¡VIVA CUBA! ¡VIVA FIDEL! – farc​-ep​.net

Hace 62 años Cuba fue estre­me­ci­da por una gran explo­sión de ale­gría y espe­ran­za acti­va­da por el triun­fo de los bar­bu­dos rebel­des que, coman­da­dos por Fidel, el Che, Cami­lo, Raúl, Almei­da y otros héroes de la Sie­rra Maes­tra, habían derro­ta­do al gobierno del tirano Batis­ta. Su vis­lum­bre ilu­mi­nó todos los connes de la tie­rra. Los bar­bu­dos habían alcan­za­do un sue­ño, que solo era un pri­mer paso hacia la estre­lla de Mar­tí que no deja de irra­diar patria y humanidad.

Ese triun­fo de las ideas y las armas gue­rri­lle­ras fusio­na­das con el pue­blo como mar y ola, es des­de enton­ces una espi­na cla­va­da en la gar­gan­ta de los gobier­nos repu­bli­ca­nos y demó­cra­tas que han deslado por la Casa Blan­ca. Aun les tiem­bla por den­tro la ins­tau­ra­ción de un nue­vo orden social jus­to a pocas millas de su terri­to­rio. Por eso su polí­ti­ca hacia la isla está enfo­ca­da de tiem­po com­ple­to en la des­truc­ción de la revo­lu­ción. Quie­ren matar la revo­lu­ción cuba­na, pero ella sigue viva por­que está blin­da­da con esa her­mo­sa tes­ta­ru­dez de su amor por la humanidad.

Huma­ni­dad, soli­da­ri­dad y deco­ro, es el gran triun­fo del sen­ti­mien­to de Mar­tí y de Fidel, que debie­ra pro­pa­gar­se por el mun­do ente­ro. En ellos resi­de la fuer­za de la revo­lu­ción res­pal­da­da por la uni­dad mono­lí­ti­ca de un pue­blo de ciu­da­da­nos libres.

No per­mi­ta­mos que Cuba enfren­te sola al «terri­ble mons­truo del nor­te», como lla­mó Bolí­var al gobierno de los Esta­dos Uni­dos. Que se escu­chen las voces soli­da­rias del mun­do recla­man­do el fin del blo­queo eco­nó­mi­co, comer­cial y nan­cie­ro de Washing­ton con­tra La Haba­na. Ese blo­queo inhu­mano lleno de cruel­dad, y esa absur­da pre­ten­sión de dar­le extra­te­rri­to­ria­li­dad a las leyes de un impe­rio deca­den­te, no solo afec­tan los dere­chos huma­nos de una nación, sino que lesio­nan gra­ve­men­te la sobe­ra­nía de otros Estados.

Glo­ba­li­ce­mos la soli­da­ri­dad hacia Cuba y exi­ja­mos se res­pe­te su sagra­do dere­cho a la autodeterminación.

Cuba, la her­ma­na soli­da­ria que repar­te su cora­zón a los que sufren en estos tiem­pos de pan­de­mia y de injus­ti­cia social, sigue en pie seña­lan­do el camino hacia un nue­vo mun­do, a pesar de la hos­ti­li­dad de la Casa Blan­ca. Decla­re­mos a Cuba poten­cia mun­dial de huma­ni­dad, soli­da­ri­dad y decoro.

¡Viva Cuba, Viva Fidel!

FARC-EP
Segun­da Mar­que­ta­liaEnero 1 de 2021

Sour­ce link 

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *