El ayun­ta­mien­to de Gra­na­da des­alo­ja a fami­lias con meno­res duran­te el esta­do de alarma

Las dos fami­lias que resi­den actual­men­te en el Cor­ti­jo de la Nocla, pro­pie­dad com­par­ti­da proin­di­vi­sa del Ayun­ta­mien­to y el Arzo­bis­pa­do de Gra­na­da, pre­sen­ta­ron ayer en el Regis­tro del Con­sis­to­rio un escri­to de ale­ga­cio­nes para fre­nar la ame­na­za de su des­alo­jo. Las fami­lias habían reci­bi­do de manos de la Poli­cía Local de Gra­na­da la orden de des­alo­jo hace cin­co días, fir­ma­da por la Con­ce­ja­lía de Urba­nis­mo del Ayun­ta­mien­to, pero, sor­pren­den­te­men­te, sin que la otra copro­pie­ta­ria del terreno tuvie­ra cono­ci­mien­to. Estas fami­lias resi­den en tres cha­bo­las cui­da­do­sa­men­te cons­trui­das en el inte­rior del recin­to amu­ra­lla­do de la anti­gua casa naza­rí, actual­men­te com­ple­ta­men­te des­trui­da. Care­cen de agua, luz eléc­tri­ca y ser­vi­cios sani­ta­rios.

En su escri­to, las fami­lias ale­gan que el uso de este espa­cio para resi­dir no es algo recien­te, sino habi­tual des­de hace años, por dife­ren­tes fami­lias, dada la caren­cia de vivien­da públi­ca en Gra­na­da y las difi­cul­ta­des que tie­nen para acce­der a la vivien­da en mer­ca­do libre por sus ele­va­dos pre­cios de alqui­ler. Así, ale­gan que resi­den allí “para bus­car­se un techo y una segu­ri­dad, espe­cial­men­te para sus hijos meno­res, dada la inac­ción y la deja­ción de fun­cio­nes de los res­pon­sa­bles muni­ci­pa­les en pro­cu­rar una alter­na­ti­va dig­na habi­ta­cio­nal“. Ade­más, insis­ten en que el des­alo­jo aho­ra, en ple­na ola de frío inver­nal y en pleno rebro­te de la pan­de­mia COVID19, con­tra­vie­ne el Real Decre­to-ley 372020que decre­ta “la sus­pen­sión duran­te el esta­do de alar­ma del pro­ce­di­mien­to de desahu­cio”. Todo ello se agra­va más por la exis­ten­cia de meno­res de edad resi­dien­do en este asen­ta­mien­to. Estos meno­res están esco­la­ri­za­dos en la zona, y su des­alo­jo a la vía públi­ca sin otra alter­na­ti­va de con­vi­ven­cia fami­liar acep­ta­ble, cons­ti­tui­ría una agre­sión direc­ta a sus dere­chos fun­da­men­ta­les.

Las fami­lias han sido apo­ya­das en la for­mu­la­ción de sus ale­ga­cio­nes por las aso­cia­cio­nes que tra­ba­jan en la pro­tec­ción de los dere­chos de las per­so­nas que resi­den en este y en otros asen­ta­mien­tos cha­bo­lis­tas de la ciu­dad, como Médi­cos del Mun­do, Aso­cia­ción Pro Dere­chos Huma­nos de Anda­lu­cía (APDHA) y Ana­que­ran­do. Estas aso­cia­cio­nes denun­cian “la fal­ta de res­pues­ta del Ayun­ta­mien­to de Gra­na­da a la situa­ción de extre­ma pobre­za que se viven en estos asen­ta­mien­tos y el uso cada vez más fre­cuen­te de las medi­das repre­si­vas como los des­alo­jos, que no hacen sino aumen­tar la vul­ne­ra­bi­li­dad sin solu­cio­nar real­men­te el problema”.

Fuen­te: APDHA

Latest posts by Otros medios (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.