Gua­te­ma­la. Lxs tes­tigxs apa­ga­ron sus voces, pero sus tes­ti­mo­nios que­da­ran en la memo­ria y la historia

Por Car­los Choc. Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 31 de diciem­bre de 2020.

Al paso de los años son muchos los acon­te­ci­mien­tos que la socie­dad gua­te­mal­te­ca ha expe­ri­men­ta­do. Uno de ellos es el falle­ci­mien­to de per­so­nas que fue­ron tes­ti­gas en casos emble­má­ti­cos de la his­to­ria recien­te del país. Por ejem­plo, el jui­cio por geno­ci­dio come­ti­do por Esta­do de Gua­te­ma­la en el tiem­po de la gue­rra y en el que un juz­ga­do con­de­nó a 80 años de pri­sión al gene­ral gol­pis­ta Efraín Ríos Montt (1926−2018) por el deli­to de genocidio.

Más de 20 años han pasa­do des­pués de que los infor­mes de la ver­dad en el país reco­gie­ran cien­tos de tes­ti­mo­nios de per­so­nas que sobre­vi­vie­ron a los crí­me­nes come­ti­dos por las fuer­zas de segu­ri­dad del Esta­do de Gua­te­ma­la, de esa fecha para 2020 muchas de esas víc­ti­mas han falle­ci­do por diver­sas causas.

En 2020, en el caso cono­ci­do como Creom­paz falle­cie­ron cua­tro per­so­nas, tres más murie­ron en el caso que se lle­vó por el deli­to de geno­ci­dio, según infor­ma­ción pro­por­cio­na­da por el Cen­tro para la Acción Legal en Dere­chos Huma­nos (CALDH).

El caso del Coman­do Regio­nal de Entre­na­mien­to de Ope­ra­cio­nes de la Paz (Creom­paz):

El 16 de enero 2020 falle­ció Jesús Caal, de 74 años, por enfer­me­dad común. Fue tes­ti­go en el caso de la zona mili­tar N° 2, en Cobán, Alta Vera­paz. En su tes­ti­mo­nio habló sobre los des­alo­jos vio­len­tos come­ti­dos por el ejér­ci­to duran­te los pri­me­ros años de la déca­da de 1980.

El 22 de julio falle­ció Mar­ta Julia Sagüi de Cu, ori­gi­na­ria de Chi­co­yo­güi­to, fue tes­ti­ga en el caso que se sigue por la des­apa­ri­ción for­za­da de un gru­po de personas.

Teo­do­ra Chen, falle­ció el 20 de diciem­bre. Era ori­gi­na­ria de la comu­ni­dad de Río Negro del muni­ci­pio de Rabi­nal, Baja Vera­paz, y sobre­vi­vien­te de la masa­cre del 13 de febre­ro de 1982 en la comu­ni­dad Xococ y tes­ti­ga en el caso de la zona mili­tar Nº 21.

Jua­na Vic­to­ria Ical Cahuec falle­ció el 24 de diciem­bre. Era madre de Laza­ro y Sal­va­dor Moran Ical, quie­nes fue­ron des­apa­re­ci­dos y sus res­tos recu­pe­ra­dos en las ins­ta­la­cio­nes de la zona mili­tar don­de aho­ra fun­cio­na Creompaz.

En la actua­li­dad, este lugar es cono­ci­do como el Coman­do Regio­nal de Entre­na­mien­to de Ope­ra­cio­nes de la Paz (Creom­paz), que tam­bién fue un enor­me cemen­te­rio clan­des­tino duran­te los años 1981 a 1987. En ese terreno la Fun­da­ción de Antro­po­lo­gía Foren­se de Gua­te­ma­la (FAFG) encon­tró entre 2012 y 2015 más de 500 osa­men­tas huma­nas en 4 fosas, la mayo­ría de los res­tos encon­tra­dos eran de per­so­nas que mos­tra­ban seña­les de tortura.

Lea más sobre el caso: https://​www​.pren​sa​co​mu​ni​ta​ria​.org/​2​0​1​9​/​0​6​/​l​o​s​-​d​e​s​a​p​a​r​e​c​i​d​o​s​-​q​u​e​-​e​l​-​e​s​t​a​d​o​-​n​o​-​q​u​i​e​r​e​-​b​u​s​c​ar/

Caso por geno­ci­dio:

En mayo de 2013, la jus­ti­cia gua­te­mal­te­ca deter­mi­nó que sí hubo geno­ci­dio en Gua­te­ma­la. En esa oca­sión se deter­mi­nó que 1,771 mayas ixi­les fue­ron víc­ti­mas de una polí­ti­ca que bus­ca­ba aca­bar con ellos. Duran­te el jui­cio se mos­tró la impor­tan­cia del tes­ti­mo­nio de los tes­ti­gos. De ese caso por falle­cie­ron tres tes­ti­gos duran­te el 2020, quie­nes apor­ta­ron su tes­ti­mo­nio ante las masa­cres come­ti­das por el mis­mo Esta­do a tra­vés del Ejército:

Nico­lás Ber­nal falle­ció el 16 de enero a sus 82 años. Fue el pri­mer tes­ti­mo­nian­te de los hechos ocu­rri­dos el 25 de mar­zo de 1982, en la aldea Cana­quil, San­ta María, Nebaj, Qui­ché. En par­te de su tes­ti­mo­nio expre­só que for­mó par­te obli­ga­to­ria­men­te de las Patru­llas de Auto­de­fen­sa Civil (PAC), ade­más agre­gó que algu­nos de los sol­da­dos les saca­ron “los cora­zo­nes a los muer­tos” y los jun­ta­ron en una casa y que­ma­ron los cadáveres.

Mar­ce­lino Cas­tro falle­ció el 22 de mayo a los 82 años, en la comu­ni­dad Villa Hor­ten­cia II de San Juan Cotzal, Qui­ché. Fue uno de los pri­me­ros sobre­vi­vien­tes que denun­ció la exis­ten­cia de los cemen­te­rios clan­des­ti­nos en su comu­ni­dad des­de 2003.

En 2007 se exhu­mó los res­tos de fami­lia­res de Cas­tro que fue­ron masa­cra­dos por el ejér­ci­to de Gua­te­ma­la, en la comu­ni­dad Tu Pa’l (cono­ci­da como Villa Hor­ten­cia II). En este lugar hubo tres masa­cres en don­de al Prin­ci­pal Mar­ce­lino per­dió a sus padres, tíos e hijos.

El 20 de sep­tiem­bre falle­ció Andrés Lay­nez, maya Ixil, a los 74 años, quien fue sobre­vi­vien­te de la gue­rra y narró ante un tri­bu­nal los deli­tos come­ti­dos por el Ejér­ci­to que diri­gía José Efraín Ríos Montt, con­de­na­do a 80 años de pri­sión en mayo de 2013 por geno­ci­dio y crí­me­nes con­tra la humanidad.

Para el abo­ga­do Héc­tor Reyes Chi­quin, los tes­ti­mo­nios de las y los sobre­vi­vien­tes que han falle­ci­do en estos casos han sido valio­sos y han apor­ta­do a la com­pre­sión de la his­to­ria recien­te del país. Su voz que­dó regis­tra­da en el pro­ce­so y en el caso, “pero en otros casos de geno­ci­dio no pode­mos con­tar con esas decla­ra­cio­nes que en su momen­to sir­vie­ron de base y fue­ron fun­da­men­ta­les para con­de­nar a exmi­li­ta­res como el caso de José Efraín Ríos Mont”, expresó.

Uno de los sobre­vi­vien­tes de la gue­rra en Gua­te­ma­la y y cuyo padre Mariano Mes, fue des­apa­re­ci­do el 11 de agos­to del año 1983, expre­só: “la jus­ti­cia en nues­tro país debe ser pron­ta y no retar­da­da espe­cial­men­te en estos casos de geno­ci­dio, vio­la­cio­nes a nues­tras abue­las y des­apa­ri­cio­nes de nues­tras fami­lia­res, por que cuan­do se retar­da los pro­ce­sos se corre el ries­go de que las y los tes­ti­gos pue­dan fallecer”.

Fuen­te: Pren­sa Comunitaria

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *