El Sal­va­dor. Medio Ambien­te jus­ti­fi­ca con dic­ta­men téc­ni­co el per­mi­so que otor­gó a pro­yec­to Valle El Ángel

Por Oscar Gon­zá­lez. Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 15 de enero de 2021.

El Minis­te­rio de Medio Ambien­te y Recur­sos Natu­ra­les (MARN) no recon­si­de­ró su deci­sión de otor­gar el per­mi­so ambien­tal al mega­pro­yec­to Ciu­dad Valle El Ángel, ubi­ca­do en la zona nor­te de San Sal­va­dor. Al con­tra­rio, jus­ti­fi­có el per­mi­so con un dic­ta­men téc­ni­co que emi­tió para res­pon­der a los recur­sos de revi­sión inter­pues­tos por orga­ni­za­cio­nes socia­les, aglu­ti­na­das en el Colec­ti­vo Sal­ve­mos Valle El Ángel.

El docu­men­to de 12 pági­nas, fecha­do el 6 de enero de 2021 y ela­bo­ra­do por el per­so­nal de la Direc­ción Gene­ral de Eva­lua­ción y Cum­pli­mien­to Ambien­tal del MARN, expli­ca que «no exis­ten los vicios de ile­ga­li­dad de las dis­po­si­cio­nes que reglan las fases esen­cia­les del pro­ce­di­mien­to admi­nis­tra­ti­vo que expo­nen los recu­rren­tes en sus soli­ci­tu­des, en con­tra de la reso­lu­ción». En otras pala­bras, el MARN ase­gu­ró que la empre­sa de inmo­bi­lia­rios Urbá­ni­ca, de la fami­lia Due­ñas y a car­go del mega­pro­yec­to, cum­plió con todos los requi­si­tos de ley, a pesar de los seña­la­mien­tos de las orga­ni­za­cio­nes socia­les de que no fue­ron escu­cha­das en el proceso.

El MARN tam­bién argu­men­to, en el docu­men­to, que actuó con­for­me a lo esta­ble­ci­do en el Regla­men­to Gene­ral de Medio Ambien­te duran­te el pro­ce­so admi­nis­tra­ti­vo de eva­lua­ción de impac­to ambien­tal, «res­pe­tan­do los prin­ci­pios y pro­ce­di­mien­tos que lle­va­ron a cons­ta­tar que se cum­plie­ron todas las con­di­cio­nes mate­ria­les, for­ma­les y pro­ce­di­men­ta­les pre­vis­tas por el orde­na­mien­to jurídico».

El Colec­ti­vo Sal­ve­mos Valle El Ángel había seña­la­do ante­rior­men­te que el MARN come­tió irre­gu­la­ri­da­des en el pro­ce­so de auto­ri­za­ción ambien­tal para el pro­yec­to. Por ello, las orga­ni­za­cio­nes rea­li­za­ron dife­ren­tes accio­nes como la pre­sen­ta­ción, en diciem­bre, de escri­tos fir­ma­dos para inter­po­ner recur­sos de ape­la­ción en con­tra del per­mi­so ambien­tal que fue otorgado.

La opo­si­ción al pro­yec­to, que cubri­rá 228.06 hec­tá­reas de la zona nor­te de San Sal­va­dor, ha sido recha­za­do cons­tan­te por par­te de los movi­mien­tos socia­les, las comu­ni­da­des y la igle­sia cató­li­ca (excep­to los Heral­dos del Evan­ge­lio, quie­nes tam­bién van a cons­truir un tem­plo), ya que se desa­rro­lla­rá en una zona de las más impor­tan­tes de recar­ga hídri­ca de la capital. 

El per­mi­so ambien­tal gene­ró tal recha­zo que el mar­tes 12 de enero, ECOS El Sal­va­dor otor­gó al minis­tro de Medio Ambien­te, Fer­nan­do López Larrey­na­ga, el «reco­no­ci­mien­to des­ho­no­rí­fi­co de ECOCIDA del Año 2020».

Car­los Flo­res, de ECOS El Sal­va­dor, expli­có que los «eco­ci­das son esas accio­nes que hacen las per­so­nas que tie­nen el poten­cial de dañar eco­sis­te­mas y con esto los medios de sub­sis­ten­cia de pobla­cio­nes ente­ras» Agre­gó que más allá de ser un reco­no­ci­mien­to para el fun­cio­na­rio, era para el MARN, par­ti­cu­lar­men­te por el caso de Ciu­dad Valle del Ángel. 

Fuen­te: Gato Encerrado

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *