Perú. Con­flic­ti­vi­dad social se man­tu­vo alta al cie­rre de 2020

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 17 de enero de 2021

Con 197 casos el índi­ce de con­flic­ti­vi­dad social en el Perú se man­tu­vo alto al cie­rre del 2020, según el repor­te anual que pre­sen­tó la Defen­so­ría del Pue­blo.

El docu­men­to infor­ma tam­bién sobre 183 accio­nes colec­ti­vas de pro­tes­ta, el 18 por cien­to de ellas estu­vie­ron rela­cio­na­das a con­flic­tos sociales.

El infor­me sugie­re que el núme­ro de con­flic­tos se habría esta­bi­li­za­do lue­go del repun­te regis­tra­do en los meses ante­rio­res, en par­ti­cu­lar en noviem­bre (ver grá­fi­co siguien­te) según una apre­cia­ción de la aso­cia­ción CooperAcción.

Acce­da al infor­me com­ple­to a tra­vés del siguien­te enlace:

De los 197 con­flic­tos regis­tra­dos en diciem­bre 146 se con­si­de­ran acti­vos, evi­den­cián­do­se la mis­ma ten­den­cia: un alza res­pec­to a octu­bre, y una esta­bi­li­za­ción fren­te a noviembre.

En diciem­bre se incor­po­ró un con­flic­to nue­vo de tipo socio­am­bien­tal que se refie­re a la opo­si­ción al pro­yec­to mine­ro de explo­ra­ción “Puka­qa­qa Sur” de la empre­sa Nexa Resour­ces, en Huancavelica.

Tan­to auto­ri­da­des loca­les y regio­na­les mani­fies­tan su opo­si­ción al pro­yec­to por el temor a la afec­ta­ción de los recur­sos hídri­cos, la con­ser­va­ción de los recur­sos natu­ra­les y la salud de la población.

De otro lado, la apa­ren­te esta­bi­li­za­ción del núme­ro de con­flic­tos «podría ser coyun­tu­ral» con­si­de­ran­do que el repor­te iden­ti­fi­ca has­ta 13 aler­tas tempranas.

Estas aler­tas inclu­yen casos que pue­den reac­ti­var­se, así como casos en obser­va­ción que podrían deve­nir en nue­vos con­flic­tos socia­les, pun­tua­li­za Coope­rAc­cion que des­ta­ca entre las prin­ci­pa­les las siguientes.

– El caso de la comu­ni­dad de Huan­cui­re (Apu­rí­mac) y la empre­sa MMG Las Bam­bas, don­de la comu­ni­dad denun­cia incum­pli­mien­to de los com­pro­mi­sos por par­te de la empresa;

– El caso del dis­tri­to de Ascen­ción (Huan­ca­ve­li­ca) en el que la pobla­ción recha­za el pro­yec­to de explo­ra­ción “Puka­qa­qa Sur” de la empre­sa Nexa Resour­ces, por el temor a la afec­ta­ción de los recur­sos hídricos;

– Las pro­tes­tas en Aya­cu­cho (pro­vin­cias de Luca­nas, Pari­na­co­chas y Pau­car del Sara Sara) en recha­zo a la acti­vi­dad minera;

– El caso de Caja­bam­ba (Caja­mar­ca) don­de las ron­das cam­pe­si­nas y otras orga­ni­za­cio­nes socia­les recha­zan la acti­vi­dad mine­ra de la empre­sa Shahuin­do y de mine­ros informales;

– El con­flic­to rela­cio­na­do con la defo­res­ta­ción en Tamshi­ya­cu (Lore­to);

– Las pro­tes­tas en Puno y Tac­na con­tra el pro­yec­to hídri­co Vila­vi­la­ni II;

– El caso del dis­tri­to de San Fran­cis­co de Asís de Yarus­ya­cán (Pas­co) y la empre­sa mine­ra Nexa Resour­ces, don­de exis­te una con­tro­ver­sia por el uso de terrenos;

– El recha­zo de la pobla­ción del dis­tri­to de Tam­bo­gran­de (Piu­ra) ante el pro­yec­to mine­ro El Algarrobo.

¿Qué es el con­flic­to social?De acuer­do a la pro­pia defi­ni­ción de la Defen­so­ría del Pue­blo el con­flic­to social es un pro­ce­so com­ple­jo en el cual sec­to­res de la socie­dad, el Esta­do y/​o las empre­sas per­ci­ben que sus posi­cio­nes, intere­ses, obje­ti­vos, valo­res, creen­cias o nece­si­da­des son con­tra­dic­to­rios, creán­do­se una situa­ción que podría deri­var en vio​len​cia​.La com­ple­ji­dad de los con­flic­tos está deter­mi­na­da por el núme­ro de acto­res que inter­vie­nen en ellos, la diver­si­dad cul­tu­ral, eco­nó­mi­ca, social y polí­ti­ca, las for­mas de vio­len­cia que se pue­den pre­sen­tar, o la debi­li­dad ins­ti­tu­cio­nal para aten­der­los, entre otros elementos.

Con­flic­ti­vi­dad socioambiental

La con­flic­ti­vi­dad de tipo socio­am­bien­tal es la que reúne la mayor pro­por­ción con 129 casos de con­flic­tos, y que repre­sen­tan el 65.5 por cien­to del total. 

Le sigue los con­flic­tos de tipo comu­nal con 9.1 por cien­to y los con­flic­tos sobre asun­tos de gobierno nacio­nal (6.6 %) y regio­nal (5.6%).

El 64.3 por cien­to de los con­flic­tos socio­am­bien­ta­les son gene­ra­dos por la acti­vi­dad mine­ra, segui­da de la acti­vi­dad de hidro­car­bu­ros (17.8 por ciento).

En cuan­to a la ubi­ca­ción terri­to­rial de los con­flic­tos, las regio­nes don­de se encuen­tra la mayor can­ti­dad de con­flic­tos acti­vos son Lore­to (23), Cus­co (22), Áncash (17), Apu­rí­mac (15), Puno (14), Piu­ra (11) y Caja­mar­ca (10).

FUENTE: SERVINDI

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *