Nación Mapu­che. Mucho que hablar sobre el “mal” uso de WALLMAPU como territorio

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 20 de enero de 2021

Debe­mos hacer fluir la ver­da­de­ra his­to­ria, exis­te un rela­to fácil­men­te foca­li­za­do y ten­den­cio­so que redu­ce a la idea de terri­to­rio ances­tral del «Bio bio al sur» y sobre este recor­te polí­ti­co del terri­to­rio his­tó­ri­co, el rela­to dila­pi­da y reafir­ma el con­cep­to con el nom­bre de Wall­ma­pu y en muy pocas opor­tu­ni­da­des agre­gan «Puel­ma­pu», pero tan solo como un agre­ga­do acce­so­rio.

Lo que debe­mos enten­der, es que exis­te un sec­tor que hace gala de un «nacio­na­lis­mo reduc­cio­nis­ta» mapu­che, que desea una mesa de nego­cia­ción con el Esta­do chi­leno y muy poco le intere­sa abrir el deba­te a un con­jun­to mayor de acto­res impli­ca­dos en la recu­pe­ra­ción terri­to­rial dejan­do afue­ra de su lógi­ca cau­di­llez­ca, un sin nume­ro de terri­to­ria­li­da­des y par­cia­li­da­des, a saber: Picun­che, Pehuen­che del nor­te del bio bio, todas las par­cia­li­da­des Puel­che y por si fue­ra poco a la impor­tan­tí­si­ma terri­to­ria­li­dad alia­da Tehuelche. 

Creo que no es menor esta invi­si­bi­li­za­cion del 70% del terri­to­rio de que no se habla ni se inclu­ye en este rela­to ten­den­cio­so, por eso creo impor­tan­te defi­nir estra­te­gias dis­cur­si­vas amplias sin exclu­sio­nes anto­ja­di­zas. Per­so­nal­men­te apun­to a la recu­pe­ra­ción del terri­to­rio his­tó­ri­co (ver ima­gen a), enten­di­do des­de los MELI WITRAN MAPU, los cua­tro pun­tos de la tierra.

Ese “nacio­na­lis­mo reduc­cio­nis­ta”, hoy tie­ne que ver con gru­pos polí­ti­cos orga­ni­za­dos en Ngu­lu­ma­pu (actual chi­le), que ali­men­tan la idea de esta­ble­cer un “nue­vo” tra­ta­do, exi­gien­do al inva­sor que res­pe­te su pala­bra emi­ti­da en Tapihue 1825, enten­dien­do que la fron­te­ra que se fijo en ese acuer­do “Bio bio al sur” es el Gran acuer­do en el que debe­mos coin­ci­dir “todos los Mapu­che”. Se equi­vo­can rotun­da­men­te, pues los casi 40 tra­ta­dos fir­ma­dos con los inva­so­res bajo el Awkan, no son más que tác­ti­cas diplo­má­ti­cas, con que se jalo­nan momen­tos his­tó­ri­cos deter­mi­na­dos, jamás un armis­ti­cio en un “pro­ce­so” de gue­rra, pue­de ser vis­to como LA ESTRATEGIA his­tó­ri­ca para todo tiem­po y lugar, ade­más habría que recor­dar­les a estos Coman­dan­tes de la sumi­sión, que NINGUN TRATADO CON EL WINKA INVASOR FUE RESPETADO a caba­li­dad, pues la poten­cia mili­tar beli­ge­ran­te, el ejer­ci­to agre­sor, nun­ca aca­to sus pro­pios acuer­dos, por lo tan­to, la mis­ma poten­cia mili­tar agre­so­ra deja OBSOLETOS SUS PACTOS DE NO AGRESIÓN…¿o hay algún Mapu­che que crea que esos Tra­ta­dos man­tie­nen ple­na vigen­cia?, la úni­ca vigen­cia que­do redu­ci­da a la pala­bra de nues­tros ances­tros que con­fia­ron en la pala­bra del win­ka, noso­tros hemos vis­to como se bur­la­ron y se bur­lan de la cre­di­bi­li­dad de nues­tros ancestros.

La coyun­tu­ra nos obnu­bi­la y hace con­fu­so el pen­sa­mien­to­Hoy ante la des­me­di­da mili­ta­ri­za­ción, ase­si­na­to y encar­ce­la­mien­to de nues­tras auto­ri­da­des, polí­ti­cas y espi­ri­tua­les, inclu­so niños, está más que cla­ro que hace fal­ta un nue­vo acuer­do en ambos lados de la cor­di­lle­ra. La urgen­cia y la inme­dia­tez no es un buen con­se­je­ro, pues allí flo­re­cen los per­so­na­lis­mos y cau­di­lla­jes que desean arro­gar­se la REPRESENTACION DE NUESTRA NACION EN RESISTENCIA, pero debe­mos ser fir­mes y segu­ros en decla­rar una estra­te­gia que inclu­ya y no que exclu­ya, cons­tru­yen­do sepa­ra­tis­mos o divi­sio­nes inter­nas, por­que nin­gún tra­ta­do fir­ma­do en el pasa­do, se hizo pen­san­do en sin­gu­lar, pen­san­do en MI TERRITORIO, de hecho la san­gre derra­ma­da en las gran­des bata­llas con­tra la inva­sión, con­to con la asis­ten­cia de Wei­cha­fes del Pikun­ma­pu, Willi­ma­pu, Puel­ma­pu y Ngu­lu­ma­pu, sino, como se entien­de la pre­sen­cia de un Ngu­lu­che-Willi­che como Kal­fu­ku­ra, fun­dan­do un regi­mien­to con miles de lan­ce­ros de los 4 rin­co­nes, en las puer­tas de Bue­nos Aires, fran­quean­do cual­quier movi­mien­to win­ka por el Este de la cor­di­lle­ra? O que se pien­san, que los gran­des Estra­te­gas del Awkan Mapu­che pen­sa­ban en la tác­ti­ca úni­ca­men­te, sin enten­der la estra­te­gia de poder del enemigo?

Por si no que­da cla­ro, refuer­zo la idea de INCLUSION de todas las terri­to­ria­li­da­des en una estra­te­gia común, tris­te­men­te ausen­te en los dis­cur­sos de varios refe­ren­tes públi­cos, inclu­sión que nos per­mi­ti­ría cons­truir un PESO ESPECIFICO mayor, a la hora de exi­gir res­pe­to a la opre­sión de 2 esta­dos. El win­ka a borra­do con el codo TODOS los tra­ta­dos his­tó­ri­cos con el Mapu­che, esos tra­ta­dos en for­ma uni­la­te­ral han que­dan OBSOLETOS nos gus­te o no nos gus­te. Inde­pen­dien­tes del pen­sa­mien­to win­ka, que­da nue­va­men­te en nues­tras manos defi­nir una estra­te­gia de lucha que uni­fi­que GEOGRAFICAMENTE al Wall­ma­pu, debe­mos mirar nues­tro mapa con ojos Mapu­che, por sobre la impues­ta juri­dic­cion legal win­ka, ya que si pen­sa­mos en su lógi­ca, debe­ría­mos libe­rar a cada loca­li­dad enfras­ca­da en las buro­cra­cias admi­nis­tra­ti­vas muni­ci­pa­les, o inten­den­cias, pro­vin­cia­les, regio­na­les, o nacio­na­les, lo que nos lle­va por infi­ni­tos y oscu­ros pasi­llos admi­nis­ta­ti­vis­tas don­de ase­si­nan con un lápiz nues­tras legi­ti­mas deman­das, de esto sabe­mos bas­tan­te, no por libro sola­men­te, ya que en nues­tro cuer­po alma­ce­na­mos la memo­ria de la dis­cri­mi­na­ción que hemos sufri­do admi­nis­tra­ti­va­men­te por el apa­ra­to de esta­do y con­ta­mos por lo menos con 3 gene­ra­cio­nes de acu­mu­la­ción de lega­jos de experiencia. 

La defi­ni­ción estra­té­gi­ca o techo al que aspi­ra­mos, pasa por la recu­pe­ra­ción del todo, ini­cian­do inclu­so por defi­nir por terri­to­rio his­tó­ri­co, des­de antes del Pac­to de Qui­llin (1641). El ¿que defi­ni­mos como país Mapu­che? es nues­tro dere­cho here­da­do, no un “dere­cho con­ce­di­do” por nin­gún forá­neo, es hon­rar la patria de nues­tros ances­tros, esa es nues­tra ver­dad, cual­quier nego­cia­ción, arran­ca des­de esa máxi­ma, lo que se ceda o acep­te es un movi­mien­to tác­ti­co, jamás una tác­ti­ca pue­de ser trans­for­ma­da en estra­te­gia. Así nos ense­ña­ron nues­tros Kui­fi­ke­che­yem y así debe vol­ver a ser.

Vea­mos un ejem­plo y por­que esta­mos her­ma­na­dos con la lucha Palestina

Un ejem­plo con­cre­to en polí­ti­cas colo­nia­lis­tas de renom­bre mun­dial, lo repre­sen­ta el caso Pales­tino. Alli don­de exis­tió un terri­to­rio muy tran­si­ta­do his­tó­ri­ca­men­te, se fue con­for­man­do una mul­ti-etni­ci­dad, sien­do el pue­blo Pales­tino una de las par­cia­li­da­des mile­na­rias que le impri­mie­ron una iden­ti­dad a ese terri­to­rio, Pales­ti­na fue inva­di­do mili­tar­men­te por Ingla­te­rra y en su con­di­ción de país bajo “pro­tec­to­ra­do” en este últi­mo siglo, comen­zó a sufrir la usur­pa­ción de sus tie­rras en for­ma ver­ti­gi­no­sa, casi a la par de lo que ocu­rría en el Wall­ma­pu, tam­bién esti­mu­la­do por el ape­ti­to voraz de Ingla­te­rra, en ambos ejem­plos, la poten­cia man­da­ta­ria emplea indi­rec­ta­men­te Esta­dos tes­ta­fe­rros de sus intere­ses y decla­ra fron­te­ras y nue­vas juris­dic­cio­nes, sin el mas míni­mo con­sen­ti­mien­to de los mile­na­rios habi­tan­tes y en ese con­tex­to, se orga­ni­za el des­po­jo, la per­se­cu­ción, la cár­cel, el ase­si­na­to y la usur­pa­ción de tie­rras para entre­gar­la a colo­nos se man­tie­ne has­ta hoy. 

Muchas simi­li­tu­des y gran dig­ni­dad en la lucha de Mapu­che y Pales­ti­nos, pero si bien en la lega­li­dad occi­den­tal, la nación Pales­ti­na a con­se­gui­do muchos avan­ces, en la prác­ti­ca se encuen­tra tan ame­na­za­da sus sub­sis­ten­cia como la del pue­blo Mapu­che, por eso tan­to el Awkan (gue­rra de libe­ra­ción) y la Inti­fa­da (levan­ta­mien­to popu­lar de libe­ra­ción) aun es el tiem­po polí­ti­co en el que nos encontramos.

Pues bien, la pre­gun­ta que pode­mos hacer exten­si­va en ambos casos ¿pue­de una poten­cia beli­ge­ran­te, por mas poder mili­tar que ten­ga, defi­nir a prio­ri las fron­te­ras de una nación mile­na­ria? Lógi­ca­men­te que NO. Podrá defi­nir una nue­va fron­te­ra si ocu­pa mili­tar­men­te el terri­to­rio, pero en esta deci­sión polí­ti­ca esta pre­sen­te el fac­tor de hege­mo­nía mili­tar, es una rela­ción de poder “vigen­te” que no nece­sa­ria­men­te sea acep­ta­da his­tó­ri­ca­men­te, pues de mas esta decir, que el colo­nia­lis­mo es un mal repu­dia­do por las hipó­cri­tas leyes inter­na­cio­na­les y el pue­blo pales­tino ha demos­tra­do de sobra estar enfren­ta­dos a esa ile­gi­ti­ma ocupación.

Por su par­te el país inva­di­do, se reser­va el dere­cho a man­te­ner su lucha por su ver­dad his­tó­ri­ca y debe seguir exi­gien­do el res­pe­to a su fron­te­ra ances­tral, que es lo que exi­ge la ANP (Auto­ri­dad Nacio­nal Palestina). 

Exis­ten 3 ópti­cas polí­ti­cas que se deba­ten al inte­rior de esa lucha, quie­nes exi­gen que se res­pe­ten los acuer­dos de la pri­me­ra “par­ti­ción” del terri­to­rio en 1948, quie­nes exi­gen que se vuel­va a las fron­te­ras ante­rio­res a la gue­rra de inva­sión sio­nis­ta de 1967 y por últi­mo, con­fió y entien­do que exis­te la 3era posi­ción que sub­ya­ce a tan­to geno­ci­dio y crí­me­nes de lesa huma­ni­dad come­ti­dos por el fic­ti­cio Esta­do de Israel y es con quie­nes no reco­no­cen a esta inva­sión y abo­gan por una Pales­ti­na His­tó­ri­ca en Paz y sin SIONISMO (ima­gen b). Creo en esta últi­ma estra­te­gia, más allá que se pue­de dar en el mediano o cor­to pla­zo, pero las nacio­nes inva­di­das tie­nen ese dere­cho pleno a esta­ble­cer su pro­pio mar­co de referencia.

Sin Tesis: En lo prác­ti­co, con­tra­di­cien­do la fic­ti­cia “fron­te­ra” win­ka, debe­mos apun­tar des­de la AUTODETERMINACION del WALLMAPU a una mesa de enla­ce bi-nacio­nal Argen­ti­no/­chi­leno-Mapu­che. Pen­sar en sim­ples regio­na­lis­mos o mucho peor, pen­sar en una lógi­ca mapu­che-chi­le­no/­ma­pu­che-argen­tino, es la MENTALIDAD COLONIZADA, es el triun­fo ideo­ló­gi­co del espa­ñol inva­sor con su divi­sión en 2 esta­dos, jus­ta­men­te para debi­li­tar la fuen­te del NEWEN MILENARIO DE ESTE TERRITORIO.……………………………………………………………………………………………

Mau­ri­cio Nilian­Ma­pu­che-Willi­che Inte­gran­te de Edu­ca­dor inter­cul­tu­ra­les Mapu­che del Puel­ma­pu Miem­bro fun­da­dor de UPO (2008)Responsable des­de el año 2012 de la “Cáte­dra libre de pue­blos ori­gi­na­rios” en Uni­ver­si­dad de Con­gre­so-Men­do­za­Ku­yun Mapu /​Puel­ma­pu (Mendoza/Argentina)Vías de con­tac­to vir­tual: [email protected] en Face­book: Uni­ver­si­dad Popu­lar Ori­gi­na­ria (Tie­rra que piensa)

https://​www​.face​book​.com/​g​r​o​u​p​s​/​1​4​2​2​3​2​3​2​2​7​8​7​9​4​3​/​p​e​r​m​a​l​i​n​k​/​1​4​1​0​2​0​5​4​7​5​9​9​0​6​15/

FUENTE: Gru­po Diver­si­dad Cul­tu­ral Indi­ge­na Ame­ri­ca­na-Abya Yala

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *