Nues­tra­mé­ri­ca. 16 años de vida de la ALBA

Por Ángel Gue­rra. Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 19 de diciem­bre de 2020.

La Alian­za Boli­va­ria­na para los Pue­blos de Nues­tra Amé­ri­ca-Tra­ta­do de Comer­cio de los Pueblos(ALBA-TCP) cele­bró de modo vir­tual su XVIII Cum­bre ordi­na­ria el 14 de diciem­bre, en esta oca­sión con la mode­ra­ción del pre­si­den­te de Vene­zue­la Nico­lás Maduro. 

La reu­nión con­me­mo­ró la fun­da­ción en La Haba­na del meca­nis­mo, exac­ta­men­te 16 años antes, por los pre­si­den­tes de Cuba, Fidel Cas­tro, y de Vene­zue­la, Hugo Chávez,concebido como una opción anti­neo­li­be­ral, soli­da­ria, no com­pe­ti­ti­va y popu­lar en con­tra­par­ti­da al pre­do­mi­nio abso­lu­to de la ganan­cia y del mer­ca­do pro­mo­vi­dos por Esta­dos Uni­dos median­te el Acuer­do de Libre Comer­cio de las Amé­ri­cas (ALCA). El ALCA fue derro­ta­do al año siguien­te, en 2005, en la Cum­bre de las Amé­ri­cas de Mar del Pla­ta, por la acción con­jun­ta de los pre­si­den­tes Chá­vez, Kirch­ner, Lula, Taba­ré Váz­quez y Duar­te Fru­tos res­pal­da­dos por la movi­li­za­ción popular.

La ALBA cose­cha impor­tan­tes logros como la Ope­ra­ción Mila­gro, con la que fue­ron ope­ra­dos de la vis­ta más de 8 millo­nes de lati­no­ame­ri­ca­nos y cari­be­ños de esca­sos recur­sos; la liqui­da­ción del anal­fa­be­tis­mo en Vene­zue­la, Boli­via y Nica­ra­gua y su sen­si­ble dis­mi­nu­ción en otros Esta­dos de la alian­za y el estu­dio clí­ni­co gené­ti­co social de la pobla­ción en seis paí­ses miem­bros. De par­ti­cu­lar impor­tan­cia fue la crea­ción en Cuba de la Escue­la de Medi­ci­na Lati­no­ame­ri­ca­na y lue­go de una homó­lo­ga en Vene­zue­la, que han apor­ta­do dece­nas de miles de médi­cos con for­ma­ción huma­nis­ta en remo­tos luga­res de cua­tro con­ti­nen­tes don­de nun­ca habían vis­to a un doc­tor, inclui­das comu­ni­da­des negras de Esta­dos Unidos. 

Madu­ro dijo que las can­ci­lle­rías han esta­do tra­ba­jan­do en un con­jun­to de pro­pues­tas y docu­men­tos para asu­mir con fuer­za y dina­mis­mo el año 2021. Dio gran impor­tan­cia al relan­za­mien­to de Petro­ca­ri­be y su área eco­nó­mi­ca, lo que no se pudo hacer en 2020 debi­do al férreo blo­queo eco­nó­mi­co de Esta­dos Uni­dos bajo Trump, que impi­de a Vene­zue­la expor­tar petró­leo y a los esta­dos cari­be­ños impor­tar­lo. El momen­to de la cita es de cla­ros­cu­ros pues ocu­rre bajo el peso omi­no­so de la cri­sis sani­ta­ria y eco­nó­mi­ca inter­na­cio­nal pro­vo­ca­da por la Covid-19, en la que los paí­ses ricos de Occi­den­te han mos­tra­do un egoís­mo sin igual, agen­cian­do medios sani­ta­rios sólo para sí jus­to en el momen­to en que más nece­sa­ria es la soli­da­ri­dad y la cooperación.

Pero, a la vez, cuan­do está en mar­cha una ascen­den­te rebe­lión de los pue­blos de Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be con­tra los gobier­nos neo­li­be­ra­les, como se obser­va níti­da­men­te en Chi­le, Perú, Colom­bia, Gua­te­ma­la y Hai­tí. Para­le­la­men­te, el pue­blo boli­viano reto­mó el camino libe­ra­dor des­pués de su con­tun­den­te vic­to­ria en las elec­cio­nes del 18 de octu­bre, que lle­vó a Luis Arce y a David Cho­quehuan­ca a la pre­si­den­cia y vice­pre­si­den­cia del país. Jun­to al regre­so de Evo Mora­les cons­ti­tu­ye una impor­tan­te derro­ta al impe­ria­lis­mo, la dere­cha local y la dic­ta­du­ra de Áñez. 

Menos de dos meses des­pués habló el pue­blo vene­zo­lano en los tras­cen­den­ta­les comi­cios del 6 de diciem­bre, que reno­va­ron la Asam­blea Nacio­nal, con­ce­die­ron una amplia mayo­ría en ese órgano al Gran Polo Patrió­ti­co y pro­pi­na­ron un rudo gol­pe a la estra­te­gia des­es­ta­bi­li­za­do­ra de Esta­dos Uni­dos y la dere­cha inter­na­cio­nal con­tra la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na. Igual­men­te, fue muy impor­tan­te la reelec­ción de Ralph Gon­sal­ves y Gor­don Bro­we como pri­me­ros minis­tros de San Vicen­te y las Gra­na­di­nas y San Cris­tó­bal y Nie­ves, esta­dos miem­bros vete­ra­nos de la ALBA en el Cari­be Oriental.

La cum­bre estu­vo dedi­ca­da prin­ci­pal­men­te a ana­li­zar la coyun­tu­ra polí­ti­ca regio­nal, a coor­di­nar esfuer­zos entre sus Esta­dos miem­bros para refor­zar el com­ba­te a la pan­de­mia y a valo­rar la impor­tan­te rein­cor­po­ra­ción de Boli­via como miem­bro. El pre­si­den­te de Cuba, Miguel Díaz-Canel, ofre­ció brin­dar ase­so­ría epi­de­mio­ló­gi­ca a los gobier­nos her­ma­nos del meca­nis­mo, com­par­tir expe­rien­cias entre ellos sobre el enfren­ta­mien­to a la Covid-19 y poner a su dis­po­si­ción sus exi­to­sos pro­to­co­los de com­ba­te al virus con medi­ca­men­tos bio­tec­no­ló­gi­cos. Los gobier­nos de la mayor de las Anti­llas y de Vene­zue­la que­da­ron encar­ga­dos de orga­ni­zar un ban­co común de medi­ca­men­tos y, prin­ci­pal­men­te, vacu­nas con­tra el nue­vo coro­na­vi­rus. La cum­bre con­de­nó el redo­bla­mien­to de los blo­queos y aco­so eco­nó­mi­co con­tra Vene­zue­la, Cuba y Nica­ra­gua por par­te de Esta­dos Unidos.

Ade­más de los ya men­cio­na­dos, des­ta­can entre los prin­ci­pa­les acuer­dos, la reac­ti­va­ción del Con­se­jo Eco­nó­mi­co de la ALBA, y del Sucre como mone­da de inter­cam­bio, la acti­va­ción de las crip­to­mo­ne­das, el for­ta­le­ci­mien­to de Petro­ca­ri­be y del Ban­co del orga­nis­mo, que ocu­pa espa­cios de auxi­lio y finan­cia­mien­to de los Esta­dos miem­bros. La Cum­bre tam­bién acor­dó ele­gir como secre­ta­rio eje­cu­ti­vo de la agru­pa­ción al reco­no­ci­do diplo­má­ti­co boli­viano Sacha Llo­ren­ti, quien fue­ra repre­sen­tan­te de su país en la ONU.

Fuen­te: TeleSUR

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *