Puer­to Rico. Comu­ni­dad Cacao en Oro­co­vis comien­za pro­yec­to «Peda­go­gía de la Tierra»

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano*, 22 de diciem­bre de 2020.

A minu­tos de una de las anti­guas siem­bras de café en Oro­co­vis, des­can­sa la escue­la Ángel Gabriel Rive­ra, en el barrio Cacao Hacien­da, la cual cerró en el 2015. El espa­cio dejó de reci­bir niños des­de enton­ces, que­dan­do más de 500 resi­den­tes sin una escue­la cer­ca­na. A esto se aña­de que el barrio Cacao Hacien­da que­da a hora y media de la zona urba­na de Oro­co­vis, lo que difi­cul­ta el acce­so a ser­vi­cios a una comu­ni­dad cuya pobla­ción está bajo pobre­za extre­ma, con un 68% de sus resi­den­tes deven­gan­do un sala­rio menor de $10,000 anuales.

En medio de esa reali­dad, Dal­ma Car­ta­ge­na comen­zó a bus­car opcio­nes para aten­der a la pobla­ción. Car­ta­ge­na, quien es agró­no­ma, ini­ció un pro­yec­to el cual lla­mó Peda­go­gía de la Tie­rra. Según com­par­tió, este es el segun­do ensa­yo de esta meto­do­lo­gía, la cual comen­zó en la escue­la del barrio Boti­jas #1 del men­cio­na­do muni­ci­pio. En Boti­jas #1, dece­nas de niños ini­cia­ron su for­ma­ción en la Peda­go­gía de la Tie­rra, don­de apren­die­ron a sem­brar y amar la tierra.

En el segun­do ensa­yo de la Peda­go­gía de la Tie­rra, Car­ta­ge­na tra­ba­ja con la gen­te de la comu­ni­dad Cacao Hacien­da, muchos de los cua­les que­da­ron des­em­plea­dos des­pués del paso del hura­cán María, debi­do al desas­tre que repre­sen­tó para las siem­bras cafetaleras.

“Hemos esta­do tra­ba­jan­do un pro­yec­to en una escue­la que esta­ba aban­do­na­da, hemos sem­bra­do cilan­tri­llo, habi­chue­las, zanaho­rias, cebo­llas, repo­llos entre otras hor­ta­li­zas y fari­ná­ceos, ade­más de estar ela­bo­ran­do com­pos­ta. Estoy usan­do Peda­go­gía de la Tie­rra para ense­ñar las des­tre­zas bási­cas de pro­duc­ción de ali­men­tos sanos y tra­ba­jo en comu­ni­dad ante esta terri­ble cri­sis. Nos ha ido muy bien”, seña­ló Cartagena.

Este tra­ba­jo pro­du­jo que el alcal­de de Oro­co­vis, Galdy Colón, se com­pro­me­tie­ra con ceder la estruc­tu­ra esco­lar, sien­do el segun­do plan­tel en manos de la comu­ni­dad. Al igual que los resi­den­tes colin­dan­tes con la escue­la Ana Dali­la Bur­gos, Car­ta­ge­na bus­ca gene­rar con­di­cio­nes para hacer de la estruc­tu­ra cerra­da un cen­tro de usos múl­ti­ples, don­de la comu­ni­dad pue­da reci­bir ser­vi­cios sin tener que lle­gar al cas­co urbano. “Nos otor­ga­ron la escue­la para adies­trar líde­res y dupli­car los maes­tros y maes­tras”. En esta enco­mien­da, la orga­ni­za­ción de con­cer­ta­ción ciu­da­da­na VAMOS acom­pa­ña­rá la comu­ni­dad, asis­tien­do en el pro­ce­so admi­nis­tra­ti­vo y logran­do movi­li­zar recur­sos para alcan­zar el cometido.

En la con­ver­sa­ción con Puer­to Rico Te Quie­ro, Car­ta­ge­na señaló:“nos han meti­do en la men­te que para tra­ba­jar pro­yec­tos hay que tener gran­des can­ti­da­des de dine­ro y no es así. En Cacaos hemos hon­ra­do la memo­ria del tra­ba­jo rea­li­za­do por los niños y niñas de la escue­la Boti­jas #1, que han esta­do desa­rro­llan­do agro­eco­lo­gía de for­ma humil­de y sim­ple, con el uso de herra­mien­tas bási­cas. Saber cómo pro­du­cir ali­men­tos sanos debe ser con­si­de­ra­do un dere­cho humano fun­da­men­tal de los niños y niñas de Puer­to Rico y aho­ra deci­mos de todos y todas las muje­res, hom­bres, jóve­nes y ancianos”.

*Fuen­te: Puer­to Rico Te Quiero

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *