Bra­sil. Las muje­res sin tie­rra y la lucha con­tra la mine­ría en Minas Gerais

Por Edi­le­ne San­tos. Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 28 de enero de 2021.

Con la tra­ge­dia de Bru­man­dinho en la memo­ria, las muje­res del MST luchan con­tra la agro­in­dus­tria y el capi­ta­lis­mo, siem­pre a favor de la vida.

La pobla­ción en gene­ral ha sufri­do explo­ta­ción y la pre­ca­rie­dad del tra­ba­jo, recon­cen­tra­ción de tie­rras, explo­ra­ción mine­ra, expan­sión de puer­tos, dupli­ca­ción de carre­te­ras y ferro­ca­rri­les. Como resul­ta­do, las muje­res son las más afec­ta­das y la mine­ría es el sec­tor que más muer­tes, muti­la­cio­nes y enfer­me­da­des men­ta­les ha cau­sa­do en las trabajadoras.

Son las muje­res las que sufren de exce­so de tra­ba­jo cuan­do hay esca­sez de agua o cuan­do hay un aumen­to de la con­ta­mi­na­ción pro­vo­ca­da por la mine­ría. Son las cui­da­do­ras de sus fami­lia­res enfer­mos, con asma, bron­qui­tis, cán­cer, entre otras enfer­me­da­des pro­vo­ca­das por la mine­ría. Por eso, las muje­res del Movi­mien­to de Tra­ba­ja­do­res Rura­les Sin Tie­rra (MST) afir­man que su lucha es con­tra la agro­in­dus­tria y el capi­ta­lis­mo, siem­pre a favor de la vida.

En 2007, estas muje­res se atre­vie­ron a ocu­par Mina Capão Xavier, de la empre­sa Mine­ração Bra­si­lei­ras Reu­ni­das (MBR), del com­ple­jo de moli­nos Vale do Rio Doce, en la región metro­po­li­ta­na de Belo Hori­zon­te. La ocu­pa­ción fue par­te de la jor­na­da nacio­nal de luchas de las muje­res en la Vía Cam­pe­si­na, cuyo lema era “Muje­res Cam­pe­si­nas en la Lucha por la Sobe­ra­nía Ali­men­ta­ria y con­tra la Agroindustria”.

Las muje­res argu­men­ta­ron que los ele­men­tos de la natu­ra­le­za son la base de la vida y no son mer­can­cías. El capi­ta­lis­mo avan­za en el mun­do, sin res­pe­tar lími­tes ni leyes, ponien­do en ries­go la vida de todos los seres vivos y de la huma­ni­dad. Tam­bién denun­cia­mos que las empre­sas mine­ras con­ta­mi­nan las aguas, degra­dan la natu­ra­le­za y des­alo­jan a innu­me­ra­bles fami­lias con la cons­truc­ción de represas.

El MST repu­dia la vio­len­cia de la Poli­cía Mili­tar con­tra las muje­res fren­te al Vale de Para­ua­pe­bas. Foto: archi­vo MST

En 2016, las muje­res amplia­mos la lucha con­tra la agro­in­dus­tria y nos atre­vi­mos a denun­ciar el mode­lo mine­ro que ha adop­ta­do el país, que, entre otros efec­tos, resul­tó en la rotu­ra de la repre­sa Fun­dão en la región Maria­na-MG, en noviem­bre de 2014. En mar­zo de 2017, muje­res sin tie­rra de Minas Gerais ocu­pa­ron las tie­rras de Eike Batis­ta y resis­tie­ron en el cam­pa­men­to Maria da Con­ceição, en Ita­tiaiuçu, fren­te al mode­lo mine­ro depre­da­dor que rodea la cuen­ca del Paraopeba.

Y en enero de 2019 se rom­pió la pre­sa del arro­yo de fri­jo­les en Bru­ma­dinho. La actua­ción de las muje­res en la región Sudes­te fue una rup­tu­ra del silen­cio y una afren­ta a quie­nes, aún ante el deli­to come­ti­do por la empre­sa mine­ra VALE, los repre­sen­tan­tes de empre­sas y del Esta­do con­ti­nua­ron su defen­sa de la acción mine­ra en la línea actual y para nom­brar el cri­men acci­den­te, refor­zan­do y vin­cu­lan­do la depen­den­cia de la región de la minería.

En ese sen­ti­do, sabe­mos que la resis­ten­cia en los terri­to­rios depen­de mucho de las muje­res que son las más afec­ta­das por los crí­me­nes del capi­tal, y por esto nece­si­ta­mos denun­ciar a dia­rio el pro­yec­to de muer­te que hay detrás de este mode­lo minero.

Edi­le­ne San­tos es direc­to­ra esta­tal del Sec­tor de Géne­ro del MST-MG y radi­ca­da en el Vale do Rio Doce

Fuen­te: MST

Foto: MST

Tra­duc­ción: Resu­men Latinoamericano

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *