El MST nació hace 37 años en Bra­sil: «la tie­rra para quie­nes la trabajan»

En el I Encuen­tro Nacio­nal de Sin Tie­rra, “estu­vo pre­sen­te la cla­se tra­ba­ja­do­ra rural de 12 esta­dos de Bra­sil”, se lee en el por­tal del MST. En un con­tex­to mar­ca­do por el males­tar social, el decli­ve de la dic­ta­du­ra mili­tar, la fun­da­ción del Par­ti­do dos Tra­balha­do­res (PT; 1980) y la Cen­tral Úni­ca dos Tra­balha­do­res (CUT; 1983), nace­ría el Movi­mien­to de Tra­ba­ja­do­res Rura­les Sin Tierra(MST).

Los sin tie­rra se reu­nie­ron en Cas­ca­vel, Para­ná, en enero de 1984 /​Archi­vo MST

En el encuen­tro se dis­cu­tie­ron las prin­ci­pa­les luchas de los “sin tie­rra” en rela­ción a las polí­ti­cas guber­na­men­ta­les en el tema agra­rio bra­si­le­ño, y se afir­mó la “indig­na­ción” de los tra­ba­ja­do­res rura­les por las des­igual­da­des socia­les, el ham­bre, la mise­ria, el des­em­pleo, así como la impu­ni­dad de cien­tos de ase­si­na­tos de cam­pe­si­nos por con­flic­tos agrarios.

«La situa­ción de opre­sión y explo­ta­ción a la que se ven some­ti­dos cada vez más los cam­pe­si­nos y los sin tie­rra en sus luchas de defen­sa hace que empie­cen a actuar con­tra el pro­yec­to de la bur­gue­sía, que quie­re apo­de­rar­se de toda la tie­rra y, en lugar de defen­der­se, comien­zan la lucha por la recon­quis­ta”, se lee en una car­ta fir­ma­da en el encuentro.

La «tie­rra para los que viven y tra­ba­jan allí»

Un año des­pués de la reu­nión que mar­có la fun­da­ción del movi­mien­to, se reali­zó el pri­mer Con­gre­so Nacio­nal del MST, en el que se expre­só que “Sin tie­rra no hay demo­cra­cia”. El con­gre­so, que tuvo lugar entre el 29 y el 31 de enero de 1985, fue un hito his­tó­ri­co para los sin tie­rra . Allí se cons­tru­ye­ron los lemas “Tie­rra para quie­nes viven y tra­ba­jan allí” y “La ocu­pa­ción es la úni­ca solu­ción”, des­ta­can­do que la demo­cra­cia en Bra­sil tuvo que pasar por una refor­ma agraria.

Pri­mer Con­gre­so Nacio­nal del MST, en 1985 /​Colec­ción del MST

En los años siguien­tes, “fue a tra­vés de la ocu­pa­ción de lati­fun­dios que los sin tie­rra se rebe­la­ron con­tra el mono­po­lio terri­to­rial de la cla­se domi­nan­te, cul­ti­van­do la tie­rra y sus cul­tu­ras en dife­ren­tes esta­dos del país”, des­ta­ca el por­tal MST.

Con el paso del tiem­po, el Movi­mien­to de Tra­ba­ja­do­res Rura­les Sin Tie­rra ganó reco­no­ci­mien­to nacio­nal e inter­na­cio­nal, ganó legi­ti­mi­dad como un “movi­mien­to de masas y lucha de la cla­se tra­ba­ja­do­ra rural por la jus­ti­cia social y una vida dig­na”, y fue inte­gran­do nue­vas luchas en su colec­ción, es decir, en defen­sa de sobe­ra­nía ali­men­ta­ria, cul­tu­ra y edu­ca­ción popu­lar, salud comu­ni­ta­ria y Sis­te­ma Úni­co de Salud para toda la socie­dad brasileña.

Más de 3000 tone­la­das de ali­men­tos dona­das en 2020

El MST cum­ple 37 años de exis­ten­cia en un con­tex­to de pan­de­mia y mos­tran­do la fuer­za de la agri­cul­tu­ra fami­liar y su orga­ni­za­ción de base. A pesar de los ata­ques del gobierno de Bol­so­na­ro, el movi­mien­to donó más de 3000 tone­la­das de ali­men­tos en 2020, para ayu­dar a la pobla­ción a enfren­tar la nue­va pan­de­mia de coronavirus.

Sobre esto y las expec­ta­ti­vas para el 2021, Bra­sil de Fato con­ver­só con María de Jesús San­tos Gomes, figu­ra his­tó­ri­ca del movi­mien­to, quien par­ti­ci­pó en la pri­me­ra ocu­pa­ción de tie­rras en su esta­do ‑Ceará‑, en 1990, y hoy for­ma par­te de la y el sec­tor edu­ca­ti­vo MST.

En la entre­vis­ta, Gomes habla del desa­fío del pro­ta­go­nis­mo feme­nino en el movi­mien­to y seña­la la agro­eco­lo­gía como una sali­da a la cri­sis ali­men­ta­ria en el país. «La opción por la pro­duc­ción salu­da­ble tien­de a cre­cer en Bra­sil y la úni­ca cla­se que pue­de ofre­cer ali­men­tos salu­da­bles es la cla­se cam­pe­si­na. Somos noso­tros, los agri­cul­to­res de ese país », subraya.

Sobre el des­man­te­la­mien­to de las polí­ti­cas públi­cas pro­fun­di­za­das por el gobierno de Bol­so­na­ro, ade­más del apo­yo incon­di­cio­nal a los rura­lis­tas e inclu­so el estí­mu­lo a la vio­len­cia en el cam­po, María de Jesús expli­ca las con­tra­dic­cio­nes que pre­di­ca la agro­in­dus­tria y refuer­za que el movi­mien­to se man­ten­drá fir­me en defen­sa de los pue­blos. banderas.

«Sabe­mos lo que que­re­mos con el cam­po bra­si­le­ño: que­re­mos una refor­ma agra­ria popu­lar. Y, como este pro­gra­ma no se lle­vó a cabo, somos muy fir­mes en la defen­sa de ese pro­yec­to. La agro­in­dus­tria no tie­ne la capa­ci­dad de abas­te­cer de ali­men­tos a la pobla­ción bra­si­le­ña, por­que ese no es el pro­pó­si­to de esto ”, señala.

Fuen­te: Abril Abril

Latest posts by Otros medios (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *