Méxi­co. «Una decla­ra­ción por la vida», uno de enero 2021. «Cono­cer lo dife­ren­te, es tam­bién par­te de nues­tra lucha y de nues­tra humanidad»

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 1 de enero de 2021

POR LA VIDA.

Pri­me­ro de Enero del año 2021.

A LOS PUEBLOS DEL MUNDO:
A LAS PERSONAS QUE LUCHAN EN LOS CINCO CONTINENTES:

[email protected] Y COMPAÑ[email protected]:

Duran­te estos meses pre­vios, hemos esta­ble­ci­do con­tac­to entre [email protected] por diver­sos medios. Somos muje­res, les­bia­nas, gays, bise­xua­les, trans­gé­ne­ro, tra­ves­tis, tran­se­xua­les, inter­se­xua­les, queer y más, hom­bres, gru­pos, colec­ti­vos, aso­cia­cio­nes, orga­ni­za­cio­nes, movi­mien­tos socia­les, pue­blos ori­gi­na­rios, aso­cia­cio­nes barria­les, comu­ni­da­des y un lar­go etcé­te­ra que nos da identidad.

Nos dife­ren­cian y dis­tan­cian tie­rras, cie­los, mon­ta­ñas, valles, este­pas, sel­vas, desier­tos, océa­nos, lagos, ríos, arro­yos, lagu­nas, razas, cul­tu­ras, idio­mas, his­to­rias, eda­des, geo­gra­fías, iden­ti­da­des sexua­les y no, raí­ces, fron­te­ras, for­mas de orga­ni­za­ción, cla­ses socia­les, poder adqui­si­ti­vo, pres­ti­gio social, fama, popu­la­ri­dad, segui­do­res, likes, mone­das, gra­do de esco­la­ri­dad, for­mas de ser, queha­ce­res, vir­tu­des, defec­tos, pros, con­tras, peros, sin embar­gos, riva­li­da­des, ene­mis­ta­des, con­cep­cio­nes, argu­men­ta­cio­nes, con­tra argu­men­ta­cio­nes, deba­tes, dife­ren­dos, denun­cias, acu­sa­cio­nes, des­pre­cios, fobias, filias, elo­gios, repu­dios, abu­cheos, aplau­sos, divi­ni­da­des, demo­nios, dog­mas, here­jías, gus­tos, dis­gus­tos, modos, y un lar­go etcé­te­ra que nos hace dis­tin­tos y, no pocas veces, contrarios.

Sólo nos unen muy pocas cosas:

El que hace­mos nues­tros los dolo­res de la tie­rra: la vio­len­cia con­tra las muje­res; la per­se­cu­ción y des­pre­cio a los dife­ren­tes en su iden­ti­dad afec­ti­va, emo­cio­nal, sexual; el ani­qui­la­mien­to de la niñez; el geno­ci­dio con­tra los ori­gi­na­rios; el racis­mo; el mili­ta­ris­mo; la explo­ta­ción; el des­po­jo; la des­truc­ción de la naturaleza.

El enten­di­mien­to de que es un sis­te­ma el res­pon­sa­ble de estos dolo­res. El ver­du­go es un sis­te­ma explo­ta­dor, patriar­cal, pira­midal, racis­ta, ladrón y cri­mi­nal: el capitalismo.

El cono­ci­mien­to de que no es posi­ble refor­mar este sis­te­ma, edu­car­lo, ate­nuar­lo, limar­lo, domes­ti­car­lo, humanizarlo.

El com­pro­mi­so de luchar, en todas par­tes y a todas horas –cada quien en su terreno‑, con­tra este sis­te­ma has­ta des­truir­lo por com­ple­to. La super­vi­ven­cia de la huma­ni­dad depen­de de la des­truc­ción del capi­ta­lis­mo. No nos ren­di­mos, no esta­mos a la ven­ta y no claudicamos.

La cer­te­za de que la lucha por la huma­ni­dad es mun­dial. Así como la des­truc­ción en cur­so no reco­no­ce fron­te­ras, nacio­na­li­da­des, ban­de­ras, len­guas, cul­tu­ras, razas; así la lucha por la huma­ni­dad es en todas par­tes, todo el tiempo.

La con­vic­ción de que son muchos los mun­dos que viven y luchan en el mun­do. Y que toda pre­ten­sión de homo­ge­nei­dad y hege­mo­nía aten­ta con­tra la esen­cia del ser humano: la liber­tad. La igual­dad de la huma­ni­dad está en el res­pe­to a la dife­ren­cia. En su diver­si­dad está su semejanza.

La com­pren­sión de que no es la pre­ten­sión de impo­ner nues­tra mira­da, nues­tros pasos, com­pa­ñías, cami­nos y des­ti­nos, lo que nos per­mi­ti­rá avan­zar, sino la escu­cha y mira­da de lo otro que, dis­tin­to y dife­ren­te, tie­ne la mis­ma voca­ción de liber­tad y justicia.

Por estas coin­ci­den­cias, y sin aban­do­nar nues­tras con­vic­cio­nes, ni dejar de ser lo que somos, hemos acordado:

Pri­me­ro.- Rea­li­zar encuen­tros, diá­lo­gos, inter­cam­bios de ideas, expe­rien­cias, aná­li­sis y valo­ra­cio­nes entre quie­nes nos encon­tra­mos empe­ña­dos, des­de dis­tin­tas con­cep­cio­nes y en dife­ren­tes terre­nos, en la lucha por la vida. Des­pués, cada quien segui­rá su camino o no. Mirar y escu­char lo otro tal vez nos ayu­da­rá o no en nues­tro paso. Pero cono­cer lo dife­ren­te, es tam­bién par­te de nues­tra lucha y de nues­tro empe­ño, de nues­tra humanidad.

Segun­do.- Que estos encuen­tros y acti­vi­da­des se reali­cen en los cin­co con­ti­nen­tes. Que, en lo que se refie­re al con­ti­nen­te euro­peo, se con­cre­ten en los meses de Julio, Agos­to, Sep­tiem­bre y Octu­bre del año 2021, con la par­ti­ci­pa­ción direc­ta de una dele­ga­ción mexi­ca­na con­for­ma­da por el CNI-CIG, el Fren­te de Pue­blos en Defen­sa del Agua y de la Tie­rra de More­los, Pue­bla y Tlax­ca­la, y el EZLN. Y, en fechas pos­te­rio­res por pre­ci­sar, apo­yar según nues­tras posi­bi­li­da­des, para que se reali­cen en Asia, Áfri­ca, Ocea­nía y América.

Ter­ce­ro.- Invi­tar a quie­nes com­par­ten las mis­mas preo­cu­pa­cio­nes y luchas pare­ci­das, a todas las per­so­nas hones­tas y a todos los aba­jos que se rebe­lan y resis­ten en los muchos rin­co­nes del mun­do, a que se sumen, apor­ten, apo­yen y par­ti­ci­pen en estos encuen­tros y acti­vi­da­des; y a que fir­men y hagan suya esta decla­ra­ción POR LA VIDA.

Des­de uno de los puen­tes de dig­ni­dad que unen a los cin­co continentes.

[email protected]
Pla­ne­ta Tie­rra.
1 de enero del 2021.

Des­de diver­sos, dis­pa­re­jos, dife­ren­tes, disí­mi­les, des­igua­les, dis­tan­tes
y dis­tin­tos rin­co­nes del mun­do (en arte, cien­cia y lucha en resis­ten­cia y rebeldía):

Fir­mas por la decla­ra­ción por la Vida:

FUENTE: Pozol

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *