Cuba. La Fede­ra­ción Estu­dian­til Uni­ver­si­ta­ria habla al pueblo

Por San­tia­go Jerez, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 21 de diciem­bre de 2020. 

Como anta­ño, la orga­ni­za­ción más anti­gua y joven le sigue hablan­do al pue­blo de Cuba con auten­ti­ci­dad, sin vana­glo­riar­se de lo que fue, sino de lo que cons­tru­ye hoy y de lo que a casi 100 diciem­bres pue­de impul­sar con fuer­za, por más victorias

Como anta­ño, la orga­ni­za­ción más anti­gua y joven le sigue hablan­do al pue­blo de Cuba con auten­ti­ci­dad, sin vana­glo­riar­se de lo que fue, sino de lo que cons­tru­ye hoy y de lo que a casi 100 diciem­bres pue­de impul­sar con fuer­za, por más victorias

Cuan­do Julio Anto­nio Mella fun­dó la Fede­ra­ción Estu­dian­til Uni­ver­si­ta­ria (FEU), un 20 de diciem­bre de 1922, lo hizo como cata­li­za­dor del ímpe­tu y las ansias de trans­mu­tar no sólo los ina­mo­vi­bles cimien­tos de una uni­ver­si­dad desa­cra­li­za­da, está­ti­ca y aje­na al pal­pi­tar de su pue­blo, sino tam­bién con abar­car, como expan­sión arro­lla­do­ra, a la socie­dad en su con­jun­to y enfi­lar­la hacia un camino más justo.

La FEU nun­ca fue una orga­ni­za­ción para estar cer­ca­da en los techos aca­dé­mi­cos, para exis­tir sólo por los estu­dian­tes, para res­pi­rar úni­ca­men­te por sus deman­das y preo­cu­pa­cio­nes… siem­pre aspi­ró a más: a edu­car popu­lar­men­te al obre­ro y al cam­pe­sino, a plan­tar­se a los pies del Alma Máter para exi­gir los dere­chos de todos, a apre­tar gati­llos en pos de la liber­tad, a radi­ca­li­zar­se por­que en nom­bre de una ver­da­de­ra Repú­bli­ca se nece­si­ta­ba, y a hacer una Revo­lu­ción jun­to a rebeldes.

Lle­vó el can­dil para ilu­mi­nar con el saber a los pobres de la Sie­rra, peleó con­tra mer­ce­na­rios con balas y caño­nes vora­ces, alzó su voz en tri­bu­nas fren­te a la inje­ren­cia veci­nal, com­ba­tió has­ta lograr el regre­so de un niño bueno y de patrio­tas que­ri­dos, defen­dió la lucha de sus con­tem­po­rá­neos de Lati­noa­mé­ri­ca en foros inter­na­cio­na­les, y has­ta bata­lló por el aho­rro y la ener­gía jun­to a su Coman­dan­te en Jefe. 

Estu­vo ahí, más fir­me que nun­ca, cuan­do le tocó des­pe­dir a su miem­bro fiel y acom­pa­ñar­lo a la eter­ni­dad; se cre­ció ante cada lla­ma­do, hizo suya las máxi­mas de pro­du­cir, de apor­tar a la Eco­no­mía, y coló su espí­ri­tu mar­tiano y for­ja­dor en las aulas de las ense­ñan­zas generales.

Si la pan­de­mia supu­so encie­rro y dete­ni­mien­to para algu­nos, la FEU no tuvo tiem­po para repo­sar. Sus inte­gran­tes se pusie­ron al ser­vi­cio de las comu­ni­da­des en la aten­ción a los más vul­ne­ra­bles, se enfun­da­ron tra­jes mar­cia­nos para cui­dar a pacien­tes con­fir­ma­dos y sos­pe­cho­sos, con­ta­ron y enca­be­za­ron his­to­rias valio­sas de heroís­mo des­de el epi­cen­tro mis­mo de la lucha con­tra el virus; orga­ni­za­ron colas, pes­qui­sa­ron, dona­ron su san­gre y se cur­tie­ron con el sol que da vita­li­dad a los surcos.

La FEU lle­va al país aden­tro, lo escu­cha, inten­ta com­pren­der­lo cada día aún más, bus­ca atem­pe­rar­se a los tiem­pos que corren, lo sien­te suyo, para cui­dar­lo y pro­te­ger­lo. Por eso no dejó de estar en Tri­llo, por­que cree que el per­fec­cio­na­mien­to de una nación debe pro­cu­rar el bien­es­tar de todos sus hijos.

Estos 98 años lle­gan a sólo días de con­cluir un perío­do reta­dor y comen­zar otro con desa­fíos más com­ple­jos. En todas las pro­vin­cias se cele­bra, y con razón. La capi­tal aco­ge­rá una gran feria que, des­de el par­que que nom­bra uno de los hechos más arro­ja­dos de su his­to­ria, demos­tra­rá cuán­to hace la FEU por man­te­ner la Patria viva.

Como anta­ño, la orga­ni­za­ción más anti­gua y joven le sigue hablan­do al pue­blo de Cuba con auten­ti­ci­dad, sin vana­glo­riar­se de lo que fue, sino de lo que cons­tru­ye hoy y de lo que a casi 100 diciem­bres pue­de impul­sar con fuer­za, por más victorias.

Fuen­te: Juven­tud Rebelde

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *