Esta­dos Uni­dos. Se hun­de la Sodo­ma y Gomo­rra de la Polí­ti­ca Internacional

Por Pablo Jofré Leal, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 10 de enero de 2021.

Esta­dos Uni­dos, Grin­go­lan­dia, con­cep­to pro­pio de Lati­noa­mé­ri­ca para refe­rir­se a este país, se nos mues­tra como aque­llo de lo que siem­pre tra­tó de huir: un País Bananero.

Este miér­co­les 6 de enero una insu­rrec­ción de los sec­to­res supre­ma­cis­tas —para nada sor­pre­si­vo pues se venía anun­cian­do urbi et orbe— impul­sa­dos por repu­bli­ca­nos y su líder radi­cal Donald Trump ha con­mo­cio­na­do al país del nor­te. Esto, el mis­mo día que se debía rati­fi­car el triun­fo del man­da­ta­rio elec­to Joe Biden, a la pre­si­den­cia de Esta­dos Uni­dos, median­te una cer­ti­fi­ca­ción que inclu­so con­tó con la pre­sen­cia del vice­pre­si­den­te Mike Pen­ce, que ha sido cata­lo­ga­do de trai­dor en las filas repu­bli­ca­nas al sos­te­ner que cons­ti­tu­cio­nal­men­te no podía impe­dir la men­cio­na­da certificación. 

El faro de “jus­ti­cia y democracia”con que se nos ha ven­di­do Esta­dos Uni­dos, poco a poco va apa­gan­do la luz de este reflec­tor que ya no es capaz de ilu­mi­nar camino alguno, con la mis­ma inten­si­dad con que una mujer asal­tan­te mue­re de un dis­pa­ro en el inte­rior del capi­to­lio y sur­gen las voces tra­tan­do de dilu­ci­dar si fue ase­si­na­da, si fue par­te de un enfren­ta­mien­to, si es el cos­to que se paga por la defen­sa de los intere­ses que mue­ven a ese país.

En el plano externo, tiem­blan sio­nis­tas y waha­bi­tas pues su padre putati­vo está en cri­sis. Tiem­blan los Guai­dos y los Duque. Aumen­tan los tic y ges­tos poco armó­ni­cos de los Piñe­ra y los Moreno en Suda­mé­ri­ca. Su refe­ren­te polí­ti­co mues­tra sus grie­tas. A quién acu­dir? Y aho­ra quien podrá defen­der­nos cla­man los polí­ti­cos más voci­fe­ran­tes pero tam­bién los polí­ti­cos cha­pu­li­nes de nues­tro con­ti­nen­te. Pero ojo, el mun­do en peli­gro por­que la cas­ta polí­ti­ca-mili­tar de este país, sus gru­pos de pre­sión, sue­len “salir hacia ade­lan­te” que es hablar de agre­dir o tra­tar de cal­mar las aguas inter­nas sacu­dien­do las externas.

Hemos sido tes­ti­gos de la expre­sión de sor­pre­sa de perio­dis­tas, ana­lis­tas, aman­tes del esti­lo de vida esta­dou­ni­den­se, aque­llos que trans­mi­tían des­de las entra­ñas del mons­truo con el pecho hin­cha­do de mos­trar a la “mayor demo­cra­cia” el pasa­do mes de noviem­bre del año 2020, trans­mi­tir lo que está suce­dien­do aho­ra, con incre­du­li­dad. Y, no se cree por­que no se ha ana­li­za­do en pro­fun­di­dad la podre­dum­bre, que corroe las entra­ñas de esta socie­dad o en ver­dad sim­ple­men­te se ha bana­li­za­do el hecho que su mode­lo polí­ti­co está afin­ca­do sobre pies de barro.

Perio­dis­ta de la cade­na pro demó­cra­ta CNN con sede en Chi­le dice sen­tir­se tris­te al ver “como no se res­pe­tan nin­gu­na de las ins­ti­tu­cio­nes por par­te de algu­nos extre­mis­tas trum­pis­tas”. Indu­da­ble­men­te para esta plé­ya­de de perio­dis­tas for­ma­dos en el for­ma­to grin­go esto debe ser el aca­bo­se, ya la cri­sis total pues si suce­de en Esta­dos Uni­dos qué pode­mos espe­rar para el res­to del mun­do. Se aca­ban los refe­ren­tes y los paradigmas.

Se lamen­tan los pro­fe­sio­na­les de la pren­sa, que la “pobre” Nancy Pelos­si, líder demó­cra­ta y “femi­nis­ta” sufra este atro­pe­llo, en que des­co­no­ci­dos entran en su ofi­ci­na como con­gre­sis­ta vio­lan­do con ello un sacro­san­to lugar ¡¡¡horror pro­fa­nos¡¡¡. Siem­pre con la super­fi­cia­li­dad con lo menos impor­tan­te. Llo­ren ana­lis­tas, yana­co­nas y otros grin­gos lovers, perio­dis­tas chi­le­nos de cana­les tele­vi­si­vos y medios radia­les des­ti­na­dos a man­te­ner la des­in­for­ma­ción y la mani­pu­la­ción a la orden del día. Derra­men lágri­mas fren­te a aque­llas imá­ge­nes que les hace recor­dar la enor­me admi­ra­ción que sien­ten por el mayor de los opre­so­res del pla­ne­ta y jus­ti­fi­quen lo que pasa asig­nán­do­le la res­pon­sa­bi­li­dad a un man­da­ta­rio agó­ni­co y no a un sis­te­ma elec­to­ral cadu­co, una demo­cra­cia res­trin­gi­da y los pode­res y gru­pos de pre­sión que per­mi­ten este mal­sano víncu­lo entre polí­ti­ca y dinero.

Les recuer­do a cada uno de esos ana­lis­tas, perio­dis­tas, inves­ti­ga­do­res, que su terri­to­rio natu­ral es la patria gran­de pero los yana­co­nas sue­len olvi­dar­lo. El día mar­tes 5 de enero se ins­ta­ló la Asam­blea Nacio­nal en Vene­zue­la como prue­ba de tran­qui­li­dad y los aná­li­sis sobre este hecho demo­crá­ti­co estu­vie­ron des­ti­na­dos a seguir des­es­ta­bi­li­zan­do el gobierno de Nico­lás Madu­ro. Nin­gu­na pala­bra a la opo­si­ción que cese ya sus ata­ques des­es­ta­bi­li­za­do­res, gol­pis­tas y des­truc­ti­vos. Lamen­tos por la muer­te de una de las asal­tan­tes al Capi­to­lio que no recuer­do haber escu­cha­do fren­te a las dece­nas de muer­tes en las pro­tes­tas en Chi­le o las muer­tes dia­rias con­tra el pue­blo pales­tino a manos del sio­nis­mo, de miles de yeme­nies a manos de la casa la saud. De miles de sirios, ira­quies inva­di­dos, agre­di­dos por ban­das mili­ta­res apo­ya­dos por estos mis­mos “demó­cra­tas” que hoy sufren el asal­to de su capi­to­lio. Bien por lamen­tar el sacri­fi­co de una vida, pero el doble rase­ro no es aceptable.

El día miér­co­les 6 de enero del año 2020, Esta­dos Uni­dos y su capi­to­lio es asal­ta­do por extre­mis­tas y sin embar­go el len­gua­je de estos ana­lis­tas es tan medi­do, tan cau­te­lo­so que gene­ra mi más pro­fun­do des­pre­cio fren­te a su doble rase­ro, su hipo­cre­sía cuan­do se tra­ta de uno u otro. No he escu­cha­do a nadie sos­te­ner que Trump está inci­tan­do cla­ra­men­te un Gol­pe de Esta­do, que pro­vo­ca esta situa­ción lla­man­do a sus par­ti­da­rios para que inte­rrum­pan el pro­ce­so de tras­pa­so del poder. Dece­nas de mili­ta­res en el inte­rior del Capi­to­lio miles de proud boys (estos chi­cos orgu­llo­sos) en las afue­ras son la prue­ba de la sucie­dad que inun­da esta democracia.

Con­gre­sis­tas de Esta­dos Uni­dos ins­ta­ron a Mike Pen­ce a invo­car la 25° Enmien­da de la cons­ti­tu­ción esta­dou­ni­den­se para des­ti­tuir a Donald Trump. Otros, ana­lis­tas, líde­res de opi­nión y legis­la­do­res han pro­pues­to, que se ini­cie un jui­cio polí­ti­co con­tra el man­da­ta­rio por inci­tar a la pro­tes­ta a los mani­fes­tan­tes que irrum­pie­ron en el Capi­to­lio. “No pode­mos per­mi­tir que per­ma­nez­ca en el car­go”, escri­bió la par­la­men­ta­ria Ilhan Omar. Ideas impro­ba­bles por las ten­sio­nes que se podrían gene­rar y que acre­cien­ten la vio­len­cia polí­ti­ca y social, que es mues­tra de lo incon­tro­la­ble que es este toda­vía man­da­ta­rio y la inquie­tud que gene­ra su pre­sen­cia que se hace eterna.

A dife­ren­cia de lo que dice Joe Biden, el pre­si­den­te elec­to, lo que hemos vis­to en el capi­to­lio expre­sa exac­ta­men­te lo que es Esta­dos Uni­dos. Aquí está en cri­sis esta demo­cra­cia putre­fac­ta, que no da el ancho, que no satis­fa­ce sus pro­pias nece­si­da­des de cam­bios medu­la­res. De mi par­te, que se hun­da la Sodo­ma y Gomo­rra de la polí­ti­ca inter­na­cio­nal y que se hun­dan todos aque­llos perio­dis­tas y ana­lis­tas impre­sen­ta­bles, que ava­lan esta lim­pie­za de ima­gen para el par­ti­do repu­bli­cano (gran res­pon­sa­ble de esta situa­ción) direc­cio­na­do los dar­dos a lo que lla­man el TRUMPISMO pero, recuer­den que des­de las elec­cio­nes los repu­bli­ca­nos no han teni­do una pos­tu­ra cla­ra de defen­sa de su débil demo­cra­cia. Trump es el nom­bre prin­ci­pal pero sena­do­res como Ted Cruz; Ron John­son, Josh Haw­ley, Kelly Loef­fler y un cen­te­nar de con­gre­sis­tas han lla­ma­do abier­ta­men­te a la insu­rrec­ción y a des­co­no­cer el triun­fo demócrata.

CNN tra­ta de impo­ner una línea de aná­li­sis, Atlan­ta así lo ha defi­ni­do en con­jun­to con el par­ti­do demó­cra­ta que le tie­ne la mano así a aque­llos repu­bli­ca­nos que se han dis­tan­cia­do de Trump. La orden es “hay que hablar de trum­pis­tas no de repu­bli­ca­nos, hay que sal­var a la cas­ta polí­ti­ca esta­dou­ni­den­se”. El con­cep­to de aná­li­sis usan­do el tér­mino de Trum­pis­tas, para sal­var a un par­ti­do repu­bli­cano que des­de el ini­cio se ali­neó con Trump y que con este asal­to al capi­to­lio sólo mues­tra su cara fas­cis­ta. Sobre todo aho­ra que los demó­cra­tas han empa­ta­do en núme­ro de senadores.

Cri­sis en un Esta­dos Uni­dos acos­tum­bra­do a orga­ni­zar, patro­ci­nar, diri­gir y lle­var a cabo, per­ma­nen­te­men­te: Gol­pes de Esta­do, agre­sio­nes e inva­sio­nes, el país del des­tino mani­fies­to de los “valo­res demo­crá­ti­cos que el mun­do debe­ría asu­mir” tie­ne hoy a las hor­das bár­ba­ras y supre­ma­cis­tas ata­can­do el sím­bo­lo de esa demo­cra­cia putre­fac­ta. El pro­ble­ma para los demó­cra­tas y para aque­llos que los apo­yan es que el agó­ni­co Trump tie­nen sus fuer­zas de apo­yo intac­tas, tie­ne toda la inten­ción de vol­ver a pos­tu­lar en cua­tro años más y des­de la vere­da de enfren­te se dedi­ca­rá a lan­zar mor­te­ros, misi­les, la arti­lle­ría pesa­da para minar un gobierno al cual desconoce.

Cuán­tos mori­rán al final de la jor­na­da? Cuán­tos heri­dos? Cuán­tas voces se levan­ta­rán pidien­do san­cio­nes al gobierno bár­ba­ro y anti­de­mo­crá­ti­co que pre­ten­de dar un auto gol­pe? Cuan­tas sesio­nes del Con­se­jo de Segu­ri­dad habrá que lle­var a cabo? Que se hun­da la Sodo­ma y Gomo­rra de la polí­ti­ca mun­dial. Nece­si­ta­mos depu­rar­nos que sufran los efec­tos de un gol­pe que sacu­da sus cimien­tos y expe­ri­men­ten en car­ne pro­pia lo que le han hecho a gran par­te del mundo.

Fuen­te: HispanTV

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *