Sáha­ra Occi­den­tal. La repre­sión marro­quí se ceba con Sul­ta­na Jaya y su fami­lia: 3 agre­sio­nes en 67 días de arres­to domi­ci­lia­rio impuesto.

Resu­men Medio Orien­te, 26 de enero de 2021-.

Sul­ta­na Jaya y su fami­lia sufren pali­zas y tor­tu­ras psi­co­ló­gi­ca des­de que regre­só a su ciu­dad natal. Las fuer­zas de repre­sión prac­ti­can un ase­dio poli­cial por medio de barre­ras huma­nas que blo­quean la entra­da. Ade­más impi­den el acce­so a visi­tan­tes, sien­do alguno de ellos tam­bién maltratado.

Des­de el 19 de Noviem­bre, Sul­ta­na Jaya, acti­vis­ta saha­raui pro dere­chos huma­nos, sufre un ase­dio poli­cial impues­to en su casa en la ciu­dad de Boja­dor ocu­pa­do por los gen­dar­mes marro­quíes, des­de que regre­só de Espa­ña. Su madre de 84 años que vive con ella tam­bién lo sufre injus­ta­men­te. En estos 67 días de arres­to domi­ci­lia­rio for­zo­so, ha denun­cia­do tres agre­sio­nes en las que le gol­pea­ron en la cabe­za has­ta san­grar, le frac­tu­ra­ron la mano dere­cha y le daña­ron el ojo. Ade­más hay una barre­ra poli­cial que impi­de la entra­da a los visi­tan­tes y con­tro­la las sali­das. Des­de hace 67 días, Sul­ta­na Jaya, su her­ma­na y su madre sufren la repre­sión marro­quí por la úni­ca razón de su pen­sa­mien­to polí­ti­co y acti­vi­dad militante.

Este sába­do, ella y su her­ma­na fue­ron víc­ti­mas de una nue­va agre­sión. A pesar de las inti­mi­da­cio­nes y tor­tu­ra físi­ca y ver­bal, Jaya afir­ma que eso no impe­di­rá con­ti­nuar su lucha ni cam­biar sus posiciones. 

En una entre­vis­ta con Equi­pe Média, Jaya dijo que las fuer­zas de ocu­pa­ción han for­ta­le­ci­do su pre­sen­cia y ase­dio a la casa de su fami­lia des­pués de expul­sar a los acti­vis­tas, enfa­ti­zan­do que el silen­cio de las Nacio­nes Uni­das sobre a lo que están expues­tos los saha­rauis en un país que cae den­tro de su juris­dic­ción y res­pon­sa­bi­li­dad, alen­ta­rá a la ocu­pa­ción y a sus fun­cio­na­rios a come­ter más crí­me­nes con­tra los saharauis.

En este con­tex­to, Jaya tam­bién denun­ció que las auto­ri­da­des marro­quíes arres­ta­ron a la acti­vis­ta saha­raui Fak­ka, don­de estu­vo seis horas en el pues­to de obser­va­ción al nor­te de Boja­dor, sien­do mal­tra­ta­da e inti­mi­da­da con cum­plir seve­ras penas de cár­cel por deli­tos inven­ta­dos y/​o fabri­ca­dos.
Jaya ya per­dió su ojo dere­cho en una pali­za en 2006 por la poli­cía marro­quí, sin embar­go y a pesar de las inti­mi­da­cio­nes y tor­tu­ra físi­ca y ver­bal, ella afir­ma que eso no impe­di­rá con­ti­nuar su lucha ni cam­biar sus posi­cio­nes, demos­tran­do una impac­tan­te valen­tía y un tes­ti­mo­nio de for­ta­le­za basa­do en la lucha y resis­ten­cia pací­fi­ca fren­te a la vio­len­cia des­pro­por­cio­na­da marroquí. 

La Auto­ri­dad Saha­raui con­tra la ocu­pa­ción marro­quí pide a Nacio­nes Uni­das y al Comi­té Inter­na­cio­nal de Cruz Roja inter­ve­nir urgen­te­men­te para pro­te­ger a los civi­les saha­rauis de los terri­to­rios ocu­pa­dos ante las fuer­zas repre­si­vas marro­quíes, que res­pon­den con sal­va­jes agre­sio­nes ante posi­cio­nes pací­fi­cas de las víc­ti­mas. La des­pro­por­cio­na­li­dad de la vio­len­cia físi­ca se lle­va a cabo con impu­ni­dad pasmosa.

Fuen­te: ecsaha​raui​.com

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *