Irán. Advier­te a Trump de que res­pon­de­rá si EEUU le ataca

Resu­men Medio Orien­te, 2 de enero de 2021-.

El minis­tro de Asun­tos Exte­rio­res de Irán, Moha­mad Yavad Zarif, ha adver­ti­do este sába­do al pre­si­den­te salien­te de EE.UU., Donald Trump, que evi­te poner en prác­ti­ca cual­quier acción mili­tar que le pase por la men­te con­tra la Repú­bli­ca Islá­mi­ca, pues las Fuer­zas Arma­das de este país no duda­rán en res­pon­der de for­ma recí­pro­ca a toda even­tual agre­sión de Esta­dos Unidos.

En un men­sa­je difun­di­do este sába­do en su cuen­ta en Twit­ter, el máxi­mo diplo­má­ti­co ira­ní ha aler­ta­do de que, según infor­ma­cio­nes obte­ni­das de Irak, exis­ti­ría una cons­pi­ra­ción urdi­da por los “incen­dia­rios” agen­tes israe­líes para pro­vo­car un ata­que de fal­so posi­ti­vo con­tra las tro­pas de EE.UU. des­ple­ga­das en el sue­lo ira­quí y dar­le el pre­tex­to per­fec­to a Trump, antes de aban­do­nar el poder el pró­xi­mo 20 de enero, para ini­ciar su ansia­da aven­tu­rar mili­tar con­tra Irán.

Zarif ha envia­do un men­sa­je cla­ro a Trump, pre­vi­nién­do­le de que ten­ga mucho cui­da­do de no pres­tar­se al jue­go del régi­men israe­lí, que arras­tra­ría a EE.UU. a un enfren­ta­mien­to direc­to con Irán, cuyas con­se­cuen­cias serían impre­de­ci­bles de cuan­ti­fi­car para ambas par­tes, así como para el res­to de los paí­ses de la región de Asia Occidental.

“Cui­da­do con la far­sa mon­ta­da, las piro­tec­nias [que pudie­ras orde­nar] ten­drán una res­pues­ta recí­pro­ca seria [por par­te de Irán], espe­cial­men­te con­tra tus pro­pios socios de la región”, así de con­tun­den­te se ha diri­gi­do el jefe de la Diplo­ma­cia ira­ní al aún inqui­lino de la Casa Blan­ca, en refe­ren­cia a sus títe­res socios regio­na­les, a saber, Israel y Ara­bia Saudí.

Las demo­le­do­ras pala­bras del can­ci­ller ira­ní al man­da­ta­rio nor­te­ame­ri­cano se pro­du­cen en vís­pe­ras del pri­mer ani­ver­sa­rio del ase­si­na­to del tenien­te gene­ral Qasem Solei­ma­ni, coman­dan­te de la Fuer­za Quds, del Cuer­po de Guar­dia­nes de la Revo­lu­ción Islá­mi­ca (CGRI) de Irán, y de sus com­pa­ñe­ros, en un ata­que terro­ris­ta de Esta­dos Uni­dos, per­pe­tra­do en el aero­puer­to de Bag­dad, capi­tal de Irak, la madru­ga del 3 de enero de 2020, por orden direc­ta de Trump.

Días des­pués de dicho ase­si­na­to, el ocho de enero, Irán tomó repre­sa­lias ata­can­do con misi­les balís­ti­cos dos bases mili­ta­res de EE.UU. en Irak, inclui­da la de Ain al-Asad, ope­ra­da por las tro­pas esta­dou­ni­den­ses des­de 2003. Pero a Washing­ton le preo­cu­pa que el país per­sa quie­ra tomar más repre­sa­lias, pues, de hecho, el Líder de la Revo­lu­ción Islá­mi­ca de Irán, el aya­to­lá Seyed Ali Jame­nei, enfa­ti­zó que el ata­que a las bases de EE.UU. “fue solo una bofe­ta­da y no una venganza”.

En con­se­cuen­cia y por temor a esa posi­bi­li­dad, varios bom­bar­de­ros estra­té­gi­cos B‑52 esta­dou­ni­den­ses han esta­do sobre­vo­lan­do las aguas del Gol­fo Pér­si­co en fechas recien­tes. Unas manio­bras con­si­de­ra­das por las auto­ri­da­des ira­níes una mera pro­vo­ca­ción de Washington.

Fuen­te: HispanTV

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *