Hai­tí. Con­tra el neocolonialismo

Por Cris­tó­bal León Cam­pos, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 16 de enero de 2021.

En Hai­tí aumen­tan las pro­tes­tas con­tra el des­acre­di­ta­do pre­si­den­te Jove­nel Moi­se, acu­sa­do de múl­ti­ples deli­tos, quien incre­men­ta la repre­sión y la pobre­za como sín­to­mas comu­nes en la nación cari­be­ña. El actual ciclo de mani­fes­ta­cio­nes lle­va ya más año, par­tien­do del recla­mo con­tra las polí­ti­cas eco­nó­mi­cas, has­ta la exi­gen­cia del fin del colo­nia­lis­mo his­tó­ri­co que aso­la a la pri­me­ra nación lati­no­ame­ri­ca­na inde­pen­di­za­da. No es nue­vo decir que Hai­tí es el país con mayor pobre­za y des­igual­dad del Cari­be y en el que la vio­len­cia sis­té­mi­ca opri­me a la pobla­ción, el aban­dono guber­na­men­tal del pue­blo coro­na un silen­cio sis­té­mi­co glo­bal sobre Hai­tí, cuyas noti­cias poco se difun­den y mucho se tergiversan.

El pue­blo hai­tiano ha denun­cia­do inse­gu­ri­dad, cri­men, corrup­ción e impu­ni­dad y for­ta­le­ce su lucha por la sali­da del poder de Jove­nel Moi­se antes del 7 de febre­ro, el régi­men se empe­ci­na en man­te­ner­se y simu­la refor­mas cons­ti­tu­cio­na­les para apa­ci­guar las deman­das socia­les, cuan­do en reali­dad tie­ne la inten­sión de pro­mul­gar una nue­va Cons­ti­tu­ción que pudie­ra poner en ries­go la exis­ten­cia del Sena­do y retor­nar al pre­si­den­cia­lis­mo dic­ta­to­rial que por déca­das gober­nó. La situa­ción en Hai­tí es suma­men­te preo­cu­pan­te, pues los intere­ses colo­nia­lis­tas del impe­ria­lis­mo han sumi­do a la nación duran­te más de dos siglos a una con­di­ción de depen­den­cia e injus­ti­cia de la que el pue­blo aún no logra salir, pues aun­que se silen­cie por los medios de comu­ni­ca­ción a favor del impe­ria­lis­mo, en Hai­tí exis­te la resis­ten­cia anti­co­lo­nia­lis­ta-impe­ria­lis­ta y revo­lu­cio­na­ria que lucha por la eman­ci­pa­ción del pue­blo y el esta­ble­ci­mien­to de la demo­cra­cia y la justicia.

Entre otros orga­nis­mos polí­ti­cos, el Par­ti­do RASIN Kan Pèp La, ha denun­cia­do median­te un comu­ni­ca­do la acti­tud inter­ven­cio­nis­ta de la Orga­ni­za­ción de las Nacio­nes Uni­das (ONU) y de la Orga­ni­za­ción de los Esta­dos Ame­ri­ca­nos (OEA), ya que con la escu­sa de con­tri­buir a redac­tar una nue­va Cons­ti­tu­ción ambas enti­da­des han envia­do repre­sen­tan­tes ali­nea­dos al gobierno repu­dia­do, en el comu­ni­ca­do del Par­ti­do RASIN Kan Pèp pue­de leer­se: “No hay nin­gu­na ley, nin­gu­na con­ven­ción inter­na­cio­nal que otor­gue a esas ins­ti­tu­cio­nes el dere­cho de inmis­cuir­se en los asun­tos inter­nos del país. Esta prác­ti­ca es la expre­sión de una visión inter­ven­cio­nis­ta y colo­nia­lis­ta, y así como el des­pre­cio que tie­nen hacia el pue­blo hai­tiano […] Recor­da­mos a todos que la ONU y la OEA son dos ins­tru­men­tos al ser­vi­cio de los intere­ses de los impe­ria­lis­tas, espe­cial­men­te del impe­ria­lis­mo norteamericano”.

En otra decla­ra­ción, diver­sas orga­ni­za­cio­nes popu­la­res y revo­lu­cio­na­rias hai­tia­nas men­cio­nan que: “El régi­men de Jove­nel Moi­se en Hai­tí es com­ple­ta­men­te ile­gí­ti­mo y corrup­to. Las ban­das han come­ti­do muchos deli­tos, ata­can­do barrios popu­la­res y matan­do a los opo­si­to­res al régi­men con impu­ni­dad. Con la pro­fun­di­za­ción de la cri­sis polí­ti­ca y eco­nó­mi­ca, Moi­se ha esta­do pidien­do una nue­va cons­ti­tu­ción para con­so­li­dar aún más su poder”.

El pue­blo hai­tiano, orga­ni­za­do en la resis­ten­cia pro­le­ta­ria-popu­lar requie­re la soli­da­ri­dad inter­na­cio­nal de los sec­to­res pro­gre­sis­tas y de izquier­da del mun­do. En nues­tra Amé­ri­ca las voces de jus­ti­cia para Hai­tí deben mul­ti­pli­car­se y exten­der­se, para el fin de tan­tos años de opre­sión y el sur­gi­mien­to de una nue­va reali­dad para la pri­me­ra nación lati­no­ame­ri­ca­na reva­li­da­da al calor del deseo de inde­pen­den­cia y sobe­ra­nía. La espe­ran­za de Hai­tí es la mis­ma que tie­nen todos los pue­blos en el mundo.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *