Denun­cian fal­ta de cla­ri­dad en los cri­te­rios para el cie­rre de aulas y cen­tros educativos

La insis­ten­cia del gobierno por man­te­ner las aulas abier­tas a toda cos­ta, uni­do a la fal­ta de trans­pa­ren­cia sobre la inci­den­cia Covid en los cen­tros, así como a la obse­sión por apa­ren­tar que los cen­tros edu­ca­ti­vos están “libres de covid”, están gene­ran­do situa­cio­nes extre­mas e inso­por­ta­bles en nume­ro­sos cen­tros edu­ca­ti­vos anda­lu­ces según el sin­di­ca­to USTEA.

El Con­se­je­ro de Salud, Jesús Agui­rre, ha ase­gu­ra­do que los cole­gios segui­rán abier­tos inclu­so en las zonas que están con­fi­na­das y con toda la acti­vi­dad esen­cial cerra­da por tener una inci­den­cia supe­rior a mil casos por cada cien mil habi­tan­tes, aña­dien­do, ade­más, que “la inci­den­cia en los cole­gios es míni­ma”, afir­man­do que el 98% de las aulas están libres de coro­na­vi­rus. Estas afir­ma­cio­nes, en la línea de las que nos tie­nen tam­bién acos­tum­bra­dos los res­pon­sa­bles polí­ti­cos de la Con­se­je­ría de Edu­ca­ción y del Gobierno Anda­luz en gene­ral, cho­can rotun­da­men­te con unos datos muy preo­cu­pan­tes y con una abso­lu­ta fal­ta de trans­pa­ren­cia por par­te del eje­cu­ti­vo andaluz.

Según los datos de la pro­pia Jun­ta de Anda­lu­cía, la inci­den­cia para la pobla­ción com­pren­di­da entre 0 y 19 años se ha dis­pa­ra­do des­de que comen­zó el segun­do tri­mes­tre, tal y como se obser­va en la grá­fi­ca. Ade­más, un recien­te estu­dio de la Uni­ver­si­dad de Múnich ha des­cu­bier­to que, en el país ger­mano, en los cole­gios y guar­de­rías se habían infec­ta­dos los niños y niñas seis veces más de lo que se espe­ra­ba, con­clu­yen­do que se ha sub­es­ti­ma­do duran­te mucho tiem­po el núme­ro de casos posi­ti­vos entre el alum­na­do, al que se le han rea­li­za­do menos prue­bas diag­nós­ti­cas que a la pobla­ción adul­ta, seña­lan­do que estos posi­ti­vos han podi­do ser el ori­gen de muchos otros focos de con­ta­gio. De la mis­ma mane­ra, se apun­ta des­de la cien­cia que las dife­ren­tes cepas del virus sur­gi­das recien­te­men­te, como es el caso de la cono­ci­da como “cepa bri­tá­ni­ca”, pue­de tener un poder de pro­pa­ga­ción mucho mayor entre los meno­res. Todo ello ha pro­vo­ca­do que en otros paí­ses, como es el caso de Fran­cia, se hayan ini­cia­do pla­nes para evi­tar la infec­ción de alum­nos y pro­fe­so­res, inten­tan­do dar una res­pues­ta a estas evi­den­cias cien­tí­fi­cas. Mien­tras, en Anda­lu­cía se pre­fie­re mirar hacia otro lado, obviar toda esta infor­ma­ción, y no tomar medi­das excep­cio­na­les que per­mi­tan una pre­sen­cia­li­dad segu­ra en los cen­tros edu­ca­ti­vos andaluces.

Evo­lu­ción de casos con­fir­ma­dos por PDIA según fecha de diag­nós­ti­co para la fran­ja de 0 a 19 años. (Fuen­te: Con­se­je­ría de Edu­ca­ción y Familias)

A todo esto se suma según el sin­di­ca­to USTEA una fal­ta de trans­pa­ren­cia y opa­ci­dad en los datos sobre la inci­den­cia real en nues­tras aulas. USTEA afir­ma que “Al tiem­po que des­de la Con­se­je­ría se alar­dea de la baja inci­den­cia en el ámbi­to esco­lar, pro­por­cio­nan­do unos datos total­men­te ses­ga­dos y ten­den­cio­sos, se nie­gan los datos reales de inci­den­cia en los mis­mo tér­mi­nos que si se apor­tan para otros ámbi­tos, esto es, casos posi­ti­vos entre alum­na­do y tra­ba­ja­do­res, todo ello a pesar de que des­de USTEA han sido soli­ci­ta­dos en nume­ro­sas oca­sio­nes tan­to for­mal como infor­mal­men­te. Por el con­tra­rio, la admi­nis­tra­ción se limi­ta a pro­por­cio­nar unos datos sobre aulas y cen­tros cerra­dos, una foto fija sin que, ade­más, se infor­me de mane­ra cla­ra cuá­les son los cri­te­rios uti­li­za­dos para deci­dir el cie­rre de un aula o un cen­tro o si depen­de del cri­te­rio del per­so­nal sani­ta­rio de referencia”.

Todos estos hechos no hacen más que engro­sar la lis­ta de des­pro­pó­si­tos a los que nos está some­tien­do el gobierno anda­luz des­de que se ini­cia­se el cur­so y poner de mani­fies­to la insu­fi­cien­cia del escuá­li­do acuer­do fir­ma­do por la Con­se­je­ría con algu­nas orga­ni­za­cio­nes sin­di­ca­les. Des­de la nega­ti­va a bajar sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te la ratio, man­te­nien­do aulas masi­fi­ca­das en situa­ción de pan­de­mia, has­ta la fal­ta de medi­das para ase­gu­rar una con­di­cio­nes ambien­ta­les de tem­pe­ra­tu­ra y ven­ti­la­ción lega­les en la aulas, pasan­do por la nula eva­lua­ción de ries­gos de los pues­tos de tra­ba­jo, incum­plien­do des­ca­ra­da­men­te la Ley de Pre­ven­ción de Ries­gos Labo­ra­les, se suma esta fal­ta de trans­pa­ren­cia y des­in­for­ma­ción, mos­tran­do, una vez más, un des­pre­cio abso­lu­to hacia la Comu­ni­dad Edu­ca­ti­va de nues­tra comunidad. 

Des­de USTEA piden garan­ti­zar una pre­sen­cia­li­dad segu­ra en la Escue­la Públi­ca, ade­más deque se infor­me de mane­ra trans­pa­ren­te y real sobre la inci­den­cia de la pan­de­mia y se esta­blez­can unos cri­te­rios cla­ros, obje­ti­vos y basa­dos en la pro­tec­ción de la salud sobre cual­quier otra con­si­de­ra­ción, para el cie­rre de aulas y cen­tros educativos.

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

Latest posts by Fran­cis­co Víl­chez (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *