Méxi­co. Chia­pas, con­ti­núa vio­len­cia con­tra comu­ni­da­des zapatistas

Por Sare Fra­bes /​Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 15 de enero de 2021

“Don­de ten­go mi par­ce­la me roba­ron mi elo­te. Fui­mos a sacar evi­den­cia y ahí mis­mo nos ponían bala­zos, en la comu­ni­dad de San Feli­pe”, rela­ta una mujer inte­gran­te de las Bases de Apo­yo del Ejér­ci­to Zapa­tis­ta de Libe­ra­ción Nacio­nal (BAEZLN) en la región Moi­sés Gandhi, muni­ci­pio ofi­cial de Ocosingo.

Ésta es solo una de las denun­cias más recien­tes sobre agre­sio­nes arma­das y vio­len­cia por par­te de miem­bros de la Orga­ni­za­ción de Cafe­ti­cul­to­res de Oco­sin­go (ORCAO) con­tra comu­ni­da­des per­te­ne­cien­tes al Muni­ci­pio Autó­no­mo Rebel­de Zapa­tis­ta (MAREZ) de Lucio Caba­ñas, uno de los muni­ci­pios que fue­ron recu­pe­ra­dos por el EZLN des­de 1994. En estos terri­to­rios rebel­des, que ante­rior­men­te esta­ban en manos de hacen­da­dos y fin­que­ros, se ejer­ce el auto­go­bierno a tra­vés de con­se­jos autónomos.

En días pasa­dos de este mes de Enero, una cara­va­na de obser­va­ción y soli­da­ri­dad inte­gra­da por orga­ni­za­cio­nes, colec­ti­vos y per­so­nas a títu­lo indi­vi­dual, adhe­ren­tes a la Sex­ta Decla­ra­ción de la Sel­va Lacan­do­na, infor­ma­ron que el día 12, “alre­de­dor de las 8:30 hrs. un gru­po de apro­xi­ma­da­men­te 30 hom­bres per­te­ne­cien­tes al gru­po opo­si­tor lle­gó cer­ca de las tie­rras que se encuen­tran tra­ba­jan­do las BAEZLN, toman­do fotos de las y los inte­gran­tes de esta Cara­va­na, como una for­ma de inti­mi­da­ción para obs­ta­cu­li­zar su tra­ba­jo”, denun­cia­ron en un comunicado.

Esta Cara­va­na reali­zó un pri­mer tra­ba­jo de docu­men­ta­ción en Octu­bre de 2020. Suma­do a este esfuer­zo, el 7 de Diciem­bre del 2020 se reali­zó la pri­me­ra Misión Civil de Obser­va­ción, efec­tua­da por par­te de orga­ni­za­cio­nes per­te­ne­cien­tes a la Red “Todos los dere­chos para todas y todos”, la cual tam­bién reca­bó diver­sos tes­ti­mo­nios que seña­lan un aumen­to de los ata­ques des­de 2019. Se seña­la como prin­ci­pa­les res­pon­sa­bles a miem­bros de la ORCAO.

Cre­ce soli­da­ri­dad nacio­nal e inter­na­cio­nal con EZLN tras ata­que paramilitar

En la más recien­te visi­ta, esta Cara­va­na tie­ne la tarea de acom­pa­ñar un nue­vo comien­zo en la labran­za de la tie­rra y la siem­bra de tri­go en este terri­to­rio rebelde.

Los par­ti­ci­pan­tes de la Cara­va­na reafir­man, “recor­da­mos que la pos­tu­ra de la cara­va­na de obser­va­ción y soli­da­ri­dad es y ha sido a favor de la paz, por esa razón exi­gi­mos el res­pe­to al dere­cho a la auto­no­mía y libre auto­de­ter­mi­na­ción zapa­tis­ta, a sus tie­rras recu­pe­ra­das que for­man par­te de su terri­to­rio, así como el res­pe­to y garan­tía a la inte­gri­dad, segu­ri­dad y la vida de las Bases de Apo­yo del E.Z.L.N.”

Ata­ques a la eco­no­mía comunitaria

Las muje­res en Moi­sés Gandhi, región con­for­ma­da por ocho pue­blos, tam­bién recla­man que los miem­bros de la ORCAO frac­cio­na­ron y colo­ca­ron en ven­ta tie­rras recu­pe­ra­das tras el levan­ta­mien­to zapa­tis­ta en 1994.

“En la comu­ni­dad de San Felipe…fraccionaron terre­nos, echa­ron su alam­bra­do. En la comu­ni­dad de Pro­gre­so blo­quea­ron la tie­rra recu­pe­ra­da”, seña­lan las BAEZLN sobre el des­po­jo vio­len­to por par­te de miem­bros arma­dos de la ORCAO.

Auna­do a ello, las fami­lias tam­bién seña­la­ron la extrac­ción de mate­ria­les para la cons­truc­ción y made­ra. “Mien­tras noso­tros esta­mos luchan­do en la orga­ni­za­ción y nun­ca hemos saca­do dine­ro de las tie­rras recu­pe­ra­das, (miem­bros de la ORCAO) tum­ba­ron los oco­ta­les, están talan­do las made­ras. Ahí están con sus bala­zos, con sus guar­dias, con sus altos cali­bres. Ya no pode­mos ir a la mil­pa, nos tie­nen vigi­la­dos”, denun­cian sobre la pre­sen­cia de gru­pos armados.

De acuer­do al Infor­me de la Cara­va­na de Soli­da­ri­dad rea­li­za­da en octu­bre pasa­do, “a ini­cios del 2020 se suma­ron a las agre­sio­nes los robos de cul­ti­vos, des­truc­ción de alam­bra­dos y pos­tes, pre­sen­cia de gen­te arma­da y con radios por­tá­ti­les en la comu­ni­dad y mon­tan­do guar­dias, ame­na­zas ver­ba­les y escri­tas, inti­mi­da­cio­nes y agre­sio­nes físi­cas a BAEZLN, que­ma y fumi­ga­ción de sem­bra­díos, robo de las tien­das de las comu­ni­da­des autó­no­mas, que­ma de col­me­nas, des­tro­zos en la Escue­la Secun­da­ria Autó­no­ma y deto­na­cio­nes de armas de fue­go”, todas agre­sio­nes suce­di­das en el eji­do de Moi­sés Gandhi.

En Chia­pas, orga­ni­za­cio­nes denun­cian vio­len­cia sis­te­má­ti­ca y estructural

Al mis­mo tiem­po, en la comu­ni­dad Nue­vo San Gre­go­rio, tie­rra recu­pe­ra­da con 155 hec­tá­reas en el mis­mo MAREZ, median­te accio­nes de inti­mi­da­ción, miem­bros de la ORCAO impi­den el paso a las fami­lias zapa­tis­tas hacia los espa­cios don­de rea­li­zan tra­ba­jos colec­ti­vos para for­ta­le­cer la eco­no­mía comunitaria.

“Noso­tros que­re­mos tra­ba­jar tem­prano y no pode­mos rea­li­zar­lo”, deta­llan las BAEZLN de Nue­vo San Gre­go­rio sobre la impo­si­bi­li­dad de tras­la­dar­se a las tie­rras don­de siem­bran trigo.

Des­de Noviem­bre del 2019, estas tie­rras se man­tu­vie­ron cer­ca­das por el gru­po arma­do de la ORCAO como par­te de los hos­ti­ga­mien­tos que tam­bién les ha impe­di­do a las fami­lias el reto­mar sus tra­ba­jos en una coope­ra­ti­va para la cría de peces, así como el acce­so a terre­nos para la siem­bra de hortalizas. 

Con­tra­in­sur­gen­cia, en aumento

Los ata­ques a la eco­no­mía autó­no­ma pri­van a los pue­blos de sus con­di­cio­nes bási­cas de vida: agua y ali­men­tos. “El año pasa­do no pudi­mos cose­char todo, ape­nas el 50% se cose­chó. De Mayo a Noviem­bre esta­mos hacien­do un gas­to de 80 mil pesos solo para com­pra de maíz y fri­jol”, rela­ta­ron con pesar las fami­lias de Nue­vo San Gre­go­rio sobre las accio­nes de con­tra­in­sur­gen­cia, situa­ción que se agra­va con la pan­de­mia del Covid-19.

Por ello, duran­te el últi­mo año las BAEZLN resien­ten la fal­ta de ali­men­tos y la impo­si­bi­li­dad de con­ti­nuar con tra­ba­jos como la siem­bra para auto­con­su­mo, ven­ta de bor­da­dos y de meca­pa­les, así como la ela­bo­ra­ción de mue­bles y carpintería.

Denun­cian que “alam­bra­ron todo, nues­tros ani­ma­les, nues­tros tra­ba­ja­de­ros, el agua. Sí, esta­mos sufrien­do mucho”, com­par­ten tes­ti­mo­nios de la comu­ni­dad de Nue­vo San Gre­go­rio, al momen­to en que mues­tran los terre­nos para la siem­bra que les fue­ron des­po­ja­dos vio­len­ta­men­te por miem­bros de la ORCAO.https://archive.org/embed/video-4-campana

Los tes­ti­mo­nios reca­ba­dos enfa­ti­zan las agre­sio­nes acon­te­ci­das el 22 de Agos­to del 2020, cuan­do miem­bros arma­dos de la ORCAO que­ma­ron bode­gas de café, el come­dor “Com­pa­ñe­ra Lucha”, ade­más de saquear la tien­da colec­ti­va Cen­tro de Comer­cio Nue­vo Ama­ne­cer del Arcoi­ris, robar el dine­ro en efec­ti­vo y des­tro­zar el lugar.

De acuer­do al infor­me de la Cara­va­na de Soli­da­ri­dad, entre los daños de aquel día y agre­sio­nes en otros momen­tos, en total los daños con­tra las comu­ni­da­des BAEZLN ascien­de a casi un millón y medio de pesos mexicanos. 

“La tien­da era colec­ti­va y nos apo­ya­mos de eso para las comi­sio­nes y has­ta aho­ri­ta no tene­mos nada, nos deja­ron sin nada. Todo se lle­va­ron, todo el dine­ro y al com­pa que esta­ba ven­dien­do lo ata­ca­ron, lo ence­rra­ron y los tuvie­ron una noche aguan­tan­do frío y hambre”,

DENUNCIARON LAS BAEZLN DE LA REGIÓN MOISÉS GANDHI.

Muje­res Base de Apo­yo de Moi­sés Ghandi

Con­ti­nuar la lucha

“Noso­tros no nos ren­di­mos. Para salir ade­lan­te empe­za­mos a orga­ni­zar nues­tros tra­ba­jos colec­ti­vos. Los com­pa­ñe­ros jóve­nes empe­za­ron con meca­pal, aun­que no tenía­mos expe­rien­cia, pero así apren­di­mos. Los com­pa­ñe­ros con la car­pin­te­ría, aun­que con un mar­ti­llo, un serru­cho y un cepi­llo, así esta­mos salien­do ade­lan­te. Noso­tras las com­pa­ñe­ras empe­za­mos hacer bor­da­dos para poder tener un poqui­to de dine­ro por­que no tene­mos nada. Tene­mos hijos, piden sus cosas y no tene­mos dine­ro, por eso esta­mos empe­zan­do con eso”, rela­ta­ron muje­res de las BAEZLN en la comu­ni­dad Nue­vo San Gregorio.

Ade­más, dicen las Bases de Apo­yo del EZLN afir­man que mien­tras se les des­po­ja de estas tie­rras, inme­dia­ta­men­te el gru­po para­mi­li­tar las pone a la ven­ta. “Ellos (ORCAO) ya le han dado pre­cio al terreno, que son 100 mil pesos cada hec­tá­rea, pero no les vamos a dar gus­to para que lo hagan como quie­ran. Lo vamos a defen­der, cues­te lo que cues­te. Noso­tros no somos due­ños, somos guar­dia­nes de la orga­ni­za­ción. El que es due­ño de esta tie­rra es la orga­ni­za­ción. El que es due­ño de esta tie­rra son los que die­ron su san­gre. No solo de noso­tros, es de todos”. 

El obje­ti­vo de la defen­sa de este terri­to­rio libe­ra­do, sos­tie­ne los cam­pe­si­nos, “es para vivir, no es para hacer nego­cio. La tie­rra es para que nos dé de comer, no para hacer nego­cios. Los árbo­les son para que nos dé oxí­geno, no para hacer nego­cio. Que­re­mos que les pon­gan un alto”, exi­gie­ron miem­bros de las BAEZLN de Nue­vo San Gre­go­rio duran­te el reco­rri­do con la Cara­va­na de Soli­da­ri­dad rea­li­za­da duran­te el año 2020.

Según auto­ri­da­des de la Jun­ta de Buen Gobierno (JBG) Nue­vo Ama­ne­cer en Resis­ten­cia y Rebel­día por la Vida y la Huma­ni­dad con sede en Patria Nue­va, los miem­bros de la ORCAO “Ya no son her­ma­nos. Her­ma­nos es cuan­do te entien­den, cuan­do te escu­chan, cuan­do te sien­te el dolor, el sufri­mien­to de los niños, de las muje­res emba­ra­za­das”, rela­tan en los videos de la Cara­va­na Soli­da­ria, pues a pesar de que las BAEZLN han soli­ci­ta­do el diá­lo­go, los miem­bros de la ORCAO con­ti­núan las agre­sio­nes armadas.

La gen­te esta tris­te pero tam­bién con rabia y preo­cu­pa­ción. “El cora­je y la rabia que tie­nen mis com­pa­ñe­ras, lo ten­go tam­bién. Hemos dicho: si nos tocan a uno, nos tocan a todos, por­que ellos (ORCAO) tie­nen (tie­rras) solo para ven­der, pero noso­tros lo esta­mos cui­dan­do, lo que­re­mos pro­te­ger. Por­que no solo esta­mos pen­san­do nada mas por noso­tros como pue­blos zapa­tis­tas, esta­mos miran­do más allá. Noso­tros esta­mos defen­dien­do la madre tie­rra por­que ahí come­mos, ahí vivi­mos y ahí vamos a seguir resis­tien­do”, enfa­ti­za una mujer inte­gran­te de la JBG del Cara­col No. 10 Flo­re­cien­do la Semi­lla Rebelde.

Pue­des con­sul­tar la serie de videos com­ple­tos con los tes­ti­mo­nios de las fami­lias zapa­tis­tas pue­des hacer­lo ⇒ aquí.

FUENTE: Avis­ta Midia

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *