Méxi­co. Acu­san a la mar­ca Zim­mer­mann de robar el dise­ño de tex­ti­les indí­ge­nas mexicanos

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 14 de enero de 2021

Su nue­va colec­ción inclu­ye un ves­ti­do idén­ti­co al hui­pil ances­tral oaxaqueño

La empre­sa ven­dió su dise­ño como un ves­ti­do de pla­ya sin dar­le nin­gún cré­di­to a la comu­ni­dad y por un valor de 850 dóla­res. «El reco­no­ci­mien­to de los sabe­res ances­tra­les debe pre­va­le­cer como el res­pe­to máxi­mo para la sana con­vi­ven­cia entre los pue­blos ori­gi­na­rios, la nación mexi­ca­na y la comu­ni­dad inter­na­cio­nal!”, enfa­ti­za­ron des­de el Ins­ti­tu­to Oaxa­que­ño de las Artesanías.

El Ins­ti­tu­to Oaxa­que­ño de las Arte­sa­nías denun­ció que la mar­ca aus­tra­lia­na de ropa Zim­mer­mann pla­gió en su nue­va colec­ción al hui­pil maza­te­co, la ances­tral indu­men­ta­ria mexi­ca­na que lle­va un deli­ca­do tra­ba­jo arte­sa­nal y es carac­te­rís­ti­ca de las comu­ni­da­des del lugar. La ins­ti­tu­ción pidió ade­más la inter­ven­ción de la Secre­ta­ría de Cul­tu­ra así como a demás casas e ins­ti­tu­tos de arte­sa­nías del res­to del país para hacer eco de la situa­ción y así defen­der y pro­te­ger el patri­mo­nio arte­sa­nal de los pue­blos originarios.

La pie­za en cues­tión toma la ico­no­gra­fía de la ves­ti­men­ta que habi­tual­men­te se usa en las pobla­cio­nes de Huautla de Jimé­nez y San Bar­to­lo­mé Ayautla, ambas ubi­ca­das en la región de Caña­da, Oaxa­ca. Las simi­li­tu­des se encuen­tran tan­to en la for­ma de la pren­da como en los colo­res rosa­dos y azu­les que la com­po­nen a tra­vés de cin­tas, ade­más de los sin­gu­la­res ele­men­tos bor­da­dos de aves y flores.

El Ins­ti­tu­to Oaxa­que­ño de las Arte­sa­nías denun­ció que la mar­ca aus­tra­lia­na de ropa Zim­mer­mann pla­gió en su nue­va colec­ción al hui­pil maza­te­co, la ances­tral indu­men­ta­ria mexi­ca­na que lle­va un deli­ca­do tra­ba­jo arte­sa­nal y es carac­te­rís­ti­ca de las comu­ni­da­des del lugar. La ins­ti­tu­ción pidió ade­más la inter­ven­ción de la Secre­ta­ría de Cul­tu­ra así como a demás casas e ins­ti­tu­tos de arte­sa­nías del res­to del país para hacer eco de la situa­ción y así defen­der y pro­te­ger el patri­mo­nio arte­sa­nal de los pue­blos originarios.

LEER MÁSEl video que expli­ca cómo fun­cio­na la vacu­na Sput­nik V | Mues­tra de qué mane­ra se pro­du­ce la inmu­ni­dad con­tra el coronavirus
LEER MÁSAs­tró­no­mos chi­le­nos cap­tu­ra­ron por pri­me­ra vez la muer­te de una gala­xia dis­tan­te | His­tó­ri­co hallaz­go en el obser­va­to­rio de Atacama

La pie­za en cues­tión toma la ico­no­gra­fía de la ves­ti­men­ta que habi­tual­men­te se usa en las pobla­cio­nes de Huautla de Jimé­nez y San Bar­to­lo­mé Ayautla, ambas ubi­ca­das en la región de Caña­da, Oaxa­ca. Las simi­li­tu­des se encuen­tran tan­to en la for­ma de la pren­da como en los colo­res rosa­dos y azu­les que la com­po­nen a tra­vés de cin­tas, ade­más de los sin­gu­la­res ele­men­tos bor­da­dos de aves y flores.

El hui­pil ances­tral maza­te­co repre­sen­ta los cami­nos de la región así como su flo­ra y fau­na y con­ser­va la cos­mo­vi­sión indí­ge­na que rige a la comu­ni­dad. Ade­más, el bor­da­do de pun­to de cruz se ense­ña de gene­ra­ción en gene­ra­ción, en prác­ti­ca­men­te todas las fami­lias y repre­sen­ta el sus­ten­to de muchas de ellas. Sin embar­go, la mar­ca ven­dió su dise­ño como un ves­ti­do de pla­ya sin dar­le nin­gún cré­di­to a la comu­ni­dad y por un valor de 850 dólares.

Leé el artícu­lo com­ple­to en Lati­noa­mé­ri­ca Piensa 

FUENTE: Pagi­na 12

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *