Hon­du­ras. Raúl Pine­da: “con aval mili­tar, JOH des­tru­yó ins­ti­tu­cio­na­li­dad, por eso hay éxodos”

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 21 de enero de 2021.

Unos nue­ve mil hon­du­re­ños que inte­gran la actual cara­va­na migra­to­ria huyen por pro­ble­mas eco­nó­mi­cos, polí­ti­cos y socia­les, gene­ra­dos en los últi­mos diez años por extre­ma mise­ria y mar­gi­na­li­dad seve­ra de la pobla­ción. Este pano­ra­ma rati­fi­ca que la ins­ti­tu­cio­na­li­dad del país fue des­trui­da por el régi­men de Juan Her­nán­dez con la com­pli­ci­dad de la cúpu­la de Fuer­zas Arma­das, que en los últi­mos años se con­vir­tie­ron en acti­vis­tas polí­ti­cos, expli­ca el ana­lis­ta polí­ti­co y abo­ga­do cons­ti­tu­cio­na­lis­ta, Raúl Pineda.

En Hon­du­ras la opo­si­ción “es inge­nua cre­yen­do en el sis­te­ma, pero hablan­do mal de él, si todo está mal, pero vamos a ir a elec­cio­nes, elec­cio­nes que si no se mane­jan bien sólo van a ser­vir para lega­li­zar la con­ti­nui­dad de los que aho­ri­ta tie­nen al país en una posi­ción tan incómoda”.

“Cuan­do los ciu­da­da­nos emi­gran, cuan­do huyen de un país, los gober­nan­tes sobran”, reme­mo­ra acer­ca del pen­sa­dor José Mar­tí, el ana­lis­ta polí­ti­co y abo­ga­do cons­ti­tu­cio­na­lis­ta, Raúl Pineda. 

El estu­dio­so de las leyes sub­ra­ya que los hon­du­re­ños nos asus­ta­mos de los hechos vio­len­tos que ocu­rren en Siria, en Libia y en Pales­ti­na, pero acá la gen­te olvi­da que los hon­du­re­ños están migran­do y huyen­do con todas sus fami­lias, a pesar de que arries­gan sus vidas.

Los éxo­dos masi­vos de fami­lias catra­chas se con­tem­plan des­de 2018, pero en la actua­li­dad se han inten­si­fi­ca­do, debi­do a muchos fac­to­res gene­ra­dos por la pan­de­mia y los hura­ca­nes, pero pese a esos hechos lamen­ta­bles “no vemos una res­pues­ta ni siquie­ra una com­pa­re­cen­cia que diga vamos a ofre­cer algu­na alter­na­ti­va a estas per­so­nas”, cues­tio­na al jurista.

Obvia­men­te –expli­ca— el pro­ble­ma es estruc­tu­ral, es tan gran­de que sería exce­si­vo pedir al pre­si­den­te que resuel­va el pro­ble­ma en su tota­li­dad, pero una par­te se pue­de hacer y aban­do­nar ese dis­cur­so lam­bis­ca­do de pre­sen­tar un pano­ra­ma del país como si todo estu­vie­ra fun­cio­nan­do y el hecho es que des­pués de diez años los índi­ces de pobre­za, exclu­sión, mar­gi­na­li­dad e insa­lu­bri­dad son peo­res que los de 2010 y la ins­ti­tu­cio­na­li­dad se vino abajo.

Ante la fal­ta de ins­ti­tu­cio­na­li­dad que fue arre­ba­ta­da por el gru­po que con­tro­la el gobierno, dipu­tados en el Con­gre­so Nacio­nal, han pro­pues­to apli­car­le a Juan Her­nán­dez, un jui­cio polí­ti­co, pero según Pine­da, “no se va dar en Hon­du­ras, mien­tras la con­fi­gu­ra­ción del Con­gre­so esté como está, mien­tras algu­nos dipu­tados le han pues­to pre­cio al voto o a su inasis­ten­cia deri­van­do a los suplen­te la res­pon­sa­bi­li­dad de tomar deci­sio­nes y mien­tras la socie­dad no se mani­fies­te la pre­sen­cia ciu­da­da­na en las pro­tes­tas públi­cas, éstas se ve como muy raquí­ti­cas, lo que es malo para la ciu­da­da­nía, es bueno para el gobierno”.

Y agre­ga que en Hon­du­ras la opo­si­ción “es inge­nua cre­yen­do en el sis­te­ma, pero hablan­do mal de él, si todo está mal, pero vamos a ir a elec­cio­nes, elec­cio­nes que si no se mane­jan bien sólo van a ser­vir para lega­li­zar la con­ti­nui­dad de los que aho­ri­ta tie­nen al país en una posi­ción tan incómoda”.

El ana­lis­ta expli­ca que Esta­dos Uni­dos para neu­tra­li­zar la migra­ción ile­gal, que según ellos aba­ra­ta la mano de obra nor­te­ame­ri­ca­na y, bajo una nación con pro­ble­mas socia­les y eco­nó­mi­cos no acep­ta­bles, esta­ble­ció con Méxi­co, Gua­te­ma­la y Hon­du­ras un con­ve­nio de “ter­cer país segu­ro”, des­ti­na­do a fre­nar a las per­so­nas que bus­can el “sue­ño ame­ri­cano”, algo que se refle­ja en las repre­sio­nes que los poli­cías y mili­ta­res gua­te­mal­te­cos han eje­cu­ta­do con­tra los con­na­cio­na­les que tran­si­tan esa nación y, para evi­tar esas humi­lla­cio­nes, el entre­vis­ta­do reco­mien­da una refor­ma social y política.

El exper­to en mate­ria cons­ti­tu­cio­na­lis­ta, cues­tio­na a la cúpu­la mili­tar hon­du­re­ña, por­que ha per­mi­ti­do las vio­la­cio­nes a la Cons­ti­tu­ción de la Repú­bli­ca, en fun­ción que sus altos man­dos “se han con­ver­ti­do en acti­vis­tas de Juan Orlan­do Her­nán­dez; en eso hay que hacer una sepa­ra­ción muy cla­ra, yo creo que ellos deben refle­xio­nar en el sen­ti­do que están ponien­do en peli­gro la ins­ti­tu­ción arma­da, están dis­mi­nu­yen­do el apre­cio y el res­pe­to que le ha teni­do la socie­dad a los militares.

Insis­te Pine­da, “en este jue­go vamos a per­der todos, por­que cuan­do nues­tras Fuer­zas Arma­das, aban­do­nan su papel cons­ti­tu­cio­nal y se con­vier­ten en apa­ña­do­res de un régi­men, defi­ni­ti­va­men­te no tie­nen raí­ces basa­dos en la ley ni en la legi­ti­mi­dad, pues asu­men el papel de un ente beli­ge­ran­te y las Fuer­zas Arma­das no son beli­ge­ran­tes y son obe­dien­tes a la ley, no nece­sa­ria­men­te a la arbi­tra­rie­dad de un coman­dan­te general”.

Fuen­te: El Libertador

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *