Nación Anda­lu­za ante la apro­ba­ción de los pre­su­pues­tos de 2021 ¡No a otros pre­su­pues­tos anda­lu­ces del subdesarrollo!

Para Nación Anda­lu­za los pre­su­pues­tos son las cuen­tas que hace un mero gobierno dele­ga­do de Madrid en Anda­lu­cía. Vuel­ven a caer en las polí­ti­cas aus­te­ri­ci­das de gobier­nos ante­rio­res y se hacen sin sumar los fon­dos extra­or­di­na­rios que serán pro­ba­ble­men­te dis­tri­bui­dos por la puer­ta de atrás y aco­mo­dán­do­se a las nece­si­da­des del elec­to­ra­do del PP‑C’s y Vox. Ade­más care­cen de recur­sos a los que la Jun­ta renun­cia como los que pro­por­cio­na­ría la apli­ca­ción del Impues­to de Tie­rras Infra­uti­li­za­das. Nación Anda­lu­za recha­za que la sani­dad, la edu­ca­ción y las polí­ti­cas socia­les sean sus áreas prio­ri­ta­rias ya que su asig­na­ción pre­su­pues­ta­ria está muy lejos de las nece­si­da­des ordi­na­rias ‑no diga­mos en tiem­pos de pan­de­mia- de los sis­te­mas sani­ta­rio y edu­ca­ti­vo públi­cos andaluces.

Los pre­su­pues­tos para la Comu­ni­dad Autó­no­ma de Anda­lu­cía ya han sido apro­ba­dos con los votos a favor de PP, C’s y Vox, suman­do una dota­ción total de 40.188 millo­nes €. Des­de Nación Anda­lu­za que­re­mos hacer algu­nas con­si­de­ra­cio­nes pre­vias antes de hacer una valo­ra­ción glo­bal de los mismos.

Estos estos pre­su­pues­tos cons­ti­tu­yen unas cuen­tas que hace un gobierno dele­ga­do de Madrid en Anda­lu­cía. Nues­tro país no posee una Hacien­da pro­pia con capa­ci­dad de recau­da­ción y admi­nis­tra­ción de los impues­tos que paga­mos. Estos van direc­ta­men­te a Madrid antes de vol­ver ‑par­cial­men­te- a manos de la Jun­ta. Tam­po­co exis­te un Con­cier­to Eco­nó­mi­co entre Anda­lu­cía y el Esta­do espa­ñol que regu­le y per­mi­ta el ejer­ci­cio de nues­tra sobe­ra­nía fis­cal (en una fase pre­via a nues­tra inde­pen­den­cia nacio­nal). Por ello no es posi­ble que ‑tal y como pro­po­ne Nación Anda­lu­za- Anda­lu­cía par­ti­ci­pe en los bene­fi­cios de todas las empre­sas que ope­ren o ven­dan aquí sus pro­duc­tos. Tam­po­co reci­bi­mos com­pen­sa­ción algu­na del Esta­do espa­ñol por tone­la­da de mer­can­cías intro­du­ci­da en el espa­cio adua­ne­ro común de con­tin­gen­tes de mer­can­cías extra­co­mu­ni­ta­rias mien­tras que­dan en stock rema­nen­tes de la capa­ci­dad pro­duc­ti­va anda­lu­za que son des­trui­dos. Ata­do de pies y manos. Así es como el Pue­blo Tra­ba­ja­dor Anda­luz está dada la ausen­cia de meca­nis­mos que inci­dan en el for­ta­le­ci­mien­to de nues­tro teji­do productivo.

Sin tener todas estas con­si­de­ra­cio­nes en cuen­ta, es inú­til ana­li­zar unos pre­su­pues­tos que ‑en tales con­di­cio­nes- ya sabe­mos que van a pro­fun­di­zar el des­equi­li­brio y la depen­den­cia del actual mode­lo eco­nó­mi­co anda­luz impues­to, con­so­li­dan­do la des­igual­dad social en Anda­lu­cía. Dicho esto des­de Nación Anda­lu­za que­re­mos señalar:

1º Estos pre­su­pues­tos vuel­ven a caer en las polí­ti­cas aus­te­ri­ci­das de gobier­nos ante­rio­res, ple­gán­do­se a las deman­das de la oli­gar­quía local y euro­pea. En medio de una caí­da del PIB que qui­zás lle­gue al 15% los pre­su­pues­tos para 2021 no han teni­do en cuen­ta la finan­cia­ción esta­tal ni los fon­dos euro­peos que podrían incre­men­tar­lo en una hor­qui­lla entre 2.980 y 4.000 millo­nes pro­por­cio­nan­do algo de oxí­geno a las anda­lu­zas. Unos fon­dos extra­or­di­na­rios que mucho nos teme­mos serán dis­tri­bui­dos por la puer­ta de atrás, sin trans­pa­ren­cia y aco­mo­dán­do­se a las nece­si­da­des del elec­to­ra­do del PP‑C’s y Vox. Por eso Juan­ma Moreno ha afir­ma­do que estos pre­su­pues­tos “trans­mi­ten con­fian­za y esta­bi­li­dad” en un cla­ro men­sa­je de com­pli­ci­dad con sus amos, la patronal.

2º Es un argu­men­to falaz decir que la sani­dad, la edu­ca­ción y las polí­ti­cas socia­les son las áreas prio­ri­ta­rias de las cuen­tas. Su peso en el mon­tan­te total del pre­su­pues­to (el 55,9% del pre­su­pues­to total con 22.470,76 millo­nes €) vie­ne con­di­cio­na­do por­que for­man par­te de las esca­sas com­pe­ten­cias otor­ga­das a la Jun­ta des­de Madrid. Muy al con­tra­rio, los pre­su­pues­tos anda­lu­ces se que­dan tre­men­da­men­te cor­tos ante las nece­si­da­des que en el Pue­blo Tra­ba­ja­dor Anda­luz. Según sus pro­pios datos a la sani­dad irá des­ti­na­do el 7% del PIB y el 5% a edu­ca­ción, muy lejos de las nece­si­da­des ordi­na­rias (no diga­mos en tiem­pos de pan­de­mia) de los sis­te­mas sani­ta­rio y edu­ca­ti­vo públi­cos andaluces.

3º El Gobierno de la Jun­ta de Anda­lu­cía sigue sin que­rer apli­car algu­nas medi­das recau­da­to­rias que tie­ne a mano a la oli­gar­quía. Unas medi­das con las que aumen­tar recur­sos rápi­da­men­te como la apli­ca­ción del Impues­to de Tie­rras Infra­uti­li­za­das (apro­ba­do en la Ley de Refor­ma Agra­ria 3/​1984) y nun­ca pues­to en prác­ti­ca. Segui­re­mos espe­ran­do la crea­ción de una Ban­ca Publi­ca Anda­lu­za que evi­te tener que recu­rrir a los mer­ca­dos para finan­ciar la admi­nis­tra­ción públi­ca anda­lu­za y pagar con dine­ro públi­co abun­dan­tes intere­ses a la ban­ca. No sabe­mos nada de la reduc­ción al menos en un 50% del pre­su­pues­to de todos los Con­se­jos Anda­lu­ces o del fin de los con­cier­tos edu­ca­ti­vos con empre­sas pri­va­das que des­de Nación Anda­lu­za pro­po­ne­mos. Y es impro­ba­ble con este gobierno que se ter­mi­ne con la finan­cia­ción públi­ca de las orga­ni­za­cio­nes reli­gio­sas, la recu­pe­ra­ción de la Mez­qui­ta de Cór­do­ba y de todo el patri­mo­nio anda­luz roba­do por la inma­tri­cu­la­cio­nes ecle­siás­ti­cas (cuya ges­tión públi­ca pro­por­cio­na­ría intere­san­tes recur­sos a la Jun­ta) que des­de la izquier­da inde­pen­den­tis­ta anda­lu­za planteamos.

4º La Jun­ta de Anda­lu­cía pro­fun­di­za en la “cola­bo­ra­ción públi­co-pri­va­da” que inau­gu­ra­ron dis­tin­tos gobier­nos del PSOE. Esto sig­ni­fi­ca ni más ni menos que con­ti­nuar entre­gan­do cada vez más fon­dos públi­cos con exter­na­li­za­cio­nes y pri­va­ti­za­cio­nes a las empre­sas pri­va­das. Y sobre todo a las multinacionales.

5º Rese­ña­mos el carác­ter soció­pa­ta del gobierno de Juan­ma Moreno que dis­mi­nu­ye el pre­su­pues­to del Plan Anda­luz sobre Dro­gas y otras adic­cio­nes un 6,5% res­pec­to a 2020 mien­tras las adic­cio­nes no sólo no han dis­mi­nui­do sino que se están amplian­do y diver­si­fi­can­do espe­cial­men­te las adic­cio­nes sin sus­tan­cia (apues­tas, jue­go on-line, móvi­les). Ade­más redu­ce las sub­ven­cio­nes a enti­da­des que eje­cu­tan pro­yec­tos de pre­ven­ción e inter­ven­ción en un 23,5%. Nos quie­ren empo­bre­ci­das, alie­na­das y adictas.

En resu­men, estos pre­su­pues­tos para 2021 vuel­ven a seña­lar la tra­ve­sía que ten­drá que reco­rrer el Pue­blo Tra­ba­ja­dor Anda­luz si quie­re que la rique­za que gene­ra con su sudor se uti­li­ce para mejo­rar su vida y la de las nue­vas gene­ra­cio­nes de anda­lu­zas: la orga­ni­za­ción y la lucha. Los pre­su­pues­tos de Juan­ma Moreno para 2021 nos vie­nen a recor­dar que sólo orga­ni­za­das y en lucha abier­ta para que ni un solo cén­ti­mo de la rique­za que gene­ran las tra­ba­ja­do­ras anda­lu­zas sea uti­li­za­do para bene­fi­ciar a la oli­gar­quía explo­ta­do­ra podre­mos mejo­rar nues­tra reali­dad material.

¡No a otros pre­su­pues­tos anda­lu­ces del subdesarrollo!

Per­ma­nen­te de la C.N. de Nación Andaluza.

Anda­lu­cía, 29 de diciem­bre de 2020.

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

Latest posts by Fran­cis­co Víl­chez (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.