Femi­nis­mos. «Las muje­res kur­das resis­ten con­tra el sis­te­ma fas­cis­ta y patriarcal»

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 5 de enero de 2021.

La coman­dan­te de las YJA-Star (Uni­da­des de Muje­res Libres de Kur­dis­tán), Zozan Çew­lik, eva­luó el año 2020 des­de la pers­pec­ti­va de la gue­rri­lla. «¿Por qué el régi­men (tur­co) se diri­ge par­ti­cu­lar­men­te a las muje­res? Por­que el femi­ni­ci­dio es un méto­do de domi­na­ción del fas­cis­mo», remar­có Çew­lik, que se desem­pe­ña como coman­dan­te del cuar­tel gene­ral de las YJA-Star.

-¿Cómo se desa­rro­lló el año 2020 des­de su perspectiva?

-Como muchos años antes, el 2020 fue un año de lucha. Estu­vo mar­ca­do por la resis­ten­cia de Rêber Apo (Abdu­llah Öca­lan), la resis­ten­cia con­tra el sis­te­ma fas­cis­ta en las cár­ce­les, y las nume­ro­sas accio­nes diri­gi­das por los jóve­nes y las muje­res en Kur­dis­tán, espe­cial­men­te en Bakur (Kur­dis­tán del Nor­te, sudes­te de Tur­quía), en Euro­pa y en todo el mun­do. Mi salu­do espe­cial está diri­gi­do a esta lucha. En las filas de la gue­rri­lla se libra­ron espec­ta­cu­la­res bata­llas bajo la direc­ción de coman­dan­tes y ami­gos desin­te­re­sa­dos. En este sen­ti­do, con­me­mo­ro, en pri­mer lugar, a nues­tra cama­ra­da Zîn Aves­ta, miem­bro del con­se­jo de man­do de las YJA-Star, Ley­la Agi­rî, Eylem Dilx­waz, Doğa Zîlan, Arya­na Baran, la coman­dan­te de la gue­rri­lla Egîd Civ­yan, Kasım Engin, las már­ti­res de la ofen­si­va de Cen­ga Hef­ta­nîn, así como todos los demás már­ti­res del movi­mien­to por la liber­tad, y me inclino con res­pe­to en su memoria.

El año 2020 es un año que debe ser valo­ra­do en muchos aspec­tos. Espe­cial­men­te, si lo mira­mos des­de una pers­pec­ti­va glo­bal, este año se han pro­du­ci­do desa­rro­llos nota­bles. El coro­na­vi­rus se ha exten­di­do por todo el mun­do. Esta enfer­me­dad es peli­gro­sa para la huma­ni­dad y para todos los pue­blos. Con­si­de­ra­do sólo des­de este aspec­to, la moder­ni­dad capi­ta­lis­ta está en un serio inter­va­lo de caos. Por­que son las fuer­zas del capi­tal las que deter­mi­nan la polí­ti­ca. Por lo tan­to, los sacri­fi­cios que la pan­de­mia impu­so a la huma­ni­dad fue­ron par­ti­cu­lar­men­te ele­va­dos. Han muer­to innu­me­ra­bles per­so­nas. Sin duda, el sis­te­ma de la moder­ni­dad capi­ta­lis­ta sub­ya­ce a estas pér­di­das y no pode­mos con­si­de­rar la enfer­me­dad inde­pen­dien­te­men­te del sis­te­ma gober­nan­te. Algu­nos la con­si­de­ran como una gue­rra bio­ló­gi­ca. En ver­dad, es una enfer­me­dad de la moder­ni­dad capi­ta­lis­ta. Actual­men­te, el sis­te­ma está en caos y en crisis.

Como sabe­mos, la Ter­ce­ra Gue­rra Mun­dial se está lle­van­do a cabo en Orien­te Medio. Si mira­mos esto en tér­mi­nos de Orien­te Medio y Kur­dis­tán, pode­mos ver el alcan­ce de toda la situa­ción. En todas par­tes, espe­cial­men­te en Orien­te Medio, pode­mos ver cla­ra­men­te lo gra­ve que es la cri­sis del sis­te­ma. ¿Por qué? Pode­mos obser­var las for­mas en que el sis­te­ma racis­ta y patriar­cal está per­pe­tran­do la vio­len­cia con­tra las muje­res: hay cada vez más asal­tos, aco­sos y vio­la­cio­nes. Ade­más, cada vez más per­so­nas en todo el mun­do están al bor­de del ham­bre. El des­em­pleo está en su nivel más alto. Res­pec­to a todo esto, cada vez más sis­te­mas racis­tas y fas­cis­tas se extien­den en Tur­quía, Orien­te Medio y en todo el mun­do. Si mira­mos a Esta­dos Uni­dos, vemos que hay una explo­sión de racis­mo actual­men­te. Otra vez se pue­de ver el efec­to de estas políticas.

Aun­que se acer­ca el fin de año, toda­vía hay muchos pro­ble­mas espe­ran­do a ser resuel­tos. Si mira­mos al Esta­do tur­co, Siria, Irak e Irán, nin­guno de sus pro­ble­mas se han solu­cio­na­do. Estos esta­dos prac­ti­can polí­ti­cas fas­cis­tas y beli­cis­tas en el más alto gra­do. Estas polí­ti­cas van des­de Libia has­ta la gue­rra entre Arme­nia y Azer­bai­yán, y los pro­ble­mas de Siria tam­po­co se han solu­cio­na­do. A pesar de la for­ma­ción de un nue­vo gobierno en Irak, siguen sin resol­ver­se las cues­tio­nes. En la región pre­va­le­ce una polí­ti­ca de ani­qui­la­ción, vio­la­ción y nacio­na­lis­mo y fas­cis­mo. En este sen­ti­do, la región está en un pro­fun­do caos y las poten­cias hege­mó­ni­cas están en un pun­to muer­to. Sin duda, todas sus fuer­zas están des­ti­na­das a salir de este pun­to muer­to por el bien de sus pro­pios intere­ses. Pero se han pro­fun­di­za­do muchos pro­ble­mas en lugar de resol­ver­se. Des­de la eco­no­mía has­ta el sec­tor de la salud, las preo­cu­pa­cio­nes son extre­ma­da­men­te serias. Las lla­ma­das gran­des poten­cias hege­mó­ni­cas no se han adap­ta­do a una enfer­me­dad como el coro­na­vi­rus. 2020, en resu­men, ha demos­tra­do con cre­ces la cri­sis de la moder­ni­dad capitalista.

Por otro lado, tam­bién fue un año de resis­ten­cia anti­fas­cis­ta masi­va en todo el mun­do. Fue un año de resis­ten­cia con­tra el fas­cis­mo, el racis­mo y la vio­len­cia con­tra las muje­res en Esta­dos Uni­dos. Tam­bién fue el caso de Fran­cia, don­de los tra­ba­ja­do­res lide­ra­ron la lucha con­tra el fas­cis­mo. Lo mis­mo en Medio Orien­te. Espe­cial­men­te en Kur­dis­tán del Nor­te y tam­bién en todas las demás par­tes de Kur­dis­tán hubo resis­ten­cia con­tra el sis­te­ma ase­sino. Hay un foco de resis­ten­cia en Kur­dis­tán del Nor­te. Esto se debe a las polí­ti­cas fas­cis­tas y misó­gi­nas del régi­men (gober­nan­te) del AKP/​MHP en la región.

2020 trae un men­sa­je cla­ro: los pue­blos han demos­tra­do cla­ra­men­te que no ven espe­ran­zas en los sis­te­mas fas­cis­tas. Fue un año en el que las fuer­zas anti­fas­cis­tas de casi todas las regio­nes lucha­ron al más alto nivel con­tra el racis­mo, el ham­bre, el des­em­pleo, la mise­ra­ble aten­ción de la salud, las agre­sio­nes, las vio­la­cio­nes y la vio­len­cia con­tra la mujer. En este sen­ti­do, 2020 fue un año de gran espe­ran­za, ya que la gen­te cues­tio­nó y resis­tió al sis­te­ma fas­cis­ta. Fue un año de resis­ten­cia enca­be­za­da por las muje­res, los jóve­nes y los tra­ba­ja­do­res con­tra el sis­te­ma de explo­ta­ción. En resu­men, en 2020, la resis­ten­cia estu­vo en el centro.

En este con­tex­to, noso­tras, como orga­ni­za­ción, hemos hecho la siguien­te decla­ra­ción: para derri­bar esta polí­ti­ca de ani­qui­la­ción que el fas­cis­mo del AKP/​MHP ha esta­do imple­men­tan­do des­de 2015, espe­cial­men­te con­tra Abdu­llah Öca­lan, nues­tro movi­mien­to y nues­tro pue­blo, es nece­sa­rio ata­car esta polí­ti­ca direc­ta­men­te y libe­rar a Öca­lan, por­que hoy nues­tra lucha por la liber­tad se ha con­ver­ti­do en una gran espe­ran­za para todos los pue­blos de la región.

En 2020, el Esta­do tur­co con­ti­nuó su con­cep­to de ani­qui­la­ción duran­te todo el año y lle­vó los ata­ques a un nue­vo nivel. Este año, el agra­va­mien­to del ais­la­mien­to de Abdu­llah Öca­lan y el ata­que a los logros del pue­blo kur­do a nivel social y en las zonas de la gue­rri­lla, esta­ban en la agen­da. Don­de­quie­ra que hubie­ra un logro, este era ata­ca­do. Pri­me­ro, que­rían lograr resul­ta­dos des­tru­yen­do al PKK (Par­ti­do de los Tra­ba­ja­do­res de Kur­dis­tán) y a las gue­rri­llas. Ade­más, se que­ría eli­mi­nar la resis­ten­cia en Kur­dis­tán del Nor­te diri­gi­da por las muje­res y los jóve­nes. De esta mane­ra, los cimien­tos del fas­cis­mo esta­ban des­ti­na­dos a ser ase­gu­ra­dos. Por­que los sis­te­mas fas­cis­tas ven su prin­ci­pal ame­na­za en la lucha por la liber­tad. Como YJA-Star éra­mos cons­cien­tes de este con­cep­to y nos había­mos fija­do el obje­ti­vo de hacer­lo fra­ca­sar. Al mis­mo tiem­po, nos había­mos pro­pues­to rom­per el ais­la­mien­to de Rêber Apo y evi­tar la ame­na­za de geno­ci­dio. Nos pre­pa­ra­mos en consecuencia.

-¿Por qué las muje­res en par­ti­cu­lar fue­ron tan ata­ca­das este año?

-Ese es un pun­to impor­tan­te. Vivi­mos en el siglo XXI. En 2020, los ata­ques a las muje­res fue­ron gra­ves y lle­ga­ron a la agen­da de mane­ra seria. Esto tie­ne que ser vis­to en el con­tex­to de las polí­ti­cas de la mujer y la for­ma en que las muje­res son tra­ta­das. Ya no es sufi­cien­te lla­mar a esta vio­len­cia sis­te­má­ti­ca con­tra las muje­res “aco­so y vio­la­ción”, por­que se tra­ta de rom­per a las muje­res per se. Es a tra­vés de las muje­res que se quie­re con­tro­lar la socie­dad. Este es un pun­to muy impor­tan­te. En 2020, la resis­ten­cia de las muje­res y los jóve­nes esta­ba en pri­mer plano. Espe­cial­men­te en Kur­dis­tán, hubo una gran resis­ten­cia de las muje­res con­tra el régi­men fas­cis­ta. Enton­ces, ¿por qué el régi­men apun­ta a las muje­res en par­ti­cu­lar? Por­que el femi­ci­dio es un méto­do de domi­na­ción del fascismo.

El para­dig­ma de libe­ra­ción de la mujer de Abdu­llah Öca­lan y la revo­lu­ción kur­da, están tenien­do un impac­to en Kur­dis­tán, Orien­te Medio y el mun­do ente­ro. Pero, ¿quién está diri­gien­do esta revo­lu­ción? Son las muje­res y los jóve­nes. En par­ti­cu­lar, son las muje­res kur­das las que opo­nen la resis­ten­cia más fuer­te con­tra el sis­te­ma fas­cis­ta y patriar­cal. Actual­men­te, se ha reve­la­do una nue­va men­ta­li­dad a tra­vés de ellas. Por ejem­plo, su poder para defen­der­se se ha hecho evi­den­te. Exis­te una acti­tud deci­di­da de las muje­res kur­das de no acep­tar este sis­te­ma fas­cis­ta y patriar­cal, y de avan­zar hacia la liber­tad. Esto reve­la su pro­pia fuer­za. Este poder de las muje­res es un gran peli­gro para todos los pode­res domi­nan­tes, espe­cial­men­te para el Esta­do tur­co fas­cis­ta, racis­ta y sexis­ta. ¿Por qué? Por­que las muje­res están de nue­vo en una fase de empo­de­ra­mien­to, pasan­do a la acción y lide­ran­do la lucha una vez más. A este res­pec­to, el Esta­do ve a las muje­res como un peli­gro para sí mis­mo. Las muje­res fue­ron las úni­cas que no deja­ron las calles, ni siquie­ra en 2020. A pesar de todos los ata­ques del Esta­do tur­co, las muje­res pro­tes­ta­ron públi­ca­men­te. Las muje­res y los jóve­nes están lide­ran­do la lucha por una vida demo­crá­ti­ca e igua­li­ta­ria. Se opo­nen cons­cien­te­men­te a los ata­ques fas­cis­tas, no se incli­nan ante ellos, no se dejan escla­vi­zar ni obje­ti­var. El arma de la escla­vi­tud es un arma del Esta­do. Esta arma se vol­vió con­tra el pro­pio sis­te­ma por el para­dig­ma de la libe­ra­ción de la mujer de Rêber Apo.

Se han pro­du­ci­do gra­ves ata­ques con­tra las muje­res polí­ti­cas, artis­tas, madres y libres, espe­cial­men­te los ata­ques se diri­gie­ron con­tra las muje­res kur­das y las socia­lis­tas, anar­quis­tas y femi­nis­tas. La mayo­ría de estas muje­res están aho­ra en pri­sión. Al mis­mo tiem­po, las gue­rri­llas diri­gi­das por YJA-Star opo­nen una gran resis­ten­cia al sis­te­ma. Las muje­res com­ba­tien­tes exi­gen res­pon­sa­bi­li­da­des al sis­te­ma fas­cis­ta y patriar­cal. Las YJA-Star les dan cora­je a todas las muje­res. El régi­men tam­bién está tan diri­gi­do con­tra las muje­res por­que se orga­ni­zan, se poten­cian y se defien­den a sí mis­mas y a la socie­dad. El 2020 fue un año que mos­tró el lide­raz­go de las muje­res en todos los campos.

Otro pun­to impor­tan­te es que la miso­gi­nia sur­ge de una men­ta­li­dad. Este pro­ble­ma es tan­to un pro­ble­ma de hom­bres como de muje­res. Hoy en día, se está lle­van­do a cabo una gue­rra espe­cial con­tra las muje­res a todos los nive­les. Esta gue­rra se está lle­van­do a cabo sistemáticamente.

En pri­mer lugar, las muje­res deben unir­se, orga­ni­zar­se y defen­der­se con­tra este femi­ci­dio. No deben ceder a esta men­ta­li­dad fas­cis­ta. Toda­vía tene­mos que ampliar la resis­ten­cia de las muje­res, como se mos­tró en 2020, y con­ti­nuar la lucha has­ta que el régi­men sexis­ta del AKP/​MHP sea aplas­ta­do y haya­mos cons­trui­do un sis­te­ma libre e igualitario.

La vio­len­cia patriar­cal es un pro­ble­ma muy arrai­ga­do. Es un medio por el cual el régi­men ata­ca a la socie­dad y todos sus valo­res, a tra­vés de las muje­res. En pri­mer lugar, todos, hom­bres y muje­res, deben reco­no­cer lo siguien­te: hay un régi­men que mer­can­ti­li­za a las muje­res y las tra­ta como obje­tos, explo­tan­do su tra­ba­jo y escla­vi­zan­do sus cuer­pos y almas.

Si mira­mos hacia atrás, en el año 2020 vemos que las vio­la­cio­nes y los ata­ques sexua­les a muje­res en Tur­quía y Kur­dis­tán han alcan­za­do el más alto nivel. La socie­dad y todos los hom­bres deben enten­der que esto es un gra­ve peli­gro. Sobre todo, es tam­bién una situa­ción muy seria y peli­gro­sa para los valo­res de la socie­dad y de nues­tro pue­blo. Los hom­bres, al igual que las muje­res, tam­bién deben opo­ner­se, y enten­der el patriar­ca­do como su pro­pio pro­ble­ma. ¿Por qué digo esto? Por ejem­plo, a un niño de 12 años le ense­ña­ron a vio­lar. El sis­te­ma difun­de esta men­ta­li­dad. El fas­cis­mo no reco­no­ce los valo­res huma­nos. Por eso, con­si­de­ra legí­ti­mo todo lo que sir­va a sus intere­ses. Bas­ta con mirar la for­ma­ción de la iden­ti­dad mas­cu­li­na, mien­tras se crean ver­da­de­ros mons­truos. Los hom­bres se están con­vir­tien­do en bom­bas de relo­je­ría. Se les ense­ña a abu­sar y vio­lar a una edad tem­pra­na, y lo ponen en prác­ti­ca. Todos los días se pro­du­cen actos vio­len­tos en Tur­quía. Los hom­bres están ase­si­nan­do a sus espo­sas e hijos. Este es el pun­to al que este Esta­do fas­cis­ta ha lle­va­do al indi­vi­duo o al hom­bre. Por ejem­plo, en Bat­man-Ger­cüş, 27 hom­bres vio­la­ron a una niña de 15 años. ¿No es esa la acción de los mons­truos? Los hom­bres se han con­ver­ti­do en mons­truos. ¿Un ser humano hace tal cosa? No. El fas­cis­mo sig­ni­fi­ca la alie­na­ción de los valo­res, la sepa­ra­ción de la moral y la conciencia.

Inclu­so antes que las muje­res, los hom­bres debe­rían saber esto: mien­tras que la mas­cu­li­ni­dad alcan­za este nivel, ¿qué hay de la defen­sa de los valo­res? ¿Es posi­ble sepa­rar esta men­ta­li­dad del carác­ter fas­cis­ta del Esta­do? Esto debe­ría estar cla­ro pri­me­ro para los hom­bres. Es cier­to, las muje­res deben defen­der­se de esta situa­ción y pro­tes­tar. Pero los hom­bres deben enten­der que tal mas­cu­li­ni­dad es una seria ame­na­za para la socie­dad. Si mira­mos sólo a Tur­quía, es bas­tan­te obvio. Acep­tar esta men­ta­li­dad es des­po­tis­mo, hace de cada hom­bre un dés­po­ta. Sólo un dés­po­ta pue­de mane­jar el aco­so, la vio­la­ción y la vio­len­cia. La gen­te que no ha per­di­do su huma­ni­dad y su con­cien­cia demo­crá­ti­ca debe­ría hacer su pro­pio balan­ce en este sen­ti­do. Esta es una gue­rra y esta gue­rra es peli­gro­sa tan­to para las muje­res como para los hom­bres. Por­que el hom­bre se está movien­do hacia el fas­cis­mo, hacia el des­po­tis­mo. Esto es lo que está suce­dien­do. Noso­tras, como lucha­do­ras de las YJA-Star, esta­mos luchan­do esta gue­rra por­que recha­za­mos este sis­te­ma de esclavitud.

-¿Qué crees que debe­rían hacer las mujeres?

-Por supues­to, las muje­res no están inde­fen­sas. Las muje­res deben orga­ni­zar­se y cons­truir la uni­dad para defen­der su liber­tad. El año 2020 tam­bién nos ha mos­tra­do esto: será la fuer­za de las muje­res y los jóve­nes la que eli­mi­na­rá a este régi­men fas­cis­ta. Las muje­res han mos­tra­do su fuer­za. Pero, ¿es eso sufi­cien­te? Por supues­to que no. Se nece­si­ta más lucha y orga­ni­za­ción de las muje­res para aplas­tar el fas­cis­mo. Repre­sen­ta un gran peli­gro para la socie­dad y la huma­ni­dad. En este sen­ti­do, deben seguir aumen­tan­do las pro­tes­tas y accio­nes de las muje­res. Sí, el año 2020 estu­vo mar­ca­do por las luchas de las muje­res, pero eso no es sufi­cien­te. Todo el mun­do ten­dría que dar­se cuen­ta de esta peli­gro­sa polí­ti­ca y luchar con­tra ella.

-El año 2020 tam­bién fue un año de repre­sión. ¿Fue el Esta­do tur­co capaz de lograr su objetivo?

-Como dije, Rêber Apo está en un fuer­te ais­la­mien­to y nues­tro movi­mien­to está sien­do ata­ca­do. El Esta­do tur­co está prac­ti­can­do una polí­ti­ca de ani­qui­la­ción y nega­ción. Pero este no es un con­cep­to nue­vo. Des­de 2015, este con­cep­to ha sido imple­men­ta­do con la ayu­da de un com­plot. En 2018 y 2019, Afrin, Girê Spî y Serê­ka­ni­yê fue­ron ocu­pa­dos en Roja­va (Kur­dis­tán sirio). Hubo una revo­lu­ción de las muje­res en Roja­va, y en este momen­to hay una gran resis­ten­cia. La base de este con­cep­to era la siguien­te: pri­me­ro, las gue­rri­llas en Kur­dis­tán del Nor­te debían ser liqui­da­das, lue­go las Zonas de Defen­sa de Med­ya (Kur­dis­tán ira­quí) debían ser total­men­te ocu­pa­das, y lue­go los logros del pue­blo kur­do en Shen­gal y Makh­mur (nor­te de Irak) tenían que ser ata­ca­dos. Estas accio­nes se están lle­van­do a cabo sobre la base de un con­cep­to de ani­qui­la­ción tan­to en polí­ti­ca inte­rior como exterior.

Pri­me­ro se han dado las ope­ra­cio­nes aéreas y terres­tres en el nor­te del Kur­dis­tán. Pero a pesar de todo, las ope­ra­cio­nes “Relám­pa­go”, tal como se imple­men­ta­ron en Bakur has­ta sep­tiem­bre, no die­ron nin­gún resul­ta­do. La idea era des­truir al PKK y some­ter a todo el pue­blo kur­do, aplas­tan­do a las gue­rri­llas. Pero con la acción de Heval Sema Koçer en la pri­ma­ve­ra, se dio una cla­ra res­pues­ta al enemi­go. Noso­tros, como gue­rri­lle­ras de las YJA-Star, vemos en la acción de nues­tra ami­ga Sema el espí­ri­tu de la fase actual. Las accio­nes tam­bién tuvie­ron lugar en las áreas de Der­sim, Amed, Gar­zan, Botan y Ama­nos. Sí, hacia fina­les de año tuvi­mos algu­nas pér­di­das en Bakur. En par­ti­cu­lar, nues­tra coman­dan­te caí­da Yıl­maz Der­sim, así como Egîd Civ­yan y otras ami­gas. Pero los gue­rri­lle­ros res­pon­die­ron a las ope­ra­cio­nes de pur­ga con accio­nes. Por supues­to, el obje­ti­vo de Tur­quía era lim­piar Bakur de las gue­rri­llas y lue­go ocu­par el Kur­dis­tán del Sur con el pre­tex­to del PKK.

Que­rían des­truir el cen­tro de man­do de la gue­rri­lla y esta­ble­cer una zona de ocu­pa­ción des­de las Zonas de Defen­sa de Med­ya has­ta Shen­gal. El obje­ti­vo del enemi­go era ocu­par la región con la ayu­da del PDK (Par­ti­do Demo­crá­ti­co de Kur­dis­tán) para el oto­ño. Así, el enemi­go que­ría expan­dir las fron­te­ras y avan­zar a Qan­dil. Ade­más, el nor­te de Siria (Roja­va) iba a ser ocu­pa­do des­de Koba­nê y Dêrik, has­ta Shen­gal. Este era el plan de ocu­pa­ción de Tur­quía. Por eso, el enemi­go lle­vó a cabo ope­ra­cio­nes en tie­rra y en el aire. Sin embar­go, si mira­mos el año en su con­jun­to, el Esta­do tur­co hizo todos los esfuer­zos para imple­men­tar este plan pero no pudo lograr su obje­ti­vo. Como todos sabe­mos, se ini­ció una ope­ra­ción el 16 de junio bajo el nom­bre de “Garra de Águi­la” en la que Shen­gal, Makh­mur, Qan­dil, Asos y Hef­ta­nin fue­ron ata­ca­dos des­de el aire. Lue­go, el 17 de junio se lan­zó la Ope­ra­ción Garra de Tigre. El plan era ocu­par las zonas gue­rri­lle­ras del sur del Kur­dis­tán. Con esto en men­te, Hef­ta­nin fue ata­ca­do. Pero la ofen­si­va Cen­ga Hef­ta­nin de la gue­rri­lla y la resis­ten­cia en todas las Zonas de Defen­sa de Med­ya y en Kur­dis­tán del Nor­te die­ron un duro gol­pe a los pla­nes del Esta­do tur­co. Si mira­mos el año, no pudi­mos rea­li­zar nues­tro obje­ti­vo de levan­tar el ais­la­mien­to de Rêber Apo y aplas­tar el fas­cis­mo tur­co. Sí, la lucha en la ofen­si­va de Cen­ga Hef­ta­nîn ha frus­tra­do el plan del Esta­do tur­co, pero no pudi­mos neu­tra­li­zar­lo com­ple­ta­men­te. La inva­sión con­ti­núa. Pero a pesar de todas las difi­cul­ta­des, la resis­ten­cia de las gue­rri­llas detu­vo el avan­ce del Esta­do tur­co que, por lo tan­to, no pudo rea­li­zar su plan para este año. El con­cep­to de fas­cis­mo del AKP/​MHP no tuvo éxi­to. El hecho de que no pudié­ra­mos neu­tra­li­zar los pla­nes com­ple­ta­men­te es un tema para la autocrítica.

-Qué sig­ni­fi­ca la resis­ten­cia de Hef­ta­nin en tér­mi­nos de la lucha de las muje­res militares?

-Como com­ba­tien­tes de YJA-Star, comen­za­mos el 2020 con una fuer­te auto­crí­ti­ca. Entra­mos en el nue­vo año con gran deter­mi­na­ción. Como muje­res gue­rri­lle­ras, impul­sa­mos la rees­truc­tu­ra­ción de la gue­rri­lla. El 2020 se con­vir­tió en un año de resis­ten­cia gue­rri­lle­ra. En par­ti­cu­lar, la resis­ten­cia en Hef­ta­nin dejó una mar­ca. Las YJA-Star toma­ron un papel de lide­raz­go en esta gue­rra. Las muje­res pusie­ron en prác­ti­ca su fuer­za, su cama­ra­de­ría, su volun­tad de liber­tad en la línea de Rêber Apo con­tra el enemi­go. Mon­ta­ron una gran resistencia.

-¿Cuál fue el papel de las mujeres?

En pri­mer lugar, a nivel mili­tar las muje­res juga­ron su papel como gue­rri­lle­ras moder­nas y pro­fe­sio­na­les con­tra la inte­li­gen­cia y la tec­no­lo­gía del enemi­go. Segun­do, las YJA-Star juga­ron un papel prin­ci­pal en la imple­men­ta­ción de las tác­ti­cas y for­mas de la gue­rra de gue­rri­llas moder­na en Hef­ta­nin. Las YJA-Star se con­vir­tie­ron en una fuer­za crea­ti­va líder de la gue­rra de gue­rri­llas moder­na, tan­to en la gue­rra de Hef­ta­nin como en otras accio­nes. Gana­mos con nues­tra for­ma de vida, nues­tra cama­ra­de­ría, nues­tro sacri­fi­cio, y el espí­ri­tu y la acti­tud de nues­tro par­ti­do en la ofen­si­va de Cen­ga Hef­ta­nin. Bajo el lide­raz­go de la mujer, la gue­rri­lla moder­na ha gana­do e infli­gi­do una derro­ta al Esta­do tur­co con toda su tec­no­lo­gía. El éxi­to bajo la direc­ción de la mujer es un éxi­to para la gue­rri­lla, para el pue­blo kur­do y para las mujeres.

Ade­más del nivel mili­tar, las muje­res mos­tra­ron una cla­ra pos­tu­ra en el nivel de la orga­ni­za­ción del par­ti­do y la libe­ra­ción en Hef­ta­nin. Como YJA-Star, tene­mos que defen­der los valo­res de las muje­res. La resis­ten­cia que se desa­rro­lló en Hef­ta­nin repre­sen­ta el espí­ri­tu y la for­ma de resis­ten­cia de la nue­va fase. Son las YJA Star las que frus­tra­ron el plan del Esta­do tur­co en Hef­ta­nin. Con este espí­ri­tu, aho­ra se opon­drá al sis­te­ma fascista.

Fuen­te: AnRed

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *