Pales­ti­na. Ata­llah el estu­dian­te de 17 años, ase­si­na­do por los mili­ta­res israe­líes, sim­ple­men­te por cru­zar rápi­da­men­te una calle

Resu­men Medio Orien­te, 27 de enero de 2021-.

Su peca­do fue cru­zar rápi­da­men­te la calle don­de esta­ban apos­ta­dos los mili­ta­res. Dis­pa­rar a matar pri­me­ro y des­pués inven­tar un moti­vo para jus­ti­fi­car el ase­si­na­to e inclu­so fal­si­fi­car e inven­tar esce­nas del cri­men es la ruti­na habi­tual de la ocupación.

Ayer, otro joven pales­tino, estu­dian­te de 17 años fue ase­si­na­do a san­gre fría. Israel jus­ti­fi­có el cri­men seña­lan­do que posi­ble­men­te habría teni­do la inten­ción de ata­car con cuchi­llo a los pobres e ino­cen­tes sol­da­dos, atrin­che­ra­dos detrás de gran­des blo­ques de cemen­to, don­de nadie pue­de ingresar.

Estan­do a una dis­tan­cia de dece­nas de metros, le dis­pa­ra­ron por sim­ple sos­pe­cha. Nun­ca fue peli­gro alguno para los militares.

En el momen­to en que los mili­ta­res de la ocu­pa­ción infor­ma­ron por telé­fono al padre del estu­dian­te ase­si­na­do sobre la muer­te de su peque­ño hijo Ata­llah de 17 años, la sol­da­do israe­lí, la bri­tá­ni­ca Lian Harush se con­tac­tó con su fami­lia que resi­de en Lon­dres, para infor­mar­les que ella esta­ba en la esce­na y nada le pasó.

Así van las cosas en Pales­ti­na bajo ocu­pa­ción. El extran­je­ro que vie­ne de Lon­dres debe estar bien y siem­pre lis­to para dis­pa­rar­le al pales­tino, que es con­si­de­ra­do un obje­ti­vo legí­ti­mo para los sol­da­dos de ocu­pa­ción solo por­que pasa por un pues­to mili­tar o inclu­so cer­ca de sol­da­dos pro­te­gi­dos, atrin­che­ra­dos y arma­dos con lo más sofis­ti­ca­do y mor­tí­fe­ro de las armas. Se ins­ta­lan en los cru­ces y cami­nos de la ocu­pa­da Cis­jor­da­nia, para ame­dren­tar y opri­mir a la pobla­ción palestina.

¿Qué hace una sol­da­do bri­tá­ni­ca en el cora­zón de una ciu­dad pales­ti­na? ¡El mun­do ente­ro cri­ti­ca­ba a los terro­ris­tas de ISIS por reclu­tar a extran­je­ros y euro­peos, pero nadie se atre­ve a denun­ciar a Israel por reclu­tar a extran­je­ros para su ejército!

«La vida de tu hijo se aca­bó», así de sim­ple, una lla­ma­da bre­ve, una de las cosas más duras que le pue­de pasar a los padres. Los niños son ase­si­na­dos por los sol­da­dos que para­noi­ca­men­te sos­pe­chan de todo lo pales­tino. Los sol­da­dos no les intere­sa si es hom­bre, mujer o niño. Antes de pen­sar aprie­tan el gati­llo de sus fusi­les y dis­pa­ran a matar, a pesar de estar escon­di­dos detrás de sus bun­kers de hie­rro y con­cre­to y den­tro de torres mili­ta­res, y a pesar de que el supues­to “sos­pe­cho­so” está a dece­nas de metros de ellos.

El mucha­cho Ata­llah Rayan, de la ciu­dad de Qara­wat Bani Has­san, al oes­te de Sal­fit, es un estu­dian­te de secun­da­ria, que tomó el examen del ramo tec­no­lo­gía ayer por la maña­na, y su fami­lia espe­ra­ba que com­ple­ta­ra su edu­ca­ción uni­ver­si­ta­ria para un futu­ro mejor, pero Ata­llah regre­só al medio­día en un ataúd.

Ata­llah es uno de los cien­tos pales­ti­nos eje­cu­ta­dos por la ocu­pa­ción en las carre­te­ras del país, espe­cial­men­te entre los años 2015 – 2020, que son los años que pre­sen­cia­ron una cre­cien­te esca­la­da de los crí­me­nes de ocu­pa­ción y sus colo­nos en los pues­tos de con­trol y pues­tos militares.

El peca­do que Ata­llah come­tió fue cru­zar rápi­da­men­te la calle, ya que el movi­mien­to de vehícu­los allí era rápi­do, y el semá­fo­ro es en tres direc­cio­nes, ade­más de la pre­sen­cia de cáma­ras de vigi­lan­cia, hay tres pun­tos mili­ta­res y una torre de con­trol ocu­pa­da por sol­da­dos fuer­te­men­te arma­das. De la mis­ma mane­ra, y en el mis­mo lugar, el joven Elias Yas­sin, de la loca­li­dad de Bid­ya, fue eje­cu­ta­do hace tres años.

Fuen­te: Corres­pon­sal de Pales​ti​na​Li​bre​.org en Jeru­sa­lén ocu­pa­da, basa­do en rela­tos de medios pales­ti­nos
 

Fotos: Agen­cia Wafa y AmadPS

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *