Cuba. Con­de­na inclu­sión en lis­ta como «Esta­do patro­ci­na­dor del terro­ris­mo» por par­te de Trump

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 12 de enero de 2021. 

El minis­tro de Rela­cio­nes Exte­rio­res de Cuba, Bruno Rodrí­guez Parri­lla, recha­zó este lunes a tra­vés de la red social Twit­ter la inclu­sión de la Isla en la lis­ta de «Esta­dos patro­ci­na­do­ras del terro­ris­mo» por par­te del pre­si­den­te salien­te de Esta­dos Uni­dos (EE.UU.), Donald Trump.

El Can­ci­ller cubano con­de­nó la medi­da del salien­te Donald Trump de la Casa Blan­ca y la til­dó como una cali­fi­ca­ción «hipó­cri­ta y cínica».

«El opor­tu­nis­mo polí­ti­co de esta acción es reco­no­ci­do por todo el que ten­ga una preo­cu­pa­ción hones­ta ante el fla­ge­lo del terro­ris­mo y sus víc­ti­mas», indi­có Rodrí­guez Parrilla.

El Minis­te­rio de Rela­cio­nes Exte­rio­res de Cuba denun­ció que des­de hace meses se esta­ba tra­man­do la infa­me acu­sa­ción, «des­de hace meses, se vie­ne espe­cu­lan­do sobre la posi­bi­li­dad de incluir a Cuba en la lis­ta uni­la­te­ral del Depar­ta­men­to de Esta­do que cali­fi­ca a paí­ses, sin man­da­to o legi­ti­mi­dad algu­na, caren­te de moti­va­ción genui­na, refe­ri­da al terro­ris­mo y sus secue­las», agregó.

«Cuba es un esta­do víc­ti­ma del terro­ris­mo y nues­tra pobla­ción lo ha sufri­do en car­ne pro­pia, al pre­cio de 3.478 víc­ti­mas mor­ta­les y 2.099 per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad, por actos come­ti­dos por el gobierno de los Esta­dos Uni­dos o per­pe­tra­dos y patro­ci­na­dos des­de terri­to­rio de ese país con la tole­ran­cia de las auto­ri­da­des ofi­cia­les», enfa­ti­zó la Can­ci­lle­ría cubana.

Horas antes, el secre­ta­rio de Esta­do de EE.UU., Mike Pom­peo, seña­lí que con la medi­da se bus­ca que Cuba pon­ga fin a su «apo­yo al terro­ris­mo inter­na­cio­nal y la sub­ver­sión de la jus­ti­cia esta­dou­ni­den­se», dijo en un comunicado.

Cuba había sido reti­ra­da de la lis­ta de paí­ses patro­ci­na­do­res del terro­ris­mo en 2015, duran­te el segun­do man­da­to del pre­si­den­te demó­cra­ta Barack Oba­ma (2009−2017).

Por su par­te, el direc­tor gene­ral de EE.UU. en el Minis­te­rio de Rela­cio­nes Exte­rio­res de Cuba, Car­los Fer­nán­dez Cos­sio, con­de­nó la medi­da y la cata­lo­gó como oportunismo.

A tra­vés de su cuen­ta en Twwi­ter, el fun­cio­na­rio seña­ló que «el Depar­ta­men­to de Esta­do de EE.UU. mani­pu­la el tema del terro­ris­mo con gro­se­ro opor­tu­nis­mo político».

Asi­mis­mo, agre­gó que «desig­nar a Cuba como esta­do patro­ci­na­dor es un com­pro­mi­so corrup­to y carac­te­rís­ti­co del actual Gobierno esta­dou­ni­den­se con quie­nes han hecho de la agre­sión a Cuba un modo de vida», recalcó.

La deci­sión del Gobierno de EE.UU., toma­da a nue­ve días de que con­clu­ya la ges­tión de Donald Trump, pro­cu­ra dañar de mane­ra sig­ni­fi­ca­ti­va la eco­no­mía cuba­na, per­ju­di­ca­da ya por las res­tric­cio­nes de via­jes y el envío de reme­sas, la per­se­cu­ción a paí­ses que envían petró­leo a Cuba, el hos­ti­ga­mien­to a enti­da­des que comer­cian con la Isla y otras accio­nes que for­man par­te del bloqueo.

Fuen­te: TeleSUR

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *