Argen­ti­na. La Escue­la Cam­pe­si­na de Agro­eco­lo­gía nació de la lucha, por eso se defiende

Por Oscar Soto*, /​Resumen Lati­no­ame­ri­cano, 31 diciem­bre 2020. 

La edu­ca­ción cam­pe­si­na, como pro­ce­so polí­ti­co obje­ti­vo y estra­te­gia de for­ma­ción sub­je­ti­va, se ha tor­na­do un aspec­to cen­tral en la sedi­men­ta­ción de las resis­ten­cias rura­les en toda Nues­tra Amé­ri­ca. Con­cre­ta­men­te, el des­plie­gue de Escue­las Cam­pe­si­nas y el for­ta­le­ci­mien­to de la pro­pues­ta de re-exis­ten­cia agro­eco­ló­gi­ca es visi­ble en la pra­xis edu­ca­ti­va del movi­mien­to cam­pe­sino que se arti­cu­la en torno de la Coor­di­na­do­ra Lati­no­ame­ri­ca­na de Orga­ni­za­cio­nes del Cam­po de la Via Cam­pe­si­na (CLOC-VC); en pocas pala­bras su pro­yec­to peda­gó­gi­co situa­do es una for­ma de decir en actos que otro mun­do más humano es posi­ble.

Des­de el año 2005, con moti­vo del Foro Social Mun­dial en Por­to Ale­gre, La Vía Cam­pe­si­na tomó la deci­sión de for­ta­le­cer las expe­rien­cias edu­ca­ti­vas ya exis­ten­tes, al tiem­po que se pro­pu­so la cons­truc­ción de Ins­ti­tu­tos y Escue­las de Agro­eco­lo­gía en todos los terri­to­rios de dispu­ta de la CLOC. A lo lar­go de los 26 años de vida de la CLOC-VC, se han con­so­li­da­do una vein­te­na de ins­tan­cias de for­ma­ción en Nues­tra Amé­ri­ca; y es bajo los prin­ci­pios fun­da­men­ta­les del pro­yec­to polí­ti­co-peda­gó­gi­co de la CLOC-VC (inter­na­cio­na­lis­mo, pra­xis, orga­ni­ci­dad y el víncu­lo comu­ni­ta­rio con el tra­ba­jo en terri­to­rio) que se for­ta­le­cen estos ámbi­tos como trin­che­ras de lucha con­tra­he­ge­mó­ni­ca. La Escue­la Cam­pe­si­na de Agro­eco­lo­gía (ECA) en Joco­lí, Lava­lle-Men­do­za, nace de esa lucha popular.

El espa­cio de resis­ten­cia de la ECA-UST

La Unión de Tra­ba­ja­do­res Rura­les Sin Tie­rra – Somos Tie­rra Via Cam­pe­si­na (UST) sur­ge a prin­ci­pio del siglo XXI, espe­cí­fi­ca­men­te en el año 2002, cuan­do la cri­sis eco­nó­mi­ca pro­du­ci­da como con­se­cuen­cia de las polí­ti­cas neo­li­be­ra­les de los años ´90 deja­ba cole­ta­zos en la rura­li­dad del cen­tro oes­te argen­tino. Para enton­ces puesteros/​as, agri­cul­to­res, crianceros/​as y peque­ños pro­duc­to­res y pro­duc­to­ras rura­les que habían per­di­do sus tie­rras, en con­jun­to con un gru­po de acti­vis­tas e inge­nie­ros agró­no­mos vin­cu­la­dos a sec­to­res estu­dian­ti­les y pro­fe­sio­na­les de las cien­cias agra­rias, dan cuer­po a la UST.

Rápi­da­men­te la pro­pues­ta peda­gó­gi­ca de la UST se con­so­li­dó ‑a tra­vés del CEFIC-Tie­rra– par­tien­do de las nece­si­da­des que se dan en el lugar don­de viven los y las cam­pe­si­nas, res­pe­tan­do el con­jun­to de sus con­cep­cio­nes cul­tu­ra­les, a par­tir de sus expe­rien­cias de vida coti­dia­na. La Escue­la Cam­pe­si­na de Agro­eco­lo­gía (ECA) fue crea­da en el año 2011 por Reso­lu­ción de la Direc­ción Gene­ral de Escue­las del Gobierno de Men­do­za, no obs­tan­te ello, sus orí­ge­nes se remon­tan a 2009, cuan­do el cam­pe­si­na­do arti­cu­la­do a la UST deci­de dar­se un espa­cio de auto­for­ma­ción colec­ti­va. La ECA tie­ne en la alter­nan­cia su prin­ci­pio fun­da­men­tal en el ejer­ci­cio del dere­cho a la edu­ca­ción en el cam­po. Esa dimen­sión peda­gó­gi­ca de la alter­nan­cia se orga­ni­za en dos tiem­pos: el Tiem­po Escue­la (TE) y el Tiem­po Comu­ni­dad (TC), ambas diná­mi­cas en mutua rela­ción y com­ple­men­to. El cur­sa­do de la ECA y la for­ma­ción polí­ti­ca en el CEFIC-Tie­rra, res­pe­ta la iden­ti­dad de los y las campesinos/​as, habi­tan­tes de comu­ni­da­des loca­les, ade­más de for­ta­le­cer y legi­ti­mar sus sabe­res para evi­tar el desarraigo.

Clau­su­rar estas expe­rien­cias por lo que significan

Como si hicie­ra fal­ta acla­rar, el año 2020 tra­jo con­si­go dos efec­tos socio­eco­nó­mi­cos leta­les: por un lado la pan­de­mia del COVID-19, por el otro las con­se­cuen­cias del ascen­so de las dere­chas a los gobier­nos nacio­na­les y pro­vin­cia­les en Argen­ti­na y la región. De la pri­me­ra ya sabe­mos en dema­sía sus efec­tos y for­mas de com­ba­tir­la; de la segun­da nos desa­yu­na­mos día a día la ori­gi­na­li­dad de sus secuelas.

Jus­ta­men­te, este año la edu­ca­ción en el cam­po ha teni­do que rein­ven­tar­se en un con­tex­to insó­li­to, sobre todo tenien­do en cuen­ta las limi­ta­cio­nes de acce­so y las difi­cul­ta­des de ser­vi­cios bási­cos en la zona rural. El esfuer­zo per­ma­nen­te, por hacer de la edu­ca­ción un dere­cho humano fun­da­men­tal, que rea­li­za el colec­ti­vo de edu­ca­do­res y estu­dian­tes de la ECA-UST con­clu­ye este difí­cil año pelean­do, una vez más: el 28 de diciem­bre el Gobierno de Men­do­za a tra­vés de la Direc­to­ra de Ges­tión Social y Coope­ra­ti­va, Bea­triz Della Savia comu­ni­có que el gobierno pro­vin­cial tomó la deci­sión polí­ti­ca de res­cin­dir los con­ve­nios que dan mar­co a los CENS de Ges­tión Social en la pro­vin­cia. Entre ellos se infor­mó que daban por cerra­das la Escue­la Cam­pe­si­na de Agro­eco­lo­gía GS502, el Bachi­lle­ra­to Popu­lar Vio­le­ta Parra y las Comu­ni­da­des Tri­ni­ta­rias Mendoza.

Tal como sos­tie­ne Mar­ta Gre­co, del colec­ti­vo polí­ti­co peda­gó­gi­co del CEFIC, pare­ce un absur­do tener que salir a decir que las Escue­las en el cam­po no sobran. La UST acla­ra que des­de solo des­de el año 2013, en la ECA han egre­sa­do más de 100 estu­dian­tes jóve­nes y adul­tos cam­pe­sinxs. Es más, des­de el año 2009 la UST lle­va a cabo en Men­do­za tareas de for­ma­ción colec­ti­va que se han for­ja­do al calor de las dispu­tas fren­te al Esta­do y las lógi­cas mer­can­ti­les que rodean todo lo refe­ren­te al pro­ce­so edu­ca­ti­vo. Acti­vos de esas luchas son pre­ci­sa­men­te la Escue­la Cam­pe­si­na de Agro­eco­lo­gía, la Tec­ni­ca­tu­ra en Eco­no­mía Social y Desa­rro­llo Local y el Pro­fe­so­ra­do en Edu­ca­ción Pri­ma­ria, entre otras moda­li­da­des de edu­ca­ción popu­lar del cam­pe­si­na­do local. En su peti­to­rio, la UST sos­tie­ne que en 2020 la matrí­cu­la ascien­de a 65 estu­dian­tes, ade­más, como hemos resal­ta­do, en torno a la expe­rien­cia de la Escue­la se han arti­cu­la­do pro­ce­sos de ter­mi­na­li­dad pri­ma­ria, secun­da­ria, carre­ras de nivel supe­rior no uni­ver­si­ta­rio (Pro­fe­so­ra­do y Tec­ni­ca­tu­ras), así como diver­sos pro­gra­mas y pro­yec­tos de for­ma­ción docen­te, inves­ti­ga­ción y exten­sión. En el espa­cio terri­to­rial de la ECA, que sos­tie­ne el movi­mien­to cam­pe­sino, el gobierno solo paga magros suel­dos a un gru­po de docen­tes (25 horas cáte­dras y 1 cargo).

Pese a todo, cer­ca de 200 edu­can­das y edu­can­dos ya han tran­si­ta­do ins­tan­cias for­ma­ti­vas ancla­das en esta diná­mi­ca peda­gó­gi­ca, tal como lo pro­po­ne la CLOC y la Vía Cam­pe­si­na a esca­la glo­bal. Allí Tiem­po Escue­la y Tiem­po en Comu­ni­dad, se com­ple­men­tan y cons­tru­yen como un espa­cio polí­ti­co-peda­gó­gi­co que pro­ble­ma­ti­za las rela­cio­nes entre tie­rra, terri­to­rio, tra­ba­jo y pro­duc­ción cam­pe­sino-indí­ge­na para cons­truir alter­na­ti­vas colec­ti­vas des­de y con las comunidades.

La alter­nan­cia, refe­ren­cia de la for­ma­ción del CEFIC-Tie­rra, per­mi­te brin­dar a los y las estu­dian­tes ele­men­tos teó­ri­cos para la pra­xis comu­ni­ta­ria y la auto-edu­ca­ción en los terri­to­rios, en el tra­ba­jo agro­eco­ló­gi­co, y en los espa­cios de mili­tan­cia. Dispu­tar polí­ti­ca­men­te des­de el terri­to­rio es recrear diver­sas for­mas del hecho edu­ca­ti­vo, y es, a su vez, pro­du­cir sub­je­ti­vi­da­des que repre­gun­ten e inter­pe­len los sin­sen­ti­dos de este momen­to his­tó­ri­co: ¿por qué los jóve­nes se van del cam­po?, ¿quién se hace fuer­te a par­tir de nues­tro tra­ba­jo?, ¿por qué no pasar de la emer­gen­cia a una real sobe­ra­nía ali­men­ta­ria?, ¿por qué no aunar nues­tras mís­ti­cas y dar­le cuer­po nues­tros ima­gi­na­rios rebeldes?…

Por todo esto, segui­mos en pie de lucha para defen­der el dere­cho a la edu­ca­ción campesina!!!

**CEFIC-Tie­rra Unión de Tra­ba­ja­do­res Rura­les Sin Tie­rra /​MNCI-Somos Tierra



Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *