tro fábri­cas de San­ta Fe. Había pues­to en mar­cha el plan de reti­rar­se pro­gre­si­va­men­te del país ‑obte­nien­do todas las ven­ta­jas posibles‑, levan­tan­do las vías férreas, tele­fó­ni­cas y has­ta puer­tos; mien­tras se ins­ta­la­ba en Sudá­fri­ca aumen­tan­do la pro­duc­ción y ven­ta de mimo­sa, un arbus­to capaz de pro­du­cir el tanino más bara­to que el obte­ni­do del quebracho.

Hoy solo los res­tos de guin­ches y tra­ba­jos pasa­dos habi­tan el case­río de Las Gamas. No son dis­tin­tos otros sola­res sobre los que La Fores­tal apo­yó su enor­me pie. Vidas secas en Villa Ana, que fue el cen­tro de la diver­sión noc­tur­na de los tra­ba­ja­do­res del obra­je. For­tín Olmos con un puña­do de habi­tan­tes derrum­ba­dos de ham­bre cuyos hijos piden limos­na a quie­nes no tie­nen ni bol­si­llos. La Sar­no­si­ta es sólo un recuer­do. Flo­ri­da, que tuvo algu­na vez dos­cien­tos habi­tan­tes, es una esta­ción abandonada.

Des­apa­re­cie­ron tam­bién los pue­blos de los kiló­me­tros 322, 325, 348, pero allí al menos que­da el cer­co del bos­que rojo y algún cam­pe­sino mise­ra­ble que cui­da galli­nas y chi­vos. En Villa Gui­ller­mi­na, la “capi­tal” de La Fores­tal, toda­vía el mie­do impi­de a los más vie­jos pro­nun­ciar el nom­bre de la com­pa­ñía. Allí inten­tan sobre­vi­vir en medio del silen­cio. Estas son las hue­llas que ha deja­do una pesadilla.

Aun­que se haya escri­to tan­to sobre la com­pa­ñía, aun­que esté viva en la memo­ria, pare­ce increí­ble la fal­ta de cora­je de tan­tos patrio­tas com­pla­cien­tes, cuyos ape­lli­dos enga­la­nan pla­zas y calles del país, y que jamás inten­ta­ron arre­me­ter con­tra La Fores­tal. Sal­vo que haya sido un fan­tas­ma. Y a los fan­tas­mas nadie los ve.

En el epí­lo­go de su libro ‘La Fores­tal /​La tra­ge­dia del que­bra­cho colo­ra­do’, Gas­tón Gori escri­bió: “…Cen­te­na­res de millo­nes por un lado, des­ocu­pa­dos y mise­ria por el otro. Si esto no es sufi­cien­te para com­pren­der el nefas­to papel del capi­ta­lis­mo extran­je­ro en nues­tro país, si esto no es cla­ra­men­te inter­pre­ta­do por los gober­nan­tes, si así como lo entien­de cons­cien­te­men­te la cla­se obre­ra no lo entien­den todos los sec­to­res que se con­si­de­ran ‘fuer­zas vivas’ o ‘fac­to­res de poder’, y si en con­jun­to todo el pue­blo argen­tino no impo­ne su ideal de libe­ra­ción nacio­nal eli­mi­nan­do la pre­sen­cia del impe­ria­lis­mo en nues­tro sue­lo, enton­ces nues­tra patria con­ti­nua­rá sien­do el esce­na­rio don­de los gran­des expor­ta­do­res extran­je­ros, con la coope­ra­ción de argen­ti­nos increí­bles, mane­ja­rán los hilos fun­da­men­ta­les de nues­tra eco­no­mía y, con ello, car­ga­rán siem­pre sobre la espal­da del pue­blo las con­se­cuen­cias de los bene­fi­cios que se exportan”.

Pablo Moyano no des­car­tó paro gene­ral de camio­ne­ros si avan­za el recor­te de reco­lec­ción en la CABA

Los camio­ne­ros comen­za­ron ayer las asam­bleas. Cal­cu­lan que el recor­te de Larre­ta equi­val­dría a una reduc­ción «de 15000 o 23000 pesos» en los ingre­sos de cada ope­ra­rio. Pablo Moyano no des­car­tó un paro gene­ral y dete­ner la recolección.

El secre­ta­rio adjun­to del gre­mio de Camio­ne­ros, Pablo Moyano, advir­tió que el gre­mio que enca­be­za jun­to a su padre no des­car­ta rea­li­zar «movi­li­za­cio­nes, un paro gene­ral (del gre­mio) y todo lo que sea nece­sa­rio» si el gobierno por­te­ño avan­za en el pro­yec­to de «sacar­le a los tra­ba­ja­do­res» de la reco­lec­ción de resi­duos «un por­cen­ta­je impor­tan­te de los sala­rios» que según las cuen­tas del sin­di­ca­to equi­val­dría a una reduc­ción «de 15000 o 23000 pesos» en los ingre­sos de cada operario.

Moyano se refi­rió de ese modo a una ini­cia­ti­va que está en estu­dio en la admi­nis­tra­ción de Hora­cio Rodrí­guez Larre­ta y que con­sis­ti­ría en redu­cir un día de la sema­na en la acti­vi­dad de la reco­lec­ción de resi­duos o eli­mi­nar el pago de los feriados.

«La ciu­dad de Bue­nos Aires, toman­do como pre­tex­to la ley que votó el Con­gre­so en la que se qui­ta un pun­to de la recau­da­ción (por el recor­te de la copar­ti­ci­pa­ción adi­cio­nal de la CABA que se apro­bó en el Par­la­men­to), está tra­tan­do de ajus­tar sus gas­tos todas las acti­vi­da­des posi­bles de la ciu­dad de Bue­nos Aires para achi­car sus gas­tos», cues­tio­nó el diri­gen­te de Camio­ne­ros en diá­lo­go con radio El Destape.

Y lue­go advir­tió: «Por todo esto siguen insis­tien­do en este pro­yec­to del Gobierno de la Ciu­dad, de qui­tar­le un día a la reco­lec­ción o sacar los feria­dos. La reco­lec­ción de los resi­duos se hace de lunes a lunes, que es lo que pagan los veci­nos a tra­vés del ABL (Alum­bra­do, Barri­do y Lim­pie­za). Yo no voy a fir­mar nada (en con­tra de los tra­ba­ja­do­res) y mucho menos reba­ja sala­rial», remarcó.

Call cen­ter: Ame­na­za­ron con des­pe­dir­la si no empe­za­ba a tra­ba­jar en for­ma pre­sen­cial y falle­ció por Covid-19

El pasa­do lunes 25 de Enero, una tra­ba­ja­do­ra que labo­ra­ba para YPF Ser­vi­club en for­ma ter­ce­ri­za­da a tra­vés del call cen­ter ACC Group falle­ció por COVID. Esto ocu­rrió lue­go de que la obli­ga­ran a rea­li­zar tareas pre­sen­cia­les bajo ame­na­za de des­pi­do, que duran­te la pan­de­mia pres­tó median­te teletrabajo.

Sin ser tra­ba­ja­do­ra esen­cial y pudien­do tra­ba­jar en for­ma remo­ta, Gladys Livias «fue expues­ta al no tener­se en cuen­ta pro­to­co­los vigen­tes, con­di­cio­nes de segu­ri­dad e higie­ne y al usar el trans­por­te públi­co, incum­plien­do la patro­nal la obli­ga­ción de ocu­par­se del tras­la­do. Todo ello bajo la ame­na­za de per­der su fuen­te de tra­ba­jo.», expli­ca­ron des­de el cuer­po de dele­ga­dos del call center.

Así mis­mo infor­ma­ron que lle­va­ron ade­lan­te «des­de el comien­zo de la pan­de­mia pre­sen­ta­cio­nes en la jus­ti­cia labo­ral y, con el acom­pa­ña­mien­to del Sin­di­ca­to de Emplea­dos de Comer­cio, denun­cias en MTEySS, GCBA, MPF, SRT y medi­das de fuer­za, pero no fue sufi­cien­te para fre­nar las irre­gu­la­ri­da­des que tuvie­ron un fatal des­en­la­ce, así como otros con­ta­gios que en el ámbi­to labo­ral, a raíz del con­tac­to estre­cho con la com­pa­ñe­ra fallecida.»

Como si fue­ra poco, la empre­sa «clien­te» aho­ra quie­re des­en­ten­der­se y pone en ries­go la con­ti­nui­dad labo­ral de los tra­ba­ja­do­res que toda­vía pres­tan ser­vi­cios para ella. Los dele­ga­dos ase­gu­ra­ron que YPF «pre­ten­de no con­ti­nuar otor­gan­do tra­ba­jo al call cen­ter, dejan­do en una situa­ción de abso­lu­ta incer­ti­dum­bre a los tra­ba­ja­do­res, muchos de los cua­les ya fue­ron des­pe­di­dos con cau­sas inven­ta­das para aho­rrar el pago de indem­ni­za­cio­nes. A su vez, des­co­no­ce cual­quier res­pon­sa­bi­li­dad sobre el caso y ha anun­cia­do que decli­na­rá el diá­lo­go que man­te­nían a tra­vés del Minis­te­rio de Trabajo.»

En este mar­co, los tra­ba­ja­do­res pidie­ron «que los orga­nis­mos com­pe­ten­tes tomen car­tas en el asun­to, para evi­tar que esta situa­ción con­ti­núe y poder pro­te­ger la salud y las fuen­tes de trabajo.»

El Gobierno por­te­ño reco­no­ció a las y los tra­ba­ja­do­res de los espa­cios comunitarios

El pasa­do jue­ves 14 de enero la CTAA Capi­tal par­ti­ci­pó de una con­fe­ren­cia de pren­sa ‑jun­to a las y los tra­ba­ja­do­res de la Salud- en las puer­tas del Hos­pi­tal Riva­da­via, en recla­mo de las licen­cias que el Gobierno de la Ciu­dad sus­pen­dió jus­to cuan­do se ave­ci­na­ba una cre­cien­te ola de con­ta­gios de Covid 19. Situa­ción que se sumó a los recla­mos refe­ri­dos a suel­dos, con­tra­ta­ción de per­so­nal y con­di­cio­nes laborales.

En dicha opor­tu­ni­dad, Pablo Spa­ta­ro, Secre­ta­rio Gene­ral de la CTAA Capi­tal, anun­ció que se había soli­ci­ta­do una reu­nión con auto­ri­da­des del Minis­te­rio de Salud por­te­ño para incluir en el calen­da­rio de vacu­na­ción con­tra el coro­na­vi­rus a las com­pa­ñe­ras y com­pa­ñe­ros que desa­rro­llan tareas esen­cia­les en los espa­cios comunitarios.

Final­men­te, esa reu­nión se lle­vó a cabo el jue­ves 21 de enero. En ella las orga­ni­za­cio­nes que inte­gran la cam­pa­ña Somos Esen­cia­les, jun­to a otras orga­ni­za­cio­nes de la Capi­tal, pusie­ron de mani­fies­to la urgen­te nece­si­dad de que todas las per­so­nas que están al fren­te de espa­cios comu­ni­ta­rios sean vacu­na­das cuan­to antes para que, como dijo Spa­ta­ro, “nadie pier­da la vida por ser soli­da­rio”. La reu­nión fina­li­zó con el com­pro­mi­so de las auto­ri­da­des minis­te­ria­les de abor­dar el tema con urgencia.

El pasa­do mar­tes 27, el pro­pio minis­tro de Salud de la Ciu­dad, Fer­nán Qui­róz, en con­fe­ren­cia de pren­sa, ase­gu­ró que las com­pa­ñe­ras y com­pa­ñe­ros serán vacu­na­dos en la cuar­ta eta­pa de dicho calen­da­rio. Así, el Esta­do reco­no­ció la esen­cia­li­dad de las tareas de las y los tra­ba­ja­do­res de espa­cios comu­ni­ta­rios. Aho­ra hace fal­ta que ese reco­no­ci­mien­to tam­bién sea salarial.

CTAA Bue­nos Aires Lanús: Uni­dad Eje­cu­to­ra en marcha

En la con­ti­nui­dad de las reunio­nes pro­vin­cia­les que está desa­rro­llan­do la CTAA bonae­ren­se, se reali­zó ayer en el dis­tri­to de Lanús un encuen­tro en el que estu­vie­ron pre­sen­tes la Regio­nal local, la Agru­pa­ción 19 de Diciem­bre, la Agru­pa­ción Ger­mán Abda­la, el MAP, Che Pibe, y El Umbral de Solferino.

En la reu­nión se plan­tea­ron las inquie­tu­des, las pro­pues­tas y se expu­sie­ron ideas de futu­ros pro­yec­tos pro­duc­ti­vos. La con­duc­ción pro­vin­cial, que dio deta­lles de cómo son los pro­ce­di­mien­tos para acce­der al pro­gra­ma Poten­ciar Tra­ba­jo del Minis­te­rio de Desa­rro­llo Social de la Nación. Final­men­te, el Coor­di­na­dor del equi­po de for­ma­ción de la FeNaT, Matías Fei­to ofre­ció un taller de for­ma­ción repa­san­do la his­to­ria de la CTA y comen­tan­do las herra­mien­tas que el Esta­do pone a dis­po­si­ción. Se hizo una refle­xión sobre la posi­ción que la CTAA debe­rá asumir.

Estu­vie­ron pre­sen­tes por la Mesa Pro­vin­cial el secre­ta­rio Gre­mial Car­los Díaz; el secre­ta­rio de Orga­ni­za­ción Pablo Cen­tu­rión; el secre­ta­rio de Acción Social Die­go Ledes­ma y el diri­gen­te del Blo­que Orga­ni­za­ti­vo Gre­mial de la CTAA bonae­ren­se Ger­mán Mogil­ner. Por la CTAA Nacio­nal y la Fun­da­ción Che Pibe estu­vo Ser­gio Val. Tam­bién fue­ron par­te el secre­ta­rio Gene­ral de la CTAA Lanús Wal­ter Pin­tos y Mar­ce­lo Sco­la­ri de El Umbral de Solferino. 

* Equi­po de Comu­ni­ca­ción de la CTA de la pro­vin­cia de Bue­nos Aires

Tras cerrar el spon­so­reo de River y Boca, anun­cian acam­pes y ollas popu­la­res en Gar­ba­rino por el des­pi­do de 23 empleados

A pesar de que des­de la lle­ga­da de Car­los Rosa­les la empre­sa cerró millo­na­rios con­tra­tos de spon­so­reo con River y Boca, hay cri­sis en sus tien­das. Gar­ba­rino des­pi­dió 23 emplea­dos en loca­les de zona oes­te por par­ti­ci­par de una huel­ga. Des­de el gre­mio avi­sa­ron que irán por blo­queos, acam­pes y ollas popu­la­res has­ta que los reincorporen.

La empre­sa líder en el sec­tor de ven­tas de elec­tro­do­més­ti­cos, Gar­ba­rino, des­pi­dió a 23 emplea­dos de sus tien­das de Zona Oes­te. La situa­ción que­dó en stand by por la con­ci­lia­ción obli­ga­to­ria que dic­tó el Minis­te­rio de Tra­ba­jo de la Pro­vin­cia de Bue­nos Aires, pero está a un paso de vol­ver a explotar.

Es que las char­las para lle­gar a un acuer­do entre la fir­ma y el gre­mio mer­can­til de Zona Oes­te no pros­pe­ra­ron, el tiem­po se ago­ta y el mar­tes podría reac­ti­var­se en conflicto.

Las cesan­tías en Gar­ba­rino, fir­ma que aca­ba de lle­gar a la indu­men­ta­ria de River y Boca en mul­ti­mi­llo­na­rios acuer­dos de spon­so­reo, recaen sobre un con­jun­to de tra­ba­ja­do­res que par­ti­ci­pa­ron de las medi­das de fuer­za que enca­ró el Sin­di­ca­to de Comer­cio de Zona Oeste.

«Des­de que lle­gó Rosa­les se quie­re lle­var a todo el mun­do por delan­te y aho­ra quie­re des­pe­dir por una medi­da de fuer­za», le dijo una impor­tan­te fuen­te del Seo­ca a InfoGremiales.

A mitad del año pasa­do Car­los Rosa­les for­ma­li­zó la com­pra de Gar­ba­rino en una ope­ra­ción que dejó algu­nas dudas. Se tra­ta de un joven empre­sa­rio, tam­bién diri­gen­te de San Loren­zo de Alma­gro, que ya había inten­ta­do que­dar­se con Ámbi­to Finan­cie­ro en el pasa­do cercano.

La his­to­ria de Rosa­les está mar­ca­da por un meteó­ri­co ascen­so social. Pasó de repar­tir piz­zas a con­ver­tir­se en «exper­to» en recu­pe­rar empre­sas en pro­ble­mas en un lap­so muy corto.

Con­vo­ca­to­ria gre­mial que cir­cu­la en las redes

Des­de el sin­di­ca­to están con­ven­ci­dos que las «cau­sas» que se adu­cen para las cesan­tías no tie­ne nin­gún sus­ten­to legal. Por eso ya pre­pa­ran medi­das de fuer­za para el mar­tes, fecha en la que ven­ce la con­ci­lia­ción obligatoria.

El sin­di­ca­to que lide­ra Rubén Ledes­ma con­vo­có a blo­queos, acam­pes y ollas popu­la­res en todas las sucur­sa­les de la zona oeste.

Ade­más seña­lan des­de el gre­mio que no acep­ta­rán nin­gu­na nego­cia­ción que impli­que la reduc­ción de los pues­tos de tra­ba­jo en la empresa.

FeS­Pro­Sa expre­só su posi­ción fren­te al deba­te por la refor­ma del sis­te­ma de salud

La pre­si­den­ta de la Fede­ra­ción, María Fer­nan­da Boriot­ti, resal­tó que FeS­Pro­Sa vie­ne sos­te­nien­do la nece­si­dad de un sis­te­ma de salud uni­ver­sal des­de su naci­mien­to en el año 2005. En los últi­mos años lo hizo en el mar­co del Movi­mien­to por el Dere­cho a la Salud y el Acuer­do Mul­ti­sec­to­rial por los 15 pun­tos. “El deba­te sobre el sis­te­ma de salud argen­tino debe ser con par­ti­ci­pa­ción de todos los sec­to­res y acto­res para cons­truir par­ti­ci­pa­ti­va­men­te un sis­te­ma úni­co, uni­ver­sal, inte­gral e inte­gra­do en redes de aten­ción, efi­cien­te y trans­pa­ren­te”, dijo.

– ¿Cuál es la opi­nión de FeS­Pro­Sa sobre el deba­te en curso?

-A par­tir del acto en La Pla­ta, en el cual la Vice­pre­si­den­ta puso en agen­da la crea­ción de un Sis­te­ma Inte­gra­do de Salud, tomó esta­do públi­co el docu­men­to de Sobe­ra­nía Sani­ta­ria que pro­vo­có una fuer­te reac­ción del establishment.

Al uní­sono, la diri­gen­cia sin­di­cal y las Cáma­ras Pri­va­das salie­ron a pedir mayor apor­te de tra­ba­ja­do­res y patro­nes, aumen­to en las cuo­tas de las pre­pa­gas y, en últi­ma ins­tan­cia, más sub­si­dios del Esta­do. Esta siner­gia no es casual. La alian­za estra­té­gi­ca entre la segu­ri­dad social sin­di­cal y la medi­ci­na pri­va­da los con­vier­te en socios entrañables.

El 80% de las pres­ta­cio­nes de las obras socia­les las rea­li­za la medi­ci­na pri­va­da. Pen­sa­mos que esta reac­ción des­me­di­da es un sín­to­ma de la fra­gi­li­dad del sis­te­ma. Pro­mo­ve­mos una gran con­vo­ca­to­ria a todas las fuer­zas sani­ta­rias para que la Medi­ci­na Pri­va­da deje de ser el sec­tor domi­nan­te, el que impon­ga las reglas del jue­go. Des­de FeS­Pro­Sa veni­mos impul­san­do tan­to en el Movi­mien­to por el Dere­cho a la Salud como en el Acuer­do Mul­ti­sec­to­rial por los 15 pun­tos un deba­te sobre el sis­te­ma de salud argen­tino con par­ti­ci­pa­ción de todos los sec­to­res y acto­res para cons­truir par­ti­ci­pa­ti­va­men­te un Sis­te­ma Úni­co, Uni­ver­sal, Inte­gral e Inte­gra­do en redes de aten­ción, Efi­cien­te y Transparente.

– ¿Cómo ve la pro­pues­ta con­te­ni­da en el docu­men­to de sobe­ra­nía sanitaria?

-En el pri­mer párra­fo, el mis­mo se defi­ne en la pola­ri­dad dere­cho-mer­can­cía y a favor de la uni­ver­sa­li­dad. Sin embar­go, a la hora de hacer ope­ra­ti­vas esas defi­ni­cio­nes, el Sis­te­ma Nacio­nal Inte­gral (SNISA) pro­pues­to acep­ta la con­vi­ven­cia de tres sec­to­res que tie­nen dis­tin­tas bases: el sec­tor públi­co, basa­do en la uni­ver­sa­li­dad y el dere­cho de ciu­da­da­nía; el sec­tor de la cober­tu­ra social vin­cu­la­da al tra­ba­jo en blan­co; y la medi­ci­na pri­va­da, basa­da en la capa­ci­dad de pago, don­de cla­ra­men­te la salud es una mer­can­cía. Estos dos últi­mos, como decía antes, pro­fun­da­men­te imbricados.

En lugar de avan­zar sobre alguno de estos sec­to­res, el sis­te­ma pro­po­ne su coor­di­na­ción. Así que no se tra­ta­ría de una refor­ma de fon­do ni de la crea­ción de un sis­te­ma uni­ver­sal, sino una nue­va pro­pues­ta de coor­di­na­ción entre los sub­sec­to­res que con­for­man hoy el sis­te­ma de salud argentino.

Si apo­ya­mos la nece­si­dad de una ley nacio­nal de salud y que una refor­ma cons­ti­tu­cio­nal que incor­po­re a la salud como dere­cho humano, cosa que la Cons­ti­tu­ción de 1994 omitió.

– ¿Pien­sa que da res­pues­tas a la cri­sis del sistema?

-Sin dudas, es posi­ti­va la for­mu­la­ción que habla de aumen­tar la inver­sión direc­ta en salud del Esta­do nacio­nal a tra­vés de la crea­ción de un fon­do nacio­nal de salud, pero no hay espe­ci­fi­ci­dad del volu­men de ese aumen­to ni de los meca­nis­mos de con­for­ma­ción del fondo.

Para noso­tros es cla­ve la inver­sión del Esta­do nacio­nal en infra­es­truc­tu­ra, equi­pa­mien­to y recur­sos huma­nos, finan­cia­dos por Nación. Los pri­me­ros atis­bos se vie­ron en el invo­lu­cra­mien­to de Nación en el mane­jo de la pan­de­mia, la cons­truc­ción de hos­pi­ta­les modu­la­res y el apo­yo finan­cie­ro a deter­mi­na­dos tipos de con­tra­ta­cio­nes tem­po­ra­rias. La defi­ni­ción de inver­sión direc­ta del Esta­do nacio­nal en hos­pi­ta­les de alta com­ple­ji­dad en las pro­vin­cias va en esa direc­ción y tam­bién lo con­si­de­ra­mos de gran importancia.

– ¿Cuá­les son los pun­tos que resal­ta­rían como posi­ti­vos y cua­les las insuficiencias?

-Ya men­cio­na­mos la defi­ni­ción a favor del aumen­to de la inver­sión esta­tal fede­ral. Aña­di­mos la polí­ti­ca de medi­ca­men­tos que se basa en el relan­za­mien­to de la ANLAP y la pro­duc­ción publi­ca de medicamentos.

Otro párra­fo que coin­ci­de con los 15 pun­tos es la pari­ta­ria nacio­nal de salud. No deja de ser recon­for­tan­te des­pués de haber bata­lla­do por más de 20 años en sole­dad que en un docu­men­to como el que ana­li­za­mos apa­rez­ca esta for­mu­la­ción. Obvia­men­te, habrá que bajar­la a tie­rra. Los tra­ba­ja­do­res de la salud la toma­mos como pro­pia y la hace­mos nues­tra bandera.

– ¿Qué otros pun­tos le gus­ta­ría recalcar?

-El docu­men­to tam­bién tie­ne defi­ni­cio­nes gene­ra­les sobre otros ejes temá­ti­cos: salud y géne­ro; salud, cien­cia y tec­no­lo­gía; salud labo­ral, salud y sabe­res ances­tra­les; salud, niños y ado­les­cen­tes; salud esco­lar; y salud de las per­so­nas mayo­res. Obvia­men­te son todas defi­ni­cio­nes gene­ra­les con las cua­les, aún con mati­ces, tene­mos un acuer­do global.

– En par­ti­cu­lar, ¿Qué opi­na sobre el impac­to de la pan­de­mia en la segu­ri­dad social y el sec­tor pri­va­do? ¿Son razo­na­bles sus recla­mos sectoriales?

-Duran­te la pan­de­mia los ingre­sos del sec­tor privado/​seguridad social dis­mi­nu­ye­ron por la vía de la reba­ja sala­rial en los esta­ta­les y la pér­di­da de pues­tos de tra­ba­jo en el pri­va­do. El Esta­do salió a auxi­liar­los con sub­si­dios direc­tos y des­gra­va­ción impo­si­ti­va, las ATP y el bono estí­mu­lo. Pero no hay nin­gu­na evi­den­cia de que el sec­tor pri­va­do y la segu­ri­dad social hayan aumen­ta­do sus gas­tos netos duran­te la pan­de­mia. El aumen­to de pres­ta­cio­nes COVID con­tras­tó con una pos­ter­ga­ción feno­me­nal de otras pres­ta­cio­nes de baja y alta complejidad.

Nos lla­ma la aten­ción que un sec­tor del sin­di­ca­lis­mo empre­sa­rial vuel­va a poner en agen­da la dis­mi­nu­ción del sala­rio real de los tra­ba­ja­do­res por la vía de un aumen­to de apor­tes para sub­si­diar sus nego­cios. Para noso­tros la uni­ver­sa­li­dad debe ser finan­cia­da por ren­tas gene­ra­les y una refor­ma impo­si­ti­va progresiva.

– ¿Le pare­ce opor­tuno lan­zar este deba­te en ple­na pandemia?

-Des­de FeS­Pro­Sa reto­ma­mos el ítem 6 de los 15 pun­tos: “Pro­mo­ver un deba­te par­ti­ci­pa­ti­vo sobre el sis­te­ma de salud argen­tino con par­ti­ci­pa­ción de todos los sec­to­res y acto­res para cons­truir par­ti­ci­pa­ti­va­men­te un Sis­te­ma Úni­co, Uni­ver­sal, Inte­gral”. La pan­de­mia demos­tró que la ceni­cien­ta del com­ple­jo sani­ta­rio argen­tino, el sis­te­ma públi­co de salud, estu­vo en pri­me­ra fila y le puso e pecho a las balas. Los que no quie­ren deba­tir aho­ra las refor­mas espe­ran que la marea baje y la opi­nión públi­ca olvi­de la nece­si­dad impe­rio­sa de for­ta­le­cer el sis­te­ma públi­co de salud. Por eso es que urge con­vo­car a este deba­te con los repre­sen­tan­tes de los tra­ba­ja­do­res, de los terri­to­rios, de las orga­ni­za­cio­nes sin­di­ca­les y socia­les, de la uni­ver­si­dad, de los estu­dian­tes, de la cien­cia de la salud. Así podre­mos dar los pri­me­ros pasos en direc­ción de refor­mar un sis­te­ma frag­men­ta­do y des­igual como el que rige hoy la salud en Argentina.

Gre­mio de ener­gía soli­ci­tó que el per­so­nal del sec­tor sea «prio­ri­ta­rio» en la cam­pa­ña de vacunación

El secre­ta­rio gene­ral de la Aso­cia­ción del Per­so­nal Supe­rior de Empre­sas de Ener­gía (Apsee), Car­los Minuc­ci, soli­ci­tó hoy al minis­tro de Salud, Ginés Gon­zá­lez Gar­cía, que «los tra­ba­ja­do­res de esas com­pa­ñías sean inclui­dos como prio­ri­ta­rios en el plan de vacu­na­ción con­tra la Covid-19 por­que son esen­cia­les para el nor­mal fun­cio­na­mien­to del país».

En una car­ta diri­gi­da al fun­cio­na­rio nacio­nal y fir­ma­da por Minuc­ci, el gre­mio soli­ci­tó que el per­so­nal de las empre­sas eléc­tri­cas sea con­si­de­ra­do «prio­ri­ta­rio» en la cam­pa­ña de inmu­ni­za­ción por­que «es esen­cial para el nor­mal fun­cio­na­mien­to del país en pandemia».

Minuc­ci, quien inte­gra la Corrien­te Fede­ral de Tra­ba­ja­do­res (CFT) en la CGT, que lide­ran el ban­ca­rio Ser­gio Palaz­zo y el grá­fi­co bonae­ren­se Héc­tor Ami­chet­ti, sos­tu­vo en la misi­va al minis­tro nacio­nal que «los tra­ba­ja­do­res de la acti­vi­dad fue­ron excep­tua­dos por el decre­to 29720 del cum­pli­mien­to del ais­la­mien­to social, pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio (ASPO)».

«Los tra­ba­ja­do­res de la ener­gía fue­ron excep­tua­dos por esa medi­da por­que son esen­cia­les en la emer­gen­cia sani­ta­ria, al igual que sus tareas, por sus acti­vi­da­des y ser­vi­cios. Por lo que deben ser prio­ri­ta­rios en la cam­pa­ña de vacu­na­ción 2020−21», afirmó.

Minuc­ci ase­gu­ró que los tra­ba­ja­do­res de la ener­gía cum­plen tareas en «un ser­vi­cio esen­cial y estra­té­gi­co para el fun­cio­na­mien­to de la que­ri­da Nación Argen­ti­na», concluyó.

El diri­gen­te soli­ci­tó en la misi­va que en la cam­pa­ña de vacu­na­ción sean inclui­dos los tra­ba­ja­do­res de las empre­sas de gene­ra­ción, dis­tri­bu­ción y trans­mi­sión Ede­sur, Ede­nor, Ede­lap, Cen­tral Puer­to, Cen­tral Enel Cos­ta­ne­ra, Cen­tral Dock Sud, Sac­me, Cen­tral Tér­mi­ca Barra­gán y Cen­tral La Pla­ta Coge­ne­ra­ción (YPF Luz), deta­lló en el comunicado.

Siguen los tem­blo­res en la rela­ción entre los docen­tes y Larre­ta: «El gobierno por­te­ño se lava las manos»

El secre­ta­rio adjun­to del gre­mio docen­te Ademys, Jor­ge Ada­ro, sos­tu­vo hoy que «fue una pues­ta en esce­na» el encuen­tro que man­tu­vie­ron ayer con auto­ri­da­des del Gobierno por­te­ño por­que, afir­mó, «siguen sin resol­ver las cues­tio­nes que ase­gu­ren la vuel­ta segu­ra a la pre­sen­cia­li­dad» en las escue­las y Larrtea «se des­li­ga todas las res­pon­sa­bi­li­da­des en las fami­lias y en las con­duc­cio­nes escolares».

«Todo fue una pues­ta en esce­na, es decir, ´vamos a hacer como que arma­mos jun­tos un pro­to­co­lo’ pero las prin­ci­pa­les líneas no se dis­cu­ten, y ade­más con­fir­man que des­li­gan todas las res­pon­sa­bi­li­da­des en las fami­lias y en las con­duc­cio­nes esco­la­res», resu­mió el docen­te Jor­ge Ada­ro en diá­lo­go con El Des­ta­pe Radio.

En este sen­ti­do, pre­ci­só que «los aspec­tos que preo­cu­pan no han sido teni­dos en cuen­ta por el gobierno por­te­ño», en el encuen­tro rea­li­za­do ayer en el Minis­te­rio de Edu­ca­ción, ubi­ca­do en el Barrio 31.

El gre­mia­lis­ta enume­ró entre las preo­cu­pa­cio­nes «el trans­por­te y el tras­la­do de los chi­cos» y lo que lla­ma­ron «las bur­bu­jas de haci­na­mien­to con 30 alum­nos», que «no se modificó».

Agre­gó que tam­po­co se modi­fi­có «el hecho de que el docen­te, a su vez, deba estar en dos o más burbujas».

Tam­bién per­ma­ne­ce sin res­pues­ta, de acuer­do al secre­ta­rio adjun­to de Ademys, el «pedi­do de la con­vo­ca­to­ria a una Mesa Sala­rial antes del ini­cio de cla­ses», pre­vis­to para el 17 de febrero.

«No hay avan­ces ni mejo­ras, y se vio la fal­ta de inte­rés en deba­tir en serio cuan­do el pro­to­co­lo que supues­ta­men­te íba­mos a deba­tir, nos lle­gó 40 minu­tos antes de la reu­nión», resumió.

En tan­to, agre­gó que «se com­ple­ji­za tam­bién la cues­tión de la higie­ne» en refe­ren­cia en par­ti­cu­lar a los «espa­cios comu­ni­ta­rios que pro­po­nen que sean uti­li­za­dos» sin con­tar con «los mate­ria­les bási­cos» que per­mi­tan man­te­ner los sitios sanitizados.

Ada­ro seña­ló tam­bién que «como siem­pre, el gobierno por­te­ño se lava las manos», e iro­ni­zó: «Por ahí es por el tema del Covid».

Fuer­te res­pal­do sin­di­cal al secre­ta­rio gre­mial de Sma­ta dete­ni­do duran­te la pro­tes­ta por 23 des­pi­dos en Gue­rre­ro Motos

La Corrien­te Fede­ral, la CGT Rosa­rio, el Movi­mien­to Obre­ro San­ta­fe­sino (MOS), Sutra­co­vi, el Movi­mien­to Obre­ro de Rosa­rio (MOR) y la Mul­ti­sec­to­rial 21F San­ta Fe repu­dia­ron la deten­ción de Román Moyano mien­tras recla­ma­ba por 23 des­pi­dos en Gue­rre­ro Motos. Este vier­nes a las 10 hs la CGT Rosa­rio con­vo­có a una movi­li­za­ción de urgencia.

Dis­tin­tas orga­ni­za­cio­nes gre­mia­les expre­sa­ron apo­yo al diri­gen­te de SMATA dete­ni­do en el mar­co de una pro­tes­ta por 23 des­pi­dos ile­ga­les efec­tua­dos por Gue­rre­ro Motos de San Loren­zo, San­ta Fe duran­te la pan­de­mia y la vigen­cia de la prohi­bi­ción de des­pi­dos. Los due­ños de la empre­sa han come­ti­do diver­sas irre­gu­la­ri­da­des e ile­ga­li­da­des, entre ellas, has­ta le pren­die­ron fue­go par­te del auto a uno de los des­pe­di­dos duran­te otra protesta.

En el día de ayer, cuan­do los tra­ba­ja­do­res rea­li­za­ban una nue­va acti­vi­dad en recla­mo por sus pues­tos de tra­ba­jo acom­pa­ña­dos por el SMATA Rosa­rio, la poli­cía detu­vo a uno de sus diri­gen­tes, Ramón Moyano y que­dó impu­tado por ins­ti­ga­ción. En este con­tex­to, la CGT Rosa­rio con­vo­có «de urgen­cia» para las 10 de este vier­nes a un acto de repu­dio en su sede en recha­zo del «accio­nar patro­nal» y en recla­mo de «la inme­dia­ta reincorporación».

Por su par­te, la Corrien­te Fede­ral de los Tra­ba­ja­do­res (CFT) en la CGT que lide­ran el ban­ca­rio Ser­gio Palaz­zo y el grá­fi­co bonae­ren­se Héc­tor Ami­chet­ti se soli­da­ri­zó hoy con los 23 tra­ba­ja­do­res des­pe­di­dos «de for­ma injus­ti­fi­ca­da» por la empre­sa Gue­rre­ro Motos, ubi­ca­da en la ciu­dad san­ta­fe­si­na de San Loren­zo, infor­ma­ron los diri­gen­tes del espa­cio gremial.

Des­de el Movi­mien­to Obre­ro San­ta­fe­sino comu­ni­ca­ron que repu­dian la deten­ción del com­pa­ñe­ro de Sma­ta Román Moyano y exi­gen su inme­dia­ta liberación.

«El acto y movi­li­za­ción de maña­na tie­nen que moti­var a la jus­ti­cia para res­ta­ble­cer los tér­mi­nos de las leyes vigen­tes a fin de garan­ti­zar el empleo como par­te de los dere­chos esen­cia­les de los tra­ba­ja­do­res. Esa es la deci­sión que la CFT acom­pa­ña», concluyó.

Des­de la CTA de los Tra­ba­ja­do­res de Rosa­rio tam­bién se expi­die­ron en el mis­mo sentido.

“Des­de el Sutra­co­vi nos soli­da­ri­za­mos con el gre­mio her­mano de Sma­ta y en par­ti­cu­lar con el com­pa­ñe­ro secre­ta­rio gre­mial Román Moyano que se encuen­tra dete­ni­do injus­ta­men­te por defen­der los dere­chos de los tra­ba­ja­do­res, deci­mos no a la cri­mi­na­li­za­ción de la pro­tes­ta social, no lo vamos a tole­rar. Nos pone­mos a dis­po­si­ción de lo que el gre­mio con­vo­que, un fuer­te abra­zo y fuer­zas a todos los com­pa­ñe­ros y com­pa­ñe­ras de Sma­ta”, seña­la­ron des­de el Sin­di­ca­to de Pea­jis­tas de la Repú­bli­ca Argentina.

Tam­bién se soli­da­ri­za­ron y expre­sa­ron su repu­dio des­de el Movi­mien­to Obre­ro de Rosa­rio (MOR) y la Mul­ti­sec­to­rial 21 F “exi­gien­do no cri­mi­na­li­zar la pro­tes­ta jus­ta de los tra­ba­ja­do­res que recla­man por dere­chos labo­ra­les. La cri­mi­na­li­za­ción es siem­pre para los tra­ba­ja­do­res”, expresaron.

La Ban­ca­ria sus­pen­dió los paros en Super­vie­lle ante la pre­sen­ta­ción de una pro­pues­ta empresaria

La Aso­cia­ción Ban­ca­ria (AB) y las Comi­sio­nes Inter­nas de todas las sucur­sa­les del Gru­po Super­vie­lle sus­pen­die­ron has­ta el 2 de febre­ro inclu­si­ve el paro de dos horas por turno dis­pues­to para este jue­ves ante la pre­sen­ta­ción de una pro­pues­ta empre­sa­ria que «es pre­ci­so ana­li­zar», ase­gu­ró el secre­ta­rio de Pren­sa del sin­di­ca­to, Eduar­do Berrozpe.

El diri­gen­te gre­mial Eduar­do Berroz­pe infor­mó en decla­ra­cio­nes radia­les y en un docu­men­to diri­gi­do a «los tra­ba­ja­do­res del Super­vie­lle» que la medi­da de fuer­za fue sus­pen­di­da ante «la pre­sen­ta­ción de una pro­pues­ta patro­nal a analizar».

Berroz­pe expli­có que el paro se sus­pen­dió de for­ma «pro­vi­so­ria» has­ta el 2 de febre­ro pró­xi­mo y des­ta­có que, sin embar­go, se rea­li­za­ron duran­te días «nume­ro­sas asam­bleas a par­tir de la exis­ten­cia de una impor­tan­te deu­da sala­rial por el per­ma­nen­te incum­pli­mien­to de las com­pen­sa­cio­nes que debían abo­nar­se en todos sus tér­mi­nos» al personal.

En decla­ra­cio­nes a El Des­ta­pe Radio, el sin­di­ca­lis­ta denun­ció que la pan­de­mia de coro­na­vi­rus pro­du­jo una rees­truc­tu­ra­ción en el sis­te­ma finan­cie­ro, lo que impli­có cam­bios en los pues­tos labo­ra­les, que «están en jue­go», lo que tam­bién debe ser analizado.

De for­ma pre­via a reci­bir la pro­pues­ta empre­sa­ria, la Ban­ca­ria había rati­fi­ca­do los paros de dos horas de este jue­ves por «deu­das sala­ria­les, incum­pli­mien­to de acuer­dos res­pec­to de la incor­po­ra­ción de tec­no­lo­gía y frau­de labo­ral median­te abu­si­vas ter­ce­ri­za­cio­nes».

Comu­ni­ca­do de la Ban­ca­ria sobre el con­flic­to con Ban­co Supervielle

El Sin­di­ca­to Uni­dos Tra­ba­ja­do­res Cus­to­dios Argen­ti­nos (Sut­ca), cuyo per­so­nal cum­ple tareas de segu­ri­dad pri­va­da ínti­ma­men­te rela­cio­na­das con la acti­vi­dad finan­cie­ra, había res­pal­da­do ano­che «la lucha de los ban­ca­rios en las sucur­sa­les del Supervielle».

Un docu­men­to fir­ma­do por el secre­ta­rio gene­ral del gre­mio, Chris­tian López, sos­tu­vo que «el frau­de labo­ral denun­cia­do por los ban­ca­rios en la enti­dad finan­cie­ra se tra­du­ce en sala­rios para algu­nos sec­to­res que no alcan­zan el 40 por cien­to del bási­co de con­ve­nio labo­ral y en la ausen­cia de pro­to­co­los de pre­ven­ción de la Covid-19», aseguró.

El gre­mio, ali­nea­do en la CGT y en las 62 Orga­ni­za­cio­nes Gre­mia­les Pero­nis­tas, expre­só su «res­pal­do y soli­da­ri­dad» a los ban­ca­rios, por­que «no nos divi­den los ofi­cios res­pec­ti­vos sino que nos une la con­di­ción de inte­gran­tes de la cla­se tra­ba­ja­do­ra argentina».

La con­duc­ción nacio­nal de la Ban­ca­ria ana­li­za­rá aho­ra la pro­pues­ta empre­sa­ria para supe­rar el con­flic­to y ofre­ce­rá en bre­ve una res­pues­ta, ase­gu­ra­ron fuen­tes gremiales.

En su momen­to y, lue­go de dos años de «infruc­tuo­so diá­lo­go», como lo cali­fi­có el gre­mio, el Minis­te­rio de Tra­ba­jo había dic­ta­do la con­ci­lia­ción obli­ga­to­ria, ya expirada.

Un docu­men­to de la Ban­ca­ria titu­la­do «No se pue­de borrar con el codo lo que se fir­ma con la mano», había expre­sa­do que el per­so­nal del Super­vie­lle se des­ta­ca en el sec­tor pri­va­do por «el esfuer­zo rea­li­za­do en la pan­de­mia, y asu­mió ries­gos para aten­der a cien­tos de miles de emplea­dos y jubi­la­dos», pero el Super­vie­lle insis­te en pro­du­cir «malas y erró­neas liqui­da­cio­nes y en incum­plir el con­ve­nio, lo que acu­mu­ló impor­tan­tes deu­das», afirmó.

Las auto­ri­da­des del Super­vie­lle des­co­no­cie­ron la exis­ten­cia de deu­das sala­ria­les e incum­pli­mien­tos de los acuer­dos fir­ma­dos, lo que la Ban­ca­ria recha­zó «abso­lu­ta­men­te».

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.