25 de diciem­bre, Día de la Lucha Popu­lar de Libe­ra­ción Andaluza

En la noche del 24 al 25 de diciem­bre se cum­plen 447 años del levan­ta­mien­to popu­lar cono­ci­do como la rebe­lión de La Alpu­ja­rra. Los anda­lu­ces moris­cos alza­dos con­tra la opre­sión a la que eran some­ti­dos mar­cha­ban sobre la ciu­dad de Gra­na­da entran­do en la mis­ma en la “noche­bue­na” cató­li­ca de 1568. 

Lo que la his­to­rio­gra­fía ofi­cial espa­ño­lis­ta des­cri­be como un levan­ta­mien­to moris­co en las sie­rras de Gra­na­da fue en reali­dad una insu­rrec­ción popu­lar gene­ra­li­za­da por par­te de la Anda­lu­cía resis­ten­te con­tra la opre­sión nacio­nal y la escla­vi­tud social a la que nues­tro pue­blo esta­ba some­ti­do des­de la ocu­pa­ción por par­te de los con­quis­ta­do­res cas­te­lla­nos. Dece­nas de miles de anda­lu­ces se levan­ta­ron en armas con­tra el inva­sor. Bajo la direc­ción de Fer­nan­do de Cór­do­ba y Valor, que adop­tó el nom­bre de Moham­mad ibn Umay­ya (Aben Hume­ya) tras ser ele­gi­do como rey de Anda­lu­cía por los nota­bles reu­ni­dos en Con­se­jo bajo un gran oli­vo entre las loca­li­da­des alpu­ja­rre­ñas de Cádiar y Nari­la, en todas las sie­rras del país, des­de las occi­den­ta­les de Cádiz y Sevi­lla has­ta las orien­ta­les de Alme­ría y Mur­cia, par­ti­das gue­rri­lle­ras popu­la­res, mal arma­das y for­ma­das fun­da­men­tal­men­te por cam­pe­si­nos, se levan­ta­ron con­tra el poder impe­ria­lis­ta espa­ñol de los Aus­trias, logran­do tener en jaque duran­te más de un año al ejér­ci­to de Feli­pe II, al que logra­ron ven­cer en diver­sas oca­sio­nes median­te tác­ti­cas de coman­do seme­jan­tes a las uti­li­za­das por los movi­mien­tos anti­co­lo­nia­lis­tas en la actua­li­dad, obli­gan­do al Impe­rio a recu­rrir a sus tro­pas de éli­te, los Ter­cios de Flan­des, que bajo el man­do de Juan de Aus­tria, y tras una pro­lon­ga­da cam­pa­ña de terror y exter­mi­nio, logra­ron ven­cer­les. Has­ta tres ejér­ci­tos pro­fe­sio­na­les hicie­ron fal­ta para doble­gar­los: los ya men­cio­na­dos Ter­cios de Flan­des, veni­dos del nor­te, los de Ita­lia, des­em­bar­ca­dos en las cos­tas mala­gue­ñas, y las fuer­zas de ocu­pa­ción de la zona. Aque­lla rebe­lión alpu­ja­rre­ña sin­te­ti­za la per­ma­nen­te lucha de libe­ra­ción popu­lar de los anda­lu­ces. Honor y agra­de­ci­mien­to a todos los anda­lu­ces y anda­lu­zas que a lo lar­go de casi ocho siglos han lucha­do y muer­to por nues­tra libe­ra­ción. Por “vol­ver a ser lo que fuimos”. 

Des­de Nación Anda­lu­za con­si­de­ra­mos que estos acon­te­ci­mien­tos sim­bo­li­zan como nin­gún otro la intere­sa­da mito­lo­gía de la Anda­lu­cía enfren­ta­da por cues­tio­nes reli­gio­sas entre “moros y cris­tia­nos”, idea­da por la poten­cia ocu­pan­te para des­arrai­gar a los anda­lu­ces y jus­ti­fi­car la apro­pia­ción de nues­tra tie­rra, el robo de sus pose­sio­nes y la explo­ta­ción de la pobla­ción. El espa­ño­lis­mo cons­truía así la base sobre la que asen­tar el enga­ño y la alie­na­ción gene­ra­li­za­da en la que sería­mos “reedu­ca­dos”. El nacio­na­lis­mo de Esta­do ha pro­cu­ra­do ali­men­tar des­de el siglo XIX este mito en su falli­do inten­to de cons­truir una cul­tu­ra espa­ño­la homo­gé­nea y una his­to­ria de Espa­ña con­ve­nien­te a sus intere­ses. Es en este rela­to de la his­to­ria ofi­cial en el que enca­ja la cele­bra­ción cada 2 de enero de la toma mili­tar de Gra­na­da como últi­mo bas­tión de un poder polí­ti­co opues­to a Castilla. 

La polí­ti­ca geno­ci­da de los “reyes cató­li­cos”, la prohi­bi­ción a los moris­cos anda­lu­ces de poder ser ellos mis­mos y la impo­si­bi­li­dad de vivir como anda­lu­ces libres, fue la cau­sa de aque­lla insu­rrec­ción del siglo XVI. Andaluces/​zas que en lugar de ser “prác­ti­cos” se levan­ta­ron por su sobe­ra­nía. En vez de “adap­tar­se a las cir­cuns­tan­cias” eli­gie­ron trans­for­mar­la. Que ante­pu­sie­ron la dig­ni­dad al estó­ma­go. Que no acep­ta­ron la opre­sión ni resig­nar­se ante la domi­na­ción. Por todo ello, el 25 de Diciem­bre, para el sobe­ra­nis­mo anda­luz, es el Día de la lucha popu­lar de libe­ra­ción. En 1568 el alza­mien­to estu­vo sos­te­ni­do fun­da­men­tal­men­te por las masas popu­la­res de enton­ces: arte­sa­nos, jor­na­le­ros y peque­ño cam­pe­si­na­do. Nación Anda­lu­za afir­ma que, de igual mane­ra, hoy no serán [email protected] sino [email protected] [email protected] y el res­to de las actua­les capas popu­la­res, [email protected] que asu­mi­re­mos de nue­vo el papel pro­ta­go­nis­ta de la his­to­ria anda­lu­za, lle­van­do al con­jun­to de nues­tro pue­blo has­ta la libe­ra­ción social y nacio­nal ple­na. El 25 de Diciem­bre, Anda­lu­cía con­me­mo­ra mucho más que un heroi­co levan­ta­mien­to. Es el 447º ani­ver­sa­rio del espí­ri­tu infa­ti­ga­ble e indo­ma­ble, insu­rrec­cio­nal y de lucha, que mani­fes­ta­ron esos ante­pa­sa­dos y que han lega­do al Pue­blo Tra­ba­ja­dor Anda­luz per­ma­ne­cien­do vivo has­ta hoy. Ese espí­ri­tu de rebel­día que ha segui­do mani­fes­tán­do­se, en dis­tin­tos momen­tos y bajo dis­tin­tas for­mas, duran­te los últi­mos qui­nien­tos años. El que ha esta­do tras cada lucha obre­ra y jor­na­le­ra. El que encar­nó Blas Infan­te. El que aflo­ró un 4 de Diciem­bre del 77 en un gri­to de auto­re­co­no­ci­mien­to y com­ba­ti­vi­dad. El que lle­va año tras año nues­tra arbo­nai­da a la Pla­za del car­men de Gra­na­da bajo la con­sig­na de “¡2 de enero, nada que celebrar!” 

Hace­mos un lla­ma­mien­to a no cesar en el empe­ño. A seguir el ejem­plo y ser dig­nos suce­so­res de aque­llos para quie­nes una Anda­lu­cía libre no fue una fra­se hecha, sino la razón de su vida. Demos­tre­mos que tan­ta san­gre derra­ma­da no fue en vano. Que el espa­ño­lis­mo ha fra­ca­sa­do. Que a pesar de tan­to y de tan­tos, aún hay anda­lu­ces en pié por su tie­rra y su liber­tad. Lla­ma­mos a nues­tra mili­tan­cia, a [email protected] [email protected] y sim­pa­ti­zan­tes a acu­dir el pró­xi­mo 2 de enero a la Pla­za del Car­men de Gra­na­da a mani­fes­tar una vez más nues­tro recha­zo al ejer­ci­cio de mani­pu­la­ción que rea­li­za el Par­ti­do Popu­lar con­vir­tien­do la con­quis­ta de Gra­na­da y la pér­di­da abso­lu­ta de poder polí­ti­co anda­lu­sí en un hecho his­tó­ri­co digno de celebración. 

¡Viva la Repú­bli­ca Andaluza!

¡Viva Anda­lu­cía inde­pen­dien­te y socialista!

¡2 de enero, nada que cele­brar!

Anda­lu­cía, 24 de diciem­bre de 2015 

Comi­sión Per­ma­nen­te de Nación Andaluza

Latest posts by Admin Espo­ra­di­co (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *