Cuba. Ajus­ta deci­sio­nes eco­nó­mi­cas con ape­go a cri­te­rios del pueblo

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 28 de diciem­bre de 2020. 

Cuba ajus­tó este mar­tes impor­tan­tes aspec­tos del orde­na­mien­to mone­ta­rio, que entra­rá en vigor el 1 de enero, con ape­go y res­pe­to a cri­te­rios emi­ti­dos por la pobla­ción sobre este pro­ce­so que impul­sa­rá la eco­no­mía.
Como se ha anun­cia­do el pri­mer día de 2021 deja­rá de cir­cu­lar el peso cubano con­ver­ti­ble (CUC) y se man­ten­drá el peso cubano (CUP), el cual ten­drá una tasa de cam­bio de uno por 24 dóla­res tan­to para las per­so­nas natu­ra­les como jurídicas.

Ade­más, se uni­fi­ca­rán los tipos de cam­bio vigen­tes, y se apli­ca­rá una refor­ma gene­ral de sala­rios y de pre­cios, con la eli­mi­na­ción gra­dual de sub­si­dios exce­si­vos y gra­tui­da­des indebidas.

A par­tir de esas deci­sio­nes gene­ra­les se emi­tie­ron nue­vos pre­cios de pro­duc­tos y ser­vi­cios impor­tan­tes como el con­su­mo ener­gé­ti­co, que en un pri­mer momen­to serían mayo­res, pero tras escu­char los cri­te­rios de la pobla­ción, el gobierno deci­dió reajus­tar los valores.

Al res­pec­to, Marino Muri­llo, jefe de la Comi­sión de Imple­men­ta­ción de los Linea­mien­tos del Par­ti­do Comu­nis­ta de Cuba, expli­có la deci­sión de redu­cir las tari­fas eléc­tri­cas apro­ba­das ante­rior­men­te, así como el pre­cio mino­ris­ta del gas licua­do de petró­leo, por la vin­cu­la­ción de ambos en la coc­ción de alimentos.

Se tra­ta –apun­tó– de temas prác­ti­cos de la eco­no­mía que requie­ren eva­luar has­ta qué pun­to se pue­de lle­gar, qué sopor­ta la eco­no­mía, tenien­do en cuen­ta la cri­sis mun­dial pro­vo­ca­da por la pan­de­mia de la Covid-19 y el recru­de­ci­mien­to del blo­queo de Esta­dos Unidos.

Pre­ci­só que con la deci­sión adop­ta­da el 97,8 por cien­to de los hoga­res de Cuba serán favo­re­ci­dos con la reduc­ción de la tari­fa eléc­tri­ca, que entra­rá en vigor el 1 de enero como par­te del orde­na­mien­to mone­ta­rio en el país.

De esa for­ma, quie­nes con­su­men menos de 500 kilo­watts (97,8 por cien­to) man­ten­drán la ener­gía sub­si­dia­da y será más cara para los que gas­ten por enci­ma de esa can­ti­dad, pre­ci­só el funcionario.

Muri­llo enfa­ti­zó su lla­ma­do al aho­rro, pues si el con­su­mo se dis­pa­ra la deci­sión pue­de cos­tar cin­co mil millo­nes de pesos más de lo pre­vis­to para los sub­si­dios en el año 2021.

Para afron­tar los gas­tos mani­fes­tó que, ade­más del aho­rro, será impres­cin­di­ble una mayor efi­cien­cia de los cos­tos de la Unión Eléc­tri­ca, empre­sa encar­ga­da del sumi­nis­tro ener­gé­ti­co en la isla.

Por su par­te, el minis­tro de Ener­gía y Minas, Liván Arron­te, expli­có cómo está com­pues­ta la matriz ener­gé­ti­ca de la nación anti­lla­na, don­de el 95 por cien­to de la elec­tri­ci­dad pro­vie­ne de com­bus­ti­bles fósi­les, aun­que tra­ba­jan para aumen­tar el uso de fuen­tes reno­va­bles, pero sub­ra­yó que el 48 por cien­to de las mate­rias pri­mas uti­li­za­das son importadas.

Fuen­te: Pren­sa Latina

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *