Méxi­co. Gobierno de AMLO paga la defen­sa de Cien­fue­gos con recur­sos públicos

Ana­bel Her­nán­dez /​Resumen Latinoamericano,19 de enero de 2021

El gobierno de Andrés Manuel López Obra­dor pagó con recur­sos públi­cos la defen­sa del gene­ral Sal­va­dor Cien­fue­gos, acu­sa­do por nar­co­trá­fi­co y lava­do de dine­ro, de acuer­do a docu­men­tos de la Fis­ca­lía Gene­ral de la Repú­bli­ca (FGR) que for­man par­te de la car­pe­ta de inves­ti­ga­ción abier­ta con­tra el exse­cre­ta­rio de la Secre­ta­ría de Defen­sa Nacio­nal (Sede­na).

Cien­fue­gos fue dete­ni­do en octu­bre de 2020 en Los Ánge­les, Cali­for­nia, por orden de un juez de la cor­te del dis­tri­to este de Nue­va York, acu­sa­do de cua­tro deli­tos gra­ves de trá­fi­co de dro­gas, pro­tec­ción a una orga­ni­za­ción cri­mi­nal deno­mi­na­da H‑2, filial del car­tel de los Bel­trán Ley­va, y lava­do de dinero.

En un ini­cio, el gobierno del pre­si­den­te de Méxi­co se con­gra­tu­ló de la deten­ción e inclu­so dijo que haría una lim­pia en la Sede­na para eli­mi­nar a aque­llos vin­cu­la­dos al mili­tar. Pero pocas horas des­pués cam­bió de opi­nión y abo­gó inten­sa y enér­gi­ca­men­te a tra­vés de los cana­les diplo­má­ti­cos ante el gobierno salien­te de Donald Trump para que el mili­tar fue­ra libe­ra­do y repa­tria­do, con lo que logró que los car­gos de trá­fi­co de dro­gas le fue­ran reti­ra­dos con el com­pro­mi­so de que se lle­va­ría a cabo un pro­ce­so jurí­di­co veraz e impar­cial para deter­mi­nar su res­pon­sa­bi­li­dad. Logró res­ca­tar al mili­tar, que de haber sido decla­ra­do cul­pa­ble, habría pasa­do de 10 años a cade­na per­pe­tua en una pri­sión estadounidense.

Aho­ra, gra­cias a los docu­men­tos revi­sa­dos, se pue­de afir­mar que el supues­to pro­ce­so e inves­ti­ga­ción para saber si el gene­ral estu­vo o está colu­di­do con orga­ni­za­cio­nes de trá­fi­co de dro­ga duran­te su encar­go publi­co no fue ni veraz ni impar­cial. Fue una defen­sa de Esta­do. En todo momen­to el gobierno de AMLO ha sido juez y par­te, exac­ta­men­te como en el vie­jo régi­men del PRI y del PAN, en el que el jefe del eje­cu­ti­vo pro­te­gía a toda cos­ta a los suyos y sus afi­nes des­equi­li­bran­do la balan­za de la jus­ti­cia y la autén­ti­ca bús­que­da de la verdad.

AMLO no sólo res­ca­tó de una con­de­na prác­ti­ca­men­te segu­ra a Cien­fue­gos, quien fue­ra secre­ta­rio de Defen­sa Nacio­nal en el sexe­nio de Enri­que Peña Nie­to, ‚sino que tam­bién se hizo car­go de su defen­sa, aun­que Cien­fue­gos tie­ne recur­sos para pagar sus pro­pios abo­ga­dos, tal como lo demos­tró al con­tra­tar al cos­to­so des­pa­cho que lo repre­sen­tó en Nue­va York.

Docu­men­to publi­ca­do por la FGR el 16 de enero de 2021

De acuer­do al docu­men­to fecha­do el 7 de enero de 2021, que for­ma par­te del expe­dien­te de dos tomos publi­ca­do par­cial­men­te por la FGR el 16 de enero, los abo­ga­dos de defen­sa que desig­nó Cien­fue­gos ante la fis­ca­lía cuan­do se pre­sen­tó a com­pa­re­cer por pri­me­ra vez para ren­dir su tes­ti­mo­nio fue­ron asig­na­dos y patro­ci­na­dos por la pro­pia Sede­na, de la cual AMLO es el coman­dan­te supremo.

Fue­ron esos abo­ga­dos quie­nes ayu­da­ron a Cien­fue­gos a la exo­ne­ra­ción exprés dada a cono­cer por la FGR el 14 de enero pasa­do, que ha cau­sa­do la indig­na­ción y recla­mo ofi­cial del Depar­ta­men­to de Jus­ti­cia de Esta­dos Uni­dos y gene­ra­do ya un con­flic­to diplo­má­ti­co y jurí­di­co de alcan­ces difí­ci­les de calcular.

De hecho, varios de los argu­men­tos tex­tua­les dados por la defen­sa de Esta­do y docu­men­tos sub­je­ti­vos fue­ron reto­ma­dos al cien por cien­to por la fis­ca­lía en sus con­clu­sio­nes de «ino­cen­cia” del general.

La feliz navi­dad del gene­ral Cienfuegos

Cien­fue­gos lle­gó el 18 de noviem­bre a Méxi­co. Fue reci­bi­do por una comi­ti­va de bien­ve­ni­da de la FGR y lo deja­ron ir a casa lue­go de noti­fi­car­le sobre la car­pe­ta de inves­ti­ga­ción abier­ta en su con­tra. Así, el gene­ral acu­sa­do de gra­ves car­gos de nar­co­trá­fi­co en Esta­dos Uni­dos no fue moles­ta­do por la fis­ca­lía y pudo pasar una tran­qui­la Navi­dad y Año Nue­vo en Méxi­co, en vez de la fría cel­da que le espe­ra­ba en Nue­va York.

Fue has­ta el 6 de enero de 2021 que la fis­ca­lía le envió un cita­to­rio a Cien­fue­gos en su carác­ter de «indi­cia­do” a las ofi­ci­nas de la Sede­na ubi­ca­das en Cam­po mili­tar No.1, edi­fi­cio 1, piso 3, ubi­ca­do en Ciu­dad de Méxi­co. Y se le indi­ca pre­sen­tar­se con «abo­ga­do par­ti­cu­lar quien debe­rá acep­tar y pro­tes­tar el car­go”, seña­la el texto.

El 7 de enero, Cien­fue­gos desig­nó como abo­ga­dos de defen­sa ante la fis­ca­lía a un con­jun­to de per­so­nas cuyos nom­bres fue­ron cla­si­fi­ca­dos, es decir, son secre­tos, y quie­nes según el pro­pio gene­ral «me fue­ron asig­na­dos para tal efec­to por la Secre­ta­ría de la Defen­sa Nacio­nal soli­ci­tan­do que se les reco­noz­ca como tales”.

Y el 9 de enero, Cien­fue­gos y sus abo­ga­dos ase­gu­ra­ron en cer­ca de 20 pági­nas de ale­ga­tos que, por supues­to, nega­ba los car­gos y era ino­cen­te, con argu­men­tos como su cie­ga leal­tad a la ley y seña­la­mien­tos de la par­te acu­sa­do­ra que «rayan en la estu­pi­dez”. Des­pués, su defen­sa pre­sen­tó diver­sos docu­men­tos, como publi­ca­cio­nes de revis­tas, para argu­men­tar la ino­cen­cia del gene­ral. Argu­men­tos que la fis­ca­lìa hizo suyos para exo­ne­rar­lo tan solo cin­co días después.

Ana­bel Hernández

El ver­gon­zo­so con­flic­to de inte­rés de AMLO y su ejército

Aun­que mili­ta­res con­sul­ta­dos seña­lan que es un dere­cho de los mili­ta­res que la Sede­na les de abo­ga­dos para su defen­sa, inclu­so en reti­ro, esto es opcio­nal. En casos simi­la­res de altos mili­ta­res acu­sa­dos de nar­co­trá­fi­co en el pasa­do, entre los más cono­ci­dos los gene­ra­les Tomás Ánge­les Dauaha­re, Ricar­do Escor­cia y Rober­to Dawe, estos con­tra­ta­ron abo­ga­dos pri­va­dos para su defen­sa, ante la duda razo­na­ble de la impar­cia­li­dad de la Sede­na en su caso y para evi­tar que salie­ra con­tra­pro­du­cen­te la intervención.

Pero en su caso, Cien­fue­gos no tenía dudas de que la Sede­na haría todo para ser par­te de la simu­la­da inves­ti­ga­ción y que salie­ra exo­ne­ra­do. Con­ta­ba de ante­mano con todo el apo­yo del actual titu­lar del orga­nis­mo, Cre­sen­cio San­do­val, des­de que fue dete­ni­do en Esta­dos Uni­dos. Este no sólo lla­mó a AMLO para inti­mi­dar­lo y decir­le que la deten­ción esta­ba pro­vo­can­do que el ejér­ci­to se salie­ra de con­trol, sino que en todo momen­to, y se docu­men­ta con el pro­pio expe­dien­te de la fis­ca­lía, incli­nó la balan­za a su favor, per­dien­do así obje­ti­vi­dad cual­quier docu­men­to dado por la pro­pia Sede­na en defen­sa de Cienfuegos.

En medio de este escán­da­lo imbo­rra­ble, San­do­val esta aho­ra vara­do en un cla­ro con­flic­to de inte­rés. Fue bra­zo ope­ra­ti­vo y hom­bre de con­fian­za de Cien­fue­gos duran­te la épo­ca en que este habría cola­bo­ra­do con el car­tel H‑2, de acuer­do a las fechas de la acu­sa­ción con­tra el mili­tar en Nue­va York. Y tam­bién está docu­men­ta­do que es cer­cano a otro mili­tar cuyo nom­bre sale en las inves­ti­ga­cio­nes del gobierno de Esta­dos Uni­dos de estar tam­bién invo­lu­cra­do en la pro­tec­ción al car­tel H‑2, el gene­ral Javier Cruz Rivas, quien fue su ante­ce­sor en la Cuar­ta Región Mili­tar en Nue­vo León. Si fue­ran cul­pa­bles a él no le convendría.

El gobierno de AMLO hizo suya la defen­sa del mili­tar en todos los sen­ti­dos. Los abo­ga­dos asig­na­dos por la Sede­na argu­men­ta­ron que la acu­sa­ción va más allá de Cien­fue­gos y «va con­tra las ins­ti­tu­cio­nes de Fuer­zas Arma­das del país y con­tra el Esta­do mexi­cano”. Pero esa defen­sa no fue trans­pa­ren­ta­da por el jefe del eje­cu­ti­vo ante la socie­dad duran­te todo el pro­ce­so. Se sabe aho­ra que el caso ya fue archivado.

Este es el cita­to­rio envia­do a Cienfuegos

Inves­ti­ga­ción simu­la­da y desaseada

El expe­dien­te en que se basa la exo­ne­ra­ción del gene­ral Cien­fue­gos es un hoyo negro, lite­ral­men­te, ya que la mayo­ría de sus pági­nas están en negro por­que la fis­ca­lía cla­si­fi­có la infor­ma­ción, por lo que no pue­de siquie­ra enten­der­se o con­tras­tar­se. Y los úni­cos pun­tos de luz, es decir, don­de es legi­ble algún tipo de infor­ma­ción útil, ponen en evi­den­cia una inves­ti­ga­ción des­asea­da, inclu­so en deta­lles míni­mos como fechas de ofi­cios de valor judi­cial inco­rrec­tas, que hablan de la pre­ca­rie­dad y fal­ta de serie­dad en una inves­ti­ga­ción de esta magnitud.

Lo docu­men­tos exhi­ben que la fis­ca­lía nun­ca inten­tó lle­gar al pun­to medu­lar del tema de si el gene­ral pro­te­ge o ha pro­te­gi­do a gru­pos de trá­fi­co de dro­ga. La fis­ca­lía des­de un ini­cio deter­mi­nó que las prue­bas envia­das por el gobierno esta­dou­ni­den­se care­cían de valor jurí­di­co. Nun­ca se some­tió a inte­rro­ga­to­rio al gene­ral Cien­fue­gos, solo se acep­ta­ron los argu­men­tos de la defen­sa y la fis­ca­lía los hizo total­men­te suyos.

Nun­ca requi­rió infor­ma­ción espe­cí­fi­ca medu­lar para eva­luar el caso al gobierno de Esta­dos Uni­dos ni bus­có esta­ble­cer con­tac­to con los que rea­li­za­ron dicha inves­ti­ga­ción ori­gen de la acu­sa­ción. La inves­ti­ga­ción patri­mo­nial fue ridí­cu­la y esca­sa, ni siquie­ra lle­gó al pri­mer círcu­lo fami­liar del militar.

Y jamás se inte­rro­gó o inten­tó inte­rro­gar a algún miem­bro del car­tel H‑2 que pudie­ra corro­bo­rar o des­men­tir la acu­sa­ción del Depar­ta­men­to de Jus­ti­cia de Esta­dos Uni­dos. Fal­sa­men­te, la fis­ca­lía dijo que los úni­cos en posi­bi­li­dad de corro­bo­rar, el líder del car­tel, Juan Fran­cis­co Patrón Sán­chez; y Daniel Isacc Sil­va Gára­te, fue­ron eje­cu­ta­dos des­de 2017. Pero pudo inte­rro­gar a tres miem­bros del car­tel H‑2 que fue­ron extra­di­ta­dos a Esta­dos Uni­dos por el pro­pio gobierno de Méxi­co a soli­ci­tud de la mis­ma cor­te que abrió el caso con­tra Cienfuegos.

Mejor aún, la fis­ca­lía podía haber inte­rro­ga­do a Jesús Ricar­do Patrón Sán­chez, bra­zo dere­cho de su her­mano Juan Fran­cis­co, mejor cono­ci­do como el «H‑3», y que se encuen­tra pre­so en una cár­cel de Méxi­co y hubie­ra podi­do dar infor­ma­ción valio­sa para el caso.

¿Por qué AMLO hizo una defen­sa de Esta­do para Cien­fue­gos? No debo ser la úni­ca que se lo esté pre­gun­tan­do y bus­can­do respuestas.

FUENTE: DW

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *