Para­guay. Urgen­te: Lla­ma­mien­to para impe­dir que tor­tu­ren a Lau­ra Villal­ba secues­tra­da por el ejér­ci­to para­gua­yo /​Es her­ma­na de la lucha­do­ra y pre­sa polí­ti­ca Cár­men Villalba

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 24 de diciem­bre de 2020.

COMUNICADO DE LA GREMIAL DE ABOGADOS Y ABOGADAS DE ARGENTINA

IMPIDAMOS QUE SE TOMEN REPRESALIAS CONTRA OTROS NIÑOS PARAGUAYOS O ARGENTINOS HIJOS O PARIENTES DE LUCHADORES DEL EPP

Lau­ra Villal­ba tie­ne 36 años, es her­ma­na menor de Car­men Villal­ba, la his­tó­ri­ca pri­sio­ne­ra polí­ti­ca del EPP en Para­guay.
Es tam­bién la mamá de María Car­men Villal­ba, la niña argen­ti­na de 11 años secues­tra­da jun­to a su pri­ma Lilian y ase­si­na­das por el Ejér­ci­to paraguayo.

Lau­ra Villal­ba, noto­ria­men­te, vive, tra­ba­ja y estu­dia des­de hace más de 10 años en la Argen­ti­na, don­de crió a sus hijos y a una doce­na más de niños traí­dos des­de Para­guay o naci­dos en Argen­ti­na, para evi­tar las repre­sa­lias de las Fuer­zas Arma­das para­gua­yas.
Ya esta­ba como ejem­plo de esas repre­sa­lias la muer­te de Nés­tor, de 13 años, el hiji­to de Car­men Villal­ba, estan­do esta en prisión.

Lau­ra sólo es fami­liar de mili­tan­tes del EPP y, como tal, acom­pa­ñó al Para­guay a las dos niñas, María Car­men y Lilian, quie­nes que­rían cono­cer a sus padres cam­pe­si­nos lucha­do­res con­tra los lati­fun­dis­tas en Para­guay. Lati­fun­dis­tas a quie­nes pro­te­ge, a san­gre y fue­go, el Gobierno Terro­ris­ta con sus Fuer­zas Armadas.

Al igual que las niñas, Lau­ra Villal­ba no pudo regre­sar a la Argen­ti­na por el cie­rre total de las fron­te­ras. Y su situa­ción se agra­vó des­pués del ase­si­na­to de las mismas.

Aho­ra es secues­tra­da, estan­do sola y cir­cu­lan­do legal­men­te por Amam­bay.
El pro­pio Ejér­ci­to reco­no­ce que no se resistió.

Se tra­ta de una nue­va paro­dia, de un nue­vo show mon­ta­do por el Gobierno Para­gua­yo, que empe­zó con el fusi­la­mien­to de las niñas de 11 años y aho­ra pre­ten­den con­ti­nuar con el secues­tro de una de sus madres.
Han que­ri­do y quie­ren cri­mi­na­li­zar tam­bién a la mamá de la otra niña ase­si­na­da, a Myrian Villal­ba, que vive en Argen­ti­na y a quien Para­guay está per­si­guien­do judi­cial­men­te con el aval de jue­ces y fis­ca­les fede­ra­les argen­ti­nos de Misio­nes y For­mo­sa.
Por supues­to, la Gre­mial ha cubier­to nacio­nal e inter­na­cio­nal­men­te todas las entra­das judi­cia­les del gobierno para­gua­yo con­tra Myriam y ase­gu­ra­mos que No Pasa­rán.
Hemos pedi­do al Gobierno y la Can­ci­lle­ría argen­ti­na que nos acom­pa­ñe tan­to en el tema de las niñas ase­si­na­das como de sus madres Lau­ra y Myrian.

Hoy está dete­ni­da Lau­ra y teme­mos que sea tor­tu­ra­da y cri­mi­na­li­za­da.
No es mucho lo que la Gre­mial pue­de hacer, sal­vo denun­ciar y pedir todo el apo­yo, como lo hace­mos.
Y, eventualmente,ayudar a nues­tra valien­te com­pa­ñe­ra y cole­ga para­gua­ya que pelea en esos Tribunales.

Sabe­mos muy bien que el Gobierno y el Ejér­ci­to Para­gua­yo están bus­can­do tan­to en Para­guay como en la Argen­ti­na a las otras tres hijas de Car­men, sobre todo a las melli­zas de 13 años.
Las melli­zas de Car­men no par­ti­ci­pan, obvia­men­te, del con­flic­to arma­do.
Como no par­ti­ci­pa­ban sus pri­mi­tas de 11 años.
Como no par­ti­ci­pa Lau­ra Villal­ba, aho­ra secuestrada.

La Gre­mial de Abo­ga­dos y Abo­ga­das aler­ta sobre esta per­se­cu­ción a los fami­lia­res civi­les de pre­sos o com­ba­tien­tes.
Y, como jamás nos que­da­mos sólo en comu­ni­ca­dos, hare­mos lo impo­si­ble en ins­tan­cias y tri­bu­na­les nacio­na­les e inter­na­cio­na­les para pro­te­ger a esos fami­lia­res y a esos niños y niñas.
Seria bueno y de espe­rar que otros orga­nis­mos de DDHH y Colec­ti­vos de Abo­ga­dos, tan­to en Para­guay como en Argen­ti­na, pue­dan com­pro­me­ter­se con esta cau­sa en caso de que con­si­de­ren la jus­te­za de la mis­ma y sobre todo que hagan abs­trac­ción (como lo hace­mos noso­tros) de las for­mas y los méto­dos de lucha que se lle­va ade­lan­te en Paraguay.

Lo impor­tan­te acá es pro­te­ger con todo a los fami­lia­res y niños, todos civi­les, que no par­ti­ci­pan en el conflicto.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

7 respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *