Cuba: El Gobierno revo­lu­cio­na­rio, siem­pre aten­to al pue­blo, redu­ce tari­fas eléc­tri­cas y el pre­cio del gas licuado

Por deci­sión del Gobierno revo­lu­cio­na­rio, las tari­fas eléc­tri­cas com­pren­di­das en la Tarea Orde­na­mien­to serán redu­ci­das en lo que se habían pre­vis­to ini­cial­men­te, según dio a cono­cer el miem­bro del Buró Polí­ti­co del Par­ti­do y jefe de la Comi­sión de Imple­men­ta­ción y Desa­rro­llo de los Linea­mien­tos, Marino Muri­llo Jor­ge, al abor­dar el impor­tan­te tema este lunes en el espa­cio Mesa Redonda.

Al expli­car los aná­li­sis rea­li­za­dos para lle­gar a esa con­clu­sión, y su efec­to en las finan­zas públi­cas del país, Muri­llo Jor­ge expu­so que el Gobierno ha esta­do aten­dien­do cada una de las opi­nio­nes de la pobla­ción de mane­ra res­pe­tuo­sa, y valo­ró cómo el Gene­ral de Ejér­ci­to Raúl Cas­tro Ruz, Pri­mer Secre­ta­rio del Comi­té Cen­tral del Par­ti­do, ha reite­ra­do la nece­si­dad de man­te­ner los pies y oídos pega­dos a la tierra.

Recor­dó que en la más recien­te sesión de la Asam­blea Nacio­nal del Poder Popu­lar, el Pre­si­den­te de la Repú­bli­ca, Miguel Díaz-Canel Ber­mú­dez, expre­só: «Segui­mos con inte­rés y res­pe­to las preo­cu­pa­cio­nes de la pobla­ción. Se revi­sa­rá lo que haya que revi­sar y se corre­gi­rá lo que deba y pue­da ser corre­gi­do», por­que hay temas de la prác­ti­ca obje­ti­va de la eco­no­mía en los cua­les debe seguir eva­luán­do­se, has­ta don­de se pue­de lle­gar, qué cosas la eco­no­mía sopor­ta y qué no, en medio de la cri­sis de la eco­no­mía mun­dial, la pan­de­mia de la COVID-19, el recru­de­ci­mien­to del blo­queo eco­nó­mi­co, y nada de eso se pue­de minimizar.

Al refle­xio­nar sobre el tema, dijo que se había dise­ña­do una refor­ma de sala­rio en el orden de los 160 000 millo­nes de pesos de fon­do de sala­rio, pero al final ha que­da­do en poco más de 139 000 millones.

Aña­dió que una deva­lua­ción impac­ta direc­ta­men­te en los pre­cios y las tari­fas, espe­cial­men­te en aque­llos de ele­va­do com­po­nen­te importado.

«Noso­tros vamos a ir direc­ta­men­te de un tipo de cam­bio de 1×1 a uno de 1×24. Todas las mate­rias pri­mas impor­ta­das se enca­re­cen, y eso tie­ne un efec­to en las tari­fas de la elec­tri­ci­dad y en todos los demás ser­vi­cios», a pesar de cri­te­rios de per­so­nas de que en la gene­ra­ción eléc­tri­ca inter­vie­ne, en cier­ta mag­ni­tud, la uti­li­za­ción de cru­do cubano que no es importado.

MATRIZ DE GENERACIÓN ELÉCTRICA EN CUBA

Sobre las dis­tin­tas fuen­tes de ener­gía que se emplean en Cuba para la gene­ra­ción eléc­tri­ca, el minis­tro de Ener­gía y Minas (Minem), Liván Arron­te Cruz, expli­có que el 95 % corres­pon­de a los com­bus­ti­bles fósiles.

Para cubrir la deman­da, pri­me­ro se uti­li­zan los com­bus­ti­bles menos cos­to­sos, y lue­go se van incor­po­ran­do los demás al pro­ce­so de gene­ra­ción, has­ta lle­gar al dié­sel, que es el más caro, detalló.

Afir­mó que ya se empie­za a notar la par­ti­ci­pa­ción de las fuen­tes reno­va­bles den­tro de la matriz de gene­ra­ción en el país.

Ade­más, se emplea el gas natu­ral que se extrae de los pozos de petró­leo, el cual cons­ti­tu­ye la segun­da fuen­te menos cos­to­sa, el cru­do nacio­nal para ali­men­tar las ter­mo­eléc­tri­cas, y el fuel oil y el dié­sel para las bate­rías de gru­pos elec­tró­ge­nos, que resul­tan los más caros.

Advir­tió que el 48 % de los com­bus­ti­bles emplea­dos en la gene­ra­ción es impor­ta­do, a pre­cios que, ade­más del pro­duc­to, tie­nen inclui­dos valo­res de pri­mas impues­tas por los sumi­nis­tra­do­res para resar­cir­se del posi­ble ries­go de ser san­cio­na­dos, debi­do a la apli­ca­ción del blo­queo eco­nó­mi­co de ee. uu. con­tra Cuba, a lo cual se suman los cos­tos de los fle­tes y segu­ros. «El com­bus­ti­ble hay que traer­lo de luga­res que no están cer­ca­nos al país», afirmó.

«En resu­men, la gene­ra­ción, la trans­mi­sión y la dis­tri­bu­ción de la elec­tri­ci­dad son pro­ce­sos cos­to­sos, en los cua­les el Pre­su­pues­to del Esta­do uti­li­za una masa de sub­si­dio alta para cubrir los cos­tos de la electricidad.

«Por eso es que segui­mos enfras­ca­dos en trans­for­mar la matriz de gene­ra­ción, con una par­ti­ci­pa­ción de las fuen­tes reno­va­bles de ener­gía y la uti­li­za­ción de los com­bus­ti­bles nacio­na­les», añadió.

Al res­pec­to, el jefe de la Comi­sión de Imple­men­ta­ción y Desa­rro­llo de los Lineamientos,

Marino Muri­llo Jor­ge, ase­gu­ró que se hizo una revi­sión exhaustiva.

«Hici­mos muchí­si­mos aná­li­sis bajo deter­mi­na­das pre­mi­sas. La pri­me­ra de ellas: con­ser­var el obje­ti­vo de incen­ti­var polí­ti­cas de aho­rro», apuntó.

«El cri­te­rio de que la tari­fa es pro­gre­si­va y entre más con­su­mas más debes pagar, se man­tie­ne aún en la nue­va propuesta».

Pun­tua­li­zó que la segun­da pre­mi­sa es con­tri­buir a no modi­fi­car la estruc­tu­ra de la matriz del con­su­mo resi­den­cial para la coc­ción de ali­men­tos, pues las per­so­nas en Cuba coci­nan ali­men­tos con elec­tri­ci­dad, con glp (gas licua­do de petró­leo), con que­ro­seno, aun­que se ha redu­ci­do, pero no que­ría­mos cam­biar esa matriz.

En últi­mo lugar, seña­ló, exis­te un inte­rés por rea­li­zar un sacri­fi­cio fis­cal en pos de la tari­fa apro­ba­da, lo que quie­re decir que si se incre­men­tan los con­su­mos y se pro­du­cen des­via­cio­nes de cos­tos por enci­ma del aná­li­sis, esta deci­sión podría cos­tar apro­xi­ma­da­men­te 5 000 millo­nes de pesos por enci­ma de los 17 800 millo­nes pre­vis­tos en el Pre­su­pues­to del Esta­do para el sub­si­dio de las tarifas.

Aler­tó que se deci­dió enfren­tar ese cos­to con el mis­mo défi­cit fis­cal apro­ba­do recien­te­men­te en la Asam­blea Nacio­nal del Poder Popu­lar. Por esa razón, duran­te la eje­cu­ción del pre­su­pues­to hay que estar muy aten­tos a los gas­tos para enfren­tar esa reduc­ción de las tari­fas sin tener que asu­mir ese gas­to de más.

El Jefe de la Comi­sión de Imple­men­ta­ción y Desa­rro­llo de los Linea­mien­tos expli­có, sobre la nue­va tari­fa, que la pro­pues­ta que se está rea­li­zan­do tie­ne varias com­bi­na­cio­nes. «Tie­ne una com­bi­na­ción de reduc­ción de cos­tos del kilo­watt-hora (kWh) y esa reduc­ción no solo va a bene­fi­ciar los tres tra­mos don­de se con­cen­tra­ban las mayo­res preo­cu­pa­cio­nes de la pobla­ción. Por la reduc­ción de cos­tos en la gene­ra­ción, se van a bene­fi­ciar todos los tramos».

Apun­tó que otro ele­men­to impor­tan­te en el aná­li­sis rea­li­za­do, es que se modi­fi­can los tra­mos. «Esta varian­te tie­ne una com­bi­na­ción de reduc­ción de cos­tos y una varian­te de modi­fi­car tra­mos. En esta varian­te, has­ta 500 kWh, todos los tra­mos van de 50 en 50, y eso ayu­da a la pobla­ción y esti­mu­la el ahorro».

Sig­ni­fi­có que el tra­mo por enci­ma de los 500 kWh de con­su­mo (fue el que más opi­nio­nes gene­ró en la pobla­ción) ya sin sub­si­dio, el pre­cio antes pre­vis­to que­da aho­ra en 1 530 pesos, con una reduc­ción apro­xi­ma­da de 700 pesos.

De todas for­mas, acla­ró, se man­tie­ne una ten­den­cia: has­ta los 500 kWh tene­mos el 97,8 % del con­su­mo, el cual se bene­fi­cia con la reduc­ción esta­ble­ci­da a par­tir del aná­li­sis rea­li­za­do con la Unión Eléctrica.

Aun cuan­do Muri­llo Jor­ge enfa­ti­zó en la nece­si­dad de que la pobla­ción se man­ten­ga en el entorno de los 500 has­ta los 700 kWh como con­su­mo máxi­mo, pre­ci­só que des­pués de los 500 kWh, lo cual per­mi­te el con­su­mo de deter­mi­na­dos equi­pos de cli­ma­ti­za­ción, los tra­mos varían.

«El otro tema, aña­dió, es que des­pués de los 500 kWh, los tra­mos no son de 50 en 50. Empie­zan tra­mos de cien y de 300 y 800. Empie­za a cos­tar más. Esas son las per­so­nas que tie­nen más equi­pos y mayor poder adqui­si­ti­vo para pagar este ele­va­do consumo».

«El inte­rés de esta pro­pues­ta, aun­que todo el mun­do se mejo­ra con la reduc­ción de los cos­tos, es man­te­ner­nos en ese 98,7 % de las per­so­nas del sec­tor resi­den­cial que están por deba­jo de los 500 kWh de con­su­mo», sub­ra­yó Muri­llo Jorge.

Asi­mis­mo anun­ció la deci­sión de sepa­rar las tari­fas para las acti­vi­da­des pro­duc­ti­vas y de ser­vi­cio de las for­mas de ges­tión no esta­tal de la tari­fa residencial.

Al res­pec­to, infor­mó que todas las for­mas de ges­tión no esta­tal que pue­den pagar la elec­tri­ci­dad por la tari­fa no resi­den­cial, en la prác­ti­ca es como si tuvie­ran acce­so a un mer­ca­do mayo­ris­ta, un pedi­do que se había rea­li­za­do por dichas for­mas no estatales.

El Minis­tro del Minem pun­tua­li­zó que los con­su­mi­do­res podrán deci­dir si se que­dan pagan­do la tari­fa del sec­tor resi­den­cial o la del no resi­den­cial, para lo cual sus­cri­bi­rán un con­tra­to con la Empre­sa Eléc­tri­ca, el cual podrá modi­fi­car­se anual­men­te si lo requieren.

Marino Muri­llo infor­mó que tam­bién en el caso del glp, en corres­pon­den­cia con los cam­bios efec­tua­dos a las tari­fas eléc­tri­cas, se modi­fi­ca el pre­cio del cilin­dro de 10 kg de gas licua­do de 213 CUP a 180 CUP.

Fuen­te: Gran­ma

Latest posts by Otros medios (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *