Argen­ti­na. Este 23 de enero entra­ría en vigen­cia en todo el país la IVE, la cual es obligatoria

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 15 de enero de 2021. 

No son nece­sa­rias las adhe­sio­nes pro­vin­cia­les. Luchar tie­ne sus frutos. 

Comu­ni­ca­do de la Cam­pa­ña Nacio­nal por el Dere­cho al Abor­to Legal, Segu­ro y Gratuito:

Esta ley es el logro de la lucha colec­ti­va sos­te­ni­da por varios años por muje­res y disi­den­cias sexua­les de todo el país. Una lucha que hemos dado de for­ma trans­ver­sal y fede­ral, inter­pe­lan­do a diver­sos sec­to­res de la polí­ti­ca para gene­rar una res­pues­ta inte­gral y res­pe­tuo­sa de los dere­chos huma­nos a la reali­dad de los emba­ra­zos no desea­dos y para erra­di­car la vio­len­cia de la cri­mi­na­li­za­ción y la nega­ción del dere­cho a la salud de quie­nes deci­den abortar.

Ha lle­ga­do este día tan ansia­do, espe­ra­do y por el cual hemos mili­ta­do ince­san­te­men­te. En Argen­ti­na será legal inte­rrum­pir una ges­ta­ción por la sola deci­sión de la per­so­na ges­tan­te has­ta la sema­na 14 inclu­si­ve. Fue­ra de ese pla­zo con­ti­núan vigen­tes los abor­tos lega­les en casos de peli­gro para la salud o en casos de vio­len­cia sexual pre­vis­tos por el Códi­go Penal des­de 1921. La ley pro­mul­ga­da hoy debe ser cum­pli­da por las y los pro­fe­sio­na­les de la salud, por los ope­ra­do­res de la Jus­ti­cia y por otros agen­tes del Esta­do en todas las juris­dic­cio­nes del país. No es nece­sa­ria su regla­men­ta­ción ni se requie­ren adhe­sio­nes pro­vin­cia­les des­de la pues­ta en vigen­cia para ejer­cer el derecho.

La ley 27.610 reco­no­ce el dere­cho a la auto­no­mía, al tra­to digno, a la infor­ma­ción, a la con­fi­den­cia­li­dad, a la pri­va­ci­dad y a la aten­ción de cali­dad de quie­nes soli­ci­tan un abor­to o aten­ción post abor­to, tan­to en el ámbi­to públi­co como pri­va­do. La lucha que comen­za­mos hace años, con nues­tros pañue­los ver­des y la mili­tan­cia sos­te­ni­da en cada lugar don­de hubo que dar el deba­te, con­ti­nua­rá con el segui­mien­to del cum­pli­mien­to de esta ley y con la pro­mo­ción de este dere­cho que los femi­nis­mos supi­mos conquistar.

La edu­ca­ción sexual inte­gral, la pro­vi­sión de anti­con­cep­ti­vos y la garan­tía del dere­cho al abor­to legal segu­ro y gra­tui­to será la ban­de­ra que segui­re­mos levan­tan­do en cada rin­cón del país para que el dere­cho reco­no­ci­do a tra­vés de la ley sea una reali­dad para todas las mujeres,

niñas, les­bia­nas, bise­xua­les, trans y no bina­ries que habi­ten el sue­lo argentino.

En este día de cele­bra­ción para los femi­nis­mos de este país, más que nun­ca pro­cla­ma­mos nues­tro lema de lucha:

¡Edu­ca­ción sexual para decidir,

anti­con­cep­ti­vos para no abortar,

abor­to legal para no morir!

Abor­to legal: el Gobierno publi­có la ley en el Bole­tín Ofi­cial con un cambio

El Gobierno for­ma­li­zó la pro­mul­ga­ción de la lega­li­za­ción del abor­to y la ley de los mil días a tra­vés de la publi­ca­ción en el Bole­tín Ofi­cial de los res­pec­ti­vos decre­tos fir­ma­dos por el pre­si­den­te Alber­to Fernández.

Con el decre­to núme­ro 142021 se pro­mul­gó ‑con una obser­va­ción- la ley de Inte­rrup­ción Volun­ta­ria del Emba­ra­zo (IVE), que según esti­ma­ron ofi­cial­men­te entra­rá en vigen­cia a más tar­dar el 23 de enero, lue­go de su publi­ca­ción en el Bole­tín Oficial.

La «correc­ción» acor­da­da con los sena­do­res
El Pre­si­den­te hizo una acla­ra­ción sobre el arti­cu­la­do de la ley, acor­da­da tras la apro­ba­ción de Dipu­tados y en el mar­co de su deba­te en el Sena­do. Esa nego­cia­ción a últi­mo momen­to, per­mi­tió que la ini­cia­ti­va reci­bie­ra los votos de Edgar­do Kuei­der (Fren­te de Todos) y Alber­to Were­til­neck (Jun­tos Somos Rio Negro).

Duran­te el tra­ta­mien­to en la Cáma­ra alta, la miem­bro infor­man­te y pre­si­den­ta de la Ban­ca de la Mujer, Nor­ma Duran­go, había expli­ci­ta­do que se acor­dó con el Gobierno nacio­nal el veto par­cial a dos inci­sos de la nor­ma para eli­mi­nar la pala­bra «inte­gral» de los tex­tos de la ley. Se tra­ta de los artícu­los 4 y 16.

El artícu­lo 4 esta­ble­ce final­men­te que «las muje­res y per­so­nas con otras iden­ti­da­des de géne­ro con capa­ci­dad de ges­tar tie­nen dere­cho a deci­dir y acce­der a la inte­rrup­ción de su emba­ra­zo has­ta la sema­na cator­ce, inclu­si­ve, del pro­ce­so gestacional».

Tam­bién dice que «fue­ra del pla­zo dis­pues­to en el párra­fo ante­rior, la per­so­na ges­tan­te tie­ne dere­cho a deci­dir y acce­der a la inte­rrup­ción de su emba­ra­zo solo en las siguien­tes situa­cio­nes: si el emba­ra­zo fue­ra resul­ta­do de una vio­la­ción». Ade­más, el tex­to ori­gi­nal decía que si «estu­vie­ra en peli­gro la vida o la salud inte­gral de la per­so­na ges­tan­te», pero el PEN dis­pu­so «obser­var» la pala­bra «inte­gral».

«El agre­ga­do de la pala­bra ‘inte­gral’ no ha apor­ta­do cla­ri­dad en el deba­te del pro­yec­to de ley en el Con­gre­so», fun­da­men­ta el decre­to, que tam­bién seña­la que «la ‘salud’ como con­cep­to es auto­su­fi­cien­te por lo que, a los fines de guar­dar con­sis­ten­cia nor­ma­ti­va y de ase­gu­rar que la aten­ción de la salud se reali­ce de acuer­do con los com­pro­mi­sos nacio­na­les e inter­na­cio­na­les asu­mi­dos para la pro­tec­ción de ese derecho».

El artícu­lo 16, en tan­to, modi­fi­ca el artícu­lo 86 del Códi­go Penal sobre que «no es deli­to el abor­to rea­li­za­do con con­sen­ti­mien­to de la per­so­na ges­tan­te has­ta la sema­na cator­ce inclu­si­ve del pro­ce­so ges­ta­cio­nal». En este artícu­lo ini­cial­men­te tam­bién figu­ra­ba la pala­bra «inte­gral», pero se pro­du­jo la supre­sión como en el caso anterior.

El Gobierno acla­ró que «la medi­da que se pro­po­ne no alte­ra el espí­ri­tu ni la uni­dad del Pro­yec­to de Ley san­cio­na­do por el Congreso».

Los pla­zos para acce­der a un abor­to legal
La ley de IVE pone énfa­sis en el dere­cho de las muje­res a resol­ver la inte­rrup­ción del emba­ra­zo en el sis­te­ma de salud en un pla­zo máxi­mo de 10 días des­de que se lo solicite.

El tex­to de la nor­ma­ti­va esta­ble­ce que «en ejer­ci­cio de sus dere­chos huma­nos, toda mujer u otras iden­ti­da­des con capa­ci­dad de ges­tar tie­nen dere­cho a deci­dir volun­ta­ria­men­te y acce­der a la inte­rrup­ción de su emba­ra­zo has­ta las 14 sema­nas, inclu­si­ve, del pro­ce­so gestacional».

Más allá de ese pla­zo se podrá inte­rrum­pir si la ges­ta­ción fue­ra pro­duc­to de una vio­la­ción, median­te el solo reque­ri­mien­to y decla­ra­ción jura­da de la per­so­na ante el pro­fe­sio­nal o per­so­nal de salud inter­vi­nien­te; o tam­bién si estu­vie­ra en ries­go la vida o la salud de la embarazada.

La ley de los mil días
Ade­más, a tra­vés del Decre­to 152021 que­dó for­mal­men­te en vigen­cia la Ley 27.611, cono­ci­da como «de los mil días.

La ley de Aten­ción y Cui­da­do Inte­gral de la Salud duran­te el Emba­ra­zo y la Pri­me­ra Infan­cia esta­ble­ce una nue­va asig­na­ción por Cui­da­do de Salud Inte­gral con­sis­ten­te en el pago anual de una Asig­na­ción Uni­ver­sal por Hijo (AUH) con el obje­ti­vo de for­ta­le­cer la aten­ción inte­gral de la salud de la mujer duran­te el emba­ra­zo y de sus hijos e hijas has­ta los tres años de vida.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *