Ber­tul­fo, el que murió peleando.

Por­que el que murió peleando, 

Vive en cada compañero 

Por­que el que murió peleando, 

Vive en cada guerrillero… “

Milon­ga del Fusi­la­do – José Gutié­rrez-José Luis Gue­rra (Ver­sión FARC-EP)

Con pro­fun­do pesar hemos reci­bi­do la noti­cia del falle­ci­mien­to del cama­ra­da y coman­dan­te Ber­tul­fo Álva­rez, uno de los impres­cin­di­bles lucha­do­res por la Nue­va Colom­bia, la Patria Gran­de y el socia­lis­mo. A todos sus fami­lia­res, [email protected][email protected] hace­mos lle­gar nues­tra soli­da­ri­dad y nues­tras condolencias.

Sus pasos hoy resue­nan nue­vos por las mon­ta­ñas, valles y calles de toda Colom­bia, don­de la resis­ten­cia de cam­pe­si­nos, obre­ros, jóve­nes con­ti­núa su tra­se­gar por una ver­da­de­ra paz con jus­ti­cia social. 

Su genio como con­duc­tor de gue­rri­llas y su ver­bo sen­ci­llo como la gen­te a la que lle­gó su men­sa­je, se ali­men­tó de la capa­ci­dad que tenía de sen­tir con el otro su pro­pio dolor, de enten­der las nece­si­da­des de la gen­te más humil­de como las suyas pro­pias, y del cono­ci­mien­to de los secre­tos de la Colom­bia pro­fun­da que des­en­tra­ñó a pie des­de los comien­zos de su mili­tan­cia, hace más de 46 años.

Nació en el cora­zón del país, rodea­do por la cor­di­lle­ra Cen­tral y Orien­tal, apren­dió de la tie­rra su ofi­cio, en ella des­cu­brió al igual que [email protected] [email protected] [email protected] que la deca­den­te oli­gar­quía impon­dría la gue­rra para des­po­jar­lo de ésta. Este saber popu­lar hizo que fue­ra per­se­gui­do y cri­mi­na­li­za­do, rena­cien­do enton­ces de un joven cam­pe­sino un gue­rri­lle­ro, que hizo de la lucha con­tra la injus­ti­ca social su razón de vivir.

Jun­to al coman­dan­te Manuel Maru­lan­da des­de la fun­da­ción de las FARC-EP, fue­ron desa­rro­llan­do capa­ci­da­des polí­ti­co-mili­ta­res, que per­mi­tie­ron la cons­truc­ción de una pro­pues­ta revo­lu­cio­na­ria, comu­nis­ta y boli­va­ria­na, sus­ten­ta­da en el estu­dio y la refle­xión, en el queha­cer coti­diano, en el enten­di­mien­to de las nece­si­da­des más sen­ti­das de la gen­te y en la lucha con­tra el enemi­go de cla­se, que jun­to a la movi­li­za­ción popu­lar trans­for­ma­ran las pro­fun­das des­igual­da­des eco­nó­mi­cas, socia­les y polí­ti­cas de cada uno de los [email protected]

El coman­dan­te Ber­tul­fo tuvo la res­pon­sa­bi­li­dad de cui­dar la segu­ri­dad del cama­ra­da Manuel Maru­lan­da, jun­to a él derro­ta­ron a la ran­cia oli­gar­quía en cada cri­mi­nal atentado. 

Las mon­ta­ñas de Colom­bia fue­ron las trin­che­ras don­de la inmor­tal resis­ten­cia del pue­blo colom­biano lo cobi­ja­ron, for­jan­do la con­vic­ción y el cora­je irres­tric­tos de aca­bar defi­ni­ti­va­men­te con las cau­sas de la explo­ta­ción y las des­igual­da­des de hom­bres y mujeres. 

La his­to­ria que debe ser con­ta­da por sus pro­ta­go­nis­tas, hoy tie­ne la obli­ga­ción de enar­bo­lar la ban­de­ra del cama­ra­da Ber­tul­fo, su fran­que­za y sen­ci­llez aco­gie­ron y acom­pa­ña­ron el andar de [email protected] [email protected], su his­to­ria está for­ja­da en la con­duc­ción del Blo­que Cari­be y lue­go de la fir­ma del trai­cio­na­do acuer­do de Paz, en el lide­raz­go asu­mi­do como res­pon­sa­ble del Depar­ta­men­to de Polí­ti­ca Agra­ria en el Cari­be, res­pon­sa­bi­li­dad que cum­plió des­de su cale­ta en la Serra­nía Peri­já la cual nun­ca abandonó.

Y fue allí don­de el cuer­po le dijo ¡no más!, en Pon­do­res, en las fal­das de la Serra­nía del Peri­já que tan­to reco­rrió sacán­do­le el cuer­po a la muer­te, al lado de su gen­te más que­ri­da, sus [email protected], fami­lia­res, [email protected] y cama­ra­das de toda una vida, que lo acom­pa­ña­ron en la gue­rra, y lo vie­ron con­su­mir­se en la “pax” peleán­do­le al Esta­do colom­biano el dere­cho de un peda­zo de tie­rra para su gente. 

Que la tie­rra te sea leve coman­dan­te, compañero.

PARTIDO COMUNISTA CLANDESTINO DE COLOMBIA

FARC-EP Segun­da Mar­que­ta­liaEnero 29 de 2021

Sour­ce link 

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *