Argen­ti­na. El EAAF tie­ne en res­guar­do más de 600 cuer­pos de des­apa­re­ci­dos sin identificar

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 2 de enero de 2021. 

El Equi­po Argen­tino de Antro­po­lo­gía Foren­se (EAAF) se fun­dó en 1984 para apor­tar prue­bas a la jus­ti­cia y dar res­pues­ta a los fami­lia­res en la recu­pe­ra­ción, iden­ti­fi­ca­ción y res­ti­tu­ción de cuer­pos de víc­ti­mas del deli­to de des­apa­ri­ción for­za­da entre 1974 y 1983. Has­ta el momen­to, recu­pe­ró más de 1.400 cuer­pos e iden­ti­fi­có a más de 800 per­so­nas, pero tie­ne en res­guar­do más de 600 res­tos sin iden­ti­fi­car. Des­de el EAAF soli­ci­tan que fami­lia­res de per­so­nas des­apa­re­ci­das lla­men al 0800−345−3236 o escri­ban a [email protected]​eaaf.​org.​ar.

En mayo de 2020 se cum­plie­ron 36 años de la fun­da­ción del Equi­po Argen­tino de Antro­po­lo­gía Foren­se. Por la pan­de­mia, la con­fe­ren­cia fue vir­tual. Luis Fon­de­bri­der, miem­bro fun­da­dor y direc­tor de la ins­ti­tu­ción, afir­mó en aquel ani­ver­sa­rio que “lo que hace­mos noso­tros, que tie­ne que ver con encon­trar e iden­ti­fi­car cuer­pos, bus­ca traer algo de paz y miti­gar un poco la angus­tia de tan­tas fami­lias. Es sólo una par­te del gran tra­ba­jo que se hace por la memoria”.

En 1992 y a par­tir de un estu­dio rea­li­za­do por Cly­de Snow (fun­da­dor del EAAF) y Maria Julia Bihu­rrie, se deter­mi­nó que en cemen­te­rios muni­ci­pa­les de la pro­vin­cia de Bue­nos Aires había un aumen­to esta­dís­ti­ca­men­te sig­ni­fi­ca­ti­vo en la can­ti­dad de entie­rros de N.N., com­pa­ra­dos con los regis­tra­dos en años ante­rio­res a la últi­ma dic­ta­du­ra cívi­co mili­tar. Tam­bién halla­ron que un alto por­cen­ta­je de la pobla­ción de N.N. res­pon­día a un per­fil dife­ren­te del habi­tual, com­pues­to por per­so­nas mayo­res, en su mayo­ría hom­bres, cuyas muer­tes obe­de­cían a cau­sas natu­ra­les. Este nue­vo gru­po esta­ba con­for­ma­do en gene­ral por indi­vi­duos más jóve­nes (en su mayo­ría, de 20 a 35 años), muer­tos por cau­sas vio­len­tas o dudo­sas, y que a menu­do no habían sido lle­va­dos al cemen­te­rio de a uno sino en gru­pos. Asi­mis­mo, se regis­tra­ba un aumen­to impor­tan­te en el por­cen­ta­je de muje­res. Este per­fil coin­ci­de con el de la pobla­ción de des­apa­re­ci­dos y per­mi­tió que el EAAF pudie­ra cata­lo­gar a estos res­tos como “corres­pon­dien­tes, en un alto por­cen­ta­je de pro­ba­bi­li­dad, a per­so­nas des­apa­re­ci­das”. La inves­ti­ga­ción se exten­dió en el tiem­po y hoy hay res­tos de N.N. de cemen­te­rios de dis­tin­tas pro­vin­cias, como Tucu­mán, Cór­do­ba y San­ta Fe.

Para que el orga­nis­mo aso­cie los res­tos a un indi­vi­duo espe­cí­fi­co es nece­sa­rio hacer un pro­ce­so iden­ti­fi­ca­to­rio inte­gral. Es por ello que, año tras año, con­vo­can a fami­lia­res de des­apa­re­ci­dos a acer­car­se a la ins­ti­tu­ción. Con una gota de san­gre ‑que brin­da mate­rial genético‑, se pue­de res­ti­tuir la iden­ti­dad a per­so­nas desaparecidas.

Para tomar con­tac­to con el EAAF: 0800−345−3236 / [email protected]​eaaf.​org.​ar

Más infor­ma­ción: eaaf​.org

Fuen­te: AnRed

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *