Esta­dos Uni­dos. Acu­sa­ción con­tra Trump por «inci­tar una insu­rrec­ción en el Capi­to­lio» /​/​Abren al menos 25 casos de terro­ris­mo domés­ti­co tras el asal­to al Capitolio

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 11 de enero de 2021.

El obje­ti­vo de los demó­cra­tas de lle­var rápi­da­men­te a jui­cio polí­ti­co al pre­si­den­te de Esta­dos Uni­dos, Donald Trump, ha gana­do apo­yo, lue­go del asal­to al Capi­to­lio por par­te de sus sim­pa­ti­zan­tes, una acción con­de­na­da en el inte­rior del país norteamericano.

A con­ti­nua­ción pre­sen­ta­mos las cla­ves del caso Trump en la Cáma­ra de Repre­sen­tan­tes cuan­do fal­tan dos sema­nas para la trans­fe­ren­cia de man­do en Esta­dos Unidos.

 La Cáma­ra de Repre­sen­tan­tes debe votar si se debe o no some­ter a un jui­cio polí­ti­co al pre­si­den­te Trump, lue­go que los demó­cra­tas pre­sen­ten la acu­sa­ción con­tra el man­da­ta­rio, que sería «inci­tar una insu­rrec­ción en el Capitolio».

— Los car­gos están codi­fi­ca­dos en artícu­los del jui­cio polí­ti­co que deta­llan las supues­tas ofen­sas con­tra la nación. 

— Si los demó­cra­tas deci­den seguir ade­lan­te, la vota­ción podría ser posi­ble el miér­co­les, exac­ta­men­te una sema­na antes de que el demó­cra­ta Joe Biden se con­vier­ta en pre­si­den­te el 20 de enero.

— Los artícu­los, si son apro­ba­dos por la Cáma­ra de Repre­sen­tan­tes, podrían lue­go trans­mi­tir­se al Sena­do para un jui­cio, y los sena­do­res actua­rían como jura­dos que, en últi­ma ins­tan­cia, vota­rían sobre la abso­lu­ción o con­de­na de Trump. 

— Si es decla­ra­do cul­pa­ble, Trump sería des­ti­tui­do de su car­go y reem­pla­za­do por el vicepresidente.

— Si la Cáma­ra Baja deci­de pre­sen­tar un jui­cio polí­ti­co, lo más pron­to que el Sena­do podría comen­zar un jui­cio polí­ti­co según el calen­da­rio actual sería el 20 de enero.

— La Cáma­ra de Repre­sen­tan­tes pro­ce­sa el caso, nom­bra a los encar­ga­dos del jui­cio polí­ti­co para que pre­sen­ten sus argu­men­tos ante los sena­do­res —que actúan como un jura­do — , y al man­da­ta­rio se le per­mi­te orga­ni­zar una defensa. 

— El pre­si­den­te de la Cor­te Supre­ma super­vi­sa el juicio.

— El Sena­do debe­ría rea­li­zar un jui­cio en el que es nece­sa­ria la mayo­ría de dos ter­cios para apro­bar la moción de destitución.

— Des­pués de una con­de­na, la Cons­ti­tu­ción dice que el Sena­do pue­de con­si­de­rar “la inha­bi­li­ta­ción para ocu­par y dis­fru­tar cual­quier empleo hono­rí­fi­co, de con­fian­za o remu­ne­ra­do de Esta­dos Unidos”.

— La pre­si­den­ta de la Cáma­ra de Repre­sen­tan­tes, Nancy Pelo­si, tam­bién ha pedi­do a los miem­bros que redac­ten una legis­la­ción des­ti­na­da a invo­car la Enmien­da 25 de la Cons­ti­tu­ción, que per­mi­te qui­tar­le los pode­res a un pre­si­den­te que no pue­de cum­plir con los debe­res del cargo.

Fuen­te: TeleSUR

Abren al menos 25 casos de terro­ris­mo domés­ti­co tras el asal­to al Capitolio 

El Pen­tá­gono «está al tan­to de más posi­bles ame­na­zas plan­tea­das por posi­bles terro­ris­tas» en los días pre­vios a la toma de pose­sión de Biden, según indi­có el secre­ta­rio del Ejér­ci­to, Ryan McCarthy, a un legis­la­dor demócrata.

Al menos 25 casos de terro­ris­mo domés­ti­co han sido abier­tos en rela­ción con el asal­to al Capi­to­lio de EE.UU. del pasa­do miér­co­les, según anun­ció el domin­go el miem­bro de la Cáma­ra de Repre­sen­tan­tes Jason Crow tras con­ver­sar tele­fó­ni­ca­men­te con el secre­ta­rio del Ejér­ci­to del país, Ryan McCarthy.

Se infor­ma asi­mis­mo que en el lugar de los hechos fue­ron recu­pe­ra­das «armas lar­gas, cóc­te­les Molo­tov, arte­fac­tos explo­si­vos y bri­das», lo que sugie­re que «se evi­tó por poco un desas­tre mayor»

De acuer­do con Crow, quien es miem­bro demó­cra­ta del Comi­té de Ser­vi­cios Arma­dos de la Cáma­ra, McCarthy «indi­có que el Depar­ta­men­to de Defen­sa está al tan­to de más posi­bles ame­na­zas plan­tea­das por posi­bles terro­ris­tas» en la toma de pose­sión del pre­si­den­te elec­to Joe Biden el pró­xi­mo 20 de enero y en los días pre­vios y «se encuen­tra tra­ba­jan­do con las fuer­zas del orden loca­les y fede­ra­les para coor­di­nar los pre­pa­ra­ti­vos de seguridad».

Crow tam­bién expre­só su preo­cu­pa­ción a McCarthy sobre los «infor­mes de que miem­bros mili­ta­res en ser­vi­cio acti­vo y de reser­va estu­vie­ron invo­lu­cra­dos en la insu­rrec­ción» y soli­ci­tó «una inves­ti­ga­ción ace­le­ra­da y tri­bu­na­les mili­ta­res con­tra los involucrados».

El legis­la­dor demó­cra­ta ade­más ins­tó a garan­ti­zar que nin­guno de los efec­ti­vos que se des­plie­guen el 20 de enero «sim­pa­ti­cen con los terro­ris­tas nacio­na­les». McCarthy, por su par­te, acor­dó tomar «medi­das adicionales». 

Pre­via­men­te, la alcal­de­sa del Dis­tri­to de Colum­bia, Muriel Bow­ser, pidió al Depar­ta­men­to de Segu­ri­dad Nacio­nal tomar medi­das adi­cio­na­les para garan­ti­zar la segu­ri­dad en Washing­ton antes de la toma de pose­sión de Biden.

Por otra par­te, el Depar­ta­men­to de Jus­ti­cia comu­ni­có que otros dos hom­bres fue­ron arres­ta­dos en rela­ción con el asal­to al Capi­to­lio. Larry Ren­dell Brock y Eric Gave­lek Mun­chel están acu­sa­dos de entra­da vio­len­ta y con­duc­ta des­or­de­na­da en las ins­ta­la­cio­nes de la sede del Congreso.

Asal­to al Capitolio 

El 6 de enero, par­ti­da­rios de Donald Trump irrum­pie­ron a la fuer­za en el edi­fi­cio del Capi­to­lio de EE.UU., lo que lle­vó a la sus­pen­sión de la sesión bica­me­ral del Con­gre­so para con­tar y rati­fi­car los votos elec­to­ra­les que darían ofi­cial­men­te la vic­to­ria pre­si­den­cial a Joe Biden. Los líde­res del Con­gre­so fue­ron eva­cua­dos como resul­ta­do de los disturbios. 

Cuan­do se res­ta­ble­ció el orden en el Capi­to­lio, la Cáma­ra de Repre­sen­tan­tes y el Sena­do rati­fi­ca­ron la vic­to­ria de Biden.

Como resul­ta­do del asal­to murie­ron cin­co per­so­nas, inclui­do un ofi­cial de poli­cía. Un segun­do agen­te que res­pon­dió al asal­to falle­ció más tar­de mien­tras esta­ba fue­ra de ser­vi­cio, pero la cau­sa de su muer­te no ha sido ofi­cial­men­te revelada.

Tras el asal­to, Donald Trump podría con­ver­tir­se en el pri­mer pre­si­den­te en la his­to­ria de EE.UU. en ser some­ti­do a jui­cio polí­ti­co dos veces duran­te su man­da­to. Los con­gre­sis­tas demó­cra­tas, en par­ti­cu­lar la pre­si­den­ta de la Cáma­ra de Repre­sen­tan­tes, Nancy Pelo­si, creen que en los diez días res­tan­tes que le que­dan en la Casa Blan­ca, Trump repre­sen­ta un peli­gro para el país.

Fuente_​RT

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *