Inter­na­cio­nal. Con­de­na mun­dial a la cíni­ca cali­fi­ca­ción de Cuba como Esta­do patro­ci­na­dor del terrorismo

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 14 de enero de 2021.

Líde­res guber­na­men­ta­les y polí­ti­cos y diver­sas orga­ni­za­cio­nes en el mun­do se han suma­do al recha­zo de la inclu­sión de Cuba en la espu­ria e hipó­cri­ta categoría.

Líde­res guber­na­men­ta­les y polí­ti­cos y diver­sas orga­ni­za­cio­nes en el mun­do se han suma­do al recha­zo de la inclu­sión de Cuba en la espu­ria, cíni­ca e hipó­cri­ta lis­ta de paí­ses patro­ci­na­do­res del terro­ris­mo, anun­cia­da el lunes por el secre­ta­rio de Esta­do nor­te­ame­ri­cano, Michael Pompeo.

Nico­lás Madu­ro Moros, pre­si­den­te de la Repú­bli­ca Boli­va­ria­na de Vene­zue­la, des­ta­có en un tuit que la admi­nis­tra­ción de Donald Trump «pre­ten­de minar el camino de la polí­ti­ca inter­na­cio­nal antes de salir por la puer­ta tra­se­ra de la his­to­ria mun­dial» y expre­só su recha­zo cate­gó­ri­co a «la inclu­sión de nues­tra her­ma­na Repú­bli­ca de Cuba en la “lis­ta de patro­ci­na­do­res esta­ta­les del terrorismo”».

De igual mane­ra el pre­si­den­te de Nica­ra­gua, Daniel Orte­ga, al denun­ciar la medi­da esta­dou­ni­den­se rati­fi­có su apo­yo a Cuba. Y Evo Mora­les Ayma, expre­si­den­te del Esta­do Plu­ri­na­cio­nal de Boli­via, des­de su cuen­ta en Twit­ter, seña­ló que «Esta­dos Uni­dos no tie­ne la moral ni la auto­ri­dad para poner en lis­tas a Cuba.

«Cuba es el país más soli­da­rio del mun­do. En medio de una pan­de­mia sigue envian­do médi­cos que sal­van vidas. Mien­tras tan­to, Esta­dos Uni­dos inva­de paí­ses y orga­ni­za gol­pes de Esta­do», escribió.

Un comu­ni­ca­do de la Can­ci­lle­ría vene­zo­la­na tam­bién refu­tó la inten­ción de la salien­te admi­nis­tra­ción de Donald Trump que «refle­ja la mani­pu­la­ción y el uso polí­ti­co e ideo­lo­gi­za­do que Washing­ton hace de un tema tan sen­si­ble como lo es la lucha con­tra el terro­ris­mo, con el fin de pro­mo­ver su agen­da de des­es­ta­bi­li­za­ción y de con­ti­nua agre­sión con­tra el pue­blo y Gobierno de Cuba».

El men­sa­je de la Can­ci­lle­ría boli­va­ria­na agre­ga que «es evi­den­te, así mis­mo, la inten­ción de dejar mina­do el camino para difi­cul­tar una reapro­xi­ma­ción entre el Gobierno entran­te de la Casa Blan­ca y el Gobierno revo­lu­cio­na­rio de Cuba».

Igual­men­te, el Minis­te­rio de Rela­cio­nes Exte­rio­res de Chi­na recha­zó la mani­pu­la­ción de Washing­ton a la lucha anti­te­rro­ris­ta como pre­tex­to para man­te­ner la opre­sión e impo­ner san­cio­nes eco­nó­mi­cas a Cuba. Zhao Lijian, voce­ro de la can­ci­lle­ría, reite­ró la exhor­ta­ción de su Gobierno a Esta­dos Uni­dos para nor­ma­li­zar los víncu­los bila­te­ra­les sobre la base del res­pe­to mutuo.

Sacha Llo­ren­ti, secre­ta­rio eje­cu­ti­vo de la Alian­za Boli­va­ria­na para los Pue­blos de Nues­tra Amé­ri­ca-Tra­ta­do de Comer­cio de los Pue­blos, publi­có en su cuen­ta en Twit­ter que «la arbi­tra­ria deci­sión del Gobierno de Esta­dos Uni­dos no solo vio­la la Car­ta de las Nacio­nes Uni­das y el Dere­cho Inter­na­cio­nal, sino que es un afren­ta a los pue­blos del mundo.

«En medio de la pan­de­mia y bajo un cri­mi­nal blo­queo, Cuba envía médi­cos y, sal­va miles y miles de vidas», dijo el fun­cio­na­rio, quien, ade­más, agre­gó que si exis­tie­se una lis­ta de los paí­ses patro­ci­na­do­res de la soli­da­ri­dad y de la vida, en pri­mer lugar esta­ría Cuba.

Por su par­te, los sena­do­res esta­dou­ni­den­ses Amy Klo­bu­char, Patrick Leahy, Ron Wyden, Chris Van Hollen, Jack Reed, Jeff Mer­kley, She­rrod Brown, Mar­tin Hein­rich y Tina Smith envia­ron el pasa­do 7 de enero una car­ta al Secre­ta­rio de Esta­do, Michael Pom­peo, expre­san­do su preo­cu­pa­ción ante esta even­tual deci­sión, sin con­sul­ta y revi­sión for­mal por par­te del Congreso.

Des­de su sede en Ate­nas, el Con­se­jo Mun­dial de Paz con­de­nó la acción anti­cu­ba­na de Esta­dos Uni­dos y advir­tió que se tra­ta de un nue­vo ins­tru­men­to para difa­mar a Cuba por­que cons­ti­tu­ye «una fuen­te de ins­pi­ra­ción para los pue­blos pobres y opri­mi­dos del mundo».

Al res­pec­to, hace un lla­ma­do a sus miem­bros y ami­gos «para que denun­cien esta acción de Esta­dos Uni­dos y for­ta­lez­can la soli­da­ri­dad con el valien­te pue­blo de Cuba».

El ana­lis­ta polí­ti­co peruano Gus­ta­vo Espi­no­za, en decla­ra­cio­nes a Pren­sa Lati­na, con­si­de­ró: «Es sim­ple­men­te un esper­pen­to que sus cola­bo­ra­do­res pre­ten­den usar como “expre­sión polí­ti­ca” de un Trump que bus­ca usar la medi­da como tapa­rra­bo para encu­brir la acu­sa­ción de gol­pis­ta que se cier­ne sobre él».

Tam­bién el aca­dé­mi­co peruano e his­tó­ri­co lucha­dor social, Héc­tor Bejar, cali­fi­có como un acto agre­si­vo, obse­si­vo y agó­ni­co la inclu­sión de Cuba en la lis­ta uni­la­te­ral de Washing­ton. Al decir de Béjar, es para­dó­ji­co que el Gobierno de Donald Trump, pro­mo­tor del terro­ris­mo en el mun­do y aus­pi­cia­dor de cien­tos de gru­pos terro­ris­tas, inclu­ya a Cuba en la refe­ri­da nómina.

A su vez, la Coor­di­na­do­ra Nacio­nal de Soli­da­ri­dad con Cuba mani­fes­tó su más pro­fun­da con­de­na a la cíni­ca e inmo­ral deci­sión del Depar­ta­men­to de Esta­do del Gobierno de Esta­dos Uni­dos de «desig­nar a la her­ma­na Repú­bli­ca de Cuba como Esta­do pro­mo­tor del terro­ris­mo», agre­gán­do­la a su lis­ta, con la fina­li­dad de recru­de­cer aún más el cri­mi­nal blo­queo eco­nó­mi­co, comer­cial y finan­cie­ro con­tra Cuba.

«Lo cíni­co e inmo­ral de esta deci­sión cruel y ven­ga­ti­va de la Admi­nis­tra­ción de Esta­dos Uni­dos, es que lo hacen a solo unos días de su sali­da bochor­no­sa y con la fina­li­dad de entor­pe­cer cual­quier inten­to de mejo­rar las dete­rio­ra­das rela­cio­nes diplo­má­ti­cas con la nue­va admi­nis­tra­ción de Esta­dos Uni­dos, que asu­mi­rá sus fun­cio­nes a par­tir del 20 de enero pró­xi­mo», puntualizó.

Fuen­te: Juven­tud Rebelde

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *