Argen­ti­na. Jus­ti­cia por Esther Mama­ni, el femi­ci­dio 26 del año

Resu­men Medio Orien­te, 25 de enero de 2021.

La com­pa­ñe­ra del Polo Obre­ro Capi­tal fue ase­si­na­da por el padre de dos de sus tres hijos.

En el día domin­go 241 fue encon­tra­do el cuer­po sin vida de Esther Mama­ni, com­pa­ñe­ra de la asam­blea del Polo Obre­ro de Bajo Flo­res de CABA. El autor del femi­ci­dio es su expa­re­ja, con quien tenían 2 hijos en común, y se entre­gó como cul­pa­ble a la comi­sa­ría local.

Cabe remar­car la res­pon­sa­bi­li­dad del Esta­do en este femi­ci­dio, que es el 26 del año. Esther, al igual que muchas de las víc­ti­mas, había denun­cia­do pre­via­men­te al agre­sor. Tenía una res­tric­ción peri­me­tral y un botón anti­pá­ni­co: sin embar­go, esto no redun­dó en una pro­tec­ción real.

En un infor­me recien­te, vemos que no ha ter­mi­na­do de trans­cu­rrir el pri­mer mes del año, y ya un infor­me sobre femi­ci­dios ‑regis­tra­do por el Obser­va­to­rio Muma­lá- da cuen­ta de la exis­ten­cia de 23 casos duran­te el 2021. A estos se le suman un femi­ci­dio en San­tia­go del Este­ro, otro en Tucu­mán, y hoy el de Esther en CABA.

Asis­ti­mos a un femi­ci­dio cada 22 horas, los cua­les en un 76% fue­ron per­pe­tra­dos por pare­jas o expa­re­jas de la víc­ti­ma. A su vez, el 63% de estos crí­me­nes fue­ron come­ti­dos en la vivien­da de la víc­ti­ma o en vivien­da com­par­ti­da. A estas cifras alar­man­tes se le suman 16 inten­tos de femi­ci­dios en todo el país. El seno del hogar se con­vier­te en el lugar más inse­gu­ro para las muje­res. La fal­ta de recur­sos que des­ti­nan los suce­si­vos gobier­nos en asis­tir a las víc­ti­mas de vio­len­cia de géne­ro se ve plas­ma­do en la esca­sez de hoga­res de pro­tec­ción inte­gral (casas refu­gio) y en el recor­te pre­su­pues­ta­rio en el área. Es pre­ci­so acla­rar que en manos del Esta­do, las pocas casas refu­gio exis­ten­tes dis­tan de ser espa­cios de con­ten­ción, y en su lugar, se con­vier­ten en dis­po­si­ti­vos hos­ti­les y revic­ti­mi­zan­tes para las muje­res que acu­den en bus­ca de un res­guar­do que estos luga­res no garan­ti­zan en su totalidad.

Ante este nue­vo femi­ci­dio, des­de el Ple­na­rio de Tra­ba­ja­do­ras-Par­ti­do Obre­ro acom­pa­ña­mos y nos pone­mos a dis­po­si­ción de fami­lia­res en el pedi­do de justicia.

¡Ni una Menos! El Esta­do es responsable.

Fuen­te: Pren­sa Obrera

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *