Argen­ti­na. Repu­dio al inten­to de sus­pen­der la apli­ca­ción de la Ley N° 27.610 en el Chaco

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 29 de enero de 2021 

Des­de las orga­ni­za­cio­nes femi­nis­tas y disi­den­tes del Cha­co y refe­ren­tes de la Cam­pa­ña Nacio­nal por el Dere­cho al Abor­to Legal repu­dia­mos la medi­da cau­te­lar a la que dio lugar la jue­za en lo Civil y Comer­cial N° 19 Mar­ta Aucar de Trot­ti, que inten­ta sus­pen­der la apli­ca­ción de la Ley N° 27.610 en el Cha­co.
Es escan­da­lo­so que un gru­po redu­ci­do de per­so­nas con el aval del Poder Judi­cial cha­que­ño pre­ten­da deci­dir sobre el dere­cho a ele­gir de miles de per­so­nas ges­tan­tes cha­que­ñas, e inten­te sus­pen­der una ley abso­lu­ta­men­te cons­ti­tu­cio­nal que fue apro­ba­da por el Con­gre­so Nacio­nal y pro­mul­ga­da por el Esta­do Fede­ral.
Esta medi­da cau­te­lar es for­mal­men­te invá­li­da por­que no se pue­de impe­dir la apli­ca­ción de for­ma gene­ral como se pre­ten­de, ni inten­tar sobre­pa­sar la com­pe­ten­cia fede­ral. La ley 27.610 con­tie­ne dere­cho fede­ral (arts. 1 al 13), la auto­ri­dad de apli­ca­ción es el Esta­do fede­ral (art. 20) y el dere­cho común (arts. 14 a 18) se debe apli­car en un caso con­cre­to.
En cuan­to al dere­cho inter­na­cio­nal ‑que osten­tan jerar­quía cons­ti­tu­cio­nal – no exis­te nin­gún man­da­to que impli­que punir de mane­ra abso­lu­ta la inte­rrup­ción volun­ta­rio del emba­ra­zo o impe­dir que se adop­ten dis­tin­tos sis­te­mas nor­ma­ti­vos que posi­bi­li­ten la rea­li­za­ción de abor­tos volun­ta­rios. Y cabe recor­dar que de las inter­pre­ta­cio­nes con­ven­cio­na­les rea­li­za­das por los órga­nos de con­trol de los IIDH sur­gen man­da­tos expre­sos diri­gi­dos al Esta­do argen­tino y a otros Esta­dos par­tes res­pec­to de posi­bi­li­tar el acce­so a los sis­te­mas de abor­tos volun­ta­rios vigen­tes en el orden interno, o bien de eli­mi­nar la puni­bi­li­dad del abor­to volun­ta­rio, con­ce­bi­do como uno de los prin­ci­pa­les moti­vos de mor­bi­mor­ta­li­dad mater­na y de dis­cri­mi­na­ción a las per­so­nas ges­tan­tes.
La san­ción de la Ley de Inte­rrup­ción Volun­ta­ria del emba­ra­zo vino a repa­rar el des­am­pa­ro legal en que el Esta­do colo­có a las muje­res y cuer­pos ges­tan­tes en nues­tro país has­ta hoy. Más espe­cial­men­te en las pro­vin­cias del nor­te, tan pos­ter­ga­das y empo­bre­ci­das, como el Cha­co, don­de las des­igual­da­des y dis­cri­mi­na­ción son mone­da corrien­te por­que la reali­dad en nues­tras tie­rras es mucho más mar­ca­da por las dife­ren­cias de cla­se, de etnia, y por lo tan­to de posi­bi­li­da­des de acce­so a la aten­ción ade­cua­da a la salud en gene­ral y en par­ti­cu­lar cuan­do una mujer deci­de no con­ti­nuar con un emba­ra­zo no desea­do.
La jus­ti­cia cha­que­ña da lugar a una medi­da cau­te­lar sin argu­men­tar el peli­gro de la demo­ra. Pero la reali­dad es que en Cha­co hay alre­de­dor de 1610 inter­na­cio­nes por abor­to inse­gu­ro cada año, en don­de se han con­de­na­do a per­so­nas ges­tan­tes a la clan­des­ti­ni­dad. Y a eso no que­re­mos vol­ver más.
Lamen­ta­mos mucho que el Gobierno de la pro­vin­cia, espe­cial­men­te el Minis­te­rio de Salud, se haya man­te­ni­do al mar­gen de todo el pro­ce­so de deba­te de la ley nacio­nal y lue­go de su pro­mul­ga­ción. Hoy le exi­gi­mos al gober­na­dor de la pro­vin­cia que se pon­ga al fren­te de la defen­sa del dere­cho de per­so­nas ges­tan­tes y de una ley san­cio­na­da por el Con­gre­so de la Nación que es ata­ca­da por un fallo irres­pon­sa­ble y anti­ju­rí­di­co.
Esta ley se ges­tó des­de la des­igual­dad de elec­ción sobre los cuer­pos ges­tan­tes. Hoy esos dere­chos fue­ron con­quis­ta­dos gra­cias a la lucha en las calles de millo­nes de per­so­nas en el país que desean hacer valer sus pro­pios pro­yec­tos de vida y no los que inten­tan impo­ner el orden patriar­cal y cle­ri­cal.
Repu­dia­mos enér­gi­ca­men­te esta reso­lu­ción judi­cial vacía y bochor­no­sa legal­men­te.
Las orga­ni­za­cio­nes de muje­res y disi­den­cias nos man­te­ne­mos en aler­ta para hacer cum­plir la ley

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *