Bra­sil. Kelli Mafort (MST): «El aumen­to del ham­bre debe­ría refor­zar la lucha por la refor­ma agra­ria en 2021»

Por Daniel Gio­va­naz. Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 20 de diciem­bre de 2020.

Kelli Mafort ana­li­za el agra­va­mien­to de la cri­sis en el país, hace balan­ce de 2020 y des­ta­ca: “La prio­ri­dad es sal­var vidas”.

La pér­di­da de ingre­sos de las fami­lias bra­si­le­ñas y el agra­va­mien­to del ham­bre debe­rían for­ta­le­cer la lucha por la refor­ma agra­ria el pró­xi­mo año. Esta es la eva­lua­ción del Movi­mien­to de Tra­ba­ja­do­res Sin Tie­rra (MST), que lan­zó en diciem­bre su Cua­derno de Capa­ci­ta­ción nº 53, titu­la­do “La lucha de cla­ses en el cam­po y la lucha por la refor­ma agra­ria popular”.

“No es cues­tión de elec­ción. Es una cues­tión de nece­si­dad ”, seña­la Kelli Mafort, quien for­ma par­te de la direc­ción nacio­nal del movi­mien­to. «Con el fin de las ayu­das de emer­gen­cia, se espe­ra que aumen­ten las tasas vin­cu­la­das a la pobre­za extre­ma, con la fal­ta de pers­pec­ti­vas de tra­ba­jo e ingre­sos, y la refor­ma agra­ria lle­ga­rá con mucha fuer­za en el año 2021», pro­nos­ti­ca la dirigencia.

El MST reco­no­ce que la pan­de­mia sigue sien­do un fac­tor limi­tan­te para la orga­ni­za­ción popu­lar, ya que pre­vie­ne aglo­me­ra­cio­nes e impo­ne la nece­si­dad de dis­tan­cia­mien­to social. En 2020, se detu­vo la ocu­pa­ción de tie­rras por par­te del movi­mien­to para no expo­ner a los cam­pe­si­nos al coronavirus.

“Para noso­tros, la prio­ri­dad es sal­var vidas, las que están sien­do des­pre­cia­das por el gobierno bra­si­le­ño en una cam­pa­ña de nega­ción, anti-vacu­na”, refuer­za Mafort. “Esta­re­mos jun­to a los movi­mien­tos calle­je­ros en cuan­to la vacu­na [del covid-19] nos ase­gu­re esta posi­bi­li­dad”, añade.

Balan­ce 2020

El MST par­ti­ci­pó en dos dispu­tas fron­ta­les con la agro­in­dus­tria que tuvie­ron reper­cu­sión nacio­nal en 2020.

El pri­me­ro fue a media­dos de agos­to, cuan­do se pro­du­jo el vio­len­to des­alo­jo de dos zonas del cam­pa­men­to Qui­lom­bo Cam­po Gran­de en Cam­po do Meio (MG), don­de vivían sie­te fami­lias. La región ha sido ocu­pa­da por más de 20 años por 450 fami­lias cam­pe­si­nas, quie­nes se hicie­ron famo­sas por la pro­duc­ción del Café Guaií, uno de los buques insig­nia de la pro­duc­ción agro­eco­ló­gi­ca del MST.

El prin­ci­pal bene­fi­cia­rio del des­alo­jo fue João Faria da Sil­va, pro­pie­ta­rio de la mar­ca Terra For­te y uno de los mayo­res expor­ta­do­res de café del mundo.

«Esta dispu­ta tie­ne un sim­bo­lis­mo intere­san­te, por­que son dos pro­duc­cio­nes cafe­te­ras con rela­cio­nes socia­les com­ple­ta­men­te dis­tin­tas», ana­li­za Mafort. “Por un lado, el tra­ba­jo aná­lo­go a la escla­vi­tud, la expro­pia­ción de tie­rras, los dere­chos. Por otro, Café Guaií, que repre­sen­ta la agro­eco­lo­gía, que sur­ge de una lucha por la divi­sión de la tie­rra, con­tra el machismo ”.

Café Guaií, buque insig­nia de la pro­duc­ción agro­eco­ló­gi­ca del MST

El MST con­si­de­ra que el gober­na­dor Romeu Zema (Novo), quien auto­ri­zó el uso de la fuer­za con­tra el cam­pa­men­to, repre­sen­ta los mis­mos intere­ses que Bol­so­na­ro, y que la Cor­te de Jus­ti­cia de Minas Gerais se subor­di­nó al pro­yec­to agro­in­dus­trial al auto­ri­zar el des­alo­jo en su totalidad. 

El segun­do epi­so­dio de gran reper­cu­sión lo lide­ró el secre­ta­rio de Asun­tos Agra­rios del Ins­ti­tu­to Nacio­nal de Colo­ni­za­ción y Refor­ma Agra­ria, Nabhan Gar­cía, ex pre­si­den­te de la UDR. La Fuer­za Nacio­nal fue envia­da a asen­ta­mien­tos del MST en el sur de Bahía sin la auto­ri­za­ción del gober­na­dor Rui Cos­ta (PT), y regre­só sin cum­plir su obje­ti­vo lue­go de cues­tio­nar al Tri­bu­nal Supre­mo Fede­ral (STF).

«En la prác­ti­ca, lo que inten­tan hacer es divi­dir y coop­tar a las fami­lias», dice Mafort. “De estas dos accio­nes, fue la lec­ción de mucha resis­ten­cia y orga­ni­za­ción de nues­tra base y mucha movi­li­za­ción de la socie­dad bra­si­le­ña, con fuer­te apo­yo inter­na­cio­nal en ambos episodios”.

Soli­da­ri­dad activa

Más que nin­gún cho­que, el año 2020 esta­rá mar­ca­do por la soli­da­ri­dad. El MST donó casi 4 mil tone­la­das de ali­men­tos de la agri­cul­tu­ra fami­liar a fami­lias en situa­ción de vul­ne­ra­bi­li­dad social. Solo en Para­ná, por ejem­plo, se dona­ron 442 tone­la­das de ali­men­tos, pro­ve­nien­tes de la pro­duc­ción de 52 cam­pa­men­tos y 121 asen­ta­mien­tos de refor­ma agraria.

“La soli­da­ri­dad se impu­so como una nece­si­dad y los movi­mien­tos popu­la­res fue­ron los pri­me­ros en dar­se cuen­ta de esto, antes que el Esta­do o cual­quier empre­sa”, recuer­da el líder del MST. «Nues­tra comi­da encon­tró ollas vacías, en una situa­ción desesperada».

“Con la cam­pa­ña Peri­fe­ria Viva hici­mos una soli­da­ri­dad acti­va, orgá­ni­ca, ‘pro­vo­can­do’ que las per­so­nas que reci­ben la comi­da tam­bién se orga­ni­cen y movi­li­cen”, agre­ga Mafort.

Plan de Emer­gen­cia para la Refor­ma Agra­ria Popular

El Plan de Emer­gen­cia para la Refor­ma Agra­ria Popu­lar, lan­za­do por el MST en junio, esta­ble­ce como medi­da urgen­te, por ejem­plo, la expro­pia­ción de tie­rras a eva­so­res fis­ca­les para asen­tar fami­lias cam­pe­si­nas. El docu­men­to tam­bién pro­po­ne el uso del sue­lo cer­cano a los cen­tros urba­nos, en alian­za con los muni­ci­pios, para la pro­duc­ción de ali­men­tos, garan­ti­zan­do tie­rra, tra­ba­jo, techo y ali­men­tos salu­da­bles para las fami­lias empo­bre­ci­das y crean­do un “cin­tu­rón ver­de” alre­de­dor de las ciudades.

El MST es el mayor pro­duc­tor de arroz orgá­ni­co de Amé­ri­ca Lati­na – Foto: Pren­sa MST

El 9 de diciem­bre, el MST inter­pu­so una Acción por Incum­pli­mien­to de Pre­cep­to Fun­da­men­tal (ADPF) en el STF cues­tio­nan­do la para­li­za­ción de los 413 pro­ce­sos de expro­pia­ción y adqui­si­ción de tie­rras para la refor­ma agra­ria al ini­cio del gobierno de Bol­so­na­ro y pidien­do la asig­na­ción de tie­rras públi­cas para la refor­ma. polí­ti­ca agra­ria pre­vis­ta en la Constitución.

“El año 2021 va a ser muy difí­cil, des­de el pun­to de vis­ta de los enfren­ta­mien­tos que ten­dre­mos. Y, cier­ta­men­te, la socie­dad bra­si­le­ña podrá con­tar con el MST, ya sea en accio­nes soli­da­rias ‑que no paran un día y seguirán‑, o en el tra­ba­jo de base, orga­ni­zan­do a la gen­te para luchar y derro­tar este pro­yec­to de muer­te ”. ter­mi­na Mafort.

Fuen­te: Bra­sil de Fato

Tra­duc­ción: Resu­men Latinoamericano

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *