Méxi­co: Otra vez mili­ta­ri­za­ción y muer­te para los pue­blos indígenas

Por Car­los Azná­rez, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 24 de diciem­bre de 2020.

En el Sudes­te mexi­cano, todos estos últi­mos meses se han acre­cen­ta­do hechos vio­len­tos vin­cu­la­dos al para­mi­li­ta­ris­mo, pero tam­bién a la ausen­cia guber­na­men­tal en el esta­do de Gue­rre­ro. Días atrás han sido ase­si­na­dos indí­ge­nas naguas, dos hom­bres y muje­res, en la comu­ni­dad de Alco­za­cán, en el muni­ci­pio de Chi­la­pa de Álva­rez. Son. como sue­le ocu­rrir, con­flic­tos que vie­nen de lejos por­que son zonas don­de el para­mi­li­ta­ris­mo actúa a sus anchas y las comu­ni­da­des indí­ge­nas se defien­den como pue­den. En este caso, esta comu­ni­dad se había “ence­rra­do» por los ata­ques que sufrían y otra vez habían deci­di­do salir a la super­fi­cie y tomar con­tac­to con la socie­dad, y a par­tir de allí es que se pro­du­ce este ata­que letal. Para hablar un poco y tra­tar de enten­der qué está suce­dien­do en Chi­la­pa de Álva­rez nos comu­ni­ca­mos con la perio­dis­ta y acti­vis­ta social Julie­ta Medrano. Ella está en Méxi­co y es par­te de la corres­pon­sa­lía de Resu­men Lati­no­ame­ri­cano.

  • Como decías, el para­mi­li­ta­ris­mo se esta con­sa­gran­do en esta nue­va era de gobierno, del meca­nis­mo ofi­cial de con­tra­in­sur­gen­cia con­tra los pue­blos. En el comu­ni­ca­do que sacó la comu­ni­dad indí­ge­na de Gue­rre­ro des­pués de los ase­si­na­tos de miem­bros de la comu­ni­dad, tras un encie­rro que habían teni­do y una aper­tu­ra recien­te, seña­lan que «esta­mos enfren­tan­do una nue­va for­ma de gobierno que le entre­ga aero­puer­tos a los mili­ta­res y los hace cum­plir fun­cio­nes de res­pon­sa­bi­li­dad civil». Sue­na muy intere­san­te el aná­li­sis por­que lo esta­mos vien­do en dife­ren­tes par­tes, sobre todo en la región del sur­es­te, en Gue­rre­ro, Chia­pas, Oaxaca,se está dan­do una mili­ta­ri­za­ción del pais. Pero no solo una mili­ta­ri­za­ción con las fuer­zas arma­das y el ejér­ci­to en las calles, sino con­tro­lan­do mega­pro­yec­tos. En este momen­to, López Obra­dor le dio a los mili­ta­res la res­pon­sa­bi­li­dad de la cons­truc­ción del tren maya. Lo que está pasan­do en Gue­rre­ro y en Chi­la­pa que es el segun­do muni­ci­pio más vio­len­to de todo el país, no es más que una mues­tra, que una gota que rebal­sa el vaso a nivel nacio­nal. Insis­to, en la zona del sur­es­te mexi­cano don­de se están lle­van­do ade­lan­te mega­pro­yec­tos, sue­ños de todos los pre­si­den­tes y gobier­nos ante­rio­res, de poder tener el corre­dor, y poder hacer fácil­men­te esa comer­cia­li­za­ción de todo lo que se les ocu­rra de Méxi­co a Esta­dos Unidos.

-Sin embar­go, en Gue­rre­ro y en Chia­pas sur­gen pun­tas de resis­ten­cia a estas políticas.

-Así es, pien­so que es impor­tan­te hablar del ori­gen de este Con­se­jo Indí­ge­na y Popu­lar de Gue­rre­ro y enmar­car­lo den­tro de algo más amplio y gene­ral que es la apa­ri­ción de la CRAC, Coor­di­na­do­ra Regio­nal de Auto­ri­da­des Comu­ni­ta­ria, que son for­mas que comun­men­te en otras par­tes de Amé­ri­ca Lati­na las cono­ce­mos como auto­de­fen­sas pero son más que eso, son for­mas de orga­ni­za­ción popu­la­res y comu­ni­ta­rias ances­tra­les que vie­nen de toda la vida. Son for­mas de con­tro­lar el terri­to­rio y de admi­nis­tra­ción de segu­ri­dad y jus­ti­cia de los pue­blos. Algo de lo que care­ce este país que se carac­te­ri­za por la impu­ni­dad, el para­mi­li­ta­ris­mo y la injus­ti­cia. Enton­ces que­ría enmar­car eso que suce­de en la apa­ri­ción de la CRAC que se da al calor de dis­tin­tas luchas de resis­ten­cia de las comu­ni­da­des indí­ge­nas. En el 94 recor­de­mos que es el sur­gi­mien­to y apa­ri­ción del Ejér­ci­to Zapa­tis­ta de Libe­ra­ción Nacio­nal y que se con­cen­tra fun­da­men­tal­men­te en el res­pe­to de la volun­tad de los pue­blos, la asam­blea como herra­mien­ta bási­ca de gobierno de los pue­blos y la admi­nis­tra­ción y pro­mo­ción de los pue­blos. Inclu­so, está ava­la­do ins­ti­tu­cio­nal­men­te, no es sola­men­te una for­ma auto­ges­ti­va al mar­gen de la ley sino que tie­ne ava­les nacio­na­les e inter­na­cio­na­les. Pien­so que esto está apa­re­cien­do nue­va­men­te con los comu­ni­ca­dos y se dan a cono­cer tam­bién las nece­si­da­des que están gri­tan­do los pue­blos: que el Esta­do los aban­do­na, y si los aban­do­na, los pue­blos van a ejer­cer jus­ti­cia por su pro­pia cuen­ta. Eso no es jus­ti­cia por mano pro­pia u otras expre­sio­nes que cono­ce­mos en el cono sur. Son jus­ti­cias pro­pias de las comu­ni­da­des y pue­blos indí­ge­nas de este país.

-Detrás de estos ase­si­na­tos apa­re­cen gru­pos para­mi­li­ta­res que se lla­man Los Ardi­llos ¿qué repre­sen­tan estas ban­das mafiosas?

-Los Ardi­llos, como los Rojos y otras deno­mi­na­cio­nes, son gru­pos para­mi­li­ta­res que tie­nen estre­cha vin­cu­la­ción con gober­na­do­res de dife­ren­tes par­tes del país. Los Ardi­llos exis­ten hace bas­tan­te tiem­po, los actos más fuer­tes y reso­nan­tes que hubie­ron en este gobierno, en la actual admi­nis­tra­ción de AMLO, fue el ase­si­na­to, muti­la­ción y cal­ci­na­ción de 10 músi­cos que per­te­ne­cían a estas comu­ni­da­des, que eran afi­nes, inclu­so adhe­ren­tes al Con­se­jo Nacio­nal Indí­ge­na. Lo que hacen bási­ca­men­te es garan­ti­zar el con­trol de la ruta que va des­de la cabe­ce­ra prin­ci­pal del Chi­la­pa hacia la comu­ni­dad de Tula, que son zonas de pro­duc­ción y trá­fi­co de dro­gas a Aca­pul­co y ciu­dad de Méxi­co, direc­to hacia Esta­dos Uni­dos. Estos Ardi­llos son para­mi­li­ta­res con moda­li­da­des que cono­ce­mos, tie­nen armas de alto cali­bre, se sabe de más de dos mil ase­si­na­tos, más de 500 des­apa­ri­cio­nes en los últi­mos 6 años. Se cono­ce, es sabi­do, es divul­ga­do y el ejér­ci­to solo entra para bus­car a los que se orga­ni­zan para resis­tir, a los líde­res socia­les, a los del Con­ce­jo Indí­ge­na, al mejor esti­lo con­tra­in­sur­gen­te. Los Ardi­llos son, como los Rojos, dos gru­pos para­mi­li­ta­res que se dispu­tan el con­trol y que tie­nen su aval, o no, del actual gober­na­dor de Gue­rre­ro. Tam­bién está mar­ca­da la dispu­ta entre los gru­pos para­mi­li­ta­res, en con­tra del con­trol que están tenien­do los pue­blos sobre sus terri­to­rios, en las elec­cio­nes del pró­xi­mo año. Vere­mos cómo el esce­na­rio se va pren­dien­do fue­go en fun­ción de las elec­cio­nes gene­ra­les a nivel nacio­nal con reno­va­ción del Par­la­men­to, en 2021. Enton­ces, lo que esta­mos vien­do es direc­ta­men­te eso, la dispu­ta y la bús­que­da del con­trol total de estas rutas.

¿El gober­na­dor de Gue­rre­ro res­pon­de a López Obra­dor, o es de otro partido?

-El actual gober­na­dor de Gue­rre­ro, no me ani­mo a decir­lo, por­que no res­pon­de exac­ta­men­te a nadie. Pero el gober­na­dor de More­los, es par­te del Par­ti­do Revo­lu­cio­na­rio Ins­ti­tu­cio­nal, del PRI, y pode­mos decir que no es par­te de los gober­na­do­res que se opo­nen a López Obra­dor por­que hay toda una corrien­te opues­ta, sobre todo del PAN, con alian­zas con el PRI. La ver­dad, es que este gober­na­dor actual si bien no se mani­fies­ta ni en con­tra ni a favor, lo cier­to es que el ejér­ci­to, la guar­dia nacio­nal, que depen­de direc­ta­men­te de López Obra­dor está actuan­do en línea con estos gru­pos para­mi­li­ta­res. El actual gober­na­dos de Gue­rre­ro se rela­cio­na, o dicen que se rela­cio­na, más con Los Rojos, que son otros para­mi­li­ta­res, pero de cual­quier mane­ra está invo­lu­cra­do en esta dipu­ta. Vere­mos que pasa­rá el año que vie­ne con las elec­cio­nes y como se ali­nean estos gru­pos para­mi­li­ta­res, o más bien, cómo los gober­na­do­res ali­nean sus peo­nes en el terreno.

  • Es lamen­ta­ble que el gobierno de López Obra­dor que tan­ta bulla gene­ró en el pro­gre­sis­mo lati­no­ame­ri­cano siga actuan­do de la mis­ma mane­ra que los ante­rio­res con res­pe­to a los pue­blos indígenas.

-Si es lamen­ta­ble y real­men­te nadie se ima­gi­nó que votar por López Obra­dor iba a sig­ni­fi­car mili­ta­ri­zar el país y per­mi­tir que al vio­len­cia se des­con­tro­le de la mane­ra que está pasando.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *