Sáha­ra Occi­den­tal. La excu­sa de Gdeim Izik per­vi­ve diez años después

Por Cris­ti­na Mar­tí­nez Bení­tez de Lugo, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 26 de enero de 2021.

Como tan­tos saha­rauis, Moha­med Salem Bobit fue arres­ta­do en enero de 2011 tras los acon­te­ci­mien­tos de Gdeim Izik, aque­lla inmen­sa mani­fes­ta­ción de fami­lias saha­rauis, cer­ca de El Ayún, en pro­tes­ta con­tra el ocu­pan­te, que duró un mes y ter­mi­nó con un des­man­te­la­mien­to bru­tal por par­te de las fuer­zas marroquíes.

Arra­sa­ron con todo y con todos. De todo ello, sólo que­dan, al pasar de los años, un sen­ti­mien­to muy fuer­te de rebe­lión y dig­ni­dad en los saha­rauis y 19 pre­sos –los pre­sos de Gdeim Izik- con unas con­de­nas entre 20 años y cade­na per­pe­tua, para recor­dar­nos la ven­gan­za de Marrue­cos, sólo por levan­tar la voz.

Moha­med Salem Bobit pasó 4 meses en la cár­cel has­ta que el 17 de mayo de 2011 fue pues­to en liber­tad al haber sido su caso sobre­seí­do por el juez, por fal­ta de prue­bas. Eso no quie­re decir que hubie­ra prue­bas para los actual­men­te con­de­na­dos de Gdeim Izik, aun­que así fue en esta oca­sión. Pero la cosa no que­dó ahí y sobre­vino un lar­go rosa­rio de actua­cio­nes cada cual más des­ca­be­lla­da que tie­nen en vilo a Moha­med Salem. Diez lar­gos años de incer­ti­dum­bre pre­si­di­da por el fan­tas­ma de Gdeim Izik.

Moha­med Salem

Pri­me­ra instancia

El fis­cal recu­rrió y un tri­bu­nal cole­gia­do acep­tó el recur­so. Cin­co años des­pués, el 6 de abril de 2016, Moha­med Salem com­pa­re­ció ante el tri­bu­nal penal en pri­me­ra ins­tan­cia por los siguien­tes deli­tos: cons­ti­tu­ción de ban­da cri­mi­nal, incen­dio de coches que trans­por­ta­ban per­so­nas, secues­tro, des­obe­dien­cia, des­aca­to a agen­tes públi­cos con pre­me­di­ta­ción que con­lle­vó muer­te y heri­das; ban­da arma­da, daños a bie­nes públi­cos. No está mal para no haber encon­tra­do prue­bas el juez. Se le excul­pó de dos de ellos: cons­ti­tu­ción de ban­da cri­mi­nal e incen­dio de coches. Que­dan todos los demás. Por ellos se le con­de­nó a dos años de los cua­les tenía que cum­plir 6 meses.

Segun­da ins­tan­cia, 1.

Bobit ape­ló y el tri­bu­nal con­fir­mó la sen­ten­cia el 1 de noviem­bre de 2016.

Casa­ción, 1

Pero hubo irre­gu­la­ri­da­des en esa ape­la­ción. Uno de los jue­ces había par­ti­ci­pa­do en el pro­ce­di­mien­to a la vez en pri­me­ra y en segun­da ins­tan­cia. Y el abo­ga­do de la defen­sa, Me Bou Kha­lid, recu­rrió en casa­ción. Ganó, y vol­vió el jui­cio a la segun­da instancia.

Segun­da ins­tan­cia, 2

En esta fase, el abo­ga­do pidió la com­pa­re­cen­cia de un supues­to tes­ti­go, Abda­llah Faa­rass, que se cita­ba en el ates­ta­do y que el incul­pa­do ni cono­ce. No fue con­vo­ca­do por el minis­te­rio fis­cal. Esta vez se con­de­na a Bobit a tres años a cum­plir íntegramente.

Casa­ción, 2

Vuel­ta al recur­so de casa­ción ya que no pue­de una ape­la­ción fallar una con­de­na mayor que la que se recu­rre. Y se vuel­ve a ganar.

Segun­da ins­tan­cia, 3

El tri­bu­nal de casa­ción remi­te de nue­vo el pro­ce­di­mien­to a la segun­da ins­tan­cia. Se cele­bra una vis­ta el 22 de diciem­bre de 2020 en la que el abo­ga­do vuel­ve a recla­mar la pre­sen­cia del supues­to tes­ti­go, Faa­rass, para un careo con el acu­sa­do. Se pos­po­ne el jui­cio al mar­tes 26 de enero de 2021.

Han pasa­do diez años. En ese tiem­po Moha­med Salem Bobit ha esta­do siem­pre a dis­po­si­ción de las auto­ri­da­des de ocu­pa­ción, bien visi­ble. Se ha casa­do, ha teni­do dos niños y una niña, y vive bajo la espa­da de Damo­cles. ¿Ten­drá que vol­ver a la cár­cel? Un jui­cio sin prue­bas y unos car­gos que no tie­nen des­per­di­cio le amar­gan la vida.

No es serio tener a una per­so­na diez años pen­dien­te de un jui­cio para el que han sobra­do inep­ti­tu­des y des­pro­pó­si­tos. A cos­ta de un saha­raui. ¿Son sim­ple­men­te estú­pi­das estas inep­ti­tu­des y des­pro­pó­si­tos o es el per­ver­so rego­deo de infun­dir inse­gu­ri­dad y mie­do a la pobla­ción, de hacer­les sen­tir la bota que les pisa?

Las auto­ri­da­des de ocu­pa­ción siem­pre se guar­dan en la man­ga esa ino­cen­te for­ma de aco­so: resu­ci­tar o inven­tar casos a capri­cho. Que nun­ca te sien­tas segu­ro. Los saha­rauis van a reno­var cual­quier docu­men­ta­ción, y en la comi­sa­ría les detie­nen a cau­sa de una supues­ta orden de bus­ca de hace años de la que nun­ca fue­ron cons­cien­tes ni se ocul­ta­ron. Y que­dan dete­ni­dos. Entre otros, es el caso de Moha­med Bam­ba­ri, perio­dis­ta de Équi­pe Média que fil­mó en 2011 los gra­ves inci­den­tes que se pro­du­je­ron tras un par­ti­do de fút­bol en la ciu­dad de Daj­la, en el Sáha­ra Occi­den­tal ocu­pa­do. Cuan­do, en 2015, fue a reno­var el car­net de iden­ti­dad, le detu­vie­ron sin que hubie­ra media­do noti­fi­ca­ción algu­na, y sufre una con­de­na de 6 años. Otro que se encon­tró con una sor­pre­sa tam­bién al reno­var el car­net de iden­ti­dad fue Kha­tri Fara­ji Dad­da, repor­te­ro de Sal­wan Media. Fue dete­ni­do en diciem­bre 2019 en la ciu­dad de Sma­ra por apa­ren­te­men­te tener una orden de cap­tu­ra de 2017. Fue ence­rra­do en la cár­cel Negra de El Ayún y ya no salió. Cum­ple 20 años.

Pasa­ron cin­co años des­de que Moha­med Salem salió libre de la cár­cel has­ta que le juz­ga­ron por pri­me­ra vez.

Moha­med Salem Bobit es her­mano de Juna Bobit, pri­sio­ne­ro en la cár­cel de Bou­za­karn, con­de­na­do a 25 años, víc­ti­ma de la ven­gan­za de Marrue­cos por la osa­día de Gdeim Izik.

Fuen­te: https://​con​tra​mu​tis​.word​press​.com/​2​0​2​1​/​0​1​/​2​1​/​l​a​-​e​x​c​u​s​a​-​d​e​-​g​d​e​i​m​-​i​z​i​k​-​p​e​r​v​i​v​e​-​d​i​e​z​-​a​n​o​s​-​d​e​s​p​u​es/, Rebe­lión.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *