El ayun­ta­mien­to de Gra­na­da des­alo­ja a fami­lias con meno­res duran­te el esta­do de alarma

Las dos fami­lias que resi­den actual­men­te en el Cor­ti­jo de la Nocla, pro­pie­dad com­par­ti­da proin­di­vi­sa del Ayun­ta­mien­to y el Arzo­bis­pa­do de Gra­na­da, pre­sen­ta­ron ayer en el Regis­tro del Con­sis­to­rio un escri­to de ale­ga­cio­nes para fre­nar la ame­na­za de su des­alo­jo. Las fami­lias habían reci­bi­do de manos de la Poli­cía Local de Gra­na­da la orden de des­alo­jo hace cin­co días, fir­ma­da por la Con­ce­ja­lía de Urba­nis­mo del Ayun­ta­mien­to, pero, sor­pren­den­te­men­te, sin que la otra copro­pie­ta­ria del terreno tuvie­ra cono­ci­mien­to. Estas fami­lias resi­den en tres cha­bo­las cui­da­do­sa­men­te cons­trui­das en el inte­rior del recin­to amu­ra­lla­do de la anti­gua casa naza­rí, actual­men­te com­ple­ta­men­te des­trui­da. Care­cen de agua, luz eléc­tri­ca y ser­vi­cios sani­ta­rios.

En su escri­to, las fami­lias ale­gan que el uso de este espa­cio para resi­dir no es algo recien­te, sino habi­tual des­de hace años, por dife­ren­tes fami­lias, dada la caren­cia de vivien­da públi­ca en Gra­na­da y las difi­cul­ta­des que tie­nen para acce­der a la vivien­da en mer­ca­do libre por sus ele­va­dos pre­cios de alqui­ler. Así, ale­gan que resi­den allí “para bus­car­se un techo y una segu­ri­dad, espe­cial­men­te para sus hijos meno­res, dada la inac­ción y la deja­ción de fun­cio­nes de los res­pon­sa­bles muni­ci­pa­les en pro­cu­rar una alter­na­ti­va dig­na habi­ta­cio­nal“. Ade­más, insis­ten en que el des­alo­jo aho­ra, en ple­na ola de frío inver­nal y en pleno rebro­te de la pan­de­mia COVID19, con­tra­vie­ne el Real Decre­to-ley 372020que decre­ta “la sus­pen­sión duran­te el esta­do de alar­ma del pro­ce­di­mien­to de desahu­cio”. Todo ello se agra­va más por la exis­ten­cia de meno­res de edad resi­dien­do en este asen­ta­mien­to. Estos meno­res están esco­la­ri­za­dos en la zona, y su des­alo­jo a la vía públi­ca sin otra alter­na­ti­va de con­vi­ven­cia fami­liar acep­ta­ble, cons­ti­tui­ría una agre­sión direc­ta a sus dere­chos fun­da­men­ta­les.

Las fami­lias han sido apo­ya­das en la for­mu­la­ción de sus ale­ga­cio­nes por las aso­cia­cio­nes que tra­ba­jan en la pro­tec­ción de los dere­chos de las per­so­nas que resi­den en este y en otros asen­ta­mien­tos cha­bo­lis­tas de la ciu­dad, como Médi­cos del Mun­do, Aso­cia­ción Pro Dere­chos Huma­nos de Anda­lu­cía (APDHA) y Ana­que­ran­do. Estas aso­cia­cio­nes denun­cian “la fal­ta de res­pues­ta del Ayun­ta­mien­to de Gra­na­da a la situa­ción de extre­ma pobre­za que se viven en estos asen­ta­mien­tos y el uso cada vez más fre­cuen­te de las medi­das repre­si­vas como los des­alo­jos, que no hacen sino aumen­tar la vul­ne­ra­bi­li­dad sin solu­cio­nar real­men­te el problema”.

Fuen­te: APDHA

Latest posts by Otros medios (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *