Nación Anda­lu­za ante la apro­ba­ción de los pre­su­pues­tos de 2021 ¡No a otros pre­su­pues­tos anda­lu­ces del subdesarrollo!

Para Nación Anda­lu­za los pre­su­pues­tos son las cuen­tas que hace un mero gobierno dele­ga­do de Madrid en Anda­lu­cía. Vuel­ven a caer en las polí­ti­cas aus­te­ri­ci­das de gobier­nos ante­rio­res y se hacen sin sumar los fon­dos extra­or­di­na­rios que serán pro­ba­ble­men­te dis­tri­bui­dos por la puer­ta de atrás y aco­mo­dán­do­se a las nece­si­da­des del elec­to­ra­do del PP‑C’s y Vox. Ade­más care­cen de recur­sos a los que la Jun­ta renun­cia como los que pro­por­cio­na­ría la apli­ca­ción del Impues­to de Tie­rras Infra­uti­li­za­das. Nación Anda­lu­za recha­za que la sani­dad, la edu­ca­ción y las polí­ti­cas socia­les sean sus áreas prio­ri­ta­rias ya que su asig­na­ción pre­su­pues­ta­ria está muy lejos de las nece­si­da­des ordi­na­rias ‑no diga­mos en tiem­pos de pan­de­mia- de los sis­te­mas sani­ta­rio y edu­ca­ti­vo públi­cos andaluces.

Los pre­su­pues­tos para la Comu­ni­dad Autó­no­ma de Anda­lu­cía ya han sido apro­ba­dos con los votos a favor de PP, C’s y Vox, suman­do una dota­ción total de 40.188 millo­nes €. Des­de Nación Anda­lu­za que­re­mos hacer algu­nas con­si­de­ra­cio­nes pre­vias antes de hacer una valo­ra­ción glo­bal de los mismos.

Estos estos pre­su­pues­tos cons­ti­tu­yen unas cuen­tas que hace un gobierno dele­ga­do de Madrid en Anda­lu­cía. Nues­tro país no posee una Hacien­da pro­pia con capa­ci­dad de recau­da­ción y admi­nis­tra­ción de los impues­tos que paga­mos. Estos van direc­ta­men­te a Madrid antes de vol­ver ‑par­cial­men­te- a manos de la Jun­ta. Tam­po­co exis­te un Con­cier­to Eco­nó­mi­co entre Anda­lu­cía y el Esta­do espa­ñol que regu­le y per­mi­ta el ejer­ci­cio de nues­tra sobe­ra­nía fis­cal (en una fase pre­via a nues­tra inde­pen­den­cia nacio­nal). Por ello no es posi­ble que ‑tal y como pro­po­ne Nación Anda­lu­za- Anda­lu­cía par­ti­ci­pe en los bene­fi­cios de todas las empre­sas que ope­ren o ven­dan aquí sus pro­duc­tos. Tam­po­co reci­bi­mos com­pen­sa­ción algu­na del Esta­do espa­ñol por tone­la­da de mer­can­cías intro­du­ci­da en el espa­cio adua­ne­ro común de con­tin­gen­tes de mer­can­cías extra­co­mu­ni­ta­rias mien­tras que­dan en stock rema­nen­tes de la capa­ci­dad pro­duc­ti­va anda­lu­za que son des­trui­dos. Ata­do de pies y manos. Así es como el Pue­blo Tra­ba­ja­dor Anda­luz está dada la ausen­cia de meca­nis­mos que inci­dan en el for­ta­le­ci­mien­to de nues­tro teji­do productivo.

Sin tener todas estas con­si­de­ra­cio­nes en cuen­ta, es inú­til ana­li­zar unos pre­su­pues­tos que ‑en tales con­di­cio­nes- ya sabe­mos que van a pro­fun­di­zar el des­equi­li­brio y la depen­den­cia del actual mode­lo eco­nó­mi­co anda­luz impues­to, con­so­li­dan­do la des­igual­dad social en Anda­lu­cía. Dicho esto des­de Nación Anda­lu­za que­re­mos señalar:

1º Estos pre­su­pues­tos vuel­ven a caer en las polí­ti­cas aus­te­ri­ci­das de gobier­nos ante­rio­res, ple­gán­do­se a las deman­das de la oli­gar­quía local y euro­pea. En medio de una caí­da del PIB que qui­zás lle­gue al 15% los pre­su­pues­tos para 2021 no han teni­do en cuen­ta la finan­cia­ción esta­tal ni los fon­dos euro­peos que podrían incre­men­tar­lo en una hor­qui­lla entre 2.980 y 4.000 millo­nes pro­por­cio­nan­do algo de oxí­geno a las anda­lu­zas. Unos fon­dos extra­or­di­na­rios que mucho nos teme­mos serán dis­tri­bui­dos por la puer­ta de atrás, sin trans­pa­ren­cia y aco­mo­dán­do­se a las nece­si­da­des del elec­to­ra­do del PP‑C’s y Vox. Por eso Juan­ma Moreno ha afir­ma­do que estos pre­su­pues­tos “trans­mi­ten con­fian­za y esta­bi­li­dad” en un cla­ro men­sa­je de com­pli­ci­dad con sus amos, la patronal.

2º Es un argu­men­to falaz decir que la sani­dad, la edu­ca­ción y las polí­ti­cas socia­les son las áreas prio­ri­ta­rias de las cuen­tas. Su peso en el mon­tan­te total del pre­su­pues­to (el 55,9% del pre­su­pues­to total con 22.470,76 millo­nes €) vie­ne con­di­cio­na­do por­que for­man par­te de las esca­sas com­pe­ten­cias otor­ga­das a la Jun­ta des­de Madrid. Muy al con­tra­rio, los pre­su­pues­tos anda­lu­ces se que­dan tre­men­da­men­te cor­tos ante las nece­si­da­des que en el Pue­blo Tra­ba­ja­dor Anda­luz. Según sus pro­pios datos a la sani­dad irá des­ti­na­do el 7% del PIB y el 5% a edu­ca­ción, muy lejos de las nece­si­da­des ordi­na­rias (no diga­mos en tiem­pos de pan­de­mia) de los sis­te­mas sani­ta­rio y edu­ca­ti­vo públi­cos andaluces.

3º El Gobierno de la Jun­ta de Anda­lu­cía sigue sin que­rer apli­car algu­nas medi­das recau­da­to­rias que tie­ne a mano a la oli­gar­quía. Unas medi­das con las que aumen­tar recur­sos rápi­da­men­te como la apli­ca­ción del Impues­to de Tie­rras Infra­uti­li­za­das (apro­ba­do en la Ley de Refor­ma Agra­ria 3/​1984) y nun­ca pues­to en prác­ti­ca. Segui­re­mos espe­ran­do la crea­ción de una Ban­ca Publi­ca Anda­lu­za que evi­te tener que recu­rrir a los mer­ca­dos para finan­ciar la admi­nis­tra­ción públi­ca anda­lu­za y pagar con dine­ro públi­co abun­dan­tes intere­ses a la ban­ca. No sabe­mos nada de la reduc­ción al menos en un 50% del pre­su­pues­to de todos los Con­se­jos Anda­lu­ces o del fin de los con­cier­tos edu­ca­ti­vos con empre­sas pri­va­das que des­de Nación Anda­lu­za pro­po­ne­mos. Y es impro­ba­ble con este gobierno que se ter­mi­ne con la finan­cia­ción públi­ca de las orga­ni­za­cio­nes reli­gio­sas, la recu­pe­ra­ción de la Mez­qui­ta de Cór­do­ba y de todo el patri­mo­nio anda­luz roba­do por la inma­tri­cu­la­cio­nes ecle­siás­ti­cas (cuya ges­tión públi­ca pro­por­cio­na­ría intere­san­tes recur­sos a la Jun­ta) que des­de la izquier­da inde­pen­den­tis­ta anda­lu­za planteamos.

4º La Jun­ta de Anda­lu­cía pro­fun­di­za en la “cola­bo­ra­ción públi­co-pri­va­da” que inau­gu­ra­ron dis­tin­tos gobier­nos del PSOE. Esto sig­ni­fi­ca ni más ni menos que con­ti­nuar entre­gan­do cada vez más fon­dos públi­cos con exter­na­li­za­cio­nes y pri­va­ti­za­cio­nes a las empre­sas pri­va­das. Y sobre todo a las multinacionales.

5º Rese­ña­mos el carác­ter soció­pa­ta del gobierno de Juan­ma Moreno que dis­mi­nu­ye el pre­su­pues­to del Plan Anda­luz sobre Dro­gas y otras adic­cio­nes un 6,5% res­pec­to a 2020 mien­tras las adic­cio­nes no sólo no han dis­mi­nui­do sino que se están amplian­do y diver­si­fi­can­do espe­cial­men­te las adic­cio­nes sin sus­tan­cia (apues­tas, jue­go on-line, móvi­les). Ade­más redu­ce las sub­ven­cio­nes a enti­da­des que eje­cu­tan pro­yec­tos de pre­ven­ción e inter­ven­ción en un 23,5%. Nos quie­ren empo­bre­ci­das, alie­na­das y adictas.

En resu­men, estos pre­su­pues­tos para 2021 vuel­ven a seña­lar la tra­ve­sía que ten­drá que reco­rrer el Pue­blo Tra­ba­ja­dor Anda­luz si quie­re que la rique­za que gene­ra con su sudor se uti­li­ce para mejo­rar su vida y la de las nue­vas gene­ra­cio­nes de anda­lu­zas: la orga­ni­za­ción y la lucha. Los pre­su­pues­tos de Juan­ma Moreno para 2021 nos vie­nen a recor­dar que sólo orga­ni­za­das y en lucha abier­ta para que ni un solo cén­ti­mo de la rique­za que gene­ran las tra­ba­ja­do­ras anda­lu­zas sea uti­li­za­do para bene­fi­ciar a la oli­gar­quía explo­ta­do­ra podre­mos mejo­rar nues­tra reali­dad material.

¡No a otros pre­su­pues­tos anda­lu­ces del subdesarrollo!

Per­ma­nen­te de la C.N. de Nación Andaluza.

Anda­lu­cía, 29 de diciem­bre de 2020.

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

Latest posts by Fran­cis­co Víl­chez (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *