Repú­bli­ca Cen­troa­fri­ca­na. Con­de­nan muer­te de cas­cos azules

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 20 de enero de 2021.

Nacio­nes Uni­das, 20 ene (Pren­sa Lati­na) El secre­ta­rio gene­ral de la ONU, Antó­nio Gute­rres, con­de­nó la muer­te de dos miem­bros de la Misión de Nacio­nes Uni­das en Repú­bli­ca Cen­troa­fri­ca­na (Minus­ca) en un ata­que en la pre­fec­tu­ra de Mbo­mou.
Según deta­lló hoy su por­ta­voz, Stépha­ne Duja­rric, Gute­rres, ade­más, mani­fes­tó gra­ve preo­cu­pa­ción por el incre­men­to de la vio­len­cia en ese país y deman­dó el cese cese inme­dia­to de las hostilidades.

Duran­te el perío­do elec­to­ral las ten­sio­nes esca­la­ron en Repú­bli­ca Cen­troa­fri­ca­na, país que por muchos años estu­vo afec­ta­do por la vio­len­cia en todas sus esfe­ras y aún no se des­mar­có de ese las­tre, que aho­ra arras­tra el Gobierno del reelec­to pre­si­den­te, Faus­tin-Archan­ge Toudéra.

El asal­to –en el que pere­cie­ron los dos miem­bros de la Misión de Paz- lo per­pe­tra­ron efec­ti­vos de la rebel­de Coa­li­ción Patrio­tas por el Cam­bio (CPC) y ocu­rrió a unos 17 kiló­me­tros de Ban­gas­sou, la capi­tal dis­tri­tal, recu­pe­ra­da el vier­nes por los cas­cos azu­les, tras dos sema­nas bajo la ocu­pa­ción de ese gru­po armado.

Tam­bién el secre­ta­rio gene­ral soli­ci­tó el ini­cio de un diá­lo­go para hacer avan­zar el pro­ce­so polí­ti­co, pre­ser­var los frá­gi­les avan­ces y cum­plir las aspi­ra­cio­nes del país a una paz dura­de­ra, aña­dió el voce­ro, y dijo que los ata­ques con­tra inte­gran­tes de la Misión de la ONU pue­den cons­ti­tuir un cri­men de gue­rra y ser juz­ga­dos como tal.

Gute­rres pidió a las auto­ri­da­des de Repú­bli­ca Cen­troa­fri­ca­na que inves­ti­guen esos inci­den­tes, tras la muer­te de sie­te miem­bros de la Minus­ca en agre­sio­nes simi­la­res des­de diciem­bre pasa­do, cuan­do se agra­vó la cri­sis polí­ti­ca en el ámbi­to de las elec­cio­nes presidenciales.

El por­ta­voz Duja­rric mani­fes­tó que esa es una cifra extre­ma­da­men­te ele­va­da e hizo énfa­sis en que esto mues­tra la nece­si­dad de que los impli­ca­dos en con­ver­sa­cio­nes polí­ti­cas logren pro­gre­sos para garan­ti­zar que hay paz y que, cuan­do los acuer­dos se fir­man, se respetan.

Fuen­te: Prensalatina.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.