Argen­ti­na. Movi­li­za­ción a la emba­ja­da del Para­guay exi­gen jui­cio y cas­ti­go de los res­pon­sa­bles de este infan­ti­ci­dio de Estado

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 2 de enero de 2021. 

Este 2 de enero, como todos los meses, has­ta que se haga jus­ti­cia, orga­ni­za­cio­nes socia­les, polí­ti­cas y de DDHH se movi­li­za­ron fren­te a la sede diplo­má­ti­ca de Para­guay en Bue­nos Aires exi­gien­do: jus­ti­cia por Lilian y María Car­men, apa­ri­ción con vida de Car­men Eli­za­beth, liber­tad a Lau­ra y Car­men Villal­ba y refu­gio inme­dia­to para toda la fami­lia Villalba

Se cum­plen cua­tro meses del ope­ra­ti­vo en el que las Fuer­zas de Tarea Con­jun­ta (FTC) ata­ca­ron una zona bos­co­sa den­tro de una estan­cia ubi­ca­da en el dis­tri­to de Yby Yaú, en la fron­te­ra entre los depar­ta­men­tos de Con­cep­ción y Amam­bay. La acción arma­da fue con­se­cuen­cia de un “ope­ra­ti­vo de inte­li­gen­cia de más de ocho meses”, según infor­ma­ron, pos­te­rior­men­te, voce­ros de la FTC.

Recien­te­men­te, Lau­ra Villal­ba, her­ma­na de Car­men y mamá de María Car­men, des­pués de ser dete­ni­da el 23 de diciem­bre por las FTC, y colo­ca­da como pri­sio­ne­ra en un cuar­tel mili­tar dió a cono­cer que el 30 de noviem­bre de 2020 des­apa­re­ció Car­men Eli­za­beth Ovie­do Villal­ba, hija de dos pre­sos polí­ti­cos, diri­gen­tes del Ejér­ci­to del Pue­blo Para­gua­yo (EPP), Car­men Villal­ba y Alci­des Oviedo.

Esta des­apa­ri­ción se pro­du­jo en el con­tex­to de un ope­ra­ti­vo mili­tar rea­li­za­do por las Fuer­zas de Tarea Con­jun­tas (FTC) en la zona de Amam­bay, don­de habían sido eje­cu­ta­das las niñas argen­ti­nas Lilian y María Car­men Villal­ba el 2 de sep­tiem­bre pasado.

Lec­tu­ra de la car­ta de Car­men Villalba

«Que no rom­pan nues­tra volun­tad de lucha y resis­ten­cia, por qué la lucha en Para­guay es par­te de la lucha de los pue­blos de nues­tra Amé­ri­ca.
La cla­se obre­ra y cam­pe­si­na por más hace­do­ra de la his­to­ria y de todo cuán­to exis­te, ¡no tene­mos nada! Pero nos tene­mos a noso­tros, a la lucha y nues­tra for­ta­le­za es la uni­dad de los pue­blos en lucha.
«La inca­pa­ci­dad de las éli­tes para resol­ver sus con­tra­dic­cio­nes inter­nas lle­vó a la ins­tau­ra­ción de un régi­men de terror en el que se com­bi­na­ban estra­te­gias lega­les e ile­ga­les para com­ba­tir a los chus­me­ros, ban­do­le­ros y gue­rri­lle­ros» Edgar Barre­ro Cué­llar. Esto acon­te­ce en Colom­bia y es impor­ta­do en Para­guay.
La bes­tia bur­gue­sa capi­ta­lis­ta para­gua­ya des­nu­da su cruel­dad, saca a relu­cir sobre inno­va­cio­nes bru­ta­les su anti­gua cul­tu­ra de tor­tu­ra, eje­cu­cio­nes extra­ju­di­cia­les, des­apa­ri­ción for­za­da de la niñez. Su vie­jo ofi­cio cen­tra­do en la cruel­dad y la eli­mi­na­ción físi­ca de tiem­pos del Stro­nis­mo hoy des­ple­ga­das sobre nue­vos dis­po­si­ti­vos repre­si­vos con retó­ri­cas de lucha con­tra el terro­ris­mo. Con el refor­za­mien­to del terror ins­ta­la el dis­ci­pli­na­mien­to de los inde­ci­sos y des­mo­ra­li­za­dos, el silen­cio y la indi­fe­ren­cia de los crí­ti­cos. Arma­do de cau­sas judi­cia­les para los crí­ti­cos e indig­na­dos que no ven como opción la indi­fe­ren­cia. La cri­mi­na­li­za­ción, tor­tu­ra y des­apa­ri­ción a per­so­nas y la fami­lia Villal­ba, her­ma­na, her­ma­nos e hijos de com­ba­tien­tes comu­nis­tas epe­pis­tas. Con el terror y la cam­pa­ña sucia mediá­ti­ca, logra la indi­fe­ren­cia hacia la lucha abne­ga­da de quie­nes resis­ti­mos, para así lograr la per­pe­tua­ción de sus espu­rios y mez­qui­nos intere­ses sobre la pobre­za y exclu­sión de obre­ros, cam­pe­si­nos y nati­vos.
El cam­pe­si­na­do pobre es impe­li­do por la agu­di­za­ción de sus con­di­cio­nes de pobre­za y o úni­co que le espe­ra es un pre­sen­te y un futu­ro deso­la­do, sin espe­ran­zas, ane­xa­das a la repre­sión y al des­po­jo del sen­ti­do de su vida. La tie­rra inten­ta resis­tir.
A los que toma­mos par­ti­do, en ello se nos va la vida, toda la bru­ta­li­dad legal e ile­gal el esta­do vier­te sobre noso­tros en la bús­que­da del exter­mi­nio.
En ese con­tex­to y hallán­do­se tran­si­to­ria­men­te con sus papás son tor­tu­ra­das y eje­cu­ta­das Lilian Maria­na y María Car­men, mien­tras que Lichi­ta hoy se encuen­tra des­apa­re­ci­da. En ese con­tex­to de lucha de cla­ses no hay deli­to que no le es impu­tado a Lau­ra Villal­ba, madre de María Car­men.
El ejér­ci­to para­gua­yo vuel­ve a sacar sus armas para defen­der a una corrup­ta, deca­den­te y oli­gar­quía ven­de­pa­tria así como seña­la a la comi­sión de ver­dad y jus­ti­cia. El ejér­ci­to entre 1968 y 1970 para des­po­jar de su tie­rra a la par­cia­li­dad Aché: ase­si­nó a 37 nati­vos, ade­más secues­tró a 23 niños y a otros 20 los ase­si­nó o los des­apa­re­ció. A los sobre­vi­vien­tes los obli­gó a tras­la­dar­se a una reser­va que en reali­dad era un cam­po de con­cen­tra­ción. Eso pasó en la déca­da de 1970 y ahí que­da­ron dos años, duran­te los cua­les fue­ron des­apa­re­ci­dos y ase­si­na­dos 164 niños y otros cien­tos fue­ron secues­tra­dos y ven­di­dos como cria­di­tos».
No per­mi­ta­mos la repe­ti­ción del opro­bio de la des­apa­ri­ción de Lichi­ta!
Que apa­rez­ca Lichi­ta con vida!
Jus­ti­cia para Lilian y María Car­men.
Liber­tad de Lau­ra Villal­ba» Car­men Villalba

Lec­tu­ra de la car­ta de Miriam Villalba

Compañeros/​as: hoy se cum­plen 4 meses de aque­lla cruel tor­tu­ra y eje­cu­ción de mis niñas Lilian Maria­na y María Car­men. Son días muy difí­ci­les para noso­tros y el cam­po mili­tan­te, sólo que­da­ron en nues­tras reti­nas aque­llas son­ri­sas encan­ta­do­ras y ale­gres de mi que­ri­da hija Lilian y mi que­ri­da cari­ño­sa María. Las bus­ca­mos en cada rin­cón de nues­tra casa don­de ellas hacían sus casi­tas y tre­pa­ban en los arbo­les, corrían y com­par­tian con sus primitas/​os, hoy solo encon­tra­mos dolor y tris­te­za por­que el Esta­do para­gua­yo infan­ti­ci­da y terro­ris­ta de Mario Abdo Beni­tez las segó la vida de la for­ma mas cruel.
A cua­tro meses no avan­zó un mili­me­tro la inves­ti­ga­ción en con­tra de los auto­res mora­les y mate­ria­les de ese horren­do cri­men de lesa huma­ni­dad. Sino recru­de­ció la cam­pa­ña de gue­rra y ani­qui­la­ción sobre noso­tros. Hoy, está des­apa­re­ci­da mi sobri­ni­ta de 14 años Car­men Eli­za­beth Ovie­do Villal­ba, des­de el 30 de noviem­bre . Varias per­so­nas dije­ron que fue lle­va­da a la fuer­za por mili­ta­res y otros por par­ti­cu­la­res, lo cier­to es que nues­tra que­ri­da y encan­ta­do­ra Lichi­ta no esta con noso­tros. Sus tías y abue­la que siem­pre la cui­da­mos des­de que supi­mos que esta­ba en el vien­tre de su madre en pri­sión y su melli­za Anahí la segui­mos bus­can­do.
Nues­tras vidas las hemos con­sa­gra­do a cui­dar, edu­car y ver cre­cer a nues­tros niños. Cómo her­ma­nas y fami­lia de quie­nes han asu­mi­do la lucha revo­lu­cio­na­ria al cual ofren­dan su vida, como hicie­ron Osval­do, Lilia­na y Car­men.
¿Qué nos toca­ba hacer a sus her­ma­nas?.
Rene­gar de ellos? Tiro­tear con­tra ellos a modo de no ser cri­mi­na­li­za­das y per­se­gui­das?. No com­pa­ñe­ros y com­pa­ñe­ras. No rene­ga­mos ni rene­ga­re­mos de quie­nes no solo somos san­gre de su san­gre, sino, hemos vivo siem­pre uni­dos con amor y entra­ña­ble afec­to que ni la más vil cam­pa­ña sucia con­tra mi madre de 76 años y noso­tras, des­te­rra­das, exi­lia­das, impu­tadas, encar­ce­la­das, per­se­gui­das impla­ca­ble­men­te, hará mella. No renun­cia­re­mos en bus­car la liber­tad de Lau­ra, no sol­ta­re­mos las manos de Car­men, Osval­do y Lilia­na. No deja­re­mos de bus­car a Lichi­ta.
Eso no nos per­do­na el Esta­do para­gua­yo, por eso cri­mi­na­li­za a la fami­lia que vivi­mos aqui en Argen­ti­na y a mi her­ma­na Lau­ra, madre de 6 niños, enfer­me­ra de voca­ción hoy dia reclui­da en un cuar­tel mili­tar Viñas Cue. Sien­do la úni­ca mujer civil en el cuar­tel, en ais­la­mien­to e inco­mu­ni­ca­da.
¿Cuál es su cri­men?? Ser Madre De Maria Car­men y tener ape­lli­do Villal­ba. Compañeros/​as, les agra­dez­co infi­ni­ta­men­te por su soli­da­ri­dad y acom­pa­ña­mien­to incon­di­cio­nal para con nues­tra fami­lia, con­tri­bu­ye a nues­tra for­ta­le­za, nos dan fuer­zas para seguir ade­lan­te.
Nues­tra madre que crío en sole­dad a 8 hijos, nos incul­có el lazo amo­ro­so y afec­tuo­so de her­ma­nos que ni la más cruen­ta y vil per­se­cu­ción podrá rom­per.
Un abra­zo a cada uno/​a.
Mirian Villal­ba.

Tam­bién se leyó la car­ta de Fran­cis­ca Andino, pri­sio­ne­ra Epepista:

«La fra­ter­ni­dad de los opri­mi­dos está some­ti­da a una pre­sión que la concentra,la for­ta­le­ce y la hace más sensible»Julius Fucik.
Nos con­vo­ca y nos une en la soli­da­ri­dad la vida de nues­tra que­ri­da Lichita!.La vida de nues­tras niñas y niños hoy están en gra­ve peligro!.En estos tiem­pos de encar­ni­za­da lucha con­tra el des­po­jo de nues­tra tierra,nuestros recur­sos naturales,nuestra exis­ten­cia como pue­blo para­gua­yo y como huma­ni­dad.
Los oli­gar­cas criminales,latifundistas y soje­ros empo­tra­dos en esta­do bur­gués proim­pe­ria­lis­tas están cual bes­tias furio­sas dan­do fuer­tes zar­pa­zos con­tra nues­tras niñas y niños como con­ti­nua­ción la nefas­ta y cri­mi­nal prác­ti­ca de la dic­ta­du­ra de déca­das pasa­das hoy per­fec­cio­na­das afi­nan­do la pun­te­ría.
La lucha revo­lu­cio­na­ria de los pue­blos están lle­nas de his­to­rias de persecucion,desapariciones y muer­tes de niñas y niños hijos y nie­tos de com­ba­tien­tes revo­lu­cio­na­rios con el pro­pó­si­to de cor­tar de raiz las orga­ni­za­cio­nes que le opo­nen com­ba­te y resis­ten­cia.
Tam­bién la his­to­ria nos desa­fía con hechos heroi­cos pro­ta­go­ni­za­dos por niños en defen­sa de su tie­rra como los niños már­ti­res de Acos­ta Ñú duran­te la gue­rra de la tri­ple infamia,los niños pales­ti­nos que a dia­rio se enfren­tan al ejér­ci­to inva­sor Israe­lí tiran­do pie­dras a los tan­ques de guerra.Son algu­nos de los ejem­plos de niños y niñas valien­tes.
Mis hijos,mis nie­tos son todos las niñas y los niñas hijos de mi que­ri­do pueblo.Son ellos quie­nes dan frezcura,vigor y sen­ti­do a nues­tra lucha revo­lu­cio­na­ria!.
Nues­tra que­ri­da Lichi­ta asi como las otras hijas e hijo de mi entra­ña­ble cama­ra­da Carmen,apesar de la repre­sión que sufrían, cada tan­to ale­gra­ban con sus risas,sus jue­gos y sus tra­ve­su­ras la pri­sión don­de esta­mos.
Com­pa­ñe­ras y Com­pa­ñe­ros sen­ti­mos sus abra­zos ape­sar de la distancia,la soli­da­ri­dad de uste­des atra­vie­sa fronteras,muros y barrotes,estamos uni­das con uste­des con lazos tan fuer­tes que nues­tros enemi­gos de cla­se no logra­rán rom­per!
Exi­gi­mos la Apa­ri­ción con Vida de Lichi­ta!
Defen­da­mos la vida de las niñas y niños!
Refu­gio para la fami­lia Villalba!

Adap­ta­ción de la can­ción original

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *