Perú. Con­flic­ti­vi­dad social se man­tu­vo alta al cie­rre de 2020

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 17 de enero de 2021

Con 197 casos el índi­ce de con­flic­ti­vi­dad social en el Perú se man­tu­vo alto al cie­rre del 2020, según el repor­te anual que pre­sen­tó la Defen­so­ría del Pue­blo.

El docu­men­to infor­ma tam­bién sobre 183 accio­nes colec­ti­vas de pro­tes­ta, el 18 por cien­to de ellas estu­vie­ron rela­cio­na­das a con­flic­tos sociales.

El infor­me sugie­re que el núme­ro de con­flic­tos se habría esta­bi­li­za­do lue­go del repun­te regis­tra­do en los meses ante­rio­res, en par­ti­cu­lar en noviem­bre (ver grá­fi­co siguien­te) según una apre­cia­ción de la aso­cia­ción CooperAcción.

Acce­da al infor­me com­ple­to a tra­vés del siguien­te enlace:

De los 197 con­flic­tos regis­tra­dos en diciem­bre 146 se con­si­de­ran acti­vos, evi­den­cián­do­se la mis­ma ten­den­cia: un alza res­pec­to a octu­bre, y una esta­bi­li­za­ción fren­te a noviembre.

En diciem­bre se incor­po­ró un con­flic­to nue­vo de tipo socio­am­bien­tal que se refie­re a la opo­si­ción al pro­yec­to mine­ro de explo­ra­ción “Puka­qa­qa Sur” de la empre­sa Nexa Resour­ces, en Huancavelica.

Tan­to auto­ri­da­des loca­les y regio­na­les mani­fies­tan su opo­si­ción al pro­yec­to por el temor a la afec­ta­ción de los recur­sos hídri­cos, la con­ser­va­ción de los recur­sos natu­ra­les y la salud de la población.

De otro lado, la apa­ren­te esta­bi­li­za­ción del núme­ro de con­flic­tos «podría ser coyun­tu­ral» con­si­de­ran­do que el repor­te iden­ti­fi­ca has­ta 13 aler­tas tempranas.

Estas aler­tas inclu­yen casos que pue­den reac­ti­var­se, así como casos en obser­va­ción que podrían deve­nir en nue­vos con­flic­tos socia­les, pun­tua­li­za Coope­rAc­cion que des­ta­ca entre las prin­ci­pa­les las siguientes.

– El caso de la comu­ni­dad de Huan­cui­re (Apu­rí­mac) y la empre­sa MMG Las Bam­bas, don­de la comu­ni­dad denun­cia incum­pli­mien­to de los com­pro­mi­sos por par­te de la empresa;

– El caso del dis­tri­to de Ascen­ción (Huan­ca­ve­li­ca) en el que la pobla­ción recha­za el pro­yec­to de explo­ra­ción “Puka­qa­qa Sur” de la empre­sa Nexa Resour­ces, por el temor a la afec­ta­ción de los recur­sos hídricos;

– Las pro­tes­tas en Aya­cu­cho (pro­vin­cias de Luca­nas, Pari­na­co­chas y Pau­car del Sara Sara) en recha­zo a la acti­vi­dad minera;

– El caso de Caja­bam­ba (Caja­mar­ca) don­de las ron­das cam­pe­si­nas y otras orga­ni­za­cio­nes socia­les recha­zan la acti­vi­dad mine­ra de la empre­sa Shahuin­do y de mine­ros informales;

– El con­flic­to rela­cio­na­do con la defo­res­ta­ción en Tamshi­ya­cu (Lore­to);

– Las pro­tes­tas en Puno y Tac­na con­tra el pro­yec­to hídri­co Vila­vi­la­ni II;

– El caso del dis­tri­to de San Fran­cis­co de Asís de Yarus­ya­cán (Pas­co) y la empre­sa mine­ra Nexa Resour­ces, don­de exis­te una con­tro­ver­sia por el uso de terrenos;

– El recha­zo de la pobla­ción del dis­tri­to de Tam­bo­gran­de (Piu­ra) ante el pro­yec­to mine­ro El Algarrobo.

¿Qué es el con­flic­to social?De acuer­do a la pro­pia defi­ni­ción de la Defen­so­ría del Pue­blo el con­flic­to social es un pro­ce­so com­ple­jo en el cual sec­to­res de la socie­dad, el Esta­do y/​o las empre­sas per­ci­ben que sus posi­cio­nes, intere­ses, obje­ti­vos, valo­res, creen­cias o nece­si­da­des son con­tra­dic­to­rios, creán­do­se una situa­ción que podría deri­var en vio​len​cia​.La com­ple­ji­dad de los con­flic­tos está deter­mi­na­da por el núme­ro de acto­res que inter­vie­nen en ellos, la diver­si­dad cul­tu­ral, eco­nó­mi­ca, social y polí­ti­ca, las for­mas de vio­len­cia que se pue­den pre­sen­tar, o la debi­li­dad ins­ti­tu­cio­nal para aten­der­los, entre otros elementos.

Con­flic­ti­vi­dad socioambiental

La con­flic­ti­vi­dad de tipo socio­am­bien­tal es la que reúne la mayor pro­por­ción con 129 casos de con­flic­tos, y que repre­sen­tan el 65.5 por cien­to del total. 

Le sigue los con­flic­tos de tipo comu­nal con 9.1 por cien­to y los con­flic­tos sobre asun­tos de gobierno nacio­nal (6.6 %) y regio­nal (5.6%).

El 64.3 por cien­to de los con­flic­tos socio­am­bien­ta­les son gene­ra­dos por la acti­vi­dad mine­ra, segui­da de la acti­vi­dad de hidro­car­bu­ros (17.8 por ciento).

En cuan­to a la ubi­ca­ción terri­to­rial de los con­flic­tos, las regio­nes don­de se encuen­tra la mayor can­ti­dad de con­flic­tos acti­vos son Lore­to (23), Cus­co (22), Áncash (17), Apu­rí­mac (15), Puno (14), Piu­ra (11) y Caja­mar­ca (10).

FUENTE: SERVINDI

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.