Argen­ti­na. Chu­but 2020: el pue­blo fre­nó la mega­mi­ne­ría (pero la lucha sigue)

Por Fabri­cio Car­de­lli, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 28 de diciem­bre de 2020. 

Este año el gobierno pro­vin­cial no logró que se dis­cu­ta en la Legis­la­tu­ra el pro­yec­to para habi­li­tar la mega­mi­né­ria, prohi­bi­da por ley des­de 2003. La dispu­ta se dio en medio de casos de corrup­ción; y el freno al avan­ce mine­ro lo pro­ta­go­ni­zó el pue­blo movi­li­za­do, que en medio de la pan­de­mia fue empu­ja­do a la calle en defen­sa del agua. Como des­de hace 18 años, se reafir­mó el no a la mega­mi­ne­ría en Chubut.

Chu­but en shock: una cri­sis autogenerada

Chu­but se encuen­tra para­li­za­da hace más de tres años, inmer­sa en una cri­sis exten­di­da que no ve luz al final del túnel. Una expli­ca­ción del con­flic­to tie­ne como ori­gen el des­ama­dre polí­ti­co des­ata­do con la muer­te de Das Neves a fina­les de 2017, pro­fun­di­za­do por la cri­sis de deu­da que expan­de la pro­ble­má­ti­ca al área eco­nó­mi­ca. Pero la situa­ción no se expli­ca sin con­tem­plar el com­po­nen­te socio­am­bien­tal, que expo­ne la pug­na entre dos mode­los opues­tos de pro­vin­cia. La cla­se diri­gen­te y las cor­po­ra­cio­nes que la impul­san pro­po­nen como sali­da la mega­mi­ne­ría, e insis­tir así con pro­fun­di­zar la matriz extrac­ti­vis­ta de la pri­me­ra pro­vin­cia petro­le­ra del país, que no pue­de cum­plir siquie­ra con el pago a esta­ta­les. Como con­tra­ca­ra, las comu­ni­da­des movi­li­za­das resis­ten, con el ple­bis­ci­to de Esquel de 2003 como ban­de­ra expan­di­da a cada región y con la expe­rien­cia de otras pro­vin­cias mine­ras como casos tes­ti­go. El colec­ti­vo popu­lar no sólo dice No, sino que pro­po­ne alter­na­ti­vas pro­duc­ti­vas acor­de a las deman­das del momen­to, incom­pa­ti­bles con la mine­ría a gran esca­la, a cie­lo abier­to, que uti­li­za tóxi­cos y millo­nes de litros de agua en su proceso.

La perio­dis­ta cana­dien­se Nao­mi Klein demos­tró, en su inves­ti­ga­ción glo­bal “La Teo­ría del Shock, el capi­ta­lis­mo del desas­tre”, que las mul­ti­na­cio­na­les y cor­po­ra­cio­nes loca­les se valen o pro­vo­can las con­di­cio­nes de cri­sis en gobier­nos demo­crá­ti­cos para impo­ner mode­los de eco­nó­mi­cos de supues­to desa­rro­llo que bene­fi­cian sólo a una por­ción de la comu­ni­dad. La ana­lo­gía de la cri­sis de Chu­but con la teo­ría de Klein está pre­sen­te en el dis­cur­so de asam­bleas, en las bases de casi todos los gre­mios (tam­bién en algu­nas de sus cúpu­las) y en vecinxs auto­con­vo­cadxs, empu­jadxs a bus­car res­pues­tas a la cri­sis por la incer­ti­dum­bre y la desidia.
“Hoy hay una cri­sis polí­ti­ca que per­ju­di­ca a los tra­ba­ja­do­res. Detrás de esto hay una pues­ta en cri­sis deli­be­ra­da (men­cio­na la teo­ría del Shock de Nao­mi Klein), un expe­ri­men­to pre­vio a la pan­de­mia muy con­cre­to de poner en cri­sis a Chu­but con esta cri­sis de deu­da, y gene­rar con­di­cio­nes para que sea la mega­mi­ne­ría la que ven­ga a resol­ver la cues­tión eco­nó­mi­ca y así la socie­dad que la recha­za, pues­ta en cri­sis, ter­mi­ne acep­tán­do­la. Y ahí se nos va la vida”, ana­li­zó Luis Ron­co­ni, secre­ta­rio de pren­sa del gre­mio de Judi­cia­les SITRAJUCH, en entre­vis­ta con la radio comu­ni­ta­ria La Namun­ku­rá.

La con­se­cuen­cia del aban­dono esta­tal de la cosa públi­ca se resu­me en la situa­ción de los esta­ta­les de la pro­vin­cia, sin aumen­tos en 2020 y con sala­rios con­ge­la­dos para 2021pos­ter­ga­dos por el pago de la deu­da como excu­sa. Este fue el cuar­to año que tra­ba­ja­dorxs de salud per­ci­ben atra­sos en sala­rios de has­ta tres meses ‑en medio de la pan­de­mia-, en los hos­pi­ta­les se resis­te sin insu­mos; docen­tes tam­bién sin cobrar, pibxs que no tie­nen cla­ses regu­la­res -que en 2019 ocu­pa­ron escue­las por las fallas edi­li­cias irre­suel­tas-; jubi­la­dos deses­pe­ra­dos que no per­ci­ben sus habe­res, con tris­tes epi­so­dios como los que se enca­de­na­ron a la obra social esta­tal para que lo anor­mal no se nor­ma­li­ce, entre otros sec­to­res afectados.

chubut-mineria-arcioni

Las irre­gu­la­ri­da­des en sala­rios y agui­nal­do se tras­la­da a los tres pode­res del Esta­do: la Jus­ti­cia, para­li­za­da, y la Legis­la­tu­ra, que ape­nas sesio­nó en 2020, es aho­ra el esce­na­rio de dispu­ta en cla­ve mine­ra. En tres dife­ren­tes opor­tu­ni­da­des el gober­na­dor Mariano Arcio­ni le puso fecha a la reso­lu­ción de atra­sos en sala­rios, pero en los hechos no pudo cum­plir su pro­me­sa: debe has­ta tres meses de sala­rios y recién días antes de las fies­tas pudo pagar el agui­nal­do de junio; del de diciem­bre, ni hablar.

Arcio­ni le puso “el cas­ca­bel al gato” /​Un pro­yec­to a medi­da de las mineras

La deci­sión polí­ti­ca del gober­na­dor Arcio­ni de avan­zar con la mega­mi­ne­ría, que se con­cre­tó en noviem­bre pasa­do con la pre­sen­ta­ción de un pro­yec­to de ley, pare­ce con­fir­mar la rela­ción entre la cri­sis y la mine­ría de la que habla el colec­ti­vo movi­li­za­do en Chu­but, pre­sen­te en todas las pro­tes­tas de tra­ba­ja­dorxs. Esta pro­me­sa ‑como con en el fin de atra­so en pago de sala­rios- el gober­na­dor tam­po­co la cum­plió. En cam­pa­ñas de 2017 y 2019, Mariano Arcio­ni pro­ta­go­ni­zó un spot con la con­sig­na “no a la mega­mi­ne­ría que nos quie­ren impo­ner des­de Bue­nos Aires” y tam­bién recha­zó de mane­ra con­tun­den­te la acti­vi­dad en una entre­vis­ta tele­vi­si­va: “no a la mine­ría rotun­do por sobre todas las cosas para pro­te­ger nues­tros recur­sos natu­ra­les (…) y eso no se logra por tener el agua con­ta­mi­na­da, el aire con­ta­mi­na­do por estar explo­tan­do mine­ría”. El man­da­ta­rio, como la mayo­ría de los can­di­da­tos que ocu­pan car­gos en la pro­vin­cia como por ejem­plo el vice­go­ber­na­dor madry­nen­se Ricar­do Sas­tre, se expre­sa­ba en la mis­ma línea que el elec­to­ra­do al que aspi­ra­ron con­ven­cer. Aho­ra, con la deci­sión de avan­zar en esta “cru­za­da” (defi­ni­ción que usó al pre­sen­tar el pro­yec­to de ley) ade­más de rom­per con su pala­bra, el gober­na­dor ter­mi­nó de que­brar el con­tra­to social con lxs chu­bu­ten­ses. Arcio­ni “le puso el cas­ca­bel al gato”, como le recla­ma­ban los lobis­tas mine­ros, y accio­nó acor­de a los pode­res loca­les y nacio­na­les que lo respaldan.

#Chu­bu­tA­GUA­zo como recha­zo a la mega­mi­ne­ría y la (segun­da) Ini­cia­ti­va Popular

Niñxs con car­te­les en defen­sa del agua, estu­dian­tes de secun­da­ria, ter­cia­rios y uni­ver­si­ta­rios, comu­ni­da­des ori­gi­na­rias, docen­tes, tra­ba­ja­do­res de salud y de la cien­cia, comer­cian­tes y empren­de­do­res, abue­las y abue­los que acom­pa­ñan toman­do mate en sus repo­se­ras, algún audaz repre­sen­tan­te gre­mial empu­ja­do por las bases, colec­ti­vas de muje­res, tra­ba­ja­dorxs inde­pen­dien­tes, auto­con­vo­cadxs. La com­po­si­ción de las mar­chas en defen­sa de la ley que prohí­be la mega­mi­ne­ría en Chu­but es trans­ver­sal, tam­bién a par­ti­dos polí­ti­cos. Empu­ja­dos a la calle en medio de la pan­de­mia y con la acer­ta­da con­sig­na en defen­sa del agua –#ChubutAGUAzo‑, el pue­blo movi­li­za­do de Chu­but demos­tró que no hay licen­cia social para apro­bar la mega­mi­ne­ría. El con­tun­den­te pro­nun­cia­mien­to en la calle se cris­ta­li­zó en una acción polí­ti­ca con­cre­ta: la pre­sen­ta­ción un pro­yec­to de ley en Legis­la­tu­ra para prohi­bir la mega­mi­ne­ría en todas sus eta­pas que con­si­guió jun­tar más de 30 mil fir­mas en 48 loca­li­da­des de la pro­vin­cia y en con­tex­to de ais­la­mien­to por la pan­de­mia. La popu­lar ini­cia­ti­va, a dife­ren­cia del pro­yec­to del gobierno es una herra­mien­ta impul­sa­da por la Unión de Asam­bleas de Comu­ni­da­des Chu­but (UACCh) por segun­da vez: la Ini­cia­ti­va Popu­lar de 2014 ter­mi­nó en un mama­rra­cho legis­la­ti­vo para la his­to­ria, ante­ce­den­te que les vale para decir: “nos deben una ley”.

El agua vale más que el oro 

Arcio­ni, al pre­sen­tar el pro­yec­to de zoni­fi­ca­ción, afir­mó que el río Chu­but no se toca. Pablo Lada, uno de los his­tó­ri­cos repre­sen­tan­tes de la Unión de Asam­bleas de Comu­ni­da­des, lo des­min­tió en una colum­na que fir­mó para Revis­ta Cítri­ca : “A pesar de que dijo que el Río Chu­but no se toca, este pro­yec­to afec­ta al Río Chu­but. Para que lo entien­dan todos. Hay una tram­pa que tie­ne la ley 5001, que ya lle­va 17 años, y es el tér­mino zoni­fi­ca­ción, que sig­ni­fi­ca entre­gar par­tes de la pro­vin­cia para con­ver­tir­los en terri­to­rios sacri­fi­ca­bles. Todos los pro­yec­tos de zoni­fi­ca­ción que están escri­tos por las mine­ras repre­sen­tan el 70% del terri­to­rio. Si uno mira el catas­tro de Chu­but dan ganas de llo­rar. No entran en el mapa la can­ti­dad de pedi­dos de mina o de decla­ra­cio­nes. En el medio de ese mapa pasa el Río Chubut”.

La defen­sa del agua es una de las con­sig­nas que apa­re­ce en todas las mar­chas ambien­ta­les en Chu­but: “el agua vale más que el oro” se lee en car­te­les, reme­ras, cal­cos, ban­de­ras, pin­ta­das. En las últi­mas sema­nas se cono­ció que este pre­cia­do bien común comen­zó a coti­zar en el mer­ca­do de valo­res por su esca­sez, pro­ble­má­ti­ca que no exce­de a la pro­vin­cia pata­gó­ni­ca en cues­tión. Según un estu­dio de la Cáte­dra Abier­ta de Estu­dios Urba­nos y Terri­to­ria­les de la Uni­ver­si­dad de la Pata­go­nia, en el que advir­tie­ron que los recur­sos hídri­cos serán fuer­te­men­te afec­ta­dos por el cam­bio cli­má­ti­co, “de habi­li­tar­se la zoni­fi­ca­ción las mine­ras dis­pon­drán del 75% de la cuen­ca del río Chu­but (…) cual­quier con­ta­mi­na­ción o afec­ta­ción podrá reper­cu­tir en el res­to de la mis­ma”. El mis­mo estu­dio advier­te la pre­sen­cia de dece­nas de pro­yec­tos mine­ros a la espe­ra de ser apro­ba­dos ade­más del ya cono­ci­do Navi­dad de la cana­dien­se Pan Ame­ri­can Silver.

Según los valo­res de coti­za­ción del agua en Wall Street, los eco­no­mis­tas Facun­do Jones y Fede­ri­co Michi cal­cu­la­ron el valor millo­na­rio de las reser­vas de agua de Chu­but, en una publi­ca­ción para El Extre­mo Sur. “Par­tien­do del pre­cio del NQH2O pro­me­dio de diciem­bre 2020 (apro­xi­ma­da­men­te 490 dóla­res por acre pie de agua), pode­mos sos­te­ner que el valor de la cuen­ca de Saca­na­na alcan­za los U$S 1.191.750.170 y el de la cuen­ca Alta del Río Chu­but, los U$S 397.250.057 por año. Si cal­cu­la­mos el valor de las reser­vas men­cio­na­das de agua para los pró­xi­mos 10 años, el valor total ascen­de­ría a USD 5.164.250.738, aumen­tan­do a razón de USD 397.250.057 por año. Según el Esta­do nacio­nal el pro­yec­to Navi­dad expor­ta­ría en total 4.857.827.920, de lo cual una ínfi­ma par­te que­da­ría en la pro­vin­cia”, rela­cio­na­ron los eco­no­mis­tas. El Pro­yec­to Navi­dad de PAS, que según los pro­mi­ne­ros es com­pa­ra­ble en esca­la con Vela­de­ro (Jachal, San Juan), uti­li­za­ría para el pro­ce­so más de 9 millo­nes de litros de agua por día, según cal­cu­ló Greenpeace.

Qué dicen des­de la “zona de sacrificio”

En medio de sesio­nes de Legis­la­tu­ra con la apro­ba­ción de la mega­mi­ne­ría laten­te se pro­du­je­ron epi­so­dios de vio­len­cia y arbi­tra­rie­dad con­tra vecinxs ambien­ta­lis­tas por par­te de la fuer­zas de segu­ri­dad de la pro­vin­cia. El pro­pio minis­tro de Segu­ri­dad, Fede­ri­co Mas­so­ni, enca­be­zó uno de los cua­tro alla­na­mien­tos pro­du­ci­dos en domi­ci­lios de una vecinxs que impul­sa­ron la Ini­cia­ti­va Popu­lar con jun­ta de fir­mas (el gobierno jus­ti­fi­có que tenían rela­ción con des­tro­zos en el edi­fi­cio de Legis­la­tu­ra días atrás). El otro epi­so­dio vio­len­to se vivió en la ruta pro­vin­cial 7 entre Raw­son y Tre­lew, en el que fue­ron gol­pea­dos y dete­ni­dos en una per­se­cu­ción Gua­da­lu­pe Harris y Lio­nel Del­ga­do, “mar­ca­dos” por poli­cías infil­tra­dos en la mar­cha a la que habían acu­di­do minu­tos antes, según docu­men­tó la colec­ti­va de fotó­grafxs inde­pen­dien­tes LUAN. Uno de los tes­ti­gos, que via­ja­ba jun­to a lxs dete­nidxs, es Iván Pai­la­llaf, vecino de la comu­ni­dad ori­gi­na­ria Cha­cay Oes­te – Lagu­na Fría, quien afir­mó haber vis­to en la movi­li­za­ción de aque­lla maña­na muchos poli­cías infil­tra­dos y de civil. Pai­la­llaf decla­ró que los uni­for­ma­dos que pro­ta­go­ni­za­ron las deten­cio­nes, lue­go de cru­zar­les el auto en la ruta, no por­ta­ban iden­ti­fi­ca­cio­nes. “Nos detu­vie­ron por defen­der el terri­to­rio”, expresó.

El terri­to­rio al que refie­re es la mese­ta cen­tral de Chu­but, este­pa pata­gó­ni­ca com­pren­di­da entre la cor­di­lle­ra y el mar que es la región de explo­ta­ción en bus­ca de mine­ra­les, de habi­li­tar­se la mega­mi­ne­ría. La región sufre tan­to el olvi­do his­tó­ri­co como la codi­cia: yace allí una de las reser­vas de pla­ta más gran­des del mun­do, entre otros meta­les. Comu­ni­da­des ori­gi­na­rias habi­tan­tes se orga­ni­za­ron para emi­tir un docu­men­to fir­ma­do para la Legis­la­tu­ra don­de recha­zan la apro­ba­ción del pro­yec­to que los con­vier­te en la “zona de sacri­fi­cio”, como la defi­nió algu­na vez un fun­cio­na­rio chu­bu­ten­se. En la nota, pre­sen­ta­da en la Legis­la­tu­ra, denun­cian el incum­pli­mien­to del con­ve­nio 169 de la Orga­ni­za­ción Inter­na­cio­nal del Tra­ba­jo, de jerar­quía cons­ti­tu­cio­nal, adver­ten­cia que hizo pro­pia el Minis­te­rio de la Defen­sa Públi­ca de Chubut.

mesetazo-mineria-chubut
(Ima­gen: Anred)

En vez de mine­ría, veci­nas y veci­nos de la mese­ta piden agua, para reac­ti­var la gana­de­ría y dife­ren­tes pro­duc­cio­nes, como la de ali­men­tos fres­cos. Des­de la Unión de Tra­ba­ja­do­res de la Tie­rra pro­po­nen que des­de la mese­ta se pue­den pro­du­cir ali­men­tos sanos para toda la pro­vin­cia. “La tie­rra de la mese­ta es abun­dan­te para pro­duc­ción de ali­men­tos sanos. Es más nece­sa­rio que la explo­ta­ción mine­ra”, desa­rro­lló Maria­na Cha­vez, repre­sen­tan­te de la UTT Pata­go­nia para des­mi­ti­fi­car que la mese­ta sea tie­rra impro­duc­ti­va. “Si apos­ta­mos al desa­rro­llo, a la pro­duc­ción de ali­men­tos en una zona cen­tral que tie­ne alcan­ce a la cos­ta y cor­di­lle­ra, tene­mos el poder de sus­ten­ta­bi­li­dad”, explicó.

Quié­nes dicen Sí a la megaminería

El gober­na­dor Arcio­ni deno­mi­nó al pro­yec­to mega­mi­ne­ro Plan pro­duc­ti­vo para la mese­ta, pre­sen­ta­do como la alter­na­ti­va para los habi­tan­tes del lugar de tener “un futu­ro digno”, y que se debía hacer “con sus­ten­ta­bi­li­dad, el cui­da­do del ambien­te y tenien­do en cuen­ta lo social” para “lograr desa­rro­llo pro­duc­ti­vo con sos­te­ni­bi­li­dad”. El lobby mine­ro, que antes lo pre­sio­na­ba y aho­ra lo acom­pa­ña, se arro­gó en cam­pa­ñas pro­mi­ne­ras la opi­nión de los veci­nos de la mese­ta para zoni­fi­car así tam­bién el deba­te y gene­rar la idea de que sólo los que allí habi­tan deben deci­dir. En este infor­me publi­ca­do por Cítri­ca se des­nu­da esta ope­ra­ción, en la que está detrás Pan Ame­ri­can Sil­ver, la mul­ti­na­cio­nal cana­dien­se due­ña del Pro­yec­to para la extrac­ción de Pla­ta deno­mi­na­do Navidad.

“La empre­sa”, como se la cono­ce en el terri­to­rio, ha gas­ta­do unos 30 millo­nes de dóla­res en Chu­but entre 2013 y 2019 de los que no pue­de deta­llar su des­tino, con el agra­van­te de que no ope­ra, ya que la ley se lo prohí­be, según infor­mó el obser­va­to­rio mine­ro Mining Watch. Ali­nea­dos con Arcio­ni (y PAS) está Alber­to Hen­sel, secre­ta­rio de mine­ría de Nación con quien se tra­ba­jó en el pro­yec­to duran­te meses, varias cor­po­ra­cio­nes que com­par­ten nego­cios con gru­pos de poder loca­les, las cúpu­las de gre­mios pesa­dos como Petro­le­ros, la UOCRA, y Camio­ne­ros (que pri­me­ro cri­ti­có la mega­mi­ne­ría pero aho­ra la acom­pa­ña), acto­res de pre­sión para que la Legis­la­tu­ra ceda de una vez.

Lobby vs demo­cra­cia: coimas en Legis­la­tu­ra y freno en 2020

La fotó­gra­fa inde­pen­dien­te Eve Sure­ña cor­po­ri­zó el lobby mine­ro en Chu­but con una foto de 2014 en la que se veía cómo un repre­sen­tan­te de las mine­ras le daba órde­nes al dipu­tado Gus­ta­vo Muñiz (FPV) a tra­vés de su celu­lar en ple­na sesión legis­la­ti­va. La rela­ción lobby, coimas y fun­cio­na­rios sólo se pro­fun­di­za­ría con el paso del tiem­po a tra­vés de sus espas­mó­di­cos embis­tes.
En este 2020, la pri­me­ra que lo advir­tió fue la dipu­tada del ofi­cia­lis­mo Zule­ma Andén, quien afir­mó que la empre­sa tenía “pla­ta para com­prar volun­ta­des”. Un par de sema­nas des­pués, se fil­tró un audio de la dipu­tada Lei­la Lloyd Jones en el que decía que había dipu­tados que ven­die­ron su voto a las mine­ras por 10 millo­nes de pesos, afir­ma­ción que pro­fun­di­zó con deta­lles a la Jus­ti­cia, que abrió una cau­sa de ofi­cio para inves­ti­gar el hecho. Entre los men­cio­na­dos apa­re­ce Gui­ller­mo Cor­neo, que se pre­sen­ta como el abo­ga­do del gobernador.

Entre el audio fil­tra­do de Lloyd Jones y el avan­ce en la Jus­ti­cia de la cau­sa, una cáma­ra ocul­ta que publi­có el dia­rio Per­fil hizo esta­llar el escán­da­lo de coimas y mine­ría en Chu­but con reper­cu­sión nacio­nal. En el video de 2018, el aho­ra dipu­tado Sebas­tián López (Pro /​Jun­tos por el Cam­bio) que duran­te el gobierno de Macri ocu­pa­ba un car­go en el Anses de Puer­to Madryn, pide “cien lucas” para hacer lobby a favor de la acti­vi­dad. Más allá del impac­to del regis­tro, que fue la esto­ca­da final al inten­to pro­mi­ne­ro de avan­zar en 2020, que­dan dudas sobre el momen­to y los por qué de la fil­tra­ción. ¿A quié­nes les pedía López este dine­ro? ¿Es un inten­to de Pan Ame­ri­can Sil­ver de des­pe­gar­se de estos epi­so­dios ubi­cán­do­se como par­te afec­ta­da, o tam­bién un men­sa­je de aprie­te para el res­to de la Legislatura?

La abo­ga­da ambien­ta­lis­ta Sil­via de los San­tos nos expli­có que estos epi­so­dios exce­den a la mega­mi­ne­ría y que se obser­van en las prác­ti­cas de muchas empre­sas extrac­ti­vas. “Lo empe­za­mos a deno­mi­nar de for­ma sutil ‘exce­so de lobby’. Tie­ne que ver con corrup­ción no sola­men­te en el sen­ti­do eco­nó­mi­co sino en el de la des­truc­ción y saqueo de todos los bie­nes comu­nes”, expli­có. De los San­tos rela­cio­nó el mal desa­rro­llo con la pan­de­mia: “es con­se­cuen­cia de los extrac­ti­vis­mos, lo dicen pero no lo quie­ren admi­tir como cau­sal direc­ta del daño que esta­mos sufrien­do. La glo­ba­li­za­ción hace que empre­sas trans­na­cio­na­les vie­nen a paí­ses como el nues­tro ‑del ‘Ter­cer Mun­do’- y tie­nen mayor poder eco­nó­mi­co que los pro­pios Esta­dos. Los dic­ta­do­res ya no vie­nen de la polí­ti­ca sino jus­ta­men­te del sis­te­ma extrac­ti­vis­ta- capi­ta­lis­ta y per­so­ni­fi­ca­do en este tipo de empre­sas tras­na­cio­na­les que no res­pon­den a nin­gún tra­ta­do de Dere­chos Huma­nos por­que pre­ten­den su pro­pia segu­ri­dad jurí­di­ca y sus pro­pios acuer­dos. Se ins­ta­la esta noción de a más extrac­ti­vis­mo menos demo­cra­cia”.

Más recha­zos al pro­yec­to pro­mi­ne­ro de Arcioni

Ade­más de la pos­tu­ra de las asam­bleas veci­na­les de toda la pro­vin­cia, el pro­yec­to para habi­li­tar la mega­mi­ne­ría en Chu­but sumó recha­zos de orga­nis­mos de dere­chos huma­nos, crí­ti­cas par­ti­da­rias, una denun­cia por fal­si­fi­ca­ción de un infor­me cien­tí­fi­co, des­men­ti­das de orga­nis­mos téc­ni­cos y has­ta cose­chó reve­ses de la cien­cia y la igle­sia. A tra­vés de diver­sos cana­les ins­ti­tu­cio­na­les o en posi­cio­nes des­de las ins­ti­tu­cio­nes que repre­sen­tan se pro­nun­cia­ron en con­tra del pro­yec­to pre­sen­ta­do por Arcio­ni: la Uni­ver­si­dad de la Pata­go­nia, El Coni­cet- Cen­pat, la UTN, el INTA, la Agen­cia de Pro­mo­ción Cien­tí­fi­ca, la Secre­ta­ría de Cien­cia de Chu­but, el Ins­ti­tu­to Futa­leu­fú, des­de el Minis­te­rio de Turis­mo y Áreas pro­te­gi­das, la Aso­cia­ción de Guías de Balle­ne­ros, Gru­pas Soco­rris­tas Pro­vin­cia­les; Nora Cor­ti­ñas (Madres de Pla­za de Mayo), Adol­fo Pérez Esqui­vel, la APDH; el PJ Chu­bu­ten­se, el FIT, la UCR Chu­but, Uni­dos y Orga­ni­za­dos, varios Con­ce­jos Deli­be­ran­tes (Esquel, Tre­ve­lin, Lago Pue­lo, Cho­li­la, 28 de Julio, Cor­co­va­do, Raw­son, Tre­lew, Puer­to Madryn); gre­mios y sin­di­ca­tos (de Edu­ca­ción Públi­ca y Pri­va­da, Judi­cia­les, las CTA, ATE, Via­les, de Salud, Por­tua­rios, Comer­cio, Legis­la­ti­vos, de Pren­sa); el Movi­mien­to de Tra­ba­ja­do­res Exclui­dos y ; la Socie­dad Argen­ti­na de Pedia­tría; repre­sen­tan­tes de la Igle­sia (Obis­pos Chu­bu­ten­ses de la Igle­sia Cató­li­ca, la Dió­se­sis de Como­do­ro, el Padre Tono de Gan Gan, entre otros); dife­ren­tes artis­tas y per­so­na­li­da­des mediá­ti­cas. Y sobre mane­ra las comu­ni­da­des ori­gi­na­rias de la mese­ta, la región “zoni­fi­ca­da” para la minería.

2020 se ganó en la calle (pero la lucha sigue)

Ya no hay tiem­po en este año para apro­bar la mega­mi­ne­ría como pre­ten­dían los sec­to­res repre­sen­ta­dos por el gober­na­dor. Antes de que esta­lle el escán­da­lo de las coimas, las masi­vas movi­li­za­cio­nes popu­la­res pare­cían ya haber fre­na­do el embis­te en este tur­bu­len­to 2020. Des­de los medios tra­di­cio­na­les de la pro­vin­cia, que juga­ron un rol cen­tral para legi­ti­mar las bon­da­des de la mega­mi­ne­ría en sus casi dia­rias publi­no­tas, espe­cu­lan que podría tra­tar­se en sesio­nes extra­or­di­na­rias de febre­ro. Mien­tras, ¿avan­za­rán en la Jus­ti­cia en las cau­sas que rela­cio­nan mega­mi­ne­ría con corrupción?

Los votos en la Legis­la­tu­ra se podrán obte­ner (o com­prar) a favor de la acti­vi­dad que no tie­ne licen­cia social (¿exis­te algún ejem­plo en que la hayan teni­do?). Los votos que los lle­va­ron a ganar sus ban­cas pro­me­tien­do el No, aho­ra pue­den dar­se vuel­ta y votar que sí. Pero el pue­blo chu­bu­ten­se no cam­bia de opinión.

Fuen­te: La Tinta

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *