Pales­ti­na: Tri­bu­nal cen­su­ra «Jenin, Jenin» y con­de­na al direc­tor a com­pen­sar a un sol­da­do israelí

Un tri­bu­nal israe­lí orde­nó la sema­na pasa­da la prohi­bi­ción de pro­yec­tar en Israel el docu­men­tal Jenin, Jenin , así como la con­fis­ca­ción y des­truc­ción de todas las copias.

El tri­bu­nal tam­bién orde­nó al direc­tor, pro­duc­tor y actor Moham­med Bakri, quien hizo la pelí­cu­la que docu­men­ta el asal­to de las tro­pas israe­líes al cam­po de refu­gia­dos de Jenin (Cis­jor­da­nia ocu­pa­da), a pagar $ 55,000 a un sol­da­do israe­lí que par­ti­ci­pó en la masa­cre y apa­re­ce en la pelí­cu­la duran­te unos cin­co segun­dos, reve­la el por­tal mint​press​news​.com .

Según un perió­di­co israe­lí aun­que el sol­da­do apa­re­ció solo unos segun­dos en la pelí­cu­la, en las imá­ge­nes de archi­vo, deci­dió con­ti­nuar con el pro­ce­so por­que los tri­bu­na­les habían recha­za­do una deman­da pre­via con­tra Bakri argu­men­tan­do que solo aque­llos que apa­re­cían en la pelí­cu­la podían pro­ce­der con una proceso.

La inva­sión israe­lí del cam­po de refu­gia­dos pales­ti­nos de Jenin y la con­si­guien­te masa­cre tuvie­ron lugar en abril de 2002, en el con­tex­to de la deno­mi­na­da Ope­ra­ción Escu­do Defen­si­vo (mar­zo-mayo de 2002) lle­va­da a cabo por las fuer­zas israe­líes con­tra la ocu­pa­da Cisjordania.

Cien­tos de com­ba­tien­tes pales­ti­nos res­pon­die­ron a los tan­ques israe­líes, los gru­pos de fuer­zas espe­cia­les y las bri­ga­das reser­vis­tas, matan­do a unos 25 sol­da­dos. El cam­po fue bom­bar­dea­do des­de el aire y des­de tie­rra, y arra­sa­do. El núme­ro de víc­ti­mas mor­ta­les, en su mayo­ría civi­les, fue obje­to de gran con­tro­ver­sia en los tiem­pos que siguie­ron. Un infor­me de las Nacio­nes Uni­das seña­ló 52 muertos.

Silen­ciar el pun­to de vis­ta de los supervivientes

Jenin, Jenin inclu­ye tes­ti­mo­nios de per­so­nas de diver­sas eda­des que se enfren­ta­ron al asal­to israe­lí en el cam­po, pero, sub­ra­ya Mint­Press , “Bakri no hace acu­sa­cio­nes direc­tas en la pelí­cu­la”. El direc­tor mues­tra “imá­ge­nes de sol­da­dos israe­líes, tan­ques y vehícu­los blin­da­dos de trans­por­te de per­so­nal, y pales­ti­nos que serán arrestados”.

Un niño pales­tino sos­tie­ne un car­tel en el que cul­pa a Israel de la des­truc­ción del cam­po de refu­gia­dos de Jenin en 2002 /​Foto­gra­fías del mun­do real | Shutterstock

Tan pron­to como se pro­yec­tó la pelí­cu­la, hubo pro­tes­tas en Israel. Bakri fue apo­da­do “nazi” y cri­mi­na­li­za­do por la pren­sa y el públi­co por atre­ver­se a mos­trar lo que los pales­ti­nos habían trans­mi­ti­do a los sol­da­dos israe­líes que ingre­sa­ron al cam­po. Algu­nos de los que par­ti­ci­pa­ron en lo que tam­bién se cono­ció como la “Bata­lla de Jenin” exi­gie­ron a las auto­ri­da­des que cen­su­ra­ran la pelí­cu­la e impi­die­ran su exhi­bi­ción en los cines, y lo hicie­ron en 2002. Sin embar­go, Bakri ape­ló la sen­ten­cia y la Cor­te Supre­ma Israel revo­có la decisión.

Des­de enton­ces, algu­nos de los que par­ti­ci­pa­ron en el asal­to al cam­po de refu­gia­dos han esta­do tra­tan­do de encon­trar for­mas de enfren­tar la pelí­cu­la. En el pro­ce­so que le valió la con­de­na actual, un sol­da­do reser­vis­ta afir­mó que apa­re­ció en la pelí­cu­la y fue nom­bra­do, y que los sol­da­dos israe­líes fue­ron difa­ma­dos cuan­do fue­ron pre­sen­ta­dos como “cri­mi­na­les de guerra”.

Bakri dijo que la deman­da tenía como obje­ti­vo per­se­guir y silen­ciar polí­ti­ca­men­te, y que la pelí­cu­la no pre­sen­ta nin­gún car­go con­cre­to con­tra el sol­da­do en cues­tión. “Sim­ple­men­te mues­tra el pun­to de vis­ta de los pales­ti­nos que expe­ri­men­ta­ron la masa­cre en el cam­po”, dijo Bakri repe­ti­da­men­te. El caso debe ir a la Cor­te Suprema.

Una his­to­ria de crí­me­nes de guerra

El Mint­Press recuer­da que las fuer­zas israe­líes no deja­ron entrar a la Cruz Roja ni a otros obser­va­do­res inter­na­cio­na­les en el terreno duran­te muchos días des­pués de la masa­cre. “Esto les per­mi­tió des­pe­jar el cam­po antes de que alguien de afue­ra pudie­ra veri­fi­car lo que se había hecho allí”.

El tex­to tam­bién des­ta­ca la ten­den­cia de las auto­ri­da­des israe­líes, los medios de comu­ni­ca­ción y la opi­nión públi­ca a ver como men­ti­ras las denun­cias de vio­len­cia y masa­cres come­ti­das por los pales­ti­nos por uni­da­des mili­ta­res israelíes.

Sin embar­go, la reac­ción que Jenin, Jenin pro­vo­có en Israel está rela­cio­na­da con el hecho de que “las per­so­nas invo­lu­cra­das, e inclu­so las que no están direc­ta­men­te invo­lu­cra­das, saben que Israel tie­ne un his­to­rial de atro­ci­da­des y crí­me­nes de gue­rra”, sub­ra­ya el artículo.

«Bakri se atre­vió a entrar en el cam­po y hablar con los veci­nos sin mos­trar lo que común­men­te se cono­ce como” el otro lado “. Ade­más, a lo lar­go de la pelí­cu­la, ves que la gen­te no está derro­ta­da », sen­ta­da fren­te a los escom­bros de sus casas y dicien­do, una y otra vez, que recons­trui­rán y que nun­ca se ren­di­rán, y eso los irri­tó. bas­tan­te los israelitas.

El con­duc­tor de una exca­va­do­ra D9

El 31 de mayo de 2002, los perio­dis­tas israe­líes Tsa­dok Yehaz­ke­li, que tra­ba­ja­ban para el perió­di­co Yediot Aha­ro­not , publi­ca­ron un artícu­lo en hebreo sobre un con­duc­tor de exca­va­do­ra D9 lla­ma­do “Bear the Kurd”. “El” Oso “se ganó un nom­bre por sí mis­mo en el asal­to al cam­po de refu­gia­dos de Jenin, con­du­cien­do su topa­do­ra con­tra innu­me­ra­bles casas duran­te 72 horas segui­das, des­tru­yen­do todo a su paso y derri­ban­do casas sin impor­tar si esta­ban habi­ta­das o no”, dice el Mint­Press .

Dijo, cita­do por el perió­di­co israe­lí: “Les hice un esta­dio de fút­bol”, “no me arre­pien­to. Estoy orgu­llo­so de mi tra­ba­jo” y “Nun­ca les di a esas per­so­nas la opor­tu­ni­dad de dejar sus casas antes de arra­sar­las con mi topa­do­ra”. Aun­que nada de esto se men­cio­na en la pelí­cu­la de Bakri, “da una idea del ambien­te den­tro de las tro­pas israe­líes que ingre­sa­ron al cam­pa­men­to”, indi­ca el portal.

La uni­dad del ejér­ci­to en la que ope­ra­ba el con­duc­tor del D9 reci­bió una meda­lla por su acción en el asal­to, y el hom­bre cono­ci­do como “Bear, Kurd” se con­vir­tió en un héroe para las tro­pas. Tan­tos que­da­ron bajo los escom­bros que, has­ta el día de hoy, nadie sabe con cer­te­za cuán­tos pales­ti­nos murie­ron en el cam­pa­men­to de Jenin en 2002.

Fuen­te: Abril Abril

Latest posts by Otros medios (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *