Méxi­co. Cre­ció 35 por cien­to la cifra de muje­res perio­dis­tas dete­ni­das de for­ma arbitraria

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 4 de enero de 2021

En su Balan­ce Anual 2020, RSF con­ta­bi­li­za 387 perio­dis­tas encar­ce­la­dos por hacer su tra­ba­jo de infor­ma­ción, fren­te a los 389 de 2019. La cifra glo­bal de perio­dis­tas pre­sos se man­tie­ne en máxi­mos his­tó­ri­cos. Más de la mitad de los perio­dis­tas encar­ce­la­dos en el mun­do (el 61%) están en tan solo cin­co paí­ses. Por segun­do año con­se­cu­ti­vo, Chi­na, Egip­to, Ara­bia Sau­dí, Viet­nam y Siria son las cin­co mayo­res pri­sio­nes del mun­do para los periodistas.

El núme­ro de muje­res perio­dis­tas pre­sas ha aumen­ta­do un 35%. A fina­les de 2020, 42 de ellas esta­ban pri­va­das de liber­tad, cuan­do hace un año eran 31. Las reclu­sas recien­tes son sobre todo de Bie­lo­rru­sia (4) ‑país que ha expe­ri­men­ta­do una repre­sión sin pre­ce­den­tes des­de las polé­mi­cas elec­cio­nes pre­si­den­cia­les del 9 de agos­to de 2020‑, de Irán (4) y de Chi­na (2), don­de la repre­sión se ha inten­si­fi­ca­do con la cri­sis sani­ta­ria. Entre las perio­dis­tas dete­ni­das en los últi­mos tiem­pos se cuen­ta la gana­do­ra del Pre­mio RSF a la Liber­tad de Pren­sa en 2019, la viet­na­mi­ta Pham Doan Trang.

Los datos reco­gi­dos por los equi­pos de RSF y el Obser­va­to­rio 19, una lis­ta no exhaus­ti­va, reve­lan que el núme­ro de deten­cio­nes e inter­pe­la­cio­nes arbi­tra­rias se ha cua­dru­pli­ca­do entre los meses de mar­zo y mayo de 2020, cuan­do el coro­na­vi­rus comen­zó a pro­pa­gar­se por todo el mun­do. Entre prin­ci­pios de febre­ro y fina­les de noviem­bre de 2020, solo este tipo de infrac­cio­nes repre­sen­ta­ba el 35% de los ata­ques regis­tra­dos (fren­te a las agre­sio­nes físi­cas o las ame­na­zas, que supo­nen el 30% de las vio­la­cio­nes regis­tra­das). Aun­que la mayo­ría de los perio­dis­tas arres­ta­dos solo están rete­ni­dos duran­te unas pocas horas ‑o inclu­so unos días o semanas‑,actual­men­te siguen encar­ce­la­dos 14 perio­dis­tas en rela­ción con su cober­tu­ra de la epi­de­mia.

«Estas cifras tam­bién con­fir­man el impac­to de la cri­sis sani­ta­ria en la pro­fe­sión, ade­más del hecho inacep­ta­ble de que algu­nos de nues­tros com­pa­ñe­ros pagan con su liber­tad la bús­que­da de la ver­dad. Tam­bién con­fir­man que las muje­res perio­dis­tas, cada vez más nume­ro­sas en la pro­fe­sión, no se libran de la represión».

En Asia, el con­ti­nen­te don­de hizo su apa­ri­ción el coro­na­vi­rus y en el que se han pro­du­ci­do más vio­la­cio­nes de la liber­tad de pren­sa rela­cio­na­das con la pan­de­mia, es don­de se con­cen­tra la mayor cifra de dete­ni­dos por Covid-19: 7 en Chi­na, 2 en Ban­gla­desh y 1 en Bir­ma­nia. En la región de Orien­te Medio, don­de varios paí­ses se han apro­ve­cha­do de la epi­de­mia para refor­zar su con­trol sobre los medios y la infor­ma­ción, aún hay 3 perio­dis­tas en la cár­cel por artícu­los rela­cio­na­dos con la epi­de­mia de coro­na­vi­rus: 2 en Irán y 1 en Jor­da­nia. En el con­ti­nen­te afri­cano, 1 perio­dis­ta ruan­dés sigue encar­ce­la­do, ofi­cial­men­te por «haber que­bran­ta­do las nor­mas de confinamiento».

El Balan­ce Anual 2020 mues­tra tam­bién que actual­men­te hay al menos 54 perio­dis­tas secues­tra­dos en todo el mun­do, un 5% menos que el año pasa­do. Des­pués de que que­da­se en liber­tad un perio­dis­ta ucra­niano rete­ni­do por fuer­zas sepa­ra­tis­tas pro­rru­sas en Dom­bás, Siria, Irak y Yemen son aho­ra los últi­mos paí­ses del mun­do en los que hay perio­dis­tas secues­tra­dos. Entre ellos se encuen­tran 4 perio­dis­tas yeme­níes cap­tu­ra­dos por los hutíes en 2015, con­de­na­dos a muer­te y que viven con la mayor incer­ti­dum­bre acer­ca de su destino.

https://​des​in​for​me​mo​nos​.org/​w​p​-​c​o​n​t​e​n​t​/​u​p​l​o​a​d​s​/​2​0​2​0​/​1​2​/​b​a​l​a​n​c​e​_​2​0​2​0​_​d​e​_​r​s​f​_​0​.​pdf

FUENTE: des­In­for­me­mo­nos

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *