Méxi­co. Pro­yec­to Inte­gral More­los: Trai­cio­nes y Resistencias

Por Gil­ber­to López y Rivas /​Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 8 de enero de 2021

La his­to­ria con­tem­po­rá­nea del esta­do de More­los ha sido mar­ca­da por luchas memo­ra­bles por la tie­rra y los dere­chos agra­rios de su cam­pe­si­na­do, y por la trai­ción de gobier­nos a estos recla­mos secu­la­res que encar­na­ron diri­gen­tes emble­má­ti­cos como Emi­liano Zapa­ta y Rubén Jara­mi­llo, ambos víc­ti­mas de crí­me­nes de Esta­do con­su­ma­dos por mili­ta­res al ser­vi­cio de las cla­ses dominantes.

Here­de­ros de esas luchas resis­ten actual­men­te pro­ce­sos de reco­lo­ni­za­ción de los terri­to­rios de gobier­nos y cor­po­ra­cio­nes neo­li­be­ra­les que median­te mega­pro­yec­tos, como el Pro­yec­to Inte­gral More­los (PIM), y vio­lan­do la ley y la volun­tad de los pue­blos, pre­ten­den impo­ner ter­mo­eléc­tri­cas, acue­duc­tos, gaso­duc­tos, encla­ves indus­tria­les, mine­ría a cie­lo abier­to, carre­te­ras, cen­tros pobla­cio­na­les y empre­sas turís­ti­cas e inmo­bi­lia­rias, pro­te­gi­dos por el Esta­do capi­ta­lis­ta, en lo que se con­cep­tua­li­za como acu­mu­la­ción mili­ta­ri­za­da y necropolítica.

Así, el 23 de noviem­bre pasa­do, la Guar­dia Nacio­nal y poli­cías esta­ta­les des­alo­ja­ron el digno plan­tón de eji­da­ta­rios de San Pedro Apatla­co, muni­ci­pio de Aya­la, More­los, en el que para­dó­ji­ca­men­te nació Zapa­ta. Esta acción auto­ri­ta­ria fue denun­cia­da por el Fren­te de Pue­blos en Defen­sa de la Tie­rra y el Agua de More­los, Pue­bla y Tlax­ca­la, que se opo­ne a la Ter­mo­eléc­tri­ca de Huex­ca y al PIM.

Asi­mis­mo, el Con­gre­so Nacio­nal Indí­ge­na, el Con­ce­jo Indí­ge­na de Gobierno y el EZLN en su comu­ni­ca­do Por la vida y con­tra el dine­ro mani­fes­ta­ron: con qué cinis­mo el gobierno neo­li­be­ral que dice man­dar en este país, obe­de­ce a sus patro­nes que son el gran capi­tal, con qué cinis­mo las fuer­zas arma­das, bajo las órde­nes del capa­taz, vio­len­tan a los pue­blos, para entre­gar el agua del río Cuautla, roba­da a los pue­blos cam­pe­si­nos de Aya­la, a las empre­sas que se bene­fi­cian con el PIM, como Elec­nor y Enaga­sa, a las que con­ce­sio­nó el gaso­duc­to; Bonat­ti y Aben­goa cons­truc­to­ras del gaso­duc­to y de la ter­mo­eléc­tri­ca en Huex­ca, y las que se bene­fi­cia­rán del con­su­mo de gas, como Saint Gobain, Nis­san, Bur­ling­ton, Con­ti­nen­tal y Gas Natu­ral del Noreste.

La Unión de Comu­ni­da­des Indí­ge­nas de la Zona Nor­te del Ist­mo y el Con­se­jo Tiyat Tla­li tam­bién repu­dia­ron la doble moral de un gobierno que en el dis­cur­so ape­la a que todo será resuel­to por la razón, pero en los hechos usa la fuer­za para impo­ner los pro­yec­tos neo­li­be­ra­les que tan­to dice combatir.

La corres­pon­sal de La Jor­na­da en More­los dio a cono­cer, el 29 de diciem­bre, las decla­ra­cio­nes del abo­ga­do de los eji­dos de Aya­la, Juan Car­los Flo­res Solís, en las que infor­ma que el río Cuautla y sus afluen­tes no tie­nen agua sufi­cien­te para que fun­cio­ne la ter­mo­eléc­tri­ca de Huex­ca, y que los eji­dos de Villa Aya­la, Tenex­te­pan­go y Moyo­te­pec logra­ron ampa­ros y sus­pen­sio­nes de plano que impi­den legal­men­te el fun­cio­na­mien­to del acue­duc­to y la termo.

Tam­bién, Jor­ge Zapa­ta Gon­zá­lez, nie­to del gene­ral Emi­liano Zapa­ta, del Movi­mien­to Liber­ta­dor Zapa­tis­ta, se pro­nun­ció enér­gi­ca­men­te con­tra el gobierno fede­ral, afir­man­do que el agua tra­ta­da for­ma par­te de los afluen­tes del río que están con­ce­sio­na­dos a los cam­pe­si­nos de la región por decre­to pre­si­den­cial de 1926 ( El Sol de Cuautla, 27 de diciembre).

Por su par­te, el Con­se­jo Edi­to­rial del Obser­va­to­rio Ciu­da­dano de la Cali­dad del Aire de More­los publi­có en su blog un exten­so y fun­da­do docu­men­to, Res­pues­tas a Arman­do Bar­tra sobre la ter­mo­eléc­tri­ca de Huex­ca, en el que –entre varias refu­ta­cio­nes– escla­re­ce que:

1. La mayo­ría de los eji­da­ta­rios vota­ron en con­tra del arre­glo entre la direc­ción corrup­ta de Asur­co y la CFE, “inclu­so en las pobla­cio­nes de don­de son nati­vos los ‘diri­gen­tes’ que transa­ron acuer­dos a espal­das de los eji­da­ta­rios”, y que el pro­ble­ma no se solu­cio­nó con el des­alo­jo del 23 de noviem­bre a los cam­pe­si­nos y

2. En cuan­to al rui­do y otros daños cola­te­ra­les a la salud que pro­du­ce la ter­mo­eléc­tri­ca, pre­gun­tan: ¿por qué no inten­ta vivir un mes en Huex­ca el direc­tor de la CFE con la plan­ta fun­cio­nan­do, con­su­mien­do los cul­ti­vos que serán rega­dos con el agua con­ta­mi­na­da por la plan­ta y bebien­do ese mis­mo líqui­do? (https://observatoriociudadanode laca​li​dad​de​laie​re​de​mo​re​los​.home​.blog/ 2021/​01/​01).

Ade­más, la con­sul­ta sobre el PIM y la ter­mo­eléc­tri­ca lle­va­da a cabo el 23 y 24 de febre­ro de 2019, unos días des­pués del ase­si­na­to de Samir Flo­res Sobe­ra­nes, vio­len­tó pre­cep­tos esta­ble­ci­dos en la Cons­ti­tu­ción y el Con­ve­nio 169 de la Orga­ni­za­ción Inter­na­cio­nal del Tra­ba­jo, ya que no fue pre­via, libre, infor­ma­da y cul­tu­ral­men­te apropiada.

Pero, a pesar de la mani­pu­la­ción de esta con­sul­ta, el recha­zo al pro­yec­to fue cate­gó­ri­co en todas las comu­ni­da­des direc­ta­men­te afectables.

Si bien el PIM se fra­guó en el sexe­nio de Feli­pe Cal­de­rón, su con­ti­nui­dad actual es inacep­ta­ble en tér­mi­nos eco­ló­gi­cos, de segu­ri­dad, salud, sobe­ra­nía ener­gé­ti­ca y res­pe­to a la volun­tad de los pueblos. 

El atro­pe­llo no es transformación.

¡Todo el apo­yo a los eji­da­ta­rios de Aya­la y al pue­blo de Huexca¡

FUENTE: El bor­da­do de Ramona

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *