Cuba. El blo­queo como par­te esen­cial en la estra­te­gia de poner fin a la Revolución

Por Raúl Anto­nio Capo­te, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 21 de diciem­bre de 2020. 
En el año 2020 la agre­si­vi­dad de las medi­das del gobierno de EE.UU. con­tra Cuba alcan­zó nive­les sin pre­ce­den­tes en los últi­mos años, el incre­men­to de la per­se­cu­ción de las tran­sac­cio­nes finan­cie­ras y comer­cia­les, la prohi­bi­ción de vue­los des­de EE.UU. hacia todas las pro­vin­cias cuba­nas, con excep­ción de La Haba­na, la per­se­cu­ción e inti­mi­da­ción a as empre­sas que envían sumi­nis­tros de com­bus­ti­ble a la Isla y la cam­pa­ña de des­cré­di­to con­tra la coope­ra­ción médi­ca cuba­na, cons­ti­tu­ye algu­nos de los ejem­plos.
La agre­sión eco­nó­mi­ca for­ma par­te esen­cial de la estra­te­gia de sub­ver­sión polí­ti­ca con­tra la mayor de las Anti­llas, las duras medi­das de cer­co eco­nó­mi­co bus­can pro­vo­car espi­ra­les infla­cio­na­rias, esca­sez, penu­ria y des­con­ten­to, con el obje­ti­vo de sumar sec­to­res de la pobla­ción a gru­pos con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rios orga­ni­za­dos des­de el exte­rior.
Según el manual de gue­rra no con­ven­cio­nal de la CIA, no impor­ta que facha­da uti­li­ce ese manual, ni bajo que nom­bre escon­da a su ver­da­de­ro autor, la fór­mu­la: gue­rra eco­nó­mi­ca+ cam­pa­ña de pro­pa­gan­da negra+ acti­vis­mo polí­ti­co con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rio+ ofen­si­va diplo­má­ti­ca exte­rior, debe con­du­cir a la des­es­ta­bi­li­za­ción del país.
Esa for­mu­la ha sido apli­ca­da con rigor con­tra Cuba y ha sido enfren­ta­da con bas­tan­te éxi­to por un país afec­ta­do ade­más por la cri­sis pro­vo­ca­da por la pan­de­mia de la COVID-19, que per­ju­di­có no solo a la eco­no­mía cuba­na sino a la eco­no­mía, el comer­cio y las finan­zas mun­dia­les.
Des­de abril de 2019 has­ta mar­zo de 2020, el blo­queo ha cau­sa­do pér­di­das a Cuba en el orden de los 5 mil 570.3 millo­nes de dóla­res. Esto repre­sen­ta un incre­men­to de alre­de­dor de mil 226 millo­nes de dóla­res con res­pec­to al perío­do ante­rior.
A pre­cios corrien­tes, los daños acu­mu­la­dos duran­te casi seis déca­das de apli­ca­ción de esta polí­ti­ca ascien­den a 144 mil 413.4 millo­nes de dóla­res.
Es bueno recor­dar cua­les son las leyes vigen­tes del blo­queo con­tra Cuba para que se pue­da apre­ciar la made­ja, el entra­ma­do “legal” de esta agre­si­va política:

  • Ley de Comer­cio con el Enemi­go de 1917 (TWEA, por sus siglas en inglés)
  • Ley de Asis­ten­cia Exte­rior (1961): Auto­ri­za al pre­si­den­te de los EE.UU. a esta­ble­cer y man­te­ner un “embar­go” total al comer­cio con Cuba y prohi­bió el otor­ga­mien­to de cual­quier ayu­da al gobierno cubano.
  • Pro­cla­ma Pre­si­den­cial 3447: Emi­ti­da el 3 de febre­ro de 1962 por el pre­si­den­te John F. Ken­nedy, la pro­cla­ma decre­ta el “embar­go” total del comer­cio entre los EE.UU. y Cuba.
  • Regu­la­cio­nes para el Con­trol de Acti­vos Cuba­nos del Depar­ta­men­to del Teso­ro (1963)
  • Ley para la Admi­nis­tra­ción de las Expor­ta­cio­nes (1979).
  • Regu­la­cio­nes para la Admi­nis­tra­ción de las Expor­ta­cio­nes (EAR por sus siglas en inglés, 1979).
  • Ley para la Demo­cra­cia Cuba­na o Ley Torri­ce­lli (1992).
  • Ley para la Liber­tad y la Soli­da­ri­dad Demo­crá­ti­ca Cuba­nas o Ley Helms-Bur­ton (1996).
  • Sec­ción 211 de la Ley de Asig­na­cio­nes Suple­men­ta­rias y de Emer­gen­cia para el año fis­cal 1999.
    En este año que fina­li­za des­ta­ca la crea­ción de una nue­va lis­ta de Alo­ja­mien­tos Prohi­bi­dos en Cuba.
    Tam­bién se res­trin­gió la impor­ta­ción hacia EE.UU. de pro­duc­tos de alcohol y taba­co de ori­gen cubano, y se reti­ró la auto­ri­za­ción a per­so­nas suje­tas a la juris­dic­ción esta­dou­ni­den­se de asis­tir u orga­ni­zar reunio­nes o con­fe­ren­cias pro­fe­sio­na­les en Cuba.
    Ade­más, se eli­mi­nó la auto­ri­za­ción median­te licen­cia gene­ral para las tran­sac­cio­nes rela­cio­na­das con actua­cio­nes públi­cas, clí­ni­cas, talle­res, com­pe­ti­cio­nes depor­ti­vas y de otro tipo y expo­si­cio­nes.
    El Depar­ta­men­to de Esta­do anun­ció la amplia­ción de sus res­tric­cio­nes de via­je hacia Cuba, la cual incluía tam­bién a los vue­los chár­te­res que se diri­gían a aero­puer­tos de pro­vin­cias, excep­tuan­do el de la capi­tal.
    Más ade­lan­te este año tam­bién sus­pen­die­ron todos los vue­los chár­te­res pri­va­dos entre EE.UU. y Cuba, excep­to los auto­ri­za­dos a La Haba­na y otros con fines médi­cos de emer­gen­cia, bús­que­da y res­ca­te y los con­si­de­ra­dos de inte­rés para el país nor­te­ame­ri­cano.
    Para febre­ro de 2020 el pre­si­den­te esta­dou­ni­den­se reno­vó el decre­to de emer­gen­cia nacio­nal sobre Regu­la­ción del ancla­je y movi­mien­to de embar­ca­cio­nes con res­pec­to a Cuba, que data de 1996.
    Tam­bién en febre­ro entró en vigor la nue­va nor­ma­ti­va de la com­pa­ñía esta­dou­ni­den­se Wes­tern Union, que eli­mi­na la posi­bi­li­dad de enviar reme­sas a Cuba des­de ter­ce­ros paí­ses, así que estas solo podían ser reci­bi­das des­de los Esta­dos Uni­dos.
    Este año, ade­más, la Lis­ta de Enti­da­des Cuba­nas Res­trin­gi­das ha sido actua­li­za­da en dos oca­sio­nes, una en junio ‑momen­to en que se agre­ga­ron seis enti­da­des y se modi­fi­có una- y otra a fina­les de sep­tiem­bre, cuan­do suma­ron a la empre­sa Ame­ri­can Inter­na­tio­nal Ser­vi­ces (AIS) que pro­ce­sa envíos de dine­ro a Cuba.
    Por su par­te, el Depar­ta­men­to del Teso­ro dene­gó en junio la licen­cia que per­mi­tía a Marriott Inter­na­tio­nal ope­rar un hotel en Cuba, y prohi­bió a la com­pa­ñía desa­rro­llar futu­ros nego­cios en el país.
    Como si fue­ra poco en julio la nación anti­lla­na fue inclui­da en la Lis­ta de Adver­sa­rios Extran­je­ros de los Esta­dos Uni­dos.
    Se exten­dió por un año de la Ley de Comer­cio con el Enemi­go sien­do Cuba hoy el úni­co país para el cual está vigen­te esta nor­ma­ti­va que otor­ga la posi­bi­li­dad de apli­car san­cio­nes eco­nó­mi­cas en tiem­po de gue­rra o en cual­quier otro perio­do de emer­gen­cia nacio­nal, y prohí­be el comer­cio con el enemi­go o alia­dos del enemi­go duran­te con­flic­tos béli­cos.
    Todos los esfuer­zos del gobierno de los EE.UU. han tro­pe­za­do con la fir­me reso­lu­ción de los revo­lu­cio­na­rios cuba­nos de resis­tir y ven­cer. Cuba viva suma un nue­vo año de his­to­ria y victorias.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *