Cuba. Orde­na­mien­to mone­ta­rio exi­ge eficiencia

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 23 de enero de 2021.

Con el orde­na­mien­to mone­ta­rio en mar­cha hoy en Cuba el sis­te­ma empre­sa­rial tie­ne muchas más facul­ta­des y auto­no­mía, pero debe ser efi­cien­te, sos­tie­nen auto­ri­da­des guber­na­men­ta­les.
El 1 de enero entró en vigor en el país la Tarea Orne­na­mien­to, que lle­vó a la eli­mi­na­ción de la dua­li­dad mone­ta­ria y la adop­ción de una tasa de cam­bio de refe­ren­cia de 24 pesos cuba­nos por un dólar, pro­ce­so que inten­ta resol­ver un con­tex­to mone­ta­rio dis­tor­sio­na­do y con defor­ma­cio­nes estructurales.

Has­ta ese momen­to para el sec­tor empre­sa­rial el cam­bio era de un peso por un dólar y en ese esce­na­rio las mate­rias pri­mas nacio­na­les resul­ta­ban más caras que las impor­ta­das, pero a par­tir de la deva­lua­ción de la mone­da con el cam­bio de 1×24 los cos­tos nacio­na­les serán más baratos.

Direc­ti­vos de los minis­te­rios de Eco­no­mía y Pla­ni­fi­ca­ción y de Finan­zas y Pre­cios ase­gu­ran que esta medi­da en tér­mi­nos eco­nó­mi­cos y finan­cie­ros apo­ya la nue­va estra­te­gia eco­nó­mi­ca y social del país.

Se tra­ta de solu­cio­nar un entorno mone­ta­rio dis­tor­sio­na­do en el que es muy difí­cil que la eco­no­mía fun­cio­ne de mane­ra natu­ral, por la exis­ten­cia de defor­ma­cio­nes estruc­tu­ra­les, para lo cual es nece­sa­rio hacer una con­duc­ción de la eco­no­mía muy administrativa.

Es ade­más un estí­mu­lo al que expor­ta y un deses­tí­mu­lo al que impor­ta, ya que las empre­sas que logren ven­der sus pro­duc­tos o ser­vi­cios fue­ra del país ten­drán muchos pesos, con gran­des uti­li­da­des, pues reci­bi­rán 24 pesos cuba­nos por cada dólar que obtengan.

Por esa razón ha insis­ti­do el jefe de la Comi­sión de Imple­men­ta­ción y Desa­rro­llo de los Linea­mien­tos, Marino Muri­llo, que las enti­da­des más efi­cien­tes serán las que evi­ten las impor­ta­cio­nes y uti­li­cen pro­duc­cio­nes hechas en la isla.

Tan­to es así que, en el sec­tor empre­sa­rial, la dis­tri­bu­ción de las uti­li­da­des y el pago por un buen desem­pe­ño de sus tra­ba­ja­do­res son las vías prin­ci­pa­les para esti­mu­lar el talen­to y la pro­fe­sio­na­li­dad, para lo cual el lími­te lo pone la eficiencia.

Con el orde­na­mien­to mone­ta­rio se crean las con­di­cio­nes pro­pi­cias en el sis­te­ma empre­sa­rial con el fin de des­atar todas sus fuer­zas pro­duc­ti­vas y crear más rique­zas para la nación, algo nece­sa­rio para que la eco­no­mía real reac­cio­ne con la menor can­ti­dad de tra­bas posibles.

Pero en las cir­cuns­tan­cias actua­les un gru­po de empre­sas cuba­nas ten­drán que hacer un esfuer­zo para sopor­tar el pro­ce­so de deva­lua­ción, pero otras (unas 426) no podrán asu­mir­lo y ten­drán pér­di­das, al menos duran­te el pri­mer año.

Para ello está pre­vis­to por el Esta­do un mon­to de 18 mil millo­nes de pesos para ayu­dar­las a salir de tal situa­ción y evi­tar el des­pi­do de tra­ba­ja­do­res o que dejen de lle­gar a la pobla­ción ser­vi­cios bási­cos y de pri­me­ra necesidad.

Fuen­te: Pren­sa Latina

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *